mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

No olvidemos que los Tres Reyes Magos eran los Científicos de hace 2000 años, y eran... Astrólogos. Se dice que pertenecían a la casta sacerdotal medo-persa.  Y precisamente por serlo, estudiaban las estrellas, los planetas y sus influencias sobre los humanos y sobre todas las cosas.

 

La Ciencia de otras épocas tenía muy en cuenta a las leyes del Universo, no solo físicas, sino también espirituales,por eso se los llamó "Magos".  Fue así como encontraron a lo que luego se llamo Estrella de Belén, que se dice, fue una conjunción de planetas, que los guió, de acuerdo a sus cálculos, hasta el Pesebre donde había nacido Jesús.

 

En todos nuestros Pesebres incluímos a los Tres Reyes Magos, y en alguna interpretación, se dice que fue el reconocimiento de las Ciencias hacia Dios.

 

Las Ciencias después, se alejaron de la idea de Dios, hasta volverse contrarias, sin embargo, las verdaderas Ciencias, no pueden dejar de incluirlo, porque precisamente, si no se lo incluye, no existe nada, tampoco la Ciencia.

 

Las leyes que estudia la Astrología, prima hermana de la Astronomía, incluyen absolutamente todo, y en una rueda zodiacal, es posible hacer lecturas de todo tipo.

 

No podemos comprender a la Astrología si no aceptamos que así como existe la mente racional, lógica, también existe un océano de sabiduría, que se encuentra en el inconsciente. La Astrología realiza cálculos astronómicos, y tiene en cuenta todo el movimiento planetario y estelar, rotación de la Tierra, inclinación de su eje, relación con todos los planetas, con el Sol (estrella), y otras estrellas. Pero también considera que, especialmente cada planeta y el Sol, tienen una energía determinada y, como todo está en todo, también el ser humano tiene esas energías.

 

Para comprenderlo más fácilmente, podemos pensar en la Luna, donde no nos quedan dudas de su influencia sobre la Tierra. Es más;  la Luna no es un simple satélite que solo dá vueltas alrededor de la Tierra, sino que, teniendo un tamaño importante con relación a la Tierra, estabiliza su rotación y hace posible la vida aquí, además de regular el elemento líquido (agua).  Por eso existe la famosa "dieta de la Luna", porque hay días en los cuales, tenemos  tendencia a eliminar líquidos y otros a retenerlo. De la misma manera, la marea alta y baja en el mar, está regulada por este satélite.

 

La influencia de la Luna en la Tierra es enorme.  Y no solo en el plano físico, también lo es en el plano mental, emocional y espiritual. Aquí es donde ingresa la Astrología, que viene a traducir en forma de mensaje, no solo la influencia de la Luna, sino la de todos los planetas.  Cada cual representa muchas cosas, y así podemos ver en la experiencia personal y colectiva, sus influencias pasadas, como para comprobar lo que la mente racional necesita, para convencerla.

 

Todos nos damos cuenta de la necesidad de volver a conectar con la Naturaleza, que incluye lo Espiritual, y esto no está distanciado de las creencias religiosas, precisamente por la presencia de los Tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Balthazar, venidos del Oriente a entregar sus presentes.  Estos presentes fueron precisamente realizados en el lenguaje de la Astrología, es decir, fueron simbólicos y representados por elementos que tenían en aquella época mucho valor material, pero también su correspondencia con lo espiritual y con lo que su "Ciencia" estaba diciendo acerca quien había Nacido: Oro, Incienso y Mirra.

 

¡¡¡ Que los Tres Reyes Magos despierten a la Ciencia dormida que no ve el Espíritu de Dios en todas las cosas !!!

 

Visitas: 989

Respuestas a esta discusión

Hola Elsa !!

Comparto plenamente tu punto de vista. Te obsequio, si mepermitís, este párrafo para convalidar todo lo que escribiste.

 

Un abrazo grande !!!

 

 

 

 

 

Eran humildes y generosos, y obedientes a las "voces" que venían de lo Alto. Tales "voces" ordenan llevar

presentes al
Rey recién nacido. Y ellos llevan los presentes. No dicen: "Es rico y por tanto no lo necesita. Es Dios y por tanto no conocerá la
muerte". Obedecen. Y son ellos los primeros en ayudar al Salvador en su pobreza. Y ¡qué providente era ese oro para quien en
un futuro próximo sería un fugitivo!, ¡cuánto significado tenía esa resina para quien a no tardar sería matado!, ¡qué pío ese
incienso para quien había de sentir el hedor de las lujurias humanas en ebullición en torno a su pureza infinita!
Humildes, generosos, obedientes, respetuosos unos con otros. Las virtudes engendran siempre otras virtudes. De las
virtudes orientadas a Dios proceden las virtudes orientadas al prójimo. Respeto, que a fin de cuentas es caridad. Defieren al más
anciano hablar por los tres, y ser el primero en recibir el beso del Salvador y en llevarlo de la mano. Los otros podrán volverlo a
ver, pero él no. Es viejo. Cercano está ya su día de regreso a Dios. A este Cristo lo verá, tras su espantosa muerte, y lo seguirá por
la estela de los salvados en el regreso al Cielo, mas no lo volverá a ver en esta Tierra. Quédele, pues, como viático, el calorcito de
esta diminuta mano que se abandona en la suya ya rugosa.
Y los demás no tuvieron ninguna envidia del sabio anciano; antes bien, aumentó su veneración por él: en efecto, había
merecido más que ellos y durante más tiempo. El Dios-Infante esto lo sabía. La Palabra del Padre todavía no hablaba, pero su
acto era ya palabra. ¡Bendita sea esta palabra suya, inocente, que designa a éste como su predilecto!

Qué hermoso !  Gracias Alejandra !!! No conocía este texto.

Un abrazo !

 

 
AStrologia; AStrologia
L.L .·.=

" DIOS SABE BIEN LO QUE NOSOTROS NECESITAMOS "
*DR. S.R. DE LA FERRIERE*

 


 

Aspectos simbólicos de los 3 Magos.
 
Serge Raynaud de la Ferriere

 

 


El período de finales de Diciembre no puede dejar insensibles a los pueblos de Occidente. No es solamente la Navidad festejada en su aspecto vulgar y material, ya que son numerosos quienes de todos modos realizan el verdadero sentido de la conmemoración del nacimiento de un Mesías, sino aún todo el misterio que va unido a la llegada del Cristo Jehsú.
En el diario católico “El Voto”, del mes de Enero de 1958, en Francia, se puede leer: “La luz resplandeciente de Belén, la fulgurante estrella de los Magos que vinieron en esa época de Navidad y Epifanía a calentar nuestra fe, orientar nuestros corazones hacia las realidades sobrenaturales de nuestra redención, a consolidar, en definitiva, las razones de nuestra esperanza y nuestra caridad”.
Esa Luz de Belén encierra un gran símbolo, que es primeramente esa Fuerza magnética del Lugar, como epicentro predestinado a recibir la Fuerza de Arriba, simbolizada por la “estrella” entrevista por los Magos. Esa “estrella” que ha sido objeto de tantos comentarios, sería un planeta (quizás Venus) dispuesto en un lugar muy especial del cielo (como un signo), un cometa indicador de un acontecimiento importante o, simplemente una imagen simbólica figurada, para hacer comprender que los Iniciados habían establecido un “horóscopo”, al buscar con la ayuda de la Astrología el advenimiento que desde hace largo tiempo estaba previsto: la llegada de un Instructor.
En fin: Iniciados, Maestros, Maestría, Magisterio… en una palabra “Magia”…
El gran Arte Sagrado, la Ciencia Suprema: La “Matesis” (dominio de las tesis), el Magisterio, la Magia, se manifestaba en plena luz y para servir de punto de partida a esa mitología cristiana.
 
La adoración de los Magos - Reembrandt
Los 3 Magos (emblema de los 3 Grandes Colegios Iniciáticos: Europa, Asia y África) se presentaron cargados de oro, incienso y mirra. Igualmente, ese Triple-Magisterio reunido en ese lugar (el Cercano Oriente está justamente en la encrucijada de los 3 continentes) simbolizaba, por sus atributos, las 3 Grandes Ciencias Superiores: la Alquimia, la Astrología y la Magia.
    
 
La Astrología es la Ciencia de arriba, el estudio del cielo y la influencia del Cosmos sobre el hombre; la Magia es la Ciencia de aquí abajo, el control que puede ejercer el ser humano sobre los elementos; la Alquimia permite la transmutación (no solamente de los metales) en el sentido de la Gran Obra Espiritual para reunir el principio de abajo al principio de arriba.
La Astrología simbolizada por el incienso tendría como emblema a Saturno, pero en realidad está muy bien simbolizada por nuestra Tierra. Esos dos planetas están, por otra parte, estrechamente ligados: todo evento sobre nuestra Tierra se encuentra bajo la acción directa de Saturno, desde la función clorofílica hasta cada comida que es el producto de un crimen y la eterna “lucha por la vida” (el “struggle for life” de los sajones), todo ello está bajo la influencia saturnina. La Astrología está en función directa de un punto de vista especialmente terrestre (en razón de la visión “geocéntrica” en Astrología, contrariamente a la visión “heliocéntrica” empleada en Astronomía). La Ciencia de los astros encara sobre todo la influencia que tienen los planetas, las estrellas y la orientación del cielo sobre nuestra Tierra.
 
La Magia, simbolizada por la mirra, tendría como emblema a la Luna, ya que toda su obra se ejerce precisamente sobre nuestro satélite. Las fuerzas desplegadas son proyectadas en el mundo astral (o mundo sub-lunar) y los lugares mismos de las operaciones tuvieron a menudo la forma de crecientes de luna (ver nuestras explicaciones sobre los lugares mágicos de los Druidas, en el Libro II de la serie “Los Grandes Mensajes”).
    
 
La Alquimia, simbolizada por el Oro, tiene como emblema al Sol. Se sabe que la transmutación de los metales reside en el hecho de transformar el plomo en oro, ese trabajo simbólico de los alquimistas del medioevo: hacer con el “vil metal”, el “metal sublime”. Trabajo “simbólico”, acabamos de decir, ya que si la búsqueda del precioso metal, fabricado artificialmente, fue operada por algunos (ya hemos dado las pruebas en nuestros “Propósitos Psicológicos” V y VII), no es menos cierto que la verdadera Obra de la Alquimia radica en el hecho de una transmutación psíquica, una transformación de las fuerzas físicas en espirituales, es el sistema Yoga por el cual se trabaja sobre sí mismo (“es preciso que nazcáis de nuevo”… fue enseñado).
 
Esa es la subida de “kundalini” a través de los “chakras” (la fuerza que vitaliza los centros nervo fluídicos), el equilibrio de las glándulas, o si se prefiere, el paso de la energía sexual (que reside en el plexo inferior y es simbolizada por el plomo) yendo a sublimarse en la glándula pineal (simbolizada por el oro). En términos de los Yoghis es la transmutación de “Muladhara Chakra” al “Sahasrara-Padma”, (Lotus de los mil pétalos) que para los Qabbalistas es el paso de “Malcuth” a “Kether”: del “plomo” (Saturno) al “oro” (el Sol) (1).
 
 
 
 
 
 
 
Si bien en el artículo del diario católico el autor (H. B. de Niza) dice: “…calentar nuestra fe, orientar nuestros corazones hacia las realidades sobrenaturales…” quizás no da a comprender, como nosotros, esos valores simbólicos. Por otra parte, tal vez él mismo no comprende toda la amplitud de esa posibilidad de “redención”, vista no tan solo teológicamente sino por métodos más concretos.
Sin embargo, el autor de ese artículo (intitulado “La Luz que nosotros buscamos”) profundiza filosóficamente otro hecho interesante y prosigue así: “La Escritura lo dice, la liturgia de la Epifanía lo afirma: Hoy en el Jordán el Cristo ha querido ser bautizado por Juan a fin de salvarnos”. Y cuando el Concilio de Trento nos enseña que el bautismo cristiano ha nacido de ese bautismo por el cual Jesús santificó las aguas del Jordán, supone la idea más profunda, tan bien traída a la luz por los Padres griegos, de la recapitulación de la humanidad entera en el Cristo. “Es todo el viejo Adán quien es sumergido…”.
 
Hemos estudiado ya la diferencia entre el bautismo católico y el rito primitivo, tal como fue practicado, por ejemplo, por los Mandeos (Propósito Psicológico XI). La idea de inmersión en el agua de una rivera, como la practican aún numerosas sectas cristianas, es muy antigua y hemos hablado igualmente de esos “baños” en los ríos sagrados de la India. Los peregrinos van no solamente a “lavarse“ de sus pecados, sino aún a ciertas ceremonias que han estado siempre en uso, desde hace milenios, como la de cosechar el agua donde se ha bañado un “Santo”, un “Mahatma”, un “Yoghi”…y el Concilio de Trento acepta esta concepción reconociendo que Jesús santificaba las aguas del Jordán, así como en Oriente el agua es preciosamente conservada como sagrada cuando un “Sannyasin” la ha tocado.
“Es todo el viejo Adán quien está sumergido…”
Evidentemente, por nuestra parte, estamos una vez más enteramente de acuerdo: es todo el viejo Adán, toda la humanidad, la que es así santificada, siempre que el género humano comprenda el hecho y conciba su “extracción” de una línea directa y pura como Adán, primer “Avatar” de Dios que es el Arquetipo mismo de todos los otros Avatares que espiritualmente serían también extracciones directas por el conducto astral. Jehsú, el Cristo, el Mesías, el Avatar… es la emanación de Abraham, de Noé, de Adán, y, por ello mismo, “Hijo de Dios” (“Hic est Filius Dei”, ese es Hijo de Dios, dice San Juan).
Es conocido el hecho que hace decir que el hombre es una mujer que se ignora y la mujer un hombre que se ignora. Es decir que prácticamente todo ser de un sexo definido es el complemento del otro; o mejor aún que esa concepción de las “almas gemelas”, es evidente que el ser humano es doble: macho y hembra, positivo y negativo y que justamente aquí se confirma el método de los Yoghis de “fusionar” en ellos las dos polaridades para hacer brotar la Luz. (Teoría del Yang-Yinn de los chinos, etc.).
 
Pero, no nos dejemos arrastrar demasiado rápido hacia esas consideraciones. Jesús construyó un método espiritual activo pero fracasó en una misión de construcción positiva y el “Hijo del Hombre” se manifiesta positivamente por una acción concreta en el mundo material pero sin renovación espiritual (mantenimiento de la espiritualidad tradicional, completamiento total de la Misión Crística).
Recordemos que el Avatar de la Era de los Peces (el Cristo Jehsú) se manifiesta durante la Época “negativa” (cierre de los Colegios de Iniciación) y que él fue crucificado, mientras que el Avatar de la Era Aquarius (“Hijo del Hombre”) simbolizando el signo del Hijo del Hombre en el Zodíaco (el Aguador) en tanto que Cristo Rey sería glorificado en esa Época “positiva” (apertura de los Colegios Iniciáticos).
 
 
Monumento al Cristo Rey en el Cerro del Cubilete Guanajuato, centro geografico de la Republica Mexicana.
Digamos aún que el Centro electromagnético del globo, que se encontraba en el Himalaya durante toda nuestra Edad, daba una fuerza positiva a la espiritualidad (Santuarios establecidos en Asia Central: Tíbet) mientras que la región quedaba negativamente práctica en el plano material. En la Nueva Edad (Era del Acuario), la Cordillera de los Andes que recibe los efluvios electro-telúricos ve acrecentarse su potencial material y debilitarse sus fuerzas espirituales constructivas.
 
Cordillera de los Andes
En cierta manera, las polaridades son separadas cada vez de un punto a otro, con una inversión que sigue el curso de las Eras, haciendo las grandes realizaciones en un plano en detrimento del otro.
Esas dos polaridades existen pues en todas partes, desde Dios (No-Manifestado y Manifestado) pasando por el Universo (los planetas en sí son pasivos y activos) hasta los hombres.
Serge Raynaud de la Ferriere, Los Propósitos Psicológicos Tomo XXII, La Magia.
(1) Esas correspondencias han sido ya dadas, en el número X de estos Propósitos Psicológicos.
 
http://www.sergeraynauddelaferriere.net/obras/pps/22/pps22.html

 

 

 

 


__._,_.___.

Muchísimas gracias Luis !  Es un texto muy interesante, para estudiar y dejar que el "ser sintiente", la sabiduría interior, lo asimile.

Creo que la Astrología tiene mucho que ver con los aspectos "femeninos", presentes en mujeres y hombres, porque nos habla desde el hemisferio derecho en gran medida, y es lo que estamos necesitando en estas épocas. Re-cordar (pensar con el corazón y la intuición) lo que ya sabemos y hemos olvidado a expensas de la lógica racional.

Un abrazo !

Gracias:

Elsa;

Si, de ambos aspectos pertinentes en la creaciòn, activo--pasivo,y despertar

la consciencia para utilizar la Intuiciòn.

Un abrazo fraternal

L.-

 

RSS

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio