mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

¡Hola a todos!


En este post trataré de abarcar absolutamente todos los conocimientos que he investigado hasta ahora. Elementos que comienzan con el cálculo de Almudebit por el método de Guido Bonatti, su aplicación en cuanto a la duración vital de un ser humano para los que tienen una expectativa de vida menor a los 12 años, y finalmente, algunos detalles sobre el método que utiliza Bonatti y Ben Ragel para determinar el Hyleg y el Alcocoden.


Sin más preámbulos, comencemos entonces con esta hermosa investigación.


I. INTRODUCCIÓN


Muchos de nuestros compañeros de este foro, siempre han tenido dudas de como calcular el Almudebit, quien es el planeta mejor punteado de la carta astral, y muchos otros como yo, siempre tuvimos esas dudas de las tablas del Almudebit que presentan los programas como Solar Fire, y muchos otros, en los cuales siempre existen las dudas de donde es que salen todos esos números y en especial, para que sirven.


Comencé a investigar fuertemente este tema desenterrando libros antiguos, desde los aforismos de Ben Ezra, el libro de los Iuduzios de las Estrellas de Ben Ragel, el Liber Astronomiae de Guido Bonatti y finalmente mi favorito de todos... el Tetrabiblos de Claudio Tolomeo; y en ellos encontré muchas cosas de gran interés para el público general, y en especial para los que estén dispuestos a aprender las técnicas predictivas de la Astrología, especialmente la que determina la vitalidad o la expectativa de vida de cualquier ser humano.



II. ¿QUÉ ES EL ALMUDEBIT?


Una gran pregunta que ha mantenido a muchos de los usuarios de este foro con grandes dudas, ya que nunca hubo un consenso claro en cuanto a lo que va más allá de la definición formal que representa el Almudebit en una carta. Aquí les dejo la definición que Bernardette Bradley en un maravilloso paper que estaba disponible en español en una página web, dejo a disposición del público:


"Este es el planeta que tiene la dignidad más grande sobre una lista particular de planetas y/o posiciones angulares en una carta".


Esto sugiere sin lugar a dudas que el Almudebit es el Señor de la carta como lo mencionó varias veces Bonatti en el Liber Astronomiae, es decir, es el planeta que es más digno no solamente del Sol y de la Luna, sino también de la casa I, la casa IV, la casa VII y la casa X que son las casas Angulares o de mayor poder en la carta astral.



III. COMO CALCULAR EL ALMUDEBIT EN UNA CARTA ASTRAL

Debo advertir a todos los lectores de este post que no es una tarea tan sencilla, ya que debe tenerse un fuerte dominio de todas las dignidades esenciales de los planetas, en especial la Triplicidad, el Término y la Fase.


Para los lectores aficionados al tema que no tienen una idea muy clara de las dignidades esenciales, aquí les dejo las de todos los planetas tanto el domicilio como la exaltación:


- El Sol

Regente de Leo
Exaltación en Aries

- La Luna

Regente de Cáncer y del espacio comprendido entre los 10º y los 23º 20' de los signos de Tierra.
Exaltación en Tauro.

- Mercurio
Regente de Géminis y Virgo.
Exaltación en Virgo.

- Venus

Regente de Tauro y Libra y del espacio comprendido entre los 13º 20' y los 26º 40' de los signos de Fuego.
Exaltación en Piscis.

- Marte

Regente de Aries y Escorpio.
Exaltación en Capricornio.

- Júpiter

Regente de Sagitario y de Piscis.
Exaltación en Cáncer.

- Saturno

Regente de Capricornio y Acuario y del espacio comprendido entre los 3º 20' y los 16º 40' de los signos de Agua.
Exaltación en Libra.

Dado que lo del "espacio comprendido" aun es motivo de debate y de investigación entre los distintos astrólogos en el mundo entero, sugiero no utilizarlos en el cálculo de la tabla del Almudebit recomendada por Bonatti.


Lo más importante que deben aprender a los futuros lectores y astrólogos es fundamentalmente la Triplicidad de los planetas, ya que es la base de toda la investigación de Bonatti para calcular el Almudebit. Este es un pequeño resumen de las mismas, tal y como lo expuso Claudio Tolomeo en el final del Tetrabiblos:


- Triplicidad de Fuego (Aries, Leo y Sagitario)

Los regentes de la triplicidad de Fuego son el Sol y Júpiter.

- Triplicidad de Aire (Géminis, Libra y Acuario)

Los regentes de la triplicidad de Aire son Mercurio y Saturno.

- Triplicidad de Tierra (Tauro, Virgo y Capricornio)

Los regentes de la triplicidad de tierra son la Luna y Venus.

- Triplicidad de Agua (Cáncer, Escorpio y Piscis)

Los regentes de la triplicidad de agua son Marte, la Luna y Venus.

Aquí surge el primer gran problema del método para calcular las triplicidades, porque la definición de Tolomeo, dista bastante de la de los árabes Medievales. Para entender más exactamente el problema, voy a tomar la definición de las triplicidades que Bonatti hace, tomando como referencia a los más experimentados en el tema; Doroteo de Sidón, Valens y la compilación árabe que hicieron posteriormente Messahallah y Alcabitius:

De la primera triplicidad: Aries, Leo y Sagitario

"Esta triplicidad es llamada Oriental; de estos son Señores, para el día el Sol, para la noche Júpiter, (...) y simultáneamente Saturno, tanto en el día como en la noche".

De la segunda triplicidad: Tauro, Virgo y Capricornio

"Esta triplicidad es llamada Austral; de estos son Señores, Venus para el día, la Luna para la noche, (...) y simultáneamente Marte, tanto en el día como en la noche".

De la tercera triplicidad: Géminis, Libra y Acuario

"Esta triplicidad es llamada Occidental; de estos son Regentes, Saturno para el día, Mercurio para la noche, (...) y simultáneamente Júpiter, tanto en el día como en la noche".

De la cuarta triplicidad: Cáncer, Escorpio y Piscis

"Esta triplicidad es llamada Septentrional; de estos son Regentes, Venus para el día, Marte para la noche, (...) y simultáneamente la Luna, tanto en el día como en la noche".

Lo anterior fue tomado del Segundo Tratado del Liber Astronomiae, capítulo XI "de las cuatro triplicidades de los siete planetas, por Guido Bonatti".

Vamos a utilizar esta, primero porque es la más aceptada tanto por los astrólogos medievales, como por los modernos en el mundo entero, y porque es la que más se aproxima a la realidad por verificación empírica con varias cartas astrales estudiadas, especialmente en las que es casi imposible encontrar un Hyleg y un Alcocoden con total seguridad.


Parece ser que en cuanto a la triplicidad del signo de Aries, Doroteo de Sidón descubrió que Saturno no era la triplicidad simultánea y atribuyo esta a Marte, probablemente porque Saturno se cae en Aries, o bien por la naturaleza colérica de Marte acorde con su domicilio. Esto Bonatti lo sabía perfectamente pero decidió dejar a Saturno la triplicidad simultánea del signo de Aries por el consenso al que finalmente llegaron los árabes.


Debo decir con total seguridad que NO vamos a diferenciar la triplicidad diurna de la nocturna de estos planetas ya que para Bonatti, los ángulos pueden ubicarse en un mismo lugar durante un año determinado TANTO EN EL DÍA COMO EN LA NOCHE, es decir, lo que vamos a hacer será evaluar simultáneamente las triplicidades diurnas y nocturnas en la carta astral.


La pregunta que surge es ¿Por qué no evaluamos solamente la triplicidad diurna o la nocturna según su caso? La discusión filosófica que plantearon los astrólogos medievales que posteriormente compilaría Bonatti, en cuanto al Señor de las triplicidades diurnas, nocturnas y simultáneas, es la siguiente:


"Algunos filósofos prefieren los señores de los términos a los señores de las triplicidades. Así mismo, algunos otros prefieren los señores de las triplicidades y las triplicidades mismas que a los señores de los términos y a los términos mismos (...) Los términos y los señores de los términos son preferidos en la Dirección, mientras que las triplicidades y los regentes de las triplicidades son preferidos en la Nurtura".


¿Qué es exactamente la Nurtura para Bonatti? Según Robert Zoller, es sencillamente el Señor de la triplicidad que puede ofrecerle nutrición al nativo, es decir, si el nativo puede sobrevivir durante la niñez o no, ya que como su definición lo indica, es la crianza que el nativo puede o no obtener. Bonatti describe la Nurtura específicamente para el caso del Ascendente de la siguiente manera:


"El señor de la triplicidad del ascendente es -universalmente- el que dispone de la vida en tres divisiones que son, la primera etapa de vida del nativo o la etapa inicial de la vida del nativo, la segunda etapa del nativo y la tercera etapa o el final del la vida del nativo (...) El primer señor de la triplicidad del Ascendente de la natividad, dispone de la primera parte de la vida del nativo, el segundo dispone de la segunda parte de la vida del nativo, y el tercero dispone de la parte final de la vida del nativo".


Para finalizar esta discusión, Bonatti toma como referencia el siguiente ejemplo:

"(...) En lo concerniente a la fortuna de su vida, con su Ascendente en Tauro, los regentes de las triplicidades son Venus, la Luna y Marte, por lo tanto, Venus dispone de la primera parte de la vida, la Luna de la segunda y finalmente, Marte de la última parte de la vida".


Los pasajes anteriores fueron tomados del Segundo Tratado del Liber Astronomiae, capítulo XV "Cuándo el término es preferido a la triplicidad y cuándo la triplicidad es preferida al término, por Guido Bonatti".


Aun existen dudas para saber cuál de las dos triplicidades tanto la diurna o la nocturna se elige primero. Honestamente yo sugiero utilizar primero la del natalicio correspondiente, es decir, si el nativo nació de día, utilicen la triplicidad diurna primero, y viceversa; la triplicidad simultánea siempre se elegirá para la última etapa vital.


Si bien es cierto que esto sólo se aplica a la triplicidad del Ascendente, más adelante Bonatti dedujo que esto era válido para las 4 triplicidades de los ángulos, es decir, el planeta más digno de todos ellos o bien, el Almudebit de la Carta Astral.


Finalmente el Termino y la Fase, como es habitual siempre genera grandes dudas al respecto, precisamente por el pequeño espacio que representa en un signo zodiacal.


Debo aclararles que Bonatti utiliza el término acorde con Tolomeo y no con los egipcios, por lo tanto sugiero utilizar esta tabla aunque pueden utilizar la de los egipcios, para el tema de las direcciones primarias, tema que no pertenece a este ensayo.

Para esto sugiero que busquen en las aulas virtuales de este foro la tabla del término y de la fase que Lucciano e Iván con gran entusiasmo publicaron hace varios meses; aquí les dejo la que investigación que más me ha gustado hasta ahora:


http://foro.astrodestino.com.ar/showthread.php/tabla-terminos-cual-es-la-mas-valida-7574.html

En la investigación preliminar, había considerado fundamental calcular las recepciones mutuas de domicilio, exaltación y triplicidad, pero definitivamente después de leer el Liber Astronomiae con más calma y un traductor NO ES NECESARIO calcular las recepciones mutuas, inclusive Bonatti no las utiliza, ya que el trabajo es demasiado complicado y en realidad no cambia en mucho la situación de los planetas en la carta astral, salvo por las recepciones mutuas de domicilio y exaltación que Tolomeo y otros astrólogos medievales si hacen.

Más adelante explicaré que un ejemplo que es lo que se puede hacer en estos casos.

Para optimizar los cálculos y lógicamente para hacerlos cuantitativos, como siempre, se utilizaran los puntos conocidos por todos los expertos de este foro:


Domicilio - 5 puntos.

Exaltación - 4 puntos.
Triplicidad - 3 Puntos.
Término - 2 Puntos.
Fase o decanato - 1 punto.

Siempre ha existido y siempre existirá un problema en cuanto a "cuantificar" las dignidades de los planetas cuando estos muestran una cualidad en específico y no se pueden contar "psicológicamente" sus efectos. Por esto ruego a los aficionados y a los expertos que al final cuando vean todos los puntos que suman los planetas sólo analicen el peso relativo de los planetas en la carta astral, es decir, solo vean la calidad de los mismos.


Lo anterior lo explicaré mas adelante con los siguientes ejemplos:


IV. EJEMPLOS PARA CALCULAR EL ALMUDEBIT POR EL MÉTODO DE BONATTI


Para calcular el Almudebit voy a tomar una carta astral... por ejemplo la mía:


Lo primero que voy a hacer es colgar mi carta astral para comenzar con el conteo:



Lo primero que debemos hacer para calcular el Almudebit es analizar la ubicación en grados de todos los ángulos de la carta astral, estos son el Ascendente, el Medio Cielo, el Descendente y el Imum Coeli.


Comencemos por el Ascendente:


Al ubicarse a los 20º en Cáncer, los regentes correspondientes del domicilio, la exaltación, la triplicidad, el término y la fase son los siguientes:

Regente: La Luna.

Exaltación: Júpiter.
Triplicidad: Marte, Venus y la Luna.
Término: Venus.
Fase: Luna.

Por lo tanto la Luna tiene 5+3+1=9 puntos, Venus tiene 3+2=5 puntos, Marte 3 puntos, y Júpiter 4 puntos.


Lo siguiente que debemos hacer es determinar quién es el regente del Ascendente. Claramente es la Luna quien tiene 9 puntos.


Ahora lo que debemos hacer es analizar la ubicación exacta de la Luna. Al ubicarse a los 19º del signo de Aries, encontramos las siguientes dignidades esenciales en el lugar en el que se encuentra:


Regente: Marte.

Exaltación: El Sol.
Triplicidad: Júpiter, el Sol y Saturno.
Término: Mercurio.
Fase: El Sol.

Por lo tanto el Sol tiene 4+3+1=8 puntos, Mercurio tiene 2 puntos, Marte tiene 5 puntos, Júpiter tiene 3 puntos y Saturno tiene 3 puntos.


El procedimiento se hace de la misma manera con los demás ángulos, es decir, el Medio Cielo, el Descendente y el Imum Coeli. Aquí les dejo la tabla resumida con todos los puntos y el total de los mismos.




Lo siguiente que debemos hacer es calcular el regente de las triplicidades de los cuatro ángulos. De nuevo comenzaremos con el Ascendente:

Vimos en el Ascendente que los planetas que cumplían la triplicidad fueron primero Marte por ser un natalicio nocturno, luego Venus y por último la Luna. Lo que debemos hacer es ver en qué lugar se encuentran los 3 planetas:


Para el caso de Marte, vemos que se encuentra a los 13º en el Signo de Aries, por lo tanto las dignidades esenciales de su ubicación celestial son las siguientes:


Regente: Marte.

Exaltación: El Sol.
Triplicidad: Júpiter, el Sol y Saturno.
Término: Venus.
Fase: El Sol.

Por lo tanto el Sol tiene 4+3+1=8 puntos, Venus tiene 2 puntos, Marte tiene 5 puntos, Júpiter tiene 3 puntos y finalmente Saturno tiene 3 puntos.


Para el caso de Venus, vemos que se encuentra a los 0º en Sagitario, las dignidades esenciales de la ubicación de Venus son los siguientes:


Regente: Júpiter.

Exaltación: No tiene.
Triplicidad: Júpiter, el Sol y Saturno.
Término: Júpiter.
Fase: Mercurio.

Por lo tanto El Sol tiene 3 puntos, Mercurio tiene 1 punto, Júpiter tiene 5+3+2=10 puntos y Saturno tiene 3 puntos.


Para el caso de la Luna ya habíamos determinado todos sus cálculos, por lo tanto los volvemos a utilizar. No importa si se repiten estos cálculos con los anteriores, esto lo que hace es simplificarnos la vida.


Procedemos de la misma manera tanto con los regentes de las triplicidades del Medio Cielo, del Descendente y finalmente del Imum Coeli. Aquí les dejo la tabla resumida del análisis:




Lo siguiente que debemos analizar es la ubicación del Sol y de la Luna con sus correspondientes regentes:

Con el Sol a los 26º del Signo de Sagitario, obtenemos los regentes correspondientes a su ubicación exacta:


Regente: Júpiter.

Exaltación: No tiene.
Triplicidad: Júpiter el Sol y Saturno.
Término: Marte.
Fase: Saturno.

Por lo tanto el Sol tiene 3 puntos, Marte tiene 2 puntos, Júpiter tiene 5+3=8 puntos y Saturno tiene 3+1=4 puntos.


Por lo tanto, el regente correspondiente a la ubicación exacta del Sol es Júpiter.

Las dignidades esenciales de la ubicación exacta de Júpiter, son las siguientes:

Regente: Venus.

Exaltación: La Luna.
Triplicidad: La Luna, Venus y Marte.
Término: Marte.
Fase: Saturno.

Por lo tanto, la Luna tiene 4+3=7 puntos, Venus tiene 5+3=8 puntos, Marte tiene 3+2=5 puntos y finalmente, Saturno tiene 1 punto.


De la misma manera procedemos con la Luna, que se encuentra a los 19º en Aries con la cual también obtuvimos unos cálculos previos, por lo tanto, los volvemos a utilizar.


El regente de la Luna resultó siendo el Sol, que al ubicarse en el grado 26 de Sagitario y haber calculado previamente sus regentes, los volvemos a utilizar.

Una consideración importante. Bonatti utiliza directamente el regente tradicional es decir, para el caso de la Luna como se encuentra en Aries, pues el regente sería Marte, pero esto resulta ser extraño porque en la ubicación exacta en la que se encuentra, el Sol resulta ser más digno que Marte; por lo tanto yo personalmente sugiero que utilicen el regente obtenido de forma cuantitativa y no de forma cualitativa, de la misma manera que Solar Fire lo hace, a pesar de las connotaciones filosóficas que Bonatti hace.


La tabla resumida es la siguiente:




Finalmente lo que haremos será calcular las dignidades esenciales de la ubicación exacta del punto de la fortuna, del regente del punto de la fortuna y por último el regente de la Lunación Prenatal.

Para el caso de la Lunación Prenatal, dependiendo de la carta astral, puede ser Prevencional, si antes del nacimiento lo último que ocurrió fue una Luna Llena, o bien puede ser Conjuncional, si antes del nacimiento lo último que ocurrió fue una Luna Nueva.

El punto de la fortuna se ubica a los 27º del signo de Piscis, los regentes de esas coordenadas son los siguientes:


Regente: Júpiter.

Exaltación: Venus.
Triplicidad: Marte, Venus y la Luna.
Término: Saturno.
Fase: Marte.

Por lo tanto la Luna tiene 3 puntos, Venus tiene 4+3=7 puntos, Marte tiene 3+1=4 puntos, Júpiter tiene 5 puntos y Saturno tiene 2 puntos.


Parece ser que el regente del Punto de la Fortuna es Venus a quien además aspecta de trígono. Como ya habíamos calculado previamente los regentes de las coordenadas de ubicación de Venus, las volvemos a utilizar.

Para finalizar con nuestro análisis, determinaremos el regente de la Lunación prenatal. Solar Fire y otros programas de astrología llaman a este acontecimiento el Syzygio de la Luna, muy bien conocido por Claudio Tolomeo aunque aún tengo ciertas discrepancias con el mismo (por los Nodos lunares), nos limitaremos a verlo esencialmente como la Lunación Prenatal.


Vemos que lo último que ocurrió antes del nacimiento fue la conjunción del Sol y de la Luna en los 17º del Signo de Sagitario. Como no es necesario determinar cuantitativamente quien es el regente de la exaltación, la triplicidad, el término y la fase, nos limitaremos a determinar quién es el regente, que en este caso resulta ser Júpiter.


Una vez hallado el regente, lo que haremos será determinar sus dignidades esenciales. Como ya las calculamos previamente, las volvemos a utilizar.


El resumen de la tabla es el siguiente:




Ahora sumando todos los totales de las tablas anteriores, obtenemos un total consolidado sin dignidades accidentales. La tabla resultante es la siguiente:



Podemos ver que claramente el Almudebit o Señor de la carta resulta ser Marte y muy cerca esta respaldándolo Júpiter, con lo cual los consideramos como los más dignos de la carta astral. Vemos que el Sol, Saturno, Venus y la Luna tienen una dignidad digamos promedio o normal, con lo cual serían en este caso los medianamente dignos. Finalmente vemos que Mercurio casi no tiene puntos, lo cual nos dice que poco testimonio benéfico tiene este planeta en la carta astral, salvo por los aspectos que reciba. Mercurio parece ser mediocre según Bonatti o afligido en la carta astral, especialmente porque en la ubicación en la que se encuentra es peregrino.


Si comparamos la tabla anterior que era incluía las recepciones mutuas y las triplicidades propuestas por Tolomeo, vemos que los resultados se alejan bastante de lo que ocurre sin las recepciones mutuas y las triplicidades propuestas por Bonatti:



Esto ocurre precisamente porque las recepciones mutuas, especialmente la de domicilio y exaltación (como Júpiter y Venus en mi caso), dignifican fuertemente a estos planetas, ya que comparten muchas cosas en común, lo que les da una mayor "categoría", especialmente cuando uno de los dos planetas se encuentra afligido. Por otra parte vemos que Saturno se vuelve más digno, precisamente por el cambio de triplicidades que propuso finalmente Bonatti en el Liber Astronomiae.


Esta disyuntiva sugiere que pueden construirse dos tablas para el cálculo del Almudebit. Una tabla “bruta o compensada” que incluye las recepciones mutuas de domicilio y exaltación que Bonatti no sugirió en sus tratados, y otra tabla “neta o ajustada” que Bonatti sugirió y no incluye las recepciones mutuas de domicilio y exaltación.

Les sugiero de nuevo que es recomendable utilizar las triplicidades propuestas en el Liber Astronomiae y no las que utilizó Claudio Tolomeo en el Tetrabiblos.

Por eso es que dejo a plena libertad de ustedes que calculen su Almudebit con las recepciones mutuas de domicilio o exaltación o no, según lo crean conveniente... para salir de la duda definitiva.


Por ejemplo en mi caso ahora Marte se consolida como el Almudebit, y vemos que concuerda con el primer Señor de la triplicidad del Ascendente, con lo cual verificamos que por lo menos en mi caso, las palabras de Bonatti si se cumplen.


Ahora bien, había dicho desde el principio que los planetas tienen efectos cualitativos y no cuantitativos, tal y como Lucciano, nuestro gran maestro nos lo recomendó, por lo tanto estos análisis del Almudebit los debemos ver no por sus puntos, sino por el peso relativo de los mismos en la carta astral, pero ¿Qué es esto de los pesos relativos?

Supongamos que deseamos saber el porcentaje del poder de un planeta con respecto a los demás en la carta astral. Lo que debemos hacer es sumar todos los totales consolidados de cada planeta y luego dividir el puntaje de cada planeta con respecto al total. Con esto determinamos el porcentaje de 1 a 100 de poder comparativo entre los planetas. Por ejemplo en mi caso personal, Marte tiene un poder comparativo o peso relativo del 22% en la carta astral, es decir, tiene un peso bastante alto en comparación a los otros, sobretodo con Mercurio que tiene un peso relativo no mayor al 3%.


Esto del "poder comparativo" lo saco esencialmente de David Ricardo y sus conclusiones acerca de la prosperidad del comercio entre los distintos países. El no hablaba de ventajas absolutas, es decir, de que tanta cantidad produzco yo y cuanto produce mi vecino, sino de cuanto estoy dispuesto a compartir con mi vecino, es decir mi ventaja comparativa con respecto a los demás.


Esto es lo que como decía Krugman, el célebre economista del Siglo XXI, nos permite cambiar pan por acero y de producir maquinaria por comida, garantizando así "si no existieran monopolios" la distribución equitativa de la riqueza entre los distintos agentes en el mercado.


Sin lugar a dudas esto nos permitiría seguir haciendo análisis cualitativos de los distintos planetas en la carta astral, que como sistema dinámico durante el transcurso de la vida, nos permite ver que es lo que están dispuestos a ofrecerse los planetas entre ellos y que tanto poder tienen para hacerlo.


Por ejemplo para el caso de Mercurio, en mi carta astral, el no tiene mucho poder para comandar a otros, a él los más dignos deben ofrecerle su poder a cambio de la mejora relativa de Mercurio, y esto se ve especialmente determinado durante las progresiones y en los tránsitos, en los cuales el planeta alcanza cierta cota de poder que después podría llegar a perder; esto también le ocurre a todos los planetas pero en diferentes contextos y situaciones, especialmente a nivel karmico que Lucciano y otros astrólogos nos han enseñado, precisamente por los Nodos lunares y los planetas Transpersonales que mucho tienen que ver con la expansión metal y el crecimiento espiritual.


La pregunta que surge es ¿Qué es eso de las dignidades accidentales? y ¿En qué se diferencia esto de los análisis de Bonatti?



IV. LA DIGNIDAD ACCIDENTAL DE LOS PLANETAS

Comencemos por la tabla del Almudebit que Ben Ezra determinaba en sus análisis. En lo único que se diferencia de la tabla de Bonatti es sencillamente en que Ben Ezra omite los cálculos de las triplicidades, del punto de la fortuna y la Lunación prenatal. Él tan solo se limita a analizar los ángulos, el Sol, la Luna y sus regentes, únicamente con las triplicidades del nacimiento, es decir, si la persona nació en la noche, deben evaluarse solamente las triplicidades nocturnas, y si nació en el día deben evaluarse las triplicidades diurnas. Sumaba una cierta cantidad de puntos por algunas dignidades accidentales como el regente del día y de la hora de nacimiento.


En fin son conclusiones a las que han llegado los astrólogos durante la historia, pero lo más interesante es ver que Ben Ezra fue uno de los primeros en intentar determinar las dignidades accidentales de los planetas que posteriormente Bonatti, lo llamo "en su tratado III" el poder accidental de los planetas.


Ben Ezra hablaba mucho de este tipo de cosas en sus Aforismos, que sugiero lean ya que se encuentran en la biblioteca virtual, por ejemplo el relacionaba las dignidades accidentales de los planetas con las partes como la de la Celada o la de Fortuna, que implicaban una cierta dignidad especial a los planetas.


Inclusive Ben Ragel que es mi astrólogo favorito por sus grandes avances en cuanto al Alcocoden, sugería que las dignidades esenciales de los planetas sufrían ciertos cambios especialmente con Venus: "Venus retrógrado es lo peor que pueda darse". Según Ben Ezra esto fue lo que encontré en algunos de sus aforismos: "Un planeta retrógrado significa amargura y destrucción de todo aquello sobre lo que tiene regencia".


Estas palabras actualmente ya no tienen esa "validez tan extrema" con la que hablaban los medievales quienes por falta de avances tecnológicos estaban sujetos a todo tipo de males y enfermedades, pero hoy en día digamos que tiene cierta validez, como un principio de cambio o de restricción de este tipo de acontecimientos que pueden llegar a ser nefastos, dependiendo no sólo de las dignidades esenciales que el planeta tenga, sino también en que casa se encuentren.


Por lo tanto parece ser que un planeta en una casa tiene cierto poder o más bien puede llegar a perderlo, tal y como lo mencionaron los antiguos y Bonatti lo expreso en muchos de sus análisis sobre el Señor de la carta.


Por lo tanto voy a ser el primero de estas aulas virtuales de dar a conocer mi propio método, lógicamente similar al de Bonatti, pero con una suma adicional que son las dignidades accidentales de los planetas.


Para esto voy a tomar como referencia a William Lilly, uno de los más grandes astrólogos de la época moderna. Una época que implicó la transformación de grandes acontecimientos políticos, civiles y tecnológicos que permitieron el avance de la humanidad y la salida del oscurantismo, que fue desde ese momento, el declive de la Astrología como ciencia, llamada desde entonces simplemente una pseudociencia por carecer de ese valor "empírico" que muchos filósofos posteriormente explicarían.


Continuando con el análisis, en la siguiente tabla encontrarán un breve resumen de cuántos puntos a mí juicio personal deben determinarse para las dignidades accidentales, en caso de que los planetas los tengan o no:



El problema fundamental de esta tabla es qué hacer con el Sol que en este casos no sufre ni de incrementos de luz ni es "un planeta" que pueda considerarse directo, ya que es el centro del sistema solar, ni mucho menos podemos determinar su movimiento lento o rápido, por lo tanto, sugiero utilizar esto de las dignidades accidentales de William Lilly sólo como un significador especial de los demás planetas, dejando como centro de soporte de la carta al Sol.


Finalmente aquí les dejo una tabla con otras dignidades accidentales que otros astrólogos medievales han desarrollado a la largo de la historia, pero con los puntos que yo considero pertinentes para el análisis:



Esto del regente del día y del regente de la hora, según algunos programas astrológicos, es +7 puntos para el regente del día y +6 para el regente de la hora... me parece un poco ilógico pero lo pueden utilizar, si ven que hay planetas que están muy empatados o tienen el mismo poder comparativo en la carta astral.


Lo del regente de la casa es un análisis adicional que he encontrado en muchos artículos de astrología modernos, en los cuales tradicionalmente el regente de un signo supongamos de Aries es Marte, y como el signo de Aries tradicionalmente se relaciona con la casa I, el regente de la casa I sería Marte también, pero ojo, esto no debe confundirse con la casa de tristeza o la de gozo de los planetas, ni mucho menos con el significado habitual de la casa, por ejemplo, no confundan a la casa IV con los asunto de la Luna, ya que significa el padre, a pesar de que la Luna tenga cierta "afinidad" con esa casa.


Por ejemplo, en mi caso personal Mercurio se encuentra en la casa VI, Mercurio tradicionalmente es regente y exaltación de Virgo y este al relacionarse con la casa VI, le da cierta dignidad especial a Mercurio al encontrase allí, en la casa VI.


Solar Fire considera este acontecimiento como una "dignidad accidental" también, más que cualquier otra.


Repito de nuevo, esto es adicional y pueden omitirlo si lo desean.


Finalmente la tabla obtenida con dignidades accidentales es la siguiente:



Vemos claramente que el Sol perdió cierto poder comparativo en la carta que se lo distribuyen Mercurio y la Luna, quienes de cierta manera aumentaron un poco su poder comparativo. La razón del porque el Sol perdió poder es que parece ser que no es accidentalmente digno, o no lo puede ser, por lo que dijimos anteriormente.


Con esto, Marte sin lugar a dudas es el Almudebit de la Carta Astral respaldado por Júpiter, quienes tienen un poder comparativo de aproximadamente el 39% con respecto a todos los planetas de la carta astral.



V. LA RELACIÓN DEL ALMUDEBIT CON EL HYLEG Y EL ALCHOCHODEM

Bonatti no sólo centró sus estudios en calcular el Almudebit, sino también creo unos criterios en base a Ben Ragel y otros astrólogos árabes para determinar cuál es el Hyleg de una carta astral; para esto comenzaremos con lo siguiente:

Según Pablo Mauro, Hyleg es una palabra que procede de la antigua Persia, que viene del vocablo "Haylai" y significa "el cuerpo físico". Claudio Tolomeo explicaba el Hyleg como "El Apheta que debe tomar el gobierno de la vida".

Los posibles candidatos en síntesis son los siguientes:


* El Sol.

* La Luna.
* El ascendente o la Parte de la Fortuna (dependiendo de la lunación pre-natal).
* La lunación pre-natal (en caso de que no sean los anteriores)..

En caso de que la carta astral carezca de Hyleg, debemos analizar el Almudebit, ya que parece ser que la vida del nativo “será frustrada”, es decir, no alcanzará la madurez con total seguridad. La pregunta que surge es ¿En qué casos, los nativos vivirán o no más de 12 años? Para esto el Almudebit es clave y con él surgen varios criterios que los astrólogos en la antigüedad demostraron y aunque son muchos los vamos a resumir en lo siguiente:

Si el Almudebit se encuentra en una casa cadente, especialmente las casas XII o VI, siempre y cuando la carta no tenga Hyleg, el nativo morirá antes de los 12 años, y peor aún si los regentes de las luminarias también se encuentran en estas casas y el ascendente se encuentra asediado por cualquier maléfico no dignificado como Marte y Saturno en aspecto de conjunción, cuadratura u oposición. Si el nativo tiene Hyleg y Alcocoden y el Almudebit es Cadente, la vitalidad es cuestionable pero puede sobrevivir a la Nurtura.

Por ejemplo, en mi caso personal, Marte es el Almudebit respaldado por Júpiter, que se encuentra en una casa Cadente (la casa IX), y una de las dos luminarias se encuentra también Cadente, y da la casualidad que los dos maléficos asedian a las luminarias por conjunción, pero estos dos están dignificados en su domicilio. Aun así ¿Qué hacemos con Marte cadente en la IX?

Aquí surgen dos posibilidades, una en la que si verificamos de nuevo la carta astral, vemos que Marte se encuentra a 8,5º de la casa X; no es suficiente para estar lo suficiente del Medio Cielo, pero podríamos tener una consideración especial con esto, rectificando la carta astral, o bien podemos utilizar la tabla compensada, y con ella verificar de nuevo el Almudebit.

En el caso de la tabla compensada encontramos a Júpiter como el Almudebit, que al encontrarse en una casa Sucedente y de gozo para éste, nos resolvería el problema, a pesar de que sin lugar a dudas Marte en este caso se volvería una Anareta natural, precisamente por formarle cuadratura al Ascendente “aunque dignificado”.

Por eso les sugiero que primero utilicen la tabla neta que no incluye las recepciones mutuas para que se hagan una idea del Almudebit, y si ven que se encuentra Cadente, les recomiendo que construyan la tabla compensada con las recepciones mutuas para salir definitivamente de la duda. Y si las dos no concuerdan, rectifiquen la carta astral… si tienen más de 12 años.

Algunos autores consideran que si el Almudebit en la casa VIII, también puede indicarnos la muerte prematura del nativo, aunque esto al encontrarse en discusiones, sugiero no tenerlo en cuenta, salvo por investigación e interés personal.

Es posible que la carta astral tenga Hyleg, pero si el Almudebit es muy débil, la vida del nativo también lo será, ya que como decía Tolomeo, el nativo puede morir antes de la primera nutrición, o para Bonatti, antes de la Nurtura o durante la crianza.

Gracias a todos por leer este documento.

Visitas: 747

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Luis Daniel el septiembre 10, 2013 a las 11:14pm

Gracias de todo corazón por esas bonitas palabras Nestor... :)

Comentario por Néstor Raúl Arango el septiembre 10, 2013 a las 10:02pm

Felicitaciones de nuevo Maestro Luis Daniel Ayala !¡

Como decimos coloquialmente por acá...... "Mas Claro no Canta un Gallo", su excelente ensayo me cayó de perlas por esta época de autodidacta...... toda duda al respecto me quedó resuelta.

Fraternal Saludo / Néstor

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio