mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Una conjetura sobre la demostración de las Dignidades Esenciales de los planetas

Para esto dejaré algunos ejemplos tomados del foro de MyOpera de que es lo que ocurre cuando un planeta está en el domicilio del otro y viceversa... que es exactamente lo que ocurre con el símbolo, o llamemos lo desde ahora y para siempre, el juicio de valor de la astrología.

Saturno en Cáncer:

“Es siempre débil y sus virtudes, por lo tanto, se encuentran con dificultades para expresarse cuando está en estas posiciones; sin embargo, da un juicio digno de confianza acerca de casas, minas, etc., y proporciona ganancias en las inversiones económicas sobre estas cosas; cuando está bien aspectado favorece las economías, la frugalidad, así como un sólido confort en el hogar en condiciones quietas y pacíficas en la última parte de la vida; por consiguiente hace a la persona frugal y da un buen control del apetito. Saturno en Cáncer indica también una tendencia religiosa y una inclinación hacia el estudio de las ciencias profundas”.

Júpiter en Capricornio:

“Da una naturaleza ambiciosa creyente en sí y bien controlada con el deseo de elevarse a los cargos de notoriedad en sus profesiones, así como con la capacidad de mandar bien y prudentemente. Da una disposición bondadosa, cuidadosa y económica con la aversión hacia el despilfarro; también proporciona ingeniosidad, recursos para las dificultades de la vida y alguna capacidad mecánica. Si Júpiter está afligido en Capricornio hará de la persona un miserable que atesora todo lo que pueda arrebañar y se negará a sí mismo hasta las más simples necesidades y, por lo tanto, estará expuesta a sufrir la conmiseración de todos los que la conozcan”.

Lo anterior nos deja dos enseñanzas, principalmente que un planeta en el domicilio del otro, trata de comportarse como se comporta en condiciones óptimas el otro y viceversa, pero todo esto a costa de la corrupción de su esencia fundamental o su naturaleza esencial y la segunda es que un juicio de valor, como puede notarse no es menos bueno o menos malo o más bueno o más malo dependiendo del signo donde se encuentre.

Lo que muestra el poder maléfico o benéfico de un planeta, en sí está seriamente condicionado por los aspectos que formen entre sí los planetas, ya que si el planeta esta exiliado, por más de que tenga esta condición, si forma un aspecto armónico, como un sextil o un trígono, básicamente perderá poder maléfico en función del aspecto que forme con el otro planeta, pero aun así, como trata de comportarse de manera corrupta como lo hace su contra peso astrológico, su poder intrínseco estará debilitado, con lo cual el ser humano tardará un poco más de tiempo en desarrollar libremente sus mejores atributos, esto es su cualidad o esencia.

De manera análoga ocurre cuando un planeta forma un aspecto destructivo con otro, y este planeta está en una situación intrínseca débil, con lo que es probable que el ser humano desde su interior tarde mucho más tiempo en aprovechar sus mejores características ya que debe superar la contradicción de ambos primero… inclusive, puede que los planetas sean intrínsecamente dignos, pero si el aspecto es muy destructivo, puede que la persona no pueda utilizar favorablemente esto, y tenga repercusiones negativas sobre alguna cosa con la que uno desee eliminar parcialmente la incertidumbre.

Esto quiere decir que a la hora de inventar algún evento o programar alguna cosa, como un viaje o una salida con amigos o un partido de futbol, si la condición intrínseca del planeta es débil y forma un mal aspecto con otro planeta, puede ser que el evento no salga tan bien como uno lo desearía, no sin antes con muchas pruebas y sacrificios, o aventuras que se salen de lo que puede llegar a llamarse felicidad. El área de repercusión del planeta se dar{ en las casas en las que se encuentre, algo llamado “dignidad accidental”, cosa de la que hablaré en otro libro, en el que explicare con mayor detalle cuales son las dignidades intrínsecas de la Tierra.

Por ejemplo, según Tolomeo y los árabes, si la exaltación tiene un valor de 4 y el domicilio tiene un valor de 5… ¿ustedes creen que dentro de una metafísica o una psicología humana, es posible diferenciar un 4 de un 5? Es completamente imposible saber que planeta es más que el otro en un signo de terminado, es decir, si la Luna tiene un valor de 5 en Cáncer, pero Júpiter tiene un valor de 4, decir que la Luna es más digna que Júpiter en Cáncer es prácticamente imposible, porque la mente humana es demasiado compleja para poder diferenciar de manera cuantificable este tipo de cosas.

Dado que el juicio de valor jamás se podrá reducir a un elemento puro de tipo matemático, y más cuando los números en si están permeados de ese juicio de valor, y que por ser humano, es incuantificable, lo único que podemos hacer es describir el movimiento de los planetas para verificar si de alguna manera algún planeta por separado, puede estar relacionado con ese juicio de valor. Lo que podemos hacer es analizar cada uno de los planetas por separado en cada uno de los signos, pero no podemos hacer “mezclas cuantitativas” de la dignidad de varios planetas en un signo determinado por la complejidad de la mente humana, es decir, lo máximo que podemos hacer es asumir que ambos planetas o varios tienen dignidad en ese signo, dependiendo del comportamiento intrínseco de cada uno de ellos.

La pregunta que surge es si esto es un problema grave o no... La verdad es que no tiene ningún problema, el caso fundamental es que una triplicidad es la opuesta a la otra y viceversa, porque el juicio de valor de cada uno de los planetas, en sí tiene su propia fuerza... una fuerza que ante todo repercute humanamente y quien es libre de manejar cuantas veces quiera ese juicio de valor que el planeta tiene intrínsecamente en su naturaleza astronómica y esto es saber tomar decisiones sabiamente con la astrología.

Es por esto en series de tiempo, es supremamente cómodo entender que el pico máximo de una dignidad esencial es igual a 1, y su pico mínimo es igual a -1, omitiéndonos de por si todo el problema que siempre ha representado sumar 5+4+3+... que en realidad no llevan a ninguna parte lógica cuando tratamos de estudiar los efectos planetarios sobre la infinita mente humana. Esto me lleva a relacionar el radio del epiciclo de los planetas (para eliminar el problema de la cualidad simbólica) como 1. Decir uno es como decir, el tope máximo, el pico, eso es todo lo que hay que saber porque el símbolo como tal, es único, es un juicio de valor único y particular para cada caso específico y no es más o menos en cada una de las triplicidades que gobiernan Júpiter y Saturno.

Lo que si podemos cuantificar matemáticamente es cómo se comporta esa dignidad esencial de cada planeta por separado durante el tiempo, es decir, con las pruebas astronómicas del almagesto y las pruebas astrológicas de la historia y sus repercusiones en los seres humanos, podríamos calcular algo más interesante: La acumulación o desacumulación de la dignidad intrínseca del planeta. No hay que confundir la dignidad intrínseca con la dignidad esencial, ya que la esencial ante todo es metafísica, es decir, es el poder relativo del planeta sobre el juicio de valor que nosotros modificaremos, mientras que la dignidad intrínseca es como hace el planeta para enviarnos su poder y nosotros en nuestro interior lo manejaremos como una dignidad esencial, es decir como una cualidad.

Para esto voy a mostrarles algunas reglas de las funciones trigonométricas básicas (derivada e integral respectivamente), de momento con el seno y el coseno, que son las que les mostré en un principio para luego concretarlas en las ecuaciones fundamentales de Júpiter y Saturno:



Adicionalmente algunos resultados elementales de las integrales de las funciones trigonométricas (únicamente del coseno para concretar con las ecuaciones fundamentales partiendo del equinoccio de primavera):



La última ecuación es la integral fundamental, porque en esta, se demuestra que por el paso del planeta por sus cuatro juicios de valor, o "elementos" (equivalentes a 120º) su dignidad acumulada será igual a cero, lo que quiere decir que inicia un nuevo ciclo o periodo y por ser el coseno, el que representa las ecuaciones fundamentales, este ciclo de acumulación lo inicia desde cero, es decir desde el inicio de la dignidad decreciente o triplicidad, hasta la tercera parte del valor positivo más grande, que equivale al inicio de la contra dignidad decreciente y equivale a 1/3, y es el área que corresponde a la triplicidad o dignidad decreciente, un proceso de des acumulación que inicia desde 1/3 hasta -1/3, que es el equivalente al área que corresponde a la contra dignidad decreciente y creciente o contra triplicidad, y un proceso de acumulación creciente que va desde -1/3 hasta 0, es decir toda el área que corresponde a la dignidad naciente.

El hecho de que sea la tercera parte es porque existen las triplicidades, lo que nos indica que cuando miramos las tres triplicidades como un todo, efectivamente el resultado de la integral va desde -1 hasta 1, para cuando el planeta es digno y está acumulando poder y de 1 hasta -1 cuando el planeta no es digno y esta des acumulando poder. Además podríamos analizar toda el área que corresponde al planeta cuando es intrínsecamente digno con números positivos y toda el área que corresponde al planeta cuando es intrínsecamente débil con números negativos. La demostración formal es la siguiente:



Esto nos permitirá de ahora en adelante con series de tiempo evaluar las dignidades intrínsecas de los planetas con un método cuantitativo serio y consistente con la realidad que percibimos, y así darle la rigurosidad matemática que desde siempre necesitó la astrología para sacarla casi completamente de los mundos y universos pseudocientíficos.


Gracias por leer este documento!

Un Saludo!

Visitas: 359

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio