mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

*Gurdjief, Vinardi y la Saludable Regeneración de los Seres Humanos*

 

     Aunque sólo hay una sucinta reflexión a nuestra Ciencia, me vais a permitir que os comparta esta información -que ya he subido al trabajo: *MAS DESCUBRIMIENTOS DE SATURNO EN ESCORPIO*

                   http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/mas-descubrimient...

por lo claramente expuestos que estamos a contaminantes y tóxicos..., contínuamente y tener la solución, simplemente saliendo de "lo tóxico" y eligiendo vivir en contacto con la Naturaleza. 

     Aquí está el "Certificado Científico" de este particular: El artículo está publicado en LuzArcoIris y las fotos las he elegido y subido yo. 

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL POTENCIAL DE REGENERACIÓN DE NUESTRO CUERPO EN CONTACTO CON LA NATURALEZA VEGETAL.

LOS BENEFICIOS ENERGÉTICOS DE ESTAR EN CONTACTO CON LAS PLANTAS. 5 DEC , 2014  

Publicado en LuzArcoIris.

        Los beneficios energéticos de estar en contacto con las plantas. Una ciencia para la salud que atiende nuestro cuerpo energético o aura: la Biopsicoenergética.

       Es muy común que el instinto nos conduzca a prácticas que más tarde la ciencia confirma como beneficiosas para la salud. Los parques, en las ciudades, se llenan cada mañana de hombres y mujeres que ocupan el espacio verde con actividades físicas de diversa índole. Aunque sea solo para pasear, el entorno natural nos provee inmediatamente de una cierta calma que decididamente no encontramos en el entorno urbano. Calzamos suelas de goma, transitamos suelos de asfalto y cemento y dormimos sobre colchones de espuma o látex. El paseo en el parque, recurrente en toda persona liberada temporalmente de sus ocupaciones laborales, obedece a una instintiva búsqueda de esa parte faltante en nuestras vidas, es decir, el contacto directo con los elementos naturales. Pero el bienestar experimentado al apoyarse contra un árbol o al tenderse sobre la hierba no solo es un hecho comprobado por todos nosotros, sino que además posee una explicación científica precisa.

       Livio Vinardi, científico y profesor universitario, fue el creador de la teoría de la Biopsicoenergética. Influenciado por la teoría del Cuarto Camino del ruso Georges Gurdjieff, que propugnaba la existencia en el hombre de tres centros fundamentales: el físico, el emocional y el intelectual (a los cuales se debe dotar de equilibrio si se quiere conseguir una salud estable), Vinardi desarrolló su propia teoría.

       Tras treinta años ejerciendo la docencia en su país natal, Argentina, Vinardi se trasladó a los Estados Unidos en 1980 para dirigir, en la Universidad Estatal de San Francisco (California), el Proyecto de Medición del Potencial Bioplásmico. ¿Y de qué se trataba? Pues de medir y evaluar lo que comúnmente y bajo un halo de misticismo conocemos como aura. Mediante equipos electromagnéticos diseñados por el mismo, constató que, efectivamente, el cuerpo o soma, estaba penetrado por otro cuerpo energético al que se llamó campo bioplásmico. Sí, se puede decir que Vinardi había constatado científicamente la realidad del aura.

       En base a diferentes experimentos realizados con voluntarios, Vinardi pudo dedicarse al estudio del bioplasma o campo de energía para medir y registrar los cambios experimentados en éste de acuerdo a alteraciones en las condiciones del sujeto. Una de las mayores sorpresas para el equipo fue comprobar que en la estructura del bioplasma se encontraban determinados focos energéticos que una vez estudiados revelaron una similitud extraordinaria con los chakras propuestos por el hinduismo. Mediante diferentes experimentos se logró obtener una imagen topográfica del campo energético y hasta se identificó la forma de esos focos de energía, también llamados plexos o vórtices, que según los resultados obedecen a una forma cónica y registran una continua rotación (lo cual también encaja con la definición hindú de chakra, del sánscrito “rueda”).

       De este modo, siguiendo el método científico y registrando cada uno de sus experimentos, Vinardi pudo sistematizar su teoría acerca del intercambio energético entre el hombre y su entorno. El cuerpo bioplásmico del hombre – o cuerpo sutil- realiza constantemente un intercambio con su medio, alimentándose de diversas fuentes energéticas que determinan la calidad de su propia energía.

       Al igual que poseemos un aparato digestivo y un aparato respiratorio, nuestros plexos energéticos procesan la energía proveniente del exterior para facilitar nuestra vida. Pero también al igual que la nutrición y la respiración, la radiación asimilada a través de los plexos genera un residuo que debe ser eliminado, y el retener estos remanentes energéticos provoca malestares, dando lugar a lo que Vinardi denominó bloqueos.

       ¿Cómo deshacer estos bloqueos? Pues bien, nada más sencillo que tomar contacto con el entorno natural. Los árboles y plantas poseen la extraordinaria capacidad de servir, por decirlo de alguna manera, como contenedor de nuestros excesos energéticos. En contacto con una planta encontramos la vía necesaria para deshacerse de esos excesos que los obstruyen.

       Claro está que si vivimos en un entorno urbano y, como decíamos al principio, desarrollamos nuestra vida en completo aislamiento del entorno natural, difícilmente se producirá ese intercambio energético necesario para que nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo bioplásmico funcionen en equilibrio. Vinardi es claro: contacto con árboles y plantas facilita que esos residuos acumulados se descarguen, permitiendo la asimilación de una energía limpia –y por lo tanto sanadora–.

       Ahora, cada vez que vayamos a un parque, entenderemos que en nuestra conducta subyace algo más que la necesidad de mero esparcimiento, y quizás ya no nos parezca tan extraño ese llamado nato a abrazarnos a un árbol o  tumbarnos en la hierba a torso desnudo. Por otro lado, rodearnos de plantas en casa o en la oficina puede ser una buena manera de favorecer la Biopsicoenergética.

Fuente: Faenaaleph...

¡Saludos Maria Ysabel

Visitas: 555

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Maria Ysabél el febrero 19, 2015 a las 3:57am

MIRAR LA NATURALEZA MEJORA NUESTRA SALUD.

(Las fotos las he puesto yo).

       Contemplar maravillas naturales o genuinas  obras de arte, puede incentivar el sistema de defensas de nuestro cuerpo, según una nueva investigación de la Universidad californiana de Berkeley.

       Los autores del estudio creen que hay una relación entre las emociones positivas, especialmente el éxtasis que sentimos cuando nos impresiona la naturaleza, el arte o la espiritualidad, y un descenso en los niveles de citocinas proinflamatorias, que son las proteínas que promueven las inflamaciones y las enfermedades autoinmunes.

       Aunque las citocinas (o citoquinas) juegan un papel clave para que las células combatan infecciones, enfermedades y traumatismos, cuando sus niveles permanecen altos durante demasiado tiempo, “provocan un bajón de salud y pueden inducir trastornos como la diabetes de tipo 2, enfermedades del corazón, artritis, alzhéimer y depresión clínica”, dice Jennifer Stellar, investigadora de la Universidad de Toronto y autora principal del estudio. Para Stellar, “nuestros hallazgos prueban que las emociones positivas se asocian con la buena salud y la esperanza de vida”.

       Stellar, junto al psicólogo Dacher Keltner, Neha John-Henderson, de la Universidad de Pittsburgh, y otros investigadores desarrollaron dos experimentos por separado en los que recogieron muestras de tejido de las encías y de la mejilla a 200 adultos y jóvenes en un día en que experimentaron emociones diferentes, como diversión, miedo, compasión, alegría, amor… Luego midieron el nivel de citocinas en el laboratorio y observaron que “especialmente la sorpresa y la admiración producían los niveles más bajos de la citocina interlauquina 6, un proinflamatorio.

       Sólo mira…..y cuéntanos que cambio se ha producido en ti:

 

Fuente: Saiku... 

Comentario por Maria Ysabél el diciembre 10, 2014 a las 6:16am

BENEFICIOS DE LA NATURALEZA EN LA SALUD Y EL BIENESTAR FISICO Y MENTAL

       En la revista Observer, de la Association for Psychological Science (aps), podemos encontrar un reciente e interesante artículo en el que se analizan diferentes estudios científicos que evidencian la importancia de la naturaleza para la salud humana, tanto física como mental…
       En los últimos años, la conciencia de nuestra relación con la naturaleza e incidencia en el medioambiente ha ido en aumento, así como el interés en su conocimiento.
       Ya en los años ochenta del siglo pasado, el psicólogo Stephen Kaplan y sus colaboradores de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, fueron de los primeros investigadores que aportaron pruebas científicas sobre dichos efectos y, tras una serie de estudios sobre el fenómeno de la atención, llegaron a descubrir que la exposición a entornos naturales tenía un completo efecto restaurador en la capacidad del cerebro de concentrarse y favorecer la atención…

       Estudios posteriores comprobaron estos datos con sencillas pruebas, bastaba con dividir un grupo de voluntarios en dos partes. Unos se dieron un paseo por la ciudad, mientras que los otros pasearon por un bosque. El grupo que obtuvo mejores notas en los test fue el que se paseo por el entorno natural. Otros estudios ponen de manifiesto que además de los beneficios en la salud psíquica que proporciona la naturaleza, también los entornos naturales ayudan al bienestar y la recuperación física.
       Kaplan opina que esto es debido a la propia naturaleza del ser humano, que evolucionó en contacto continuo con los entornos naturales. Del mismo modo que existe una relación entre la ausencia de un entorno natural y la irritabilidad, existiendo niveles significativamente más bajos de agresividad y de violencia entre las personas próximas a la naturaleza…
       Hoy día, la armonía de la naturaleza en nuestra calidad de vida es una evidencia que podemos constatar personalmente dando un simple paseo por el campo, la playa… entornos naturales favorecen la atención, reducen la agresividad y, entre otras muchas cosasfavorecen la recuperación tanto física como mental.
A disfrutar de la Naturaleza!!! 

       Salir al campo, o a otro entorno natural comparable, hace que las personas se sientan más vivas. Además, esa sensación de la vitalidad incrementada que se experimenta al estar en contacto con la naturaleza va más allá de los efectos energizantes de la actividad física y la interacción social que a menudo están vinculadas a las actividades al aire libre.  


       "La naturaleza es combustible para el alma", dice Richard Ryan, profesor de psicología en la Universidad de Rochester. "A menudo, cuando nos sentimos agotados recurrimos a una taza de café, pero la investigación sugiere que una forma mejor de obtener energía es el contacto con la naturaleza".

       La investigación ha demostrado que las personas con una mayor carga anímica de vitalidad no sólo tienen más energía para las cosas que quieren hacer, sino que también son más resistentes a las enfermedades físicas. Una de las estrategias para reforzar la salud puede ser pasar más tiempo en entornos naturales agradables.
  

       En años recientes, numerosos estudios psicológicos han correlacionado la exposición a la naturaleza con el incremento de la vitalidad y una mayor sensación de bienestar. Por ejemplo, se ha constatado que las personas que participan en excursiones a entornos naturales declaran sentirse más vivas, y que el mero recuerdo de sus experiencias al aire libre en tales lugares, las hace sentirse más felices y vivificadas.
         Otros estudios sugieren que la mera presencia de la naturaleza ayuda a evitar la sensación de agotamiento que, sin causa física aparente, algunas personas experimentan a veces en entornos urbanos. También, que el 90 por ciento de las personas declara sentirse con más energías cuando realiza actividades al aire libre.
  
       Las personas son más afectuosas y generosas cuando se ponen en contacto con la naturaleza. "Tenemos una conexión natural con las cosas vivas", afirma Ryan. Los resultados de éste y otros estudios subrayan la importancia de tener acceso a parques y otros espacios naturales, y de incorporar elementos naturales en nuestros edificios, ya sea mediante ventanas que nos muestren algún espacio natural del exterior, o bien colocando dentro del edificio macetas con plantas de interior.

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio