mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Júpiter en Sagitario | La migración celestial

Resultado de imagen para migration art

Júpiter, astro que dentro del estudio astrológico es asociado a la expansión en todas sus formas, el desarrollo de la filosofía y la mente superior, ingresa este mes de noviembre (específicamente el día 8) en Sagitario, su primer domicilio, signo de fuego que análogo a su regente, se manifiesta como guardián del conocimiento y la profecía. Para entender a Júpiter en Sagitario, primero debemos adentrarnos en Júpiter en Escorpio, cuya figura simbolizo en la procesión a lo largo del Hades, hasta la transfiguración del espíritu, obviamente cada uno sabrá cuál es su propia procesión o purga a nivel emocional, que lo ha llevado a crecer en el transcurso de esta temporada en el sentido personal, de pareja o familiar. Durante este periodo de tiempo quizás muchos se han preguntado de donde viene esa energía que compulsivamente tiene la necesidad de sacar todo a la luz, y pues esa es la manifestación en un sentido más genérico de la expresión escorpiana de Júpiter, donde el crecimiento no se da sin un poco de dolor, angustia y miedo por cortar lazos o tomar decisiones demasiado radicales. Pero aquí no estamos para hablar de Júpiter en Escorpio, pues de seguro ya han leído bastante sobre él, ya que por lo general dentro de los blogs de Astrología siempre Escorpio y cualquier arribo de un planeta a ese signo, nos pone en un intenso análisis.

Júpiter en Sagitario, (transito no menos célebre que el escorpiano), nos trae temas que si bien no son tan profundos y enteramente psicológicos, no son menos importantes, Sagitario nos invita a echar una mirada (que tanto hace falta) hacia la política, la religión y la iglesia, los códigos éticos y morales, el juego dentro del sistema internacional, las relaciones diplomáticas, los flujos y tratados comerciales a nivel macro y bilaterales, las uniones aduaneras (NAFTA, MERCOSUR) y supranacionales (Unión Europea), la revalorización de las universidades como uno de los ejes esenciales para el desarrollo mundial, la evaluación del trabajo de las instituciones de desarrollo y cooperación internacional, la regulación aérea, la construcción de aeropuertos (Aquí resuena el tema del NAIM) y así un largo etcétera…Júpiter en Sagitario, es un grito del “alma mundi” por ser tomada en cuenta, lo que significa en términos espirituales, la llegada de una nueva energía, que en vez de ir hacia adentro, como una fuerza exorcizadora de nuestra sombra, nos dice ¡para!, ¡hay un mundo afuera del cual preocuparse!, un cambalache de proporciones descomunales, donde la flecha sagitariana se vuelve loca de tantos objetos de estudio posibles, tantas opciones de vida, tantas filosofías y religiones coexistiendo en una post-modernidad mórbida, que más que tener una dirección clara, va hacia la nada.

¡Ajusten sus cinturones y agárrense!, porque la fuerza fija y emocional de Júpiter en Escorpio no vuelve en 12 largos años, ahora Sagitario como buen signo mutable de fuego, nos inspirará a movernos a probar todos los colores y mirar todos los sabores, quizás con un poco de promesa de suerte (especialmente si tienes planetas Sagitario en tu carta, o Júpiter aspecta a tus planetas personales), en una de esas ganas la lotería de tu vida, quizás no en un sentido literal (aunque con Júpiter nadie sabe), pero si a través de un nuevo integrante en la familia, un cambio de casa, el inicio de una carrera universitaria, o un nuevo trabajo, o con cosas más simples, mirar la vida desde un punto de vista más optimista y renovado, puede que nos haga valorar cosas que anteriormente no veíamos, por algo Júpiter y Sagitario también se asocian a la visión; esa capacidad para captar de manera abstracta lo más importante, lo macro, con la finalidad de constituir una síntesis enriquecedora, que puede manifestarse a través de una nueva filosofía de vida, un crecimiento en el sentido vocacional, una nueva dirección para tu negocio, etc…

En Sagitario, Júpiter se disfraza de explorador, (sí, de esos que aparecían con su sombrero y binoculares,  “típico de los estereotipos Disney”), o se escenifica en la remembranza a las leyendas del tipo: la Antigua Biblioteca de Alejandría, la “Casa de la sabiduría” en lo que hoy es la actual Irak o la mítica torre de Babel, esa Arabia antigua, que parecía menos dogmática, y a la vez rica y sincrética, en tanto Europa aún permanecía en el oscurantismo religioso, cosa que desde la época colonialista e imperial se dio vuelta a favor de los europeos, que hasta ahora (a pesar del surgimiento de potencias emergentes como China o Rusia), aún permanecen estoicos al paso del tiempo, aunque lo más probable es que con el paso de Júpiter en Sagitario, la “cuestión” actual de Europa se vuelva más problemática y álgida en cuando a políticas pro o en contra de los inmigrantes, o el surgimiento de movimientos políticos con tintes “fascistas”. Bueno; así como pasa en todo el mundo. En América Latina la emigración masiva de centroamericanos y venezolanos, así como también la ascensión de Bolsonaro al Palacio del Planalto (sede del poder ejecutivo de Brasil), no dejan de ser temas también preocupantes. Y obviamente Júpiter en su domicilio lo hará ver con creces.

Júpiter en Sagitario es el manuscrito divino que nos llama a descubrir las potencialidades de nuestro destino, tras el sufrimiento, tras el dolor, tras el mítico descenso al hades interno, el alma renace en su máxima, transfigurada en algo nuevo, más puro y limpio, más sano y renovado. Con la ligereza suficiente y con los demonios exorcizados, comienza la temporada de escuchar a nuestro fuego interno, ese que como nunca nos guiará hacia "la búsqueda" mediante talentos, conocimientos y profecías que más tarde serán la base para comenzar el trabajo en Capricornio, signo cardinal de tierra, que da forma material al plano abstracto mental que nace desde la energía sagitariana, por eso se invita a ocupar esta energía de claridad tanto anímica, como espiritual, para nutrirnos del “alma mundi”, embarcandonos como el explorador, como el sumo sacerdote que viaja con la mente a través de los textos sagrados, o incluso también como el deportista, que tras años de entrenamiento toma un pasaje aéreo a la competición de su vida.

Con la sensación de que me falta aún mucho más por escribir, espero que se haya hecho Ud. Lector, una idea más o menos básica del significado de esta bella posición, Júpiter en Sagitario, el canto del alma del mundo, la migración celestial, cuando el aeropuerto de las ideas es abierto, y solo los que se arman de valor para abrazar esta nueva aventura alcanzan a volar.

¿Hacia donde nos llevará?


*Migración, acrílico y óleo sobre lienzo por Milena Gaytandzhieva. Año 2016.

Blos | Astrological memories

Visitas: 325

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Nicolás García el noviembre 11, 2018 a las 11:12am

De nada Maria Ysabel, muchas gracias por sus lindas palabras, y algo que se me olvidaba, luego de años es la primera vez que Júpiter en Sagitario está solo en Sagitario, o sea, sin Plutón haciendo de las suyas, por eso el tránsito actual es de tan vital importancia, porque se manifiesta puro, con la naturaleza plutónica ya desde Capricornio.

Comentario por Maria Ysabél el noviembre 10, 2018 a las 8:25am

¡Gracias Nicolas! Si, ese Júpiter Escorpiano, que nos invita tanto al pensar-sentir, como al sentir-pensar..., -como tu dices: que "nos pone en un intenso análisis"-, va a dar lo más amplio en Sagitario y,  si un@ se pone "a sudar" al ver la anchura de intereses y posibilidades, igualmente sabemos del refresco, detrás de la certeza de la síntesis final, esa que nos permite a tod@s, disfrutar de los mejores perfumes y las más preciadas esencias que da el espacio sagitariano: ocupado durante más de un año, por quien manda en su casa y,  sin más que gobernar como tod@s l@s señor@s cuando llegan a sus hogares, primero, viendo a ver qué hay... y cómo han ido las cosas mientras ha estado "fuera"...; si se han hecho el hacer, lo compuesto y lo ordenado..., como a él le gusta y cuánto, cuándo, cómo y con quién... El "después"... lo tenemos de aquí en adelante... 

       Gracias por tu inspiración y la visión que nos compartes. Un Abrazo de Maria Ysabel.

 

© 2018   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio