mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

EL CUADRADO MÁGICO. Las cuatro constelaciones zodiacales con las que se inició la Astrología.

Adela Ferrer

La constelación de Escorpio, junto a la de Tauro y a las de los otros dos signos fijos, Leo y Acuario, va a formar parte en Mesopotamia de uno de los símbolos sagrados más antiguos: El tetramorfos, el “toro-hombre-águila-león” que en la Biblia aparece en el libro de Ezequiel y que la cultura cristiana convirtió en el símbolo de las cuatro columnas del trono de Dios, los cuatro evangelistas, los cuatro Seres Vivientes plagados de ojos, los cuatro jinetes del Apocalipsis [con sus cuatro colores y sus cuatro plagas], los cuatro Arcángeles, los cuatro brazos de la Cruz, los cuatro ríos del Paraíso.

 

Según san Jerónimo el hombre representaría la encarnación; el toro, la pasión –como animal del sacrificio-; el león, la resurrección y el águila, la ascensión.

 

Aunque, en la antigua tradición, es la representación de los cuatro puntos cardinales y el ordenamiento del universo imaginado como el de un reino terrestre dividido en cuatro provincias; los cuatro elementos, los cuatro temperamentos, las cuatro fases de la Luna, las cuatro edades del mundo, las cuatro estaciones del año, el cuadrado mágico de los alquimistas, las cuatro castas de los hindús, o la Tetraktys pitagórica, que representa la manifestación de la estabilidad del mundo.

 

Es un sistema de relaciones entre los diversos elementos primordiales que parte de un punto central y que, simbólicamente, se relaciona con la materia, la estabilidad y lo cognoscible por ser limitado, en contraposición al círculo, el cual se relaciona con el espíritu, lo no creado o ilimitado.

No olvidemos que los horóscopos, las cartas astrales, se dibujaban cuadradas hasta el siglo XIX.

 

En cualquier caso, los cuatro símbolos babilónicos del tetramorfos son cuatro animales totémicos significadores todos ellos de fuerza, potencia, generación y evolución.

Según Francisca Martín-Cano, la Vía Láctea serviría de medidor para establecer estos “puntos cardinales” en los cuatro signos fijos, de tal manera que sólo un día concreto del año, tras ponerse el Sol, la Vía Láctea se encuentra en determinada posición (paralela, perpendicular o en arco con respecto al horizonte) a la vez que se ponen o culminan ciertas estrellas, así se establecería el calendario, cuyas fechas serían elegidas por estas coincidencias para subrayar, marcar y reconocer el orden cíclico de las estaciones.

El cielo tal como se ve en abril (en imagen de la izquierda) y en octubre (en la de la derecha). Véase la diferente disposición de la Vía Láctea.

Visitas: 6198

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Laura Velázquez Reyes el mayo 31, 2015 a las 1:06pm

Que gran elocuencia para redactar este estudio. Gracias por compartirnos tus escritos e interpretaciones sobre los símbolos y su relación con la astrología. Saludos desde Texas. Laura 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 13, 2015 a las 11:08am

Hago eco de: " Muy bueno el artículo, completo y volviendo a lo esencial: es imprescindible tener claro el simbolismo más universal para interpretar correctamente lo concreto".

Giovanny

Comentario por Pere Grifoll el mayo 13, 2015 a las 6:41am

Muy bueno el artículo, completo y volviendo a lo esencial: es imprescindible tener claro el simbolismo más universal para interpretar correctamente lo concreto.

Interesante lo que dice San Jerónimo, que va de la mano con los cuatro evangelistas y la cruz. Si Jesucristo debe ser el Hombre Universal, su vida debe, entonces, ser tan universal como el Cosmos.

De hecho, estaba pensando en un artículo sobre la carta cuadrada para mi blog, y este me ha ayudado a delimitar un poco lo que escribiré, ¡Gracias también en ese sentido!

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio