mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Direcciones Primarias de Arco Solar Aplicadas en Grandes Cataclismos Bélicos

Este documento es un análisis riguroso de la teoría propuesta por los astrólogos árabes, sobre la importancia de los Términos Egipcios en las direcciones primarias de Arco Solar. Igualmente pretendo mostrarles algunas razones de por qué la tabla necesita una corrección analítica especial, y que argumentos se requieren para hacerle dicha corrección a la tabla propuesta por los egipcios. Para esto debe fundirse de manera completa la tradición Sumeria de los Ángeles Anuales y Pares, que en ultimas indica el orden de las fases Sumerias, con el orden completo de los Términos Egipcios, sin salirnos de la visión y lógica de las mansiones solares y lunares sobre la resolución de tales Términos. De aquí se desprenderá la importancia de las partes arábigas cuando se encuentran dentro de los Términos de algún planeta, y este a su vez se encuentre en los Términos de sí mismo o de otro planeta, cuando ambos se encuentran en Recepción Mutua.

Comencemos con la siguiente pregunta: ¿Cual es la prisión y la cárcel de Saturno?... es la parte árabe que indica la conservación de las cosas, edificar edificios, arar la tierra, proteger el estado integro de la naturaleza y sobretodo los asuntos de orden mortuorio, como la posible tumba que quede y las herencias que deje el nativo, con lo cual se funden los estados de la casa VIII con la parte “benéfica” de Saturno. ¿Por qué es una parte de “conservación”?... es debido a que es una parte de “manejo óptimo de recursos muy escasos”, de posibles tendencias al no despilfarro, producto de un duro trabajo y sacrificio buscando la manera de lograr que la tierra, sagrada madre naturaleza, nos de frutos.

Es por esta razón que Saturno cuando viaja a la mínima velocidad posible no se “desencadena” de manera nefasta, sino al contrario, queda completamente indestructible en todos sus juicios de valor, en los cuales la restricción material llega a un óptimo mínimo. Esto ocurre exactamente a los 1º de Capricornio, y se los digo desde ahora, he sido fiel testigo de que esto es verdad. Mi padre, un Saturnino del 26 de Diciembre, es de las personas que me ha enseñado con un duro trabajo a respetar a las personas y a conservar la herencia que ha sido producto de un largo y sostenido sacrificio ¡en todas las áreas de la existencia!... incluyendo las enfermedades.

Como lo sostuve en mi libro, Saturno y Urano por el problema de sus resonancias orbitales, mantienen una dignidad esencial que los une por los fuertes efectos gravitacionales que ocurren entre ambos planetas, por esta razón, el primer termino de Capricornio y de Virgo, le pertenece a Mercurio, lugar en el que la parte mas restrictiva de Saturno, y por ende, mas trabajadora y respetuosa por la naturaleza, se hace notar con una gran fuerza y dignidad. Entonces, podríamos hablar de un Saturno “benéfico” cuando llega a los términos de Mercurio, y posiblemente en las fases de Júpiter, únicamente en los signos de Tierra y Aire, que son los que le corresponden por el problema matemático que resolví gracias a mi maestro, Lucciano, ¿Pero qué ocurre en las formas antagónicas, que controla Júpiter, es decir, los signos de Agua y Fuego?

Ya de por sí, Saturno en tales lugares esta muy débil pero quiero mirar en especial cuando esta viajando a la máxima velocidad, es decir, a los 1º de Cáncer. En un documento anterior, había llegado a la interesante conclusión de que producto de ese notable cambio de estructuras “anti terrestres”, lo que hace el agua en exceso es erosionar la tierra, o sedimentarla producto de “errores” de valoración económica de aquellos patrimonios. Por ejemplo, cuando se hace una explotación indiscriminada del oro de las minas, con tecnologías baratas para obtener mayores beneficios al generar comercio con tales recursos, el agua de los ríos se contamina inmensamente, y además ese descontrol por la contaminación del agua por deforestación, de nuevo, por el comercio de esos recursos, erosiona la tierra y la transforma en desiertos.

Por lo que parece haber un “desfase” que degenera en descontrol o falta de entendimiento entre varias personas cuando la necesidad de comercio, cuestión pura de Mercurio, se vuelve enemiga de la misma vida, por lo que parece ser que en los lugares en los cuales Mercurio en su neutralidad se dedica a la creación del mercado y la posible monopolización de los mismos, las edificaciones van perdiendo esa “solidez” que había nacido de un duro trabajo en el que aun no existía tal comercio, sino la intención de conservar al máximo las cosas integras de la naturaleza, por lo que parece ser el mismo Mercurio, el que por esa necesidad de expansión comercial, acosta de la conservación de la naturaleza, es el que comienza a corromper la estructura pura de Saturno.

Esto parece ser “inofensivo”, al principio de los signos zodiacales del Aire y Tierra, en los cuales Mercurio tiene la intención de conservar la naturaleza, pero al final, especialmente de los signos de Aire, la cosa ocurre al revés, porque lentamente se comienza a chocar con los intereses interpersonales, en los cuales ocurre una lucha por conservar el orden natural. Por eso, aun estoy en permanente discusión si el ultimo Término de los signos de aire son cortesía de Saturno o de Marte (cuestión que únicamente se puede solucionar con las Mansiones Solares y Lunares, ya que en las Mansiones Lunares de los signos de Aire, Saturno es el responsable de tomarse para sí el último lugar mortuorio, porque recordemos que el punto de máximo honor del Ser de los Anillos se encuentra a los 24.75 grados de Libra, que por estabilidad de los Puntos de LaGrange, se da también en los dos signos de Aire restantes), lugar en el comienza esa “lucha de intereses” y nace la idea del enemigo que compite por sacar al nativo del mercado, que nació precisamente de ese trabajo y sacrificio, pero no por conservar la naturaleza, sino por sacar provecho de ella únicamente por el beneficio personal y no por la del mundo entero… un gran error.

Quiero llegar a un punto concreto, y es que Venus es el que propicia la guerra y la paz, precisamente para restablecer el orden que se perdió, gracias a ese conflicto de intereses en los cuales la naturaleza no tiene importancia alguna, y no Marte, ya que lo que hace este planeta es “regenerar o transformar” violentamente las estructuras vía enfermedades o militares. Es decir, Marte esta actuando en los términos mortuorios del signo inmediatamente anterior, en los cuales inicio tal “corrupción” Saturnina, que conllevó, producto de esa guerra por un control de mercados, al despedazamiento completo o parcial de la naturaleza.

Una vez todos estos elementos de corrupción generalizada se reúnen, Venus “obliga” a las estructuras a ponerse de acuerdo mas adelante, a las buenas o a las malas, para solucionar no solo el problema económico que nació de esos errores de valoración, sino además, para limar las asperezas de los contrincantes que decidieron irse a los golpes. Supongamos que nos encontramos en el signo de Tauro, lugar íntegro de Venus y de Saturno, por el problema de la conservación de la naturaleza. Dado que en este punto se comienza a solucionar el problema de la corrupción absoluta de Saturno, que viene desde el signo de Aries, es precisamente en el primer termino de Tauro, lugar de Venus, en el que se le pone un alto a la corrupción de las estructuras, en una batalla que reúna completamente las anteriores características, por lo que tenemos una guerra por cuestiones económicas.

Arturo Mata, en su libro de los Ángeles y Genios en la Astrología, fue el más notable conocedor de la verdad en estos asuntos. Como el mismo lo explica, el tercer decano de Aries, controlado por Venus y más particularmente por Eros, tal y como lo dilucidaron las escrituras sumerias, indica “Paz o Guerra” y con mayor razón al final, lugar de los términos mortuorios de Marte y Saturno (específicamente de Leo para las tradiciones Sumerias), en los que nace la idea del adversario y Marte esta poniéndole fin a la corrupción Saturnina introduciendo la noción del enemigo económico. Miremos un ejemplo clásico, el inicio de la Segunda Guerra Mundial, y la ubicación de Saturno:


La guerra, por ende, ocurriría en las formas propiamente Venusinas en las que se coloque un freno definitivo, y un problema económico aun sin resolver, se haga notar en todos los sentidos por el inicio de la máxima restricción Saturnina. En los signos de tierra, podríamos hablar de un “agente lógico” que hace limar las asperezas con violencia, para regresar a un mejor estado de conservación y mas respeto anterior, gracias a Venus. ¿Pero será que esto también ocurre en los signos de Agua? Recordemos que según las tradiciones Egipcias de y de Tolomeo, el primer término de Cáncer, pertenece a los dominios de Marte, cosa que a mi juicio personal no es correcta, pero miremos algunas razones del porqué. La razón por la cual a Marte se le dejo el primer término de tal signo, se debía a que en esas épocas del año, los días eran tan calurosos que potenciaban el surgimiento de enfermedades, y según Tolomeo, por la variación de los vientos que en corrían en dirección norte en esas épocas del año por las influencias de Marte, cuestión que explica de manera sucinta en el Almagesto y el Tetrabiblos.

Debo decir que la enfermedad como tal nacía unos momentos antes (en los términos mortuorios de Géminis), pero debía haber un “Vector patógeno”, como mosquitos, moscas, pulgas, etc., que lograra la distribución de la enfermedad para que tuviera su efecto “nocivo” sobre las personas, y la única manera por la cual este vector, se pudiera expandir de forma victoriosa, solo puede ser debido a Venus, y no a Marte, precisamente porque Venus es el planeta que esta asociado a los posibles Vectores dañinos y a las enfermedades de orden venéreo y de transmisión sexual. (Para mayor información, sugiero visitar el post de Lucciano en el que el autor discute los efectos de la Anareta, en casos de estudio como Fredy Mercury, posiblemente muerto por SIDA). Es por esta razón, que debo decir con gran sinceridad que los egipcios se equivocaron al dejar el primer termino de Cáncer, asociado a Marte, ya que ellos, dada su limitada tecnología, no tenían la mas mínima idea de que las enfermedades fueran transportadas por animales, y de que las enfermedades en sí, fueran de orden microscópico, y esto lo digo en serio; en aquellos tiempos (miles de años antes de Jesús) no existían los microscopios laser.

Comencemos entonces, mostrando la verdad de los hechos, en el cual pretendo matar dos pájaros de un solo tiro, uno en el que muestro la duración de un evento dantesco como una guerra con el método de direcciones primarias de Arco Solar, y otro en el que corrijo completamente la tabla de los términos egipcios… inclusive podría llegar a matar un tercero, y es la garantía definitiva de los efectos de la Luna Negra en los momentos exactos en los que nacen los conflictos. El mejor ejemplo para comenzar es la carta astral propia en la que comienza de manera oficial la Primera Guerra Mundial, esto, después de una rectificación del evento con partes arábigas, produjo el siguiente resultado:


Lo primero que se puede ver de manera sucinta es la presencia de Saturno probablemente sobre su propio Término mortuorio (por ser Géminis una Mansión Lunar), unido a Plutón, octava Superior de Marte que se encuentra en la fase de Niké, la Diosa de la Victoria, territorio íntegro de Venus quien es el que domina las formas benefactoras con Júpiter, cuestión que muestra la virtud de la Diosa Atenea sobre la carta astral. Esto es bastante interesante, porque nos muestra de manera algo evidente que el Poder del mundo, la bestia Plutónica esta ingresando a la caída, por lo que es de esperar que el conflicto resultara en una transformación violenta supremamente grande de toda la estructura del poder, en la cual las formas capitalistas que comenzaron esa batalla por el control de los mercados, vencerían.

Inclusive, si Niké siendo propiedad completa de todos los asuntos de Neptuno-Venus es una forma completamente antagónica a Marte y Plutón, lo anterior nos sugiere que Plutón esta particularmente más débil en tal área, y el mejor ejemplo que lo sustenta es el transito correspondiente al final exacto de la Segunda Guerra Mundial, en el cual Marte llega a dicho Término y agota completamente la lucha militar en el mundo entero, precisamente porque es aquí en donde las formas militares son completamente nulas y propician en sí mismas la paz de la dupla Neptuno-Venus. La otra cuestión que es interesante rescatar, es la de la ubicación de la parte de la Victoria, que se encuentra en el grado de perdida de Aries, y si somos un poco mas consecuentes con la rectificación por asuntos de la ubicación geográfica en la que se desarrolló la guerra, podríamos dilucidar que la Parte se encuentra en el primer término de Venus, la forma económica de Tauro, lo que al formar sextil con la caída plutónica y las estructuras solidas por la reorganización de los mercados, refuerza la tesis de la guerra por control de recursos.

Por otra parte la distribución de los enemigos de la guerra se pone de manifiesto con la parte de los militares y la policía, ubicada en el Término de Marte, lugar Capricorniano de su máxima exaltación, en trígono al sistema infortunado Marte-Venus, del cual Venus esta en la zona mas oculta de su poder, su caída, y a punto de salir de su Término, nos muestra de nuevo la indiscutible participación de Venus sobre el desarrollo del conflicto bélico y mas estando en detrimento. Lo siguiente que debe analizarse (y lo mas importante) es la ubicación de la Luna, que no solo se encuentra en el domicilio de Venus, sino que además, a la postre, se encuentra en su Término, después de entender que Neptuno, al ser un planeta gaseoso, se queda con la forma de la triplicidad ambivalente dejando el siguiente lugar para Júpiter, que en tales signos se encuentra en su contra triplicidad. Más adelante veremos la importancia de la asociación que están presentando la Luna y Júpiter, que en últimas marcará el momento exacto del fin del conflicto bélico.

De nuevo, venus resulta siendo la base esencial de la destrucción por la guerra, ya que la parte de la Muerte se encuentra unida a Urano, ambos en el lugar perteneciente al Término de la dupla Neptuno-Venus, del cual Neptuno se encuentra en la forma mortuoria del Término de Cáncer, zona íntegra de Saturno, garantizando así la destrucción alimentada por el ser de la Tinieblas y la Negrura, que como lo mencioné anteriormente, inicia el conflicto por control de mercados. Es importante también traer a coalición la ubicación de los Nodos Lunares, ya que ambos se encuentran en los Términos de Venus, de manera bastante anacrónica, unidos de manera correspondiente a la parte de la Vida y el punto medio entre el Sol y la Luna, que resultan siendo determinísticos a los procesos vitales de los seres humanos, ya que dependen de todo lo que haga la Luna sobre todos los momentos del tiempo.

Finalmente Marte y Júpiter se encuentran en recepción mutua de Término, y lo más interesante es ver que Júpiter apenas estaba saliendo de tal lugar y dirigiéndose al Término de Venus, y que al hacerlo de manera retrógrada nos trata de decir como Marte, siendo el enemigo y la destrucción militar, tendrá la capacidad para expandirse más allá de las fronteras europeas, del cual, adicionalmente el Sol se encuentra en los Términos de Júpiter, mostrando así la internacionalización del conflicto (aunque en este punto, veremos como el Sol al final de la guerra llega propiamente al término de Venus, indicando así la tesis inicial de la cual mencionamos la paz o la guerra en consideración fundamental, por las recopilaciones de las tradiciones sumerias).

Lo último que faltaría por analizar sería Mercurio, que como ven, en la carta cierra en cuadratura T muy cerrada a la Luna y la Luna Negra, de quien la Luna Negra se encuentra en el término de Mercurio y el planeta, muy debilitado en Cáncer, se encuentra en su Término, cerrando de manera armónica con el sistema infortunado creador de la Guerra, es decir, El Nodo Sur, Venus y Marte, de quien inclusive la parte arábiga de la Fortuna en esos momentos se encontraba también en los Términos de Venus, en Capricornio, y que finalizada la guerra se alinearía completamente con dicha parte. No obstante debo decir que la rectificación correspondiente del evento fue determinado con el método de direcciones primarias y no con el de la Luna Negra, pero aun así podemos ver de manera asombrosa como la Luna Negra le forma oposición partil a la Luna con una orbe de 16 minutos de grado, error que puede deberse al paralaje de la Luna, ya que en términos astronómicos, la Luna se encontraría en el momento exacto del inicio de la guerra en el punto mas cercano a la tierra, y recordemos que los eclipses y las mareas son de muy alta intensidad cuando la Luna transita por tal lugar.

Así pues, podemos ver de manera impresionante, como una cantidad importantísima de planetas y partes arábigas se encuentran en los Términos de Venus y a su vez, el planeta esta en su Término de Virgo pero supremamente debilitado, lo que nos deja el interrogante si la guerra fue un proceso que tenía que ocurrir para poner en orden las estructuras altamente corruptas que se estaban negando un acuerdo de reciprocidad y amor o si realmente la guerra fue ese evento sanguinario y lleno de tristeza que nos muestra la historia. Por estos motivos pasaré entonces a mostrarles como, con el método de direcciones primarias de Arco Solar, es posible resolver uno de los más grandes interrogantes sobre como poder evaluar de manera altamente determinística la duración de un conflicto bélico. Sin más preámbulo les dejo la carta calibrada para el momento exacto en el que se firma el armisticio de Rethondes en Francia, instante en el que Alemania firma la rendición incondicional con sus enemigos y vencedores:


En esta carta superpuesta vemos como Saturno, se alinea partílmente con Plutón, con una orbe de 5 minutos de grado, en el punto exacto del despedazamiento Saturnino, es decir, la fase y el Término de Venus, que corresponden a Niké, la Diosa de la Victoria, que como habíamos mencionado, se ubican en sextil partil a la parte de la Victoria, el escapamiento y la defensa. Esto nos da unas luces bastante asombrosas sobre la duración aproximada de un conflicto, tesis que se refuerza con mayor fortaleza con la Luna y Júpiter, de quien la Luna aun continúa en el Término íntegro de Venus formando un trígono partil con Júpiter, con una orbe de 0 grados, 0 minutos y 0 segundos, con lo cual se pone de manifiesto con la rectificación correspondiente, los momentos indispensables en los que la Luna cierra con Júpiter todo el proceso bélico.

Plutón y los Nodos Lunares y en especial la parte arábiga de la Fortuna aun continúan en los Términos de Venus, de quien vemos como Fortuna cierra en trígono partil a Venus, con un orbe notablemente pequeño de 20 minutos de grado. Además el Sol como pueden ver, ingresa a los Términos de Venus en Leo, mientras Venus instalado en los Términos de Júpiter, se une partílmente a Marte, con un orbe cerrado de 19 minutos de grado. Consecuentemente lo que causa un interés bastante interesante se pone de manifiesto con Neptuno, forma superior de Venus que también se instala en los Términos de Júpiter, cuestión que como dilucidamos anteriormente, esta cerrando partílmente con la Luna, garantizando así el final del conflicto bélico.

En esta guerra, durante todo el transcurso de la misma, se ve claramente como Venus y Júpiter resultan siendo muy importantes sobre todo el transcurso de la guerra, y además la Luna y la Luna Negra como lo investigue en el pasado, por su alineación son los que marcan la pauta que da inicio a todo tipo de eventos, desde apacibles como no pacíficos. Pero veamos otro ejemplo para salir de la duda si esto de los términos de Venus fueron tan solo coincidencias o tienen alguna predominancia como en esta guerra, para lo cual tomaré como referencia la Segunda Guerra Mundial, conflicto que fue mas destructivo que el anterior, y esta vez por Júpiter, que la expandió agresivamente en todos los sentidos, por encontrarse en este caso muy digno y apoderado.

Volveré a colocar la carta astral de la Segunda Guerra Mundial pero con los símbolos adicionales de Urano y Plutón, para los que no son muy conocedores del tema, y de paso les comento algunas razones de cuales símbolos de ambos planetas son de mi preferencia. Urano, de manera tradicional en Solar Fire es mostrado como un péndulo entre dos ligaduras que lo sostienen, similar a una H, en honor a su descubridor, William Herschel, pero existe otro símbolo y es el que se asocia con el Platino o bien una combinación entre los símbolos de Marte y el Sol. Este no me parece muy convincente por la simbología propia de Urano, pero como Word solo tiene habilitado este símbolo para el caso de Urano, lo dejaré para poder mostrarles una tabla al final del documento. Plutón por su parte, de manera tradicional es mostrado como un círculo pequeño encima de la cruz del sacrificio, indicándonos como ese circulo del poder, se ubica y define todas las estructuras que están debajo del mismo, y en ultimas eso es el poder, lugar en el cual se encuentran los reyes del mundo que definen el la arquitectura económica que esta debajo de ellos. Hay otro símbolo adicional y es una P unida a una L, en honor a Percival Lowell. No es consistente con el símbolo astrológico propuesto tradicionalmente, pero lo dejaré para que vean la diferencia:


Varias cosas para tener en consideración fundamental. La primera es la Luna Negra, que esta vez esta formando una oposición muy cerrada con el Sol, y esta unida a la Sicigia Marítima, ambos puntos sensibles en los Términos de Venus, cuestión que mantiene abierta la posibilidad de tener a Venus como el protagonista principal del conflicto bélico. Lo segundo que debe rescatarse es la ubicación de Saturno, Júpiter y el Nodo Sur, quienes se encuentran en también en los Términos de Venus y finalmente Venus que saliendo de los Términos de Mercurio en Virgo y dado que esta en una combustión aplicativa y en detrimento, nos muestra de manera notable la debilidad tan alta del planeta y como consecuencia la discordia que hace explotar el conflicto bélico. Pero en este caso aun Venus parece estar en los Términos del regente del signo, que se encuentra en una posición bastante deshonrosa en Leo, y particularmente en los Términos mortuorios del signo, probablemente los de Saturno, garantizando así la tesis inicial del nacimiento del conflicto por motivos económicos y que llegaría a su fin una vez lograra alcanzar de manera partil el Ascendente de la Guerra.

No obstante el conflicto para que tenga su sello de internacionalización debe estar sustentado en Júpiter que es el expande las cosas en todos los sentidos, por lo cual se puede ver que el Enemigo, la forma militar se encuentra en los Términos íntegros de Júpiter en Sagitario y soportando un gran trígono altamente destructivo con la bestia Plutónica y unida partílmente a la Parte de la Vida que se encuentra en los Términos de Júpiter en Leo y la Luna, que también se encuentra en los Términos de Júpiter en Aries. Con lo cual, ya tenemos los enemigos del conflicto, que si bien es cierto que en la Primera Guerra Mundial fueron principalmente Marte y Venus, cuestión que generó una destrucción considerablemente alta en Europa, en esta guerra con Júpiter como el gran Enemigo, nos esta diciendo las consecuencias tan grandes que tendría esta Gran Guerra sobre el destino de la humanidad, en la que murieron decenas de millones de personas alrededor del globo terráqueo, ya que el enemigo esta destruyendo la vida en escalas abismalmente enormes.

Sin lugar a dudas con Plutón encontrándose en los términos del Enemigo siendo aun débil (ya que se estaba recuperando apenas de la gran depresión económica de orden mundial), estaba dando testimonio integro de la transformación altamente violenta de todas las estructuras dictatoriales que nacieron en tal proceso, que al final llevaron a una recomposición de la economía y el mundo en bloques económicos en los cuales una vez finalizada la guerra e instalada la base Plutónica con todo su poder en Leo y en los Términos de Venus, no solo indicaría la paz del conflicto, sino también el nacimiento de una guerra fría sustentada en armas termonucleares y con capacidad para destruir el mundo entero si era necesario (nótese además que la parte arábiga de la Victoria, el Escapamiento y la Defensa se encuentra en los Términos de Venus en Leo, cosa que nos vuelve a mostrar a Niké como la reina de la Guerra que por ser una cuestión Leónica, podría estar mejor asociada con la diosa Atenea). Ese es el peligro que podría llegar a encontrarse el mundo en alguna situación en la que Plutón se encuentre minado por algún tipo de debilidad de Venus o fortaleza de Júpiter en la cual el mundo se pueda llegar a sacudir por el efecto de tales armas que están listas desde tales procesos en los que Plutón estaba iniciando la gloria que hoy por hoy sigue siendo considerablemente alta, excepto por Urano que esta haciendo llorar la economía de corto plazo, y que llegado el momento, pueda ser fatal para cualquier parte que se encuentre en discordia.

Neptuno en esta guerra inicia su proceso de nuevo en unos Términos mortuorios, esta vez del signo de Virgo, lugar en el que se encuentra supremamente debilitado, ya que es en particular la zona íntegra de Marte, (y además en gran trígono a Marte que se encuentra en la zona de su máximo poder y en Términos de Saturno y a Urano, que también se encuentra en los Términos mortuorios del planeta de las Tinieblas y la Negrura, lo que sostiene algo muy oculto y atroz que escondería el conflicto, y esto puede estar perfectamente asociado a los campos de concentración y de exterminio en el que se hicieron experimentos de todo tipo para erradicar de manera altamente efectiva a cantidades enormes de seres humanos, especialmente por la vía química y nuclear, y como Saturno se encuentra en los términos de Venus, cerramos el circulo de la discordia por motivos económicos, en particular a la población Judía, que era el enemigo de Saturno, quien inició la guerra, pero el enfrentamiento fue directamente contra Júpiter, del cual la garantía de que tal representante Saturnino perdiera la guerra era del 100 porciento.

Sin lugar a dudas Hitler fue nuestro representante ideal que inició el conflicto, ya que su Sol natal se une partílmente a Saturno del inicio de la guerra, y ambos se encuentran en los Términos de Venus, que sin lugar a dudas muestra un hombre lleno de discordia por problemas económicos que no quedaron resueltos en el pasado y es preciso aclarar que aunque él fue el ser particularmente nefasto del conflicto, lo que muestra la carta son los enemigos del conflicto y de él mismo, que resultaron siendo los reyes y dueños absolutos del poder… era imposible que saliera vivo de esa dirección primaria, porque el Enemigo se une destructivamente con la Victoria. Aquí es donde me pregunto con sinceridad, y como hubiera sido el desenlace de la historia si la guerra hubiera comenzado en otro momento del tiempo, unas horas antes o después que le dieran la victoria a Saturno… ¿que hubiera sido del mundo? Es para pensarlo con cuidado, silencio y respeto, pero bueno, miremos la carta de la dirección primaria de Arco Solar del momento exacto en el que China firma la rendición incondicional con Japón, el 9 de Septiembre de 1945:


En esta carta vemos de nuevo como la Luna sufre una alineación perfecta con Júpiter, pero esta vez, con un error de 2 minutos de grado, debido a que Mercurio por determinación, llega exactamente al Ascendente, con un orbe completamente nulo. De ahí lo mas interesante que se puede rescatar es como la Luna llega exactamente al grado 7 de Aries, momento exacto del inicio del Término de Venus, y Plutón a menos de 5 minutos de grado del Término de Venus en Leo, es arrastrado a dicho Término por la parte arábiga de la Vida, que de manera bastante exacta, llega al Término de Venus, es decir, el séptimo grado de Leo y ambos llegan a la parte arábiga de la Victoria, tierra de la Diosa Atenea, con una orbe inferior a los 30 minutos de grado, mientras Júpiter, aun se mantiene en el Término de Venus aproximadamente por una orbe muy pequeña de 8 minutos de grado, y como el planeta inicia el conflicto en situación retrógrada, al finalizar el conflicto nos trata de decir que esta “ingresando” al Término de la dupla Neptuno-Venus.

El resto de los planetas involucrados, incluyendo Venus, se mantienen en el Término de la diosa de la concordia o la discordia, inclusive el Nodo Norte, que según los Egipcios tiene dominio a partir del grado 7 de Escorpio, cuestión que parece no ser muy consistente con la realidad que vive Venus en ese signo, lugar de su detrimento. Para mí este es el Término de Júpiter, ya que el planeta esta en su triplicidad creciente, y además, la ultima fase propia de Venus en Escorpio le pertenece al Dios Kairos que representa la inteligencia de la Diosa Atenea y el amor del Dios Eros, que en tal signo personifica la magia sexual en sus formas Yin y la regeneración y la superación por el amor, tal y como lo muestra la historia de la Bella y la Bestia (recordemos que el Perihelio de Plutón, se encuentra exactamente a los 19º de Escorpio, lo que le da mayor lógica al inicio exacto Término de Neptuno en esa zona particular y el mejor ejemplo que lo muestra es el nacimiento del movimiento Hippie en el mundo entero, durante el transito del Gran Azul por tal lugar entre 1965 a 1968 en el que se logran asociar con reciprocidad los elementos de la paz y la armonía acosta de sexo, drogas y libertinaje). Pero bueno, esto es una cuestión para analizar con mayor profundidad en un futuro.

Finalmente vemos como el Punto de la Fortuna se encuentra dentro del Término de Venus en Acuario, Marte alcanza el Término de Mercurio en Acuario, en Recepción Mutua directa con Mercurio, quien alcanza el Término de Marte y finaliza la guerra cuando llega exactamente al Ascendente, lugar del Término del planeta hermano de la Tierra, configuración de la cual también resulta siendo favorecido Urano, ya que el Término de Mercurio en Acuario y todos los demás signos, también son propiedad de Urano, por ser ambos Octavas de corto y largo plazo, esto explicado en mi libro anterior, por lo que Urano al encontrarse dentro de los Términos de Marte en Tauro, también se beneficia de la Recepción Mutua, garantizando así la conexión ambivalente y neutra entre Urano y Mercurio.

Lo único que faltaría por analizar es la cuestión de Neptuno, que se encuentra propiamente en momento exacto en el que comienza a obtener fertilidad absoluta, lugar de los Términos mortuorios de Saturno en Virgo, por lo que Saturno y Neptuno cierran completamente el ciclo y resultan en Recepción Mutua también, ya que como lo sostuve en mi segundo libro, Venus y Neptuno son figuras perfectamente ambivalentes y neutras entre ellas. Esto nos da ciertas luces de lo que ocurrió al final de la guerra: el despedazamiento oficial de los Campos de Concentración y de Exterminio a la población del mundo entero, una vez Saturno pagando las deudas económicas llenas de discordia por el destino y a su vez creador de tal aberración, muriera en manos de los heroicos enemigos, Júpiter y Plutón, los dueños absolutos del Capitalismo y el poder del mundo entero. Parece ser entonces que todos los planetas del Sistema Solar no solo se encuentran en su mayoría instalados en las formas propiamente Neptúnico-Venusinas, representantes de la Guerra y la Paz, sino que además quedan completamente dignificadas por Recepciones Mutuas de Término.

Estos dos ejercicios anteriores, nos muestran de manera bastante contundente la importancia de Venus sobre todo tipo de eventos de orden bélico, ya que este planeta es el representante de la discordia, que en ultimas es una “manifestación pura de la violencia” (palabras de Walter Benjamin), pero también de la concordia, moneda exactamente opuesta que se hace notar con toda su luz, una vez las partes llegan a un acuerdo mutuo de reciprocidad en el cual se limen completamente las asperezas del pasado. Por lo que llego a mi propia conclusión de que la única manera de frenar la violencia es haciendo notar con todo su poder, su verdadero significado trágico, para que las personas tomemos conciencia de la fatalidad que puede llegar a representar el no ponernos de acuerdo y justificar dentro de las leyes propias de cada país, la aberración que representa cualquier acto de violencia. Ya nos falta esperar que pasará con la Tercera Guerra Mundial, que como decían mis padres, “la tercera es la vencida”… ojala y después de tal momento, las personas del mundo entero razonen de una vez por todas lo ridículo que puede llegar a ser irse de golpes contra el otro, simplemente porque no se comparten mutuamente los puntos de vista y se justifican desde el individuo hasta el Gobierno, representante completo de toda la arquitectura Judicial de la Violencia, inclusive en Estados de Excepción, en los cuales se expulsa la Violencia por fuera de las entidades propiamente judiciales, acosta de lágrimas y sufrimiento.

Con este mensaje termino mi exposición sobre la importancia de los Términos Egipcios sobre la vida de los seres humanos, y en particular en eventos de orden bélico. También sobre la importancia de Venus sobre el nacimiento de tales tragedias por encima de Marte, que tan solo representa el acto puro de conquista vía militares o enfermedades. Finalmente dejo las dos tablas de los Términos Egipcios completamente corregidas, con todos sus valores de rigor y fundidas con las tradiciones Sumerias, para unir completamente dos visiones que parecían aparentemente antagónicas entre ellas, y abro un camino nuevo de investigación en el mundo de la astrología para lograr determinar con mayor eficacia, eventos de todo tipo.

Gracias a todos por leer este documento.

Visitas: 389

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio