mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Es interesante la relación entre Buddhismo y astrología. Todo depende, por supuesto, de las tradiciones. En el Theraváda, que no es tan dogmático o tan "mente cerrada" como la gente piensa, hay posturas a favor y en contra de la astrología. Lo que pasa es que en el Theraváda no hay una autoridad superior (como un Papa, un Dalai Lama, o un Patriarca Supremo) que le diga a la gente qué pensar o qué creer. Todo se reduce a lo que las personas entienden de los suttas (discursos en el Canon Páli) y a lo que sus maestros particulares (monjes de tal o cual linaje) les dicen. Entonces los buddhistas theravadines tienen su propia opinión al respecto, sobre la astrología, sin sentir la necesidad de formar una respuesta definitiva o consensuada, sea a favor o en contra.

.

Generalmente prestamos atención a las opiniones de los monjes y monjas, que son nuestros maestros espirituales después de ese Gran Maestro que es el Buddha. Yo personalmente he encontrado opiniones contrarias sobre la astrología en varios monjes. Algunos piensan que la astrología funciona, e incluso la utilizan. Otros piensan que la astrología funciona pero que no es tan útil como se cree. No he encontrado un monje o monja que diga que la astrología sea totalmente un fraude o que no "funcione", como dicen los escépticos.

.

He leído por ejemplo que en países como Birmania o Tailandia, países donde predomina el Theraváda, era normal encontrar monjes con conocimientos escuetos o básicos de astrología, lo suficiente como para determinar el tiempo propicio para realizar determinados eventos, como mudarse a una casa nueva, comenzar a construir un edificio o casarse. Estos monjes astrólogos utilizan la astrología no como una ocupación principal (los monjes en el Theraváda no tienen permitido trabajar ni recibir sueldos y pagos de ningún tipo) sino como un conocimiento accesorio que utilizan para beneficiar a las personas laicas o para ayudarlas a tomar decisiones. No obstante, según me he enterado, esta costumbre se ha ido perdiendo en los últimos años, así como se han ido perdiendo otras costumbres ancestrales como recitar ciertos cantos en páli, etc. Y además, parece que esta tradición de los monjes astrólogos, contrario a lo que ocurriría por ejemplo en Occidente, abundaba más bien en las áreas rurales y aldeas, más que en los grandes monasterios y templos de las ciudades y capitales.

.

Los monjes que provienen de Occidente o que han tenido cierta formación científica o filosófica previa parecen ser los más críticas con respecto a la astrología. El Ven. Bhikkhu Samahita es un ejemplo de esto. Ven. Samahita fue médico y profesor de medicina en Dinamarca durante varios años antes de ordenarse como monje. Sus Discursos del Dhamma son espacios donde sus seguidores le hacen preguntas sobre cualquier tipo de tema. Las respuestas de este venerable son eruditas y contienen muchas referencias a la ciencia y la filosofía, como podría ocurrir con cualquier profesional científico o técnico crecido en Occidente. Quiero traducirte ahora una de las preguntas que le hicieron al Ven. Samahita sobre la astrología y sus respuestas. En general verás que su opinión sobre la astrología es inconfundiblemente negativa, pero tampoco queda claro si, cuando utiliza la palabra horóscopos, se refiere a las cartas natales o si se refiere a esas listas fraudulentas de periódicos y revistas que la gente comúnmente llama "horóscopo"...

.

Pregunta N° 115: ¿Son la astrología y los horóscopos carentes de utilidad y kámmicamente dañinos?

.

Ven. Samahita: Sí, yo diría que sí. ¿Por qué? Hay una conexión entre todas las cosas, pero estas conexiones pueden ser muy débiles, y así con respecto a nuestras vidas y los planetas revolucionando... No hay ningún estado en el universo que pueda estar totalmente separado de cualquier otro estado. Así que, hay conexiones. Esta este punto, todo bien. Pero las conexiones son tan débiles que interpretarlas es muy muy difícil, cerca de lo imposible. Así que, uno está sujeto a hacer predicciones en base a estas conexiones muy débiles. Y entonces viene el segundo punto que es: aquellos que interpretan las conexiones hoy, los astrólogos de hoy, son en un 99% o bien casos fraudulentos o bien son amateurs. Esto significa que hay un 99% de chance de tomar una decisión equivocada si tomas esa decisión en base a las interpretaciones erróneas de los horóscopos o de la astrología. Y eso es un aroma muy débil. Es peor que el mero azar. Entonces, yo sí diría que carecen de utilidad. Uno debería abandonar esto de leer los horóscopos y la astrología.

.

¿Son los horóscopos perjudiciales aquí y ahora? Sí, yo también diría que sí. Sólo imagina que si eres rey o un oficial del gobierno y comienzas a tomar decisiones basado en los horóscopos y los astrólogos, entonces serías criticado por ello. Igual ocurriría con profesionales tales como doctores, abogados, jueces, otros tipos de profesiones, o los economistas por ejemplo, los banqueros, también serían muy criticados. E inmediatamente serían sacados de su negocio, de su ocupación, porque el público no acepta un porcentaje tan grande de error (en las interpretaciones) en aquellos que hacen su trabajo basándose en los horóscopos o la astrología. Entonces, es perjudicial aquí y ahora, definitivamente sí. Estos profesionales que toman sus decisiones basados en los horóscopos y en la astrología, no son respetados, y las personas buscarían alejarse de ellos, personas sensatas basadas en decisiones racionales.

.

¿Son perjudiciales kámmicamente para el futuro de uno mismo? Sí, yo diría que sí. Porque si confías en los horóscopos, y en la así llamada ciencia de la Luna y el Sol, etc, entonces comienzas a dejar de examinar las cosas. Cuando dejas de examinar las cosas, uno se vuelve ignorante. Y entonces habrá una tendencia habitual a ignorar, y así la ignorancia crece. Entonces, hablando kámmicamente, esto lo hace a uno más estúpido en el futuro. Y también está la cuestión de que, si uno se basa en los horóscopos, entonces esto nos llevará a la inacción, porque la gente dirá: "ah, esto es mi destino, es mi horóscopo. No podré hacerlo mejor porque, cualquiera que sea mi destino, ya está definido en las estrellas, entonces no puedo hacerlo ni peor ni mejor". Y esto lleva a la inacción. Cuando uno no trata de mejorarse a uno mismo, uno tampoco trata de mejorar el mundo, porque ya está todo determinado por las estrellas. Y esto es un punto de vista incorrecto, porque la realidad no es así. Las conexiones (astrológicas) no son tan fuertes. Son extremadamente débiles. [...] Y uno no está protegido contra la ruina financiera o los accidentes de tráfico por esa clase de "mal destino". Entonces, yo diría, en todo respecto, hablando kámmicamente, en el aquí y ahora, y en el futuro, la astrología y los horóscopos son perjudiciales, no ventajosos. No sólo son neutros: son desventajosos.

.

(Del video Dhamma on Air #36: The 31 Levels of Existence, en YouTube).

.

Hay varios puntos de mucha utilidad aquí, independientemente de la opinión personal y negativa del Venerable Samahita sobre la astrología. Primero: ¿son las conexiones astrales realmente tan débiles o acaso hay otro fenómeno que explica esa aparente "debilidad" en las conexiones? Por una parte, sí creo que las conexiones astrales son ciertamente débiles, pero yo creo que los porcentajes de error en la interpretación de esas conexiones no se debe tanto a su debilidad sino más bien a que la astrología, como cualquier otra ciencia, no está acabada, no es un conocimiento acabado, agotado, lleno, completamente desarrollado. Ninguna ciencia lo es. Todas las ciencias tienen corpus de explicación teórica inacabados, no llenos, no completos. En otras palabras: siempre, en todas las ciencias, quedan preguntas por responder y teorías por proponer y poner a prueba. Que los astrólogos fallen en sus predicciones, suponiendo que sean excelentes en el conocimiento astrológico, puede deberse a que la teoría astrológica no está completa y por lo tanto no puede ser infalible a la hora de predecir o pronosticar. La otra cuestión es que el individuo puede "negociar" las influencias astrales y hay cierto nivel de "libre albedrío" que pone una barrera de imposibilidad ante el astrólogo a la hora de "predecir" qué es lo que cierta persona va a experimentar durante tal o cual evento astral.

.

Y así vamos a lo segundo: si esta dificultad es real y razonable en el astrólogo expertísimo, excelente en ciencia y arte, más aún lo es para ese 99% que es fraudulento o amateur. Yo por supuesto reduciría un poco ese 99% o lo dividiría en varios segmentos. Porque mucho de lo que llamamos fraude en realidad entra en la categoría de errores de los amateurs por lo mismo que he mencionado más arriba. Y todo esto nos lleva a algo que los astrólogos profesionales han venido discutiendo desde hace varias décadas (por ejemplo en ese excelente libro de Stephen Arroyo, Cosmos la conexión perdida, y para nada en libros confusos y tendenciosos como el de John Frawley, La verdadera astrología): que en la medida en que los astrólogos sean más profesionales en lo que hacen, la astrología será más útil para la gente en general, y no habría opiniones tan categóricas como que la astrología carece de utilidad.

.

Lo que viene después en la respuesta del Ven. Samahita es consecuencia o efecto de lo que ya he dicho. Si los astrólogos fueran más asertivos la astrología no supondría un perjuicio para la reputación o el renombre de las personas que recurren a ella, por no hablar de la reputación o renombre del astrólogo en sí. Pero hay algo interesante aquí también: el Ven. Samahita no dice que la astrología sea perjudicial kámmicamente en sí, es decir, la práctica astrológica, suponiendo que no se haga para engañar a otros o para engañarse uno mismo, no es perjudicial en sí. Lo que es perjudicial es el hecho del engaño. Pero cualquier cosa que se haga en base al proceso del engaño es perjudicial, incluso el hecho mismo de ser monje o hacer lo que sea como ocupación. La astrología en sí, el quehacer astrológico en sí, no crea kamma malo u oscuro (y por eso es que también hay monjes astrólogos y buddhistas astrólogos y buddhistas no-astrólogos que basan sus decisiones en la astrología).

.

En el tercer párrafo de la respuesta del Ven. Samahita hay una idea que me gusta mucho y me parece muy válida, y muchos astrólogos profesionales y conscientes lo han dicho también: la astrología se convierte en peligro cuando se usa como una muleta para dejar de examinar las cosas, como dice el venerable. "Cuando dejas de examinar las cosas, uno se vuelve ignorante. Y entonces habrá una tendencia habitual a ignorar, y así la ignorancia crece." Y esto le ocurre incluso a los astrólogos que se meten la teoría astrológica en la cabeza como algo que hay que memorizar y nunca poner a prueba. Algo que nunca me ha gustado del quehacer del astrólogo moderno es la comodidad que se asume con el cliente "inercial", automático, que quiere acudir al astrólogo sólo para que el astrólogo le diga qué hacer o cómo vivir. Este es el tipo de cliente que se vuelve ignorante porque deja de examinar su propia vida, su propia psique. ¿Es un fastidio o un dolor de cabeza (para ambos el cliente y el astrólogo) que el astrólogo quiera siempre enseñarle algo de astrología al cliente para que él mismo entienda su constitución astral y tome decisiones conscientes? Puede ser. Pero es la única manera en que los usuarios de la astrología no se vuelvan ignorantes sobre las cosas, sobre su propia vida y su constitución astral. Hay que despertar una sed de conocimiento en el cliente, una costumbre de auto-observación, incluso darle "tareas para el hogar", que el cliente se observe a sí mismo y sus cosas y que anote qué ocurre durante tal tránsito o qué ocurrió durante tal período en su vida. Que observe sus sueños y los movimientos internos de su propia psique, porque en esos movimientos internos se refleja la energía astral que trata de salir, de manifestarse, de tomar forma. Que observe a las personas a su alrededor, porque gran parte de la influencia astral no se manifiesta en nosotros sino en los que nos rodean, como algo que los posee momentáneamente.

.

¿Y qué dijo nuestro Gran Maestro sobre la astrología? Hay un sutta donde el Buddha dice que los monjes no deben trabajar como astrólogos, entre otras cosas. En este sutta se da una larga lista de quehaceres que los discípulos monásticos del Buddha no deben hacer: leer las palmas de las manos, hacer adivinación con entrañas de animales o con signos en el cielo, astrología, lectura de los rasgos del rostro, y un largo et cetera. Este sutta es explotado por aquellos que promueven un tipo de buddhismo anti-astrología, y anti muchas cosas. Pasan por alto que el Buddha prohibió estas cosas por la razón predeterminada y simple de que los monjes y monjas no deben trabajar de nada, no deben percibir sueldos, salarios o pagos por ninguna razón. Un monje no debe trabajar como médico o arquitecto o físico experimental igual que no debe hacerlo como astrólogo, quiromántico o arúspice. Y los monjes astrólogos que usan la astrología en algunos lugares del Theraváda lo hacen sin cobrar nada por ello. Técnicamente no están rompiendo ninguna regla monástica, porque no están percibiendo dinero por ello.

.

Hay además otras interpretaciones de ese sutta en cuestión. El Buddha dice allí que los "renunciantes" (es decir, los monjes y contemplativos en la antigua India) no deben utilizar la astrología para engañar a las personas laicas. Y aquí algunos dicen que la palabra clave es engañar, que la intención del Buddha en ese discurso es dar una lista de cosas con las cuales los monjes no deben engañar a los laicos para apropiarse de su dinero. De lo que se desprende que, si un monje tiene conocimientos de astrología y supone que su "teoría" astrológica funciona y es correcta, entonces no está engañando a nadie al ponerla en práctica. Y si cumple esta condición y la condición de no cobrar por ello, entonces no está rompiendo ningún precepto o regla monástica. Y esta es la otra razón por la cual durante siglos ha habido una tradición de monjes astrólogos, no sólo en el Theraváda sino también en el Vajrayana por ejemplo.

.

No hay, sin embargo, un sólo sutta (hasta donde mi conocimiento alcanza) donde el Buddha afirme categóricamente que la astrología en sí sea un fraude, o que no "funcione", que las conexiones astrológicas no existan o que no se puedan interpretar. Y sí hay fragmentos donde se menciona la influencia favorable o desfavorable de los planetas, lo cual hace pensar que los que fijaron el Canon Páli (y posiblemente el mismo Buddha) sí creían que hay una influencia astral de los signos y planetas. Hay un fragmento, el Abhaya Paritta (Protección Libre de Peligro), que es un canto en páli que los monjes recitan para protegerse de fuerzas invisibles. Dice así:

.

Cualesquiera portentos desafortunados y señales dañinas,
y cualesquiera cantos angustiantes de pájaros,
planetas malvados, pesadillas perturbadoras:
Que sean destruidos por el poder del Buddha (el Despierto).

Cualesquiera portentos desafortunados y señales dañinas,
y cualesquiera cantos angustiantes de pájaros,
planetas malvados, pesadillas perturbadoras:
Que sean destruidos por el poder del Dhamma (la Enseñanza).

Cualesquiera portentos desafortunados y señales dañinas,
y cualesquiera cantos angustiantes de pájaros,
planetas malvados, pesadillas perturbadoras:
Que sean destruidos por el poder de la Sangha (la Comunidad).

.

En este caso, la expresión "planetas malvados" o "planetas malos" se refiere a la influencia astral perjudicial de los planetas astrológicos y constituye una afirmación directa de la creencia en la existencia de la influencia astral. Este pasaje proviene de fragmentos del Canon Páli y se puede considerar que constituye parte del andamiaje filosófico o teórico del Buddhismo en su conjunto. Otros fragmentos como el Maha-samaya Sutta hacen pensar que la influencia positiva o negativa de los astros y estrellas pueda deberse incluso a los "habitantes celestiales" (devas, los "resplandecientes") de ciertas regiones y astros del cielo. En el mencionado sutta el Buddha menciona por sus nombres una gran diversidad de devas que se hacían visibles en su presencia:

.

Vendu y Sahali,
Asama y los gemelos Yama,
los devas que dependen de la luna,
que rodean la luna, han venido.
Los devas que dependen del sol,
que rodean al sol, han venido.
Los devas que rodean las estrellas zodiacales
y los espíritus de las nubes han venido.
Sakka, líder de los Vasus, el dador ancestral, ha venido.
Estas huestes diez veces décuplas, todas de matiz variado,
poderosos, refulgentes,
glamorosos, prestigiosos,
regocijados, se han acercado
a esta reunión de monjes en el bosque.

.

¿Podría ser ésta la clave para explicar la influencia astral? ¿Podría ser la influencia astral la obra de seres conscientes que habitan ciertas regiones del espacio, así como nosotros, aquí confinados a la Tierra, podríamos ser también la causa de la influencia astral de la Tierra sobre el resto del sistema solar? Podría ser. En fin, es un tema que da para escribir volúmenes. Lo que a mí me queda de todo esto, y que me gustaría transmitir a otros, es que no hay un rechazo categórico contra la astrología en las escrituras buddhistas, y que a medida que avanzamos en el conocimiento de las cosas, precisamente por no dejar de examinarlas, como nos recuerda el Ven. Samahita, los grandes hitos de piedra, aparentemente inamovibles, del escepticismo radical se hacen añicos. Y que si la astrología se perderá o no en la inundación de la infamia, en la marea de la negligencia y la conflagración de la calumnia, será esencialmente por causa de los mismos astrólogos y no por la palabra del escéptico.

.

Hay tres cosas que no es posible ocultar por mucho tiempo:

el sol, la luna, y la verdad. Buddha.

.

Si la influencia astral existe, si acaso esto es verdad, en algún momento será demostrado sin duda alguna. Porque la verdad no permanece oculta por tiempo infinito.

Visitas: 77

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Ramón E. Morales C. el abril 25, 2017 a las 11:01am

Hay un punto aquí que me gustó mucho, en la parte 4 del programa (https://youtu.be/WH7Vht48EqY), en el debate entre el agnóstico y el astrólogo. El agnóstico le pregunta al astrólogo cuáles son los estudios científicos que se han hecho desde la década de 1960 que han demostrado científicamente la asertividad de la astrología y en qué universidades se han hecho. El astrólogo le menciona la universidad Kepler College (http://keplercollege.org/home/) y el agnóstico dice que la desconoce, que no es una universidad reconocida.

Esto es un problema que ha tenido la astrología desde hace mucho tiempo. Las universidades occidentales nunca han permitido estudios de astrología, ni siquiera seminarios o foros o cursos de fin de semana, etc. Recuerdo hace unos pocos años el caso de una protesta en una universidad española donde se iba a celebrar un foro de astrología y los escépticos radicales lograron impedir que se llevase a cabo. ¿Cómo se podrá estudiar científicamente la astrología en Occidente si los escépticos impiden que la astrología entre en las universidades, aunque sea como conocimiento accesorio? Las universidades no son sólo para el conocimiento científico: están las artes y las ciencias sociales (entre las cuales está la psicología). Incluso hay muchas universidades (si acaso todas) donde la psicología no se da en la facultad de Ciencias sino en la de Humanidades. ¿Por qué entonces tanta cerrazón contra la astrología? Yo diría que se podría estudiar incluso como una "ciencia social", aunque se enseñe como un arte en facultades de Humanidades. Yo pienso que esto es parte del tratamiento injusto, injustamente a priori, que el estamento académico y científico han aplicado contra la astrología en Occidente desde los años posteriores al Renacimiento, cuando los astrónomos y los astrólogos comenzaron a separar camino.

La consecuencia de la cerrazón mental de los científicos, académicos y escépticos tiene como resultado que los astrólogos se alejan de la comunidad científica y crean sus propias escuelas y universidades, lo cual no es malo en sí. Pero entonces esto profundiza aún más el problema, porque el estamento científico y académico no reconoce tampoco el valor de esas universidades o colegios de astrología. Me pregunto si con la Era de Acuario, después del año 2100 más o menos, la astrología finalmente será una carrera universitaria reconocida. Me pregunto si las universidades finalmente aceptarán todo el grueso del conocimiento humano y no solamente lo que una élite o estamento acreditado determina.

Comentario por Ramón E. Morales C. el abril 25, 2017 a las 8:04am

Saludos Paris. Gracias por tu comentario. Oye, excelente ese programa de Infinito. Yo solía ver ese canal pero este programa me lo había perdido. Es muy bueno.

Sobre la cita de Buddha en el texto vedanta. No podría decirte que no hay algo parecido en el Canon Páli porque no me he leído todo el Canon Páli. Son en total como 40 o 41 volúmenes como toda una enciclopedia (once veces más extenso que la Biblia) y yo sólo tengo acceso a los pocos fragmentos que se publican en internet en inglés. Es por eso que no puedo dar respuestas categóricas y no lo hago. Por cierto, me parece interesante que un Swami diga que Buddha fue el indio más grande jamás nacido pero sigue otra doctrina, otra religión, no la religión de ese más grande indio que es el Buddha. Se ve un poco como una explotación de una figura histórica. Tampoco pone de dónde ha tomado la cita de Buddha.

Sin embargo, reconozco que parece haber algo válido en la opinión del Swami (en ese título "El hombre, forjador de su destino") que no aparece en su cita del Buddha. Es el tema del destino y de la predeterminación astral. Es posible que Buddha haya descartado la astrología de su tiempo en tanto ésta era una forma de astrología determinista, fatalista, y el Buddha no creía en el destino fatalista o determinista como tal. Una parte de lo que llamamos "destino" son las consecuencias de nuestro kamma pasado, y al cambiar nuestros actos intencionales (kamma) en el presente, cambiamos también nuestro futuro, en esta vida y en las siguientes. Otra parte de lo que nos ocurre viene de la elección libre de los seres que nos rodean, que pueden escoger dañarnos o beneficiarnos así como nosotros también a ellos. Buddha tampoco creía en un dios supremo que mueve los hilos del mundo o del ser humano, y entonces ese tipo de destino divino administrado desde los astros (como agentes obedientes de un dios supremo o de un plano metafísico) tampoco forma parte de la Doctrina de Buddha. En ese sentido no existe el destino como la astrología fatalista o determinista lo pone. Y por eso yo rechazo precisamente ese tipo de astrología (virtualmente toda la astrología antigua, tanto oriental como occidental, está imbuida de ese determinismo o fatalismo). Es interesante que los monjes astrólogos en el Theravada no manejan ninguno de estos conceptos deterministas, fatalistas, deístas o metafísicos. Para ellos la influencia astral es meramente la influencia mundana de esferas físicas que nos afectan sólo porque están allí y porque tienen ese poder (sin ninguna explicación ulterior).

Estoy viendo el resto del programa. Lo voy a compartir en mis otros espacios y en mi blog. Es muy bueno. Gracias.

Comentario por Ramón E. Morales C. el abril 24, 2017 a las 7:41am

En el caso del Ven. Samahita, pienso que su intención es hacer que sus seguidores se concentren al 100% en el estudio del Dhamma. Quizás él piensa que la astrología puede quitarle mucho tiempo a la gente. Y esto me pone precisamente en un lugar difícil porque yo incluso preferiría que la gente estudiase astrología, incluso como tema de formación general, aunque no tomen decisiones basadas en ella.

Pero él tiene un punto válido. Cualquier cosa que se haga mal será perjudicial. Sea arquitectura, ingeniería, física teórica, medicina, escepticismo, religión, astrología, quiromancia o consultas con el I Ching... cualquier cosa mal hecha será un detrimento para alguien.

© 2017   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio