mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

ANTIGUA PALABRAS en SÁNSCRITO PARA NOMBRAR A UN ASTRÓLOGO

Articulo basado en el libro "La Ciencia de Luz" de Freedom Tobias Cole. Para ahondar les sugiero investigar sobre el Amarakośa, Vedāṅga Jyotiṣam y los libros de David Pingree relativos a astronomía y matemática.

El Amarakośa (siglo 5) enumera ocho nombres que comúnmente se usaban para referirse a un astrólogo en ese entonces: sāṁvatsara, jyotiṣika, daivajña, gaṇaka, mauhūrtika, mauhūrta, jñāni y kārtāntika. El Amarkośa es una colección de sinónimos que se utilizaron comúnmente en la literatura durante ese período de tiempo. En ese sentido, el número de nombres indica que había un buen número de astrólogos y literatura sobre esta materia. Los nombres también revelan las diversas formas en que la sociedad percibe a los astrólogos y su función.

Sāṁvatsara es alguien que conoce el saṁvatsara (un año védico o un año joviano dependiendo de la ubicación en la India). Es un nombre dado al astrólogo ya que son ellos quienes hacen los cálculos del calendario; los que conocen el movimiento del Sol y la Luna, y pueden calcular cuándo empiezan los meses y los años. Tomamos esto por sentado y sólo miramos un calendario que alguien más ha preparado, pero en tiempos antiguos el mantenimiento de un calendario era un proceso que requería una comprensión de la observación astronómica y matemática avanzada.

Jyotiṣika es el que practica Jyotiṣa. Jyoti significa luz, pero en sánscrito hay muchas palabras para luz. Por ejemplo, prabhā significa luz como lo que brilla y esclarece. Dīpti significa luz, pero generalmente se refiere a la que se hace del fuego o de una lámpara. Prakāśa significa luz, pero es una palabra muy fuerte que indica que es brillante (no suave como la mañana o la luz de la luna - prabhā). Hay muchas más palabras para los diversos tipos de luz. Jyoti es la luz como la fuente de la vida (tiene una connotación del alma celestial). El plural de Jyoti se refiere a la luz de las estrellas y los planetas que son luces en el cielo. Jyoti con el sufijo śa se convierte en cerebral ṣa debido a la vocal i en jyoti, convirtiéndose así en Jyotiṣa que significa "aquello que pertenece a la luz, o aquello que pertenece a las estrellas y planetas". El ka al final significa "hacedor" o "alguien que está haciendo", por lo que el término significa literalmente "uno que está haciendo cosas que pertenecen a las estrellas".

Es muy común usar el termino corto Jyotiṣī o Jyotiṣa para referirse a un astrólogo. También esta el término Jyotirvid, uno que sabe (vid) sobre los planetas y las estrellas. Un texto anterior, llamado Yukti-kalpa-taru, dice que un Jyotiṣika es aquel que conoce las partes del cuerpo, es un orador experto en las reuniones, viene de una tradición (kulakrama), es puro (ududá) y debería ser designado por el Rey. Esto indica claramente que había linajes de la astrología en la India antigua, y que era standard para que los astrólogos interactuaran en política.

Gaṇaka, literalmente significa un contador o alquien que cuenta. Es el nombre para un aritmético, así como alguien que calcula los horóscopos. Un gaṇaka ha sido definido como alguien que cuenta el subha y asubha graha phalam, o el que calcula los buenos y malos resultados de los planetas. Gaṇaka también tiene el significado de una casta particular que es de padre brahmana y una madre vaiśya, que eran una casta de los astrólogos (los que tuvieron su sustento a través del nakṣatra). A menudo se agrupan con la casta vaidya, que era una casta de médicos. Algunos textos critican a estas dos castas como impuras porque la vaidya toca físicamente a la gente y todas sus diversas partes del cuerpo ademas de sus exudaciones, tal asi que este astrólogo es consultado por todas las castas de personas, entrando así en contacto con aquellos considerados impuros por ciertos brahmanas. Es por esto que el Manu Smṛti dice que los vaidyas y gaṇakas son inauspiciosos.

Mauhūrtika literalmente significa alguien que hace muhūrta (cartas electivas), o alguien que conoce los momentos / espacios del tiempo y los indica. Mauhūrta es la forma gramatical de "uno que hace Muhūrta". El Mahābhārata define a un Mauhūrtika como uno que es daiva-chintaka; Que piensa o está familiarizado con el destino (daiva). El Srimad Bhagavatam Purāṇa (6.6.9), habla de los Mauhūrtikas como un grupo de dioses nacidos de la diosa Muhūrtā y el semidios Yamarāja.

mauhūrtikā deva-gaṇā
muhūrtāyāś ca jajñire
ye vai phalaṁ prayacchanti
bhūtānāṁ sva-sva-kālajam

Los semidioses llamados mauhūrtikas nacieron del vientre de Muhūrtā. Esos semidioses entregan a las entidades vivientes los resultados de las acciones que realizan en sus respectivos momentos.

De esta manera, los 30 muhūrtas del día fueron vistos como los niños nacidos de la diosa Muhūrtā la hija de Dakṣa (representando la división 'hora' del día). Su trabajo se indica como la entrega a los seres vivos de los resultados nacidos en el momento adecuado (svakāla). Se suponía que un astrólogo debía conocer las cualidades de los 30 muhūrtas, sus deidades, y los resultados positivos y negativos relacionados con cada uno para poder elegir un tiempo apropiado para una actividad.

Mauhūrta se refiere a un astrólogo electivo y también había un nombre para un astrólogo relacionado con la astrología horaria, vipraśnakā. Se define como alguien que puede ver la respuesta, quien da decisiones, o un experto. A veces incluso se traduce como un adivino.

Jñāni literalmente significa el que sabe, pero es una palabra que se refiere a un astrólogo o adivino, ya que son los que saben aquello que fue, lo que es y lo que vendrá a ser. La práctica de la astrología (o ver el pasado, el presente y el futuro) se llama jñānatva, que literalmente significa conocimiento. Un astrólogo también se llama un trikālajñā, o uno que sabe los tres tiempos. También tiene la connotación de alguien que es omnisciente, donde también se usa como trikāladarśin (quien ve el pasado, el presente y el futuro). Hay varias prácticas (sādhanās tantricos) que se realizan para obtener los poderes de ver el pasado, el presente y el futuro (trikālajñā siddhi) encontrados en la literatura védica.

Kārtāntika es el que conoce el momento de tu muerte. Antaka significa "causar un fin", o muerte, y es un nombre de Yama, el semidios de la muerte. El que puede calcular el tiempo de su muerte, quién sabe cuándo llegará Yama se llama kārtāntika. Esto demuestra que calcular la longevidad de un individuo era una práctica standard antigua hecha por los astrólogos. Es por eso que textos como los Jaimini Upadeśa Sūtras ponen tanto énfasis en los cálculos de la longevidad; se esperaba que un astrólogo pudiera calcular la longevidad, por lo que se podría planificar la vida de acuerdo a tal información.

Daivajña es quien conoce el destino (daiva). La palabra daiva puede tener muchas connotaciones y es hermoso entender su significado profundamente. La traducción más literal de daiva es "que pertenece a los dioses (devas)", o "quien viene de los dioses (devas)". Lo que viene de los devas es la voluntad divina, o el destino. Todos los semidioses y diosas existen entre los planetas y las estrellas. Un Júpiter debilitado se manifiesta como la diosa Tārā, conjunción de Júpiter-Venus se manifiesta como Lakṣmī-Nārāyaṇa, conjunción de Saturno-Venus se manifiesta como espíritus de la naturaleza (Yakṣas). Todos los arquetipos que se manifiestan como dioses se encuentran entre los arquetipos primitivos de la realidad que son los planetas (que interactúan con las estrellas). Lo que viene de los planetas y las estrellas es el mapa de nuestra vida, que se traduce en el concepto occidental de "destino". Sabemos que la voluntad de los planetas es la creación (o reflexión) de nuestras propias acciones (karma). La palabra destino designa esto, pero que no es culturalmente comprendida. La palabra destino proviene del latín destinare, que significa determinar, nombrar y hacer firme. Significa quedarse completamente (stinare), como un destino, el lugar firme donde vas. La carta natal es el mapa de a donde vamos -destino-.

La posición de los planetas, que despliega la realidad, es la que viene de los devas (nuestras posiciones planetarias). En el paradigma védico, Dios no es alguien o algo que está ahí fuera diferente de nosotros mismos. Dios está en nosotros, estamos hechos a partir de Él, que está en todo por todas partes como la sustancia misma de la realidad, esa sustancia es llamada en el Vedanta Sutra "Brahman" de quien todo emana. Daiva es la voluntad de los dioses, las indicaciones de los planetas que una persona recibirá en la vida. De esta manera, el daivajña conoce los resultados de su carta natal, lo que ha sido destinado (determinado) a suceder. El daivajña conoce los deseos de los dioses, sabe que semidioses de cada planeta se está manifestando y en que manera. El daivajña sabe lo que esos devas quieren y cómo apaciguarlos. Este es un nombre muy elevado para un astrólogo y es por eso que Jyotiṣa es el ojo brillante (nirmala-cakṣu) de los Vedas.

Daiva-lekhaka es otro nombre para un astrólogo. Lekhana significa escribir, y un lekhaka es un escritor (escriba). De esta manera, Daivalekhaka es alquien que escribe los horóscopos, y escribe sobre su pasado y futuro (daiva). Todavía aun se encuentra en muchas partes de la India, donde la gente tiene pequeños libros que fueron preparados en el momento en que nacieron, que contienen sus cartas de nacimiento, cartas divisionales, y las predicciones sobre su vida. Lekha significa un documento escrito y también es un nombre clásico para los devas. En tiempos de los Upaniṣad, los nombres de los devas fueron escritos (yantras) y adorados; Por lo tanto, los dioses se convirtieron en sinónimos del nombre escrito / yantra. Las cartas también eran consideradas mātrikās (diosas-madre) que manifestaban sonidos y significados y, por lo tanto, transmitían la realidad y compartían la conciencia entre las personas. De esta manera, el astrólogo pudo comunicar la voluntad de los devas (el destino) a la gente.

Los eruditos occidentales de la vieja escuela se refieren a veces a Jyotiṣa como una extremidad de los Vedas que se hizo solamente para calcular cuándo hacer rituales (yajña). Esto se debe a que el texto astrológico más antiguo, el Vedāṅga Jyotiṣam, que ha sobrevivido hasta el presente, es un texto que afirma que es específicamente para cálculos de calendarios (kālavidhāna śāstra) para que el ritual pueda ser hecho en el momento apropiado. Sólo se enseña acerca del calendario y cómo calcularlo, ese era su propósito directo. Pero este no es el caso, por ejemplo tu no escribes sobre el uso práctico de los cálculos físicos si solo vas a hacer un libro que sea fácil de memorizar. Este texto védico es mucho más que solo formulas. El Vedāṅga Jyotiṣam fue escrito tan poéticamente que se puede cantar como una oración de la mañana, y no es demasiado largo, esto es lo que le permitió sobrevivir tanto tiempo.

En el Vedāṅga Jyotiṣam, hay una sección llamada Javādi Nakṣatra. Las estrellas están dispuestas en desorden y tienen sólo una sílaba para denotarlas. Āsvayuja (Āsvini) se llama jau (última sílaba), mientras que Chitrā se llama Chi (primera sílaba). Este extraño sistema se utilizó para indicar cuándo comenzó una quincena y en qué parte del nakṣatra estaría la Luna. Y el orden se basó en el movimiento irregular durante un período de cinco años. Esta es una notación muy avanzada para dar algo que era sólo el nombre de un mes.

David Pingree, un erudito, cree que la astrología como la conocemos fue introducida en la India alrededor de 190 d.c. a través de un solo libro llamado Yavanajātaka. Es ilógico creer que un libro en el siglo III, sin prensas de imprenta, habría creado suficientes astrólogos para que el Amarakośa diera ocho nombres comúnmente utilizados en la literatura sánscrita en el siglo V, con los significados que tienen. Esto no significa que no hubo influencia externa, pero la terminología indica, que hubo una astrología planetaria cientos de años antes del Yavanajātaka y otros textos.

Si no hubo significado astrológico atribuido a los períodos de tiempo en el Vedāṅga Jyotiṣam entonces ¿por qué habría de hacerse rituales y con qué propósito? En la cultura védica, el Sol tenía un significado profundo, la imagen de una rueda tenía un significado metafórico, e incluso la cuchara para ofrecer tenía un significado espiritual. Pensar que las enormes extensiones del cielo, los cálculos avanzados de sus planetas y estrellas en movimiento y sus respectivos períodos de tiempo sólo desarrollaron algún significado miles de años después sería muy improbable.

Las estrellas tenían significado desde el principio, y la ciencia de los cálculos alrededor de esto. Los Yajñas se hacian según las indicaciones astrológicas que afectaban a la persona, su vida y toda la comunidad. Cuando vemos la definición de un Mauhūrtika como alguien que es daiva-chintaka, entonces está claro que los antiguos astrólogos hicieron algo más que elegir un momento auspicioso. Jyotiṣa era una rama de los Vedas usada para encontrar momentos auspiciosos así como todo el campo de aplicaciones que conocemos hoy.

Visitas: 153

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2018   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio