mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

El sufijo “hue” viene del mapudungún: lugar o lugar de, en Chile equivale al sufijo anglosajón “land”, es así como el territorio nacional se articula a través de nombres tales como Doñihue, Carahue y Manquehue. Menos el antiguo pueblo de Ñuñohue, que en un ejercicio de auto-representación y legitimación de la diferencia pasa a llamarse Ñuñoa, marcador territorial que abandona el orden de denominación capricorniano para abrazar a acuario.

Tras bastantes lunaciones desde ese acto de emancipación, Ñuñoa, hoy comuna de Santiago de Chile pasa a ser la sede de Urano en Chile (que por cierto, es un país con Venus - Urano en Escorpio en casa XII), con esa capacidad de agencia transformó al Chile capricorniano en acuariano, invirtiendo los valores estéticos, morales y políticos del neoconservadurismo católico y pinochetista. 

Es importante señalar que Ñuñoa no es un territorio, sino una representación a nivel mental (acuariano), puede ser un meme en las redes sociales donde aparece la banda de rock alternativo Poder Fantasma, hasta las tendencias, movimientos y luchas progresistas: LGBTIQ+, feministas, veganas y/o animalistas, Ñuñoa es lo cosmopolita, es la parte de Chile que abandona el constructo saturnal del territorio y abraza el aire etéreo de acuario: fresco, intelectual, vanguardista y sofisticado, así como su lado oscuro: el sentido de superioridad estética, moral y política, y el establecimiento de barreras de identidad, estrategias de exclusión y construcción de otredad.

Si bien el constructo de Ñuñoa es la iconografía histórica, kitsch y popular de la venus-urania de la carta de Chile, la utopía acuariana muta en un espacio de disputa por la representación al integrar a Magallanes, o autodenominada como República Independiente de Magallanes, una alteridad geográfica, al estar delimitada por llanuras estepáricas y hielos eternos, demográfica, con una identidad más europea y menos mestiza que el resto del país, y política, al ser una región altamente localista, y con ciertos rasgos regionalistas de tipo independentista.

Del mismo modo, así como conviven esta dos iconografías de acuario en el territorio histórico e imaginario nacional contemporáneo, existe un hecho tácito, Chile es un acuario negado, no celebrado y deslegitimado, al ser su Acta de Independencia oficialmente dictada un 18 de febrero de 1818, las élites decidieron celebrar el Chile virginiano, que castra la sagitariana y colonial hispanidad, y la reconvierte a través del orden, una exhaustiva clasificación político-estética de la sociedad, y la patologización de lo popular en un sagitario imaginario recluido en su casa IV (piscis: alcoholismo, fuente de desorden y ociosidad), que por un proceso de diferenciación y jerarquización de opuestos, es finalmente dominado por el portalianismo virginiano (virgo: pureza viril, fuente de orden e industriosidad). .

Es bastante fácil entender que con venus-urano en casa XII la historia de Chile tendría (la mayor parte del tiempo) a la utopía acuariana dentro del clóset, tensión que llega a tiempos históricos culmines, tales como el bombardeo a la Moneda, y sí, la destrucción del Acta de Independencia, y la castración del imaginario colectivo de la Unidad Popular. El regreso a la democracia también hizo lo suyo, relegando la condición de parias-transicionales-suplementarios a cualquier tipo de identidad lejana al hombre-héroe virginiano del regreso a la democracia (o posdictadura para los más osados o con visión a largo plazo de la historia). 

Tras esta extensa caracterización de acuario en Chile, lo más probable es que pienses que tengo que referirme a Gabriel Boric, nuestro hombre-héroe de la redemocratización del regreso a la democracia, una identidad transitoria o puente entre el canon virginiano y la expresión de venus-urano fuera del clóset, que por cierto, no es la Unidad Popular, sino la representación, expresión y empoderamiento del pueblo (extra duopolio aristocracia conservadora-oligarquía liberal) como un yo colectivo de tipo válido, despatologizado y legitimado en su diferencia.

Así como no es casualidad que las elecciones actuales se debatan en el trinomio de significantes acuarianos: ciencia-derechos-tecnología (aplicados a cualquier tipo de área), donde Kast apunta al polo reaccionario de la negación y Boric al de la asimilación y difusión, tampoco es por azar, que Boric autodenominado como magallánico fundamentalista y representando de la expresión política de Ñuñoa (entiéndalo, no como territorio físico, sino como reflejo y constructo de la identidad progresista): represente la llegada del Frente Amplio (FA) a La Moneda.

Es un hecho, Boric será el próximo presidente de Chile, con Júpiter en Acuario activando su stellium natal en etapa de retorno. Así como todos los caminos llegan a Roma, hoy apuntan a Ñuñoa, Acuaria y Utopia, y en este largo viaje, el antiguo pueblo de Ñuñohue, hoy bastión del frente amplio, tendrá un rol de significante mediador entre la materialización de los constructos ideales (acuarianos) de la nueva Constitución, y la conexión con las raíces y heridas más profundas de Chile: Quirón en acuario partil a casa IV.

En imágen: A la izquierda - Bandera de Magallanes (con un fuerte azúl eléctrico y montañas geométricas), a la derecha - Proyecto SYNCO (el que apuntaba a la solución del principal problema de las economías socialistas europeas bajo el sistema de planificación central: la centralización en la toma de decisiones económicas, a través de la comunicación en tiempo real entre industrias estatales).

http://astrologicalmemories.blogspot.com/2021/12/chile-al-19d-nunoa...

Visitas: 39

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio