mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

 

Uno de los grandes teóricos de la Astrología Horaria fue el inglés William Lilly (1 de mayo 1602 - 9 de junio de 1681) en su libro Astrología Horaria (Colección Urania, Ediciones Obelisco, 1999) explica a profundidad cómo llegar a manejar con exactitud esta rama de la astrología, que para mí es de las más sorprendentes por la precisión que alcanza en cuanto al resultado de la consulta. Para alcanzar esta precisión es imprescindible ser muy rigurosos en cuánto a dónde vamos a situar el objeto, la persona, o lo que sea el motivo de la consulta, esto puede parecer muy simple pero no en todos los casos lo es. En lo personal he realizado consultas y me han hecho consultas sobre temas de lo más diversos, desde temas de amor, infidelidades, traiciones, concernientes a la casa VII, consultas referentes a objetos perdidos, al estado de una persona desaparecida, consultas de tema de la bolsa de valores, pronósticos del resultado  de las elecciones de mi país; el primer reto es ubicar lo consultado en alguna de las doce casas. Dice William Lilly en la obra citada: "En este mundo no existe nada que pertenezca a la vida del hombre y que, de una u otra forma, no esté relacionado con alguno de estos doce sectores celestes".

El asunto es determinar con qué casa vamos a relacionar lo consultado. Hay serias diferencias entre la Astrología Tradicional y la Astrología Moderna en este tema, por eso y en honor del colega don Antonio Garau, transcribo, de manera sintética, parte de lo que William Lilly dice respecto a qué asuntos conciernen a cada casa.

CASA I

Representa al Consultante. "Refleja la vida del hombre, su estatura, color, cutis y apariencia. (..) personifica al pueblo o al estado general del reino del que se levante el tema".  (..) "La casa es masculina y sus cosignificantes son Aries, el primer signo y Saturno el primero de los planetas".

CASA II

(..) "los bienes, la fortuna, la riqueza, las propiedades de quien realiza la pregunta". Aquí es bueno señalar una aclaración que hace Frawley en su libro La verdadera astrología, si el bien propiedad del consultante se puede llevar de un lugar a otro, pertenece a la casa II, si no es así pertenece a la Casa IV. Por ejemplo, si la consulta es por una guitarra perdida, será el regente de la casa II el que represente la guitarra. Pero si la consulta es sobre los daños en un edificio propiedad del consultante, será el regente de la casa IV el que nos de la información que pedimos. (..) "Es una casa femenina y sucedente. Tiene como cosignificantes a Júpiter y a Tauro".  

 

CASA III

"Simboliza a los hermanos, primos, familiares y a los vecinos, corresponde a los viajes cortos o dentro de un mismo lugar y a los traslados de un sitio a otro. Rige los escritos, las cartas, los rumores, los mensajeros o intermediarios". (..) "Sus cosignificantes son Géminis y Marte". "Se trata de una casa cadente". "Es una casa masculina".

 

CASA IV

"Se refiere a los padres en general; a las cuestiones relacionadas con ellos o con su nacimiento; representa las tierras, las casas, las propiedades, las herencias, el cultivo de la tierra, los tesoros ocultos, la resolución o el final de las cosas; las aldeas, las ciudades y los castillos, asediados o no. (..) la calidad y el tipo de tierras que uno adquiere, (..) pudiendo señalar incluso si el terreno está poblado de árboles, es pedregoso o estéril". (..) "Sus cosignificantes son Cancer y el Sol. Es una casa femenina y angular."

 

Dejo aquí esta primera parte, sé que los significadores asociados a cada casa generarán polémica, sólo aclaro que todo lo entrecomillado es cita textual de lo escrito por William Lilly basado en la astrología tradicional.

 

Visitas: 1678

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Myrna González Pineda el octubre 27, 2015 a las 3:03pm

Saludos Giovanni!

Gracias por la recomendación. Buscaré el libro.

Si entendí bien, lo que comentas sobre los seguros (a título de ejemplo) ilustra muy bien las musarañas que cubren las Casas Astrológicas. En el caso del ejemplo, que sin duda se aplica a los tránsitos, si alguien ha comprado un inmueble y algún planeta travieso (léase, maléfico) establece algún contacto con su Casa IV y trae consigo el riesgo de incendio o robo no le podemos sugerir que se asegure las piernas. En fin, estoy de acuerdo contigo en que cada COSA debe estar en su CASA.

Un fraternal abrazo

Comentario por Giovanni Londoño Romero el octubre 26, 2015 a las 10:17pm

Gracias Myrna saludos

Si, es una pena que la señora Ángela no haya publicado una segunda parte de su aporte. Si puedes leer en ingles, te recomiendo el capítulo VI de “The Real Astrology Applied”, del maestro John Frawley. No tiene desperdicio y lo mejor, te ayuda a quitarte las telarañas que entorpecen el correcto acercamiento al significado y uso de cada una de las doce casas. Lejos estamos de que por fin se capte la diferencia entre lo que es el objeto en sí mismo y su uso, pues sin lo anterior se pierde el acercamiento al significado de las casas. Un ejemplo en forma de pregunta seguro aclara mi comentario: ¿Qué o quién regenta un seguro? cuidado, pues el tal seguro puede ser de vida, de un inmueble, de un vehículo, de mi empresa, etc. Aunque no se crea, son muchos los artistas que han asegurado una o varias partes de su cuerpo. Pues bien, si alguien quiere aportar sus puntos de vista serán bien recibidos.

Giovanny

Comentario por Myrna González Pineda el octubre 26, 2015 a las 6:01pm

Giovanni un saludo

Excelente tu aporte

Gracias

Comentario por Myrna González Pineda el octubre 26, 2015 a las 6:00pm

Buenas tardes Ángela

En alguna otra parte usted publicó la II parte?

Es que llevo 2 años esperándola por aquí.

Gracias.

Comentario por Esperanza Contreras el octubre 6, 2013 a las 11:44pm

Estamos esperando la segunda parte, para entender mejor este tema nuevo para mi. gracias

Comentario por Giovanni Londoño Romero el octubre 6, 2013 a las 1:10pm

Don Antonio saludos para usted.

Creí que ya habíamos ido lo bastante lejos en nuestros compartir de opiniones, pero veo que de nuevo escribe algo que no puedo dejar pasar así sin más, dice usted: “Si bien sobre la casa IV. se habla de inmuebles. Yo la considero el domicilio propio o alquilado que me da cobijo, protección, un techo. Tratándose de un legado yo me voy a la VIII. Como propiedad creo que forma parte de mis bienes, situados en la dos”.

GLR/ Don Antonio, le insisto, la Astrología en cualquiera de sus modalidades o sistema de casas usado, no es un asunto de “creo” pienso o siento o de parecerme a mí que así puede estar bien, no, nada de eso. Por el contrario, es un asunto de realidades, de realidades que puedan ser constatadas sin equivoco o duda alguna. La cuestión es que hay dos tipos de cosas sobre las cuales podemos ejercer derecho de propiedad, pero no podemos llevarnos ambas con nosotros como parte de nuestro equipaje de viaje. Así, entonces, mis cosas que yo puedo mover de un lugar a otro, sin importar su tamaño o su peso, son exclusivas de la casa dos; y las otras, las que no puedo mover, son asunto de la casa cuatro. Un lote, una casa, un apartamento, una finca, una mina o yacimiento de oro, etc., son cosas que por muy mías que puedan ser no puedo cargarlas conmigo y así sea corta la distancia que voy a emprender. Un piano, una moto, una mesa, o un carro que puede ser un camión gigante, puedo moverlos a mi voluntad de un lugar a otro, y largas distancias si es mi deseo. En si entonces, la diferencia importante entre las casas dos y cuatro es si el objeto que es mío puedo o no moverlo.  

     Lo de la casa cuatro como mi sitio de vivienda, sea propio o alquilado, es totalmente correcto. Ya en cuestión de herencias las cosas se complican un poco, pues no basta sólo con usar la casa VIII y listo, no, hay necesidad de definir exactamente qué es lo que voy a heredar y sobre todo, saber bien de quién es que estamos heredando. Al recibir la herencia es claro que lo recibido pasa a ser de mi propiedad y por ende, representado por una de las diferentes casas de nuestra carta natal. Entienda que es muy diferente en sí heredar el dinero de mi esposa a heredarlo de mi padre fallecido o de un hermano. Los genéricos interpretativos, algo así como que la casa ocho son las herencias en su totalidad, no son un buen camino para allanar lo que se investiga dentro de una carta.

Saludos

Giovanny   

Comentario por Esperanza Contreras el octubre 5, 2013 a las 7:31pm

ANGELA

MUY INTERESANTE. GRACIAS POR COMPATIR PUES AYUDA MUCHO A ENTENDER MAS LA HORARIA

Comentario por BUDAMARITZA el octubre 3, 2013 a las 9:57pm

Comentario por joana diaz el octubre 3, 2013 a las 7:48am

Gracias! Angela, espero impaciente la segunda parte, me es de gran ayuda en mi aprendizaje...Saludos!

Comentario por Maria Ysabél el octubre 3, 2013 a las 2:24am

       ¡Hola Angela! Es una grata sorpresa leer su escrito, que me parece no sólo esclarecedor, si no de un "sentido común" apabullante, -para mí, indicativo de que estoy ante algo eficaz y útil-. No recuerdo en qué libro leí sobre la horaria, que empezó a utilizarse ante la imposibilidad de tener -u obtener-, las Natales de las personas "comúnes", en la antigua Roma, que consultaban a los Astrólogos, prácticamente "a pie de calle"..., cuítas, dudas, enfermedades, etc ... 

       Estaría muy bien que nos dieran "el orden" de los significadores y el por qué... (no sé si dispone de tiempo..., que no sólo es armar el blog -que tiene lo suyo-, sino atenderlo después....). 

       Muchas Gracias por su aportación. Es un primer resúmen estupendo, espero que haya mucho más. ¡Gracias! Saludos. 

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio