mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

¿Y cómo decirle al cliente que la carta natal, que la "constitución astral" de la persona no es la construcción de un plan divino, de una inteligencia superior gobernante (llámese Dios, el Uno, el Yo Superior, Yo soy, Brahma, YHWH, etc) sino solamente la manifestación de su propio kamma (karma) pasado? ¿Cómo decirle que efectivamente hay una correlación entre la carta astral y la estructura de la psique pero que esa constitución astral no es divina, no es de procedencia divina sino totalmente mundana, una cosa del mundo, una cosa material y de la energía material? ¿Cómo lograr la des-deificación de la carta natal, cómo hacer que deje de ser un fetiche espiritualista o espiritista o metafísico? ¿Cómo hacerle entender al cliente que no hay nada "divino" en ella y que por lo tanto sus detalles y configuraciones no son un mandato, un plan preestablecido?

.

¿Cómo hacerle entender que el hecho de nacer con el Sol en tal signo es un accidente en el sentido de que no es la acción de una divinidad, ni de un yo superior? ¿Cómo hacerle entender que son sus propias acciones intencionales (kamma) en el pasado lo que han hecho que este ser renazca en tal momento, con el Sol y la Luna y los planetas en tales y cuales signos? ¿Cómo decirle que es mentira que escogemos el momento en que vamos a nacer? ¿Cómo explicarle que ese momento es un suceso más, entre muchos, dictaminados por nuestro propio kamma pasado? ¿Cómo hacerle entender que, sí, efectivamente la carta natal dice mucho, describe mucho, pero que lo que tenemos allí no es un destino, no es un plan, no es el efecto de un comportamiento inteligente, conscientemente edificado, sino sola y únicamente el efecto de nuestro comportamiento en existencias anteriores? ¿Cómo decirle que sólo unos pocos seres humanos (muy pocos, uno entre varios millones) han sembrado suficiente mérito como para poder determinar previamente dónde renacerán y en qué condiciones renacerán, y que sólo de esos pocos seres humanos podemos afirmar que han "escogido" donde nacer y cuándo nacer?

.

¿Cómo decirle que sus acoplamientos y su eje nodal tiene mucho más de "consecuencia ciega" que de "consecuencia planificada, conscientemente dirigida"? ¿Cómo decirle que no tiene que habitar constantemente en su casa 2 o en casa 6 o en la 10, sólo porque su stelium principal de planetas está allí en su carta natal? ¿Cómo hacerle entender que uno puede en parte renunciar a algo de esto, que uno se puede rebelar contra una parte de esto, que los planetas y los signos no son dioses que hay que obedecer o seguir ciegamente? ¿Cómo hacerle ver que todo esto es un asunto mundano, una cuestión del mundo, un asunto de mundanidad y de la vida en el mundo? ¿Cómo decirle que la maravilla, el sentido de maravilla que se siente por la carta natal no solamente es producto de que ella en sí sea algo precioso (en parte lo es) sino también por el hecho de que la persona no está consciente de que esto ocurre una y otra vez, existencia tras existencia? ¿Cómo hacerle ver que mientras crea que el ser vive una sola vez, la carta natal se convierte en un objeto preciado, precioso, demasiado valioso, pero que cuando el ser se da cuenta de que estamos aquí renaciendo miles y miles de veces sin parar, entonces la carta natal pierde parte de su brillo, parte de su magia, se vuelve algo menos impresionante?

.

¿Cómo llamar a la astrología que sostenga estas ideas? La astrología kármica que existe en el presente en realidad es una mezcla conveniente de teosofía, hinduísmo y doctrinas de Nueva Era. No posee prácticamente ninguna de las ideas anteriores. Yo la llamaría astrología kámmica (del páli kamma) para distinguirla de la otra, y porque estas ideas están sustentadas en las doctrinas contenidas en el Canon Páli. Creo que no ha existido nunca una astrología de este tipo. No ha existido un astrólogo que le explique al cliente las ideas mencionadas arriba, básicamente porque el cliente moderno quiere soluciones rápidas, quiere afirmaciones que den esperanza y consuelo (aunque esas afirmaciones estén basadas en fantasías). Es un cliente que no quiere que le den "tarea para la casa". Es un cliente que quiere que el astrólogo haga la tarea por él. Es un cliente que busca seguridad perpetua y ese sentido de maravilla divina que otorga la fantasía de creer que la constitución astral es un diseño divino y un portento de destino celestialmente planificado. Es un cliente que quiere dilucidar y construir su identidad psicológica basándose en la carta natal, mientras que este tipo de astrólogo quiere decirle que toda identidad es pasajera, transitoria, perecedera, impermanente, esencialmente insustancial en el sentido de que no posee nada eternamente definido y estable. Tampoco divino. Es un cliente que busca con desesperación, o con candidez, o con ingenuidad, las pruebas de un yo metafísico, portador de una identidad espiritual perfecta, y este astrólogo es uno que le dice que no existe ningún yo metafísico, que no somos portadores de una identidad espiritualmente perfecta y que nunca lo seremos. Que esta identidad mundana (incluida la identidad astral) es una cosa como la espuma: sin solidez, sin estabilidad permanente, sin indestructibilidad, sin sustancia propia. Una cosa que se hace y se deshace, una y otra vez, casi sin que todo esto tenga algún sentido trascendente.

Visitas: 47

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2017   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio