mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Al iniciar esta presentación al tema Radical de la Independencia de México considero indispensable destacar el hecho de que nos encontramos en presencia de un conocimiento cuya práctica tiene el poder de revolucionar los conceptos convencionales acerca de la Historia.

La astrología mundial es el arte de observar el movimiento de los planetas en el espacio sideral y establecer sus correspondencias analógicas con las transformaciones que ocurren en las sociedades humanas.

Su utilidad práctica consiste en ayudarnos a entender lo que es nuestra propia existencia en relación al cosmos. Su método consiste en describir las diversas interconexiones de la vida humana a nivel individual o colectivo, en correspondencia con los distintos ciclos y ritmos de la naturaleza.

La astrología surgió en la conciencia del hombre desde el principio de la civilización, su práctica fue común entre los integrantes de la clase sacerdotal en India, Egipto, China y Mesopotamia, a través de incontables generaciones hasta llegar a constituirse lo que es en la actualidad: un intento racional de encontrar el equilibrio entre el orden regular de los movimientos celestes y el caos aparente del mundo.

Esta práctica de observar los movimientos de los dioses estelares no solo existió en el viejo mundo sino también en Mesoamérica entre los mayas y aztecas.

La astrología ha sido criticada desde épocas remotas debido a su pretensión de predecir el futuro de hombres y naciones, a pesar de lo cual su práctica ha sido capaz de sobrevivir a civilizaciones enteras.

Grandes religiones e imperios surgieron y florecieron hasta alcanzar su máximo esplendor para luego desaparecer en la nada, durante el tiempo que tiene de vida la Astrología.

Si consideramos que esta práctica ha sobrevivido a todas las críticas y objeciones científicas o religiosas a través de largas épocas en la historia de la humanidad, es natural que en la actualidad despierte tanto interés puesto que estamos en una verdadera encrucijada de la historia. Mas adelante examinaremos algunas de las razones por las cuales actualmente se da este fenómeno.

Más que una ciencia para predecir del futuro debería considerarse como el arte de interpretar el destino a fin de mejorarlo. Porque el destino tal como se entiende en el contexto astrológico tradicional no es algo invariable y fatal.

¿Cuál sería la utilidad de conocer nuestro destino, si no fuera posible mejorarlo mediante la inteligencia y la voluntad?. En este sentido nuestra premisa de base es que el destino, sea de un individuo o un pueblo entero, puede modificarse por la fuerza del carácter. De ahí se desprende la utilidad de la astrología, y por eso todo análisis del horóscopo comienza por una descripción del carácter, antes de intentar cualquier pronóstico

La lectura de un horóscopo colectivo (la carta natal de un país, p.ej), nos indica las pautas que habrá de seguir la entidad representada por dicho esquema. A nivel colectivo un horóscopo “nacional” representa las cualidades del alma popular, sus fluctuaciones y el área de mayor interés según las posiciones planetarias en un momento dado.

La aplicación práctica de la astrología en la vida cotidiana tiene como propósito fundamental promover la ampliación de la conciencia y en un nivel superior este conocimiento nos ofrece claves para conocer y transformar los mecanismos ocultos que condicionan nuestro destino colectivo.

LA INDEPENDENCIA DE MEXICO

Antecedentes:
La dominación española que durante 3 siglos hiciera sentir su poder sobre las provincias de la Nueva España se encontraba débil y vacilante al iniciar el siglo XIX. Las razones de ello fueron diversas. El rey Carlos III de Inglaterra había reconocido por el tratado de París (3 de septiembre de 1783), la Independencia de la República Norteamericana iniciada en 1776, y por otra parte, las grandiosas Ideas proclamadas por la Revolución Francesa habían atravesado el Océano, y llegando hasta el nuevo mundo traían los ecos del hundimiento del solio de los Borbones. Además de todo esto, el pueblo de Madrid, se alzó en armas para repeler la invasión francesa, y recobrar su autonomía; ya que Carlos IV y su hijo Fernando VII habían puesto el trono de España a los pies de Napoléon.

Todo ello sumado a que los Estados Unidos crecían fuertes y vigorosos llevando una vida independiente y libre, que en Francia habían rodado las cabezas de los reyes segadas por la cuchilla de la Revolución. Todo lo cual se supo en Nueva España donde el pueblo, educado en el respeto a los Reyes, se sintió sobrecogido al principio de un sentimiento de estupor, pero en seguida sufrió una reacción poderosa; aquellos sucesos abrían amplios horizontes a todas las aspiraciones. Los patriotas acariciaron la sublime idea de emancipar la colonia, y el Virrey y sus secuaces cayeron en la tentación de adueñarse del mando absoluto.

Pero recelosos los españoles de la capital de la Nueva España y puestos de acuerdo con los de provincia, la noche del 15 de septiembre de 1808 aprisionaron al virrey don José de Iturrigaray y pusieron en su lugar al mariscal don Pedro de Garibay, persona de toda su confianza, con el cual dio comienzo una política suspicaz y represiva a raiz de la cual las cárceles se vieron repletas de prisioneros políticos...

No obstante, para los criollos el ejemplo dado por los mismos españoles resultó de trascendentales efectos, pues echaron por tierra el prestigio del representante de la autoridad monárquica en la colonia, el vetusto respeto a seculares instituciones y enseñaron lo que pueden lograr el esfuerzo y la osadía.

Así pues, los buenos mexicanos, los valientes que soñaban con una Patria, los que en su espíritu llevaban el fuego de la Independencia, meditaban madurando sus ideas, trazaban sus planes con gran sigilo y se reunían en secreto para tratar de realizarlos; hasta que por fin llegó el momento esperado la madrugada del 16 de septiembre de 1810.

Ese es el momento al cual corresponde el mapa natal de México como nación independiente, el levantamiento llamado "el Grito de Dolores", que como todo mundo sabe; ocurrió el 16 de Septiembre de 1810, poco antes del amanecer en el pueblo de Dolores, Guanajuato. La carta astrológica correspondiente se presenta a continuación.

El panorama celeste de la noche que presidió el inicio de nuestra Independencia debe haber sido muy hermoso, puesto que Júpiter y la Luna se encontraban sobre el horizonte la mayor parte de la noche.

Marte se elevó como a las 4 de la madrugada y era visible en el horizonte oriental justo en el momento en que comenzó a sonar la Campana de la Independencia, la misma que resuena ritualmente cada año la noche del 15 de septiembre, y aunque no podemos saber a ciencia cierta, si estaba claro o nublado, es incuestionable que el cielo de México se encontraba cargado de energías transformadoras.

A primera vista lo más significativo que encontramos es sin lugar a dudas la posición de Marte en Leo a solo 4° de la misma posición que ocupaba durante el descubrimiento de América, y a 4° de la posición del Sol durante la caída de la Gran Tenochtitlan; en consecuencia, como "activando" rencores ancestrales.

Marte en Leo nos sugiere el enfrentamiento armado contra la monarquía española, que realmente fue lo que se inició ese día al amanecer.

Tengamos en cuenta que su posición en el cielo ese día salió por el horizonte local después de Júpiter (que tradicionalmente representa a los jefes religiosos), y a su vez Marte, (quien significa lo militar, la guerra), precedió la salida del Sol (cuyas significaciones básicas se refieren al poder de la monarquía que tocaba ya su fin).

De este modo, Júpiter y luego Marte se elevaron sobre el horizonte como preparando el camino para la lucha que se avecinaba, y por lo tanto sus significaciones resultan predominantes en el análisis de nuestro tema dada la naturaleza bélica del acontecimiento que aquí se analiza.

Obsérvese cuán significativa es la posición de Júpiter en esta carta quien culminaba a solo 26' del mediocielo. Imaginemos la escena en el atrio de la iglesia del pueblo de Dolores, la arquetípica figura de Hidalgo extendiendo su brazo derecho en un gesto de augusta solemnidad Jupiteriana decretando su firme decisión de levantarse en armas contra los gachupines.

COMPROBACIONES : (ver figura compuesta) El círculo interno corresponde a la carta del Descubrimiento de América (12 de octubre de 1492, al amanecer en las Islas Bahamas, el siguiente círculo muestra las progresiones secundarias (arábigas) para el 16 de sept, de 18101, a las 5 a.m y el tecero es la misma carta que vimos arriba.. La comparación se hace de la misma manera que se hace para una carta natal y una fecha importante en la vida de alguna persona.

La Luna en Tauro ese día y a la hora aproximada se encuentra pasando por oposición al Nodo Norte de la Luna, a Plutón y el Ascendente Natal de América.

La Luna forma además cuadratura aplicativa a 8° de orbe con Saturno natal de América

Por su parte, la Luna progresada se halla conjunta a Saturno progresado y ambos se oponen a la conjunción formada por Marte radical y Júpiter progresado, y Marte transitando activa todo el circuito: Detengámonos un momento en esta configuración direccional para analizarla con detenimiento.

Primeramente tomemos el significado de la Luna progresada conjunta a Saturno también progresado, oponiéndose ambos con Marte natal. Es una doble dirección compuesta por cuerpos progresados hacia una posición radical que según los significados tradicionales de los planetas que participan parece representar claramente la opresión del pueblo mexicano en ese momento.

Júpiter progresado aquí parece servir de "intermediario" entre las significaciones de Marte natal y la conjunción Luna-Saturno. Por un lado tenemos a Marte (como un principio de dominación por la fuerza de las armas), la Luna (las condiciones de vida para la población) y Saturno (el principio de limitación), de todo lo cual no es difícil deducir las condiciones que denotan "injusticia social" y por otra parte Júpiter (evolución, cultura, ley, orden) aparece como simbolizando la justicia, el deseo de liberación.

Todo esto representa una urgente tendencia colectiva, una necesidad de cambio que emerge del alma popular, la cual como todos los ideales necesita encontrar una vía de expresión en la realidad, y Marte transitando viene a ser el agente que propicia las circunstancias mediante las cuales se traduce en acciones la urgencia interior del sentir colectivo.

Marte representa "la chispa que enciende la mecha" activando la dirección con el único recurso disponible en ese momento para el pueblo de México, ¡la Guerra!..

Mercurio está en conjunción con el nodo norte progresado, y pasa en cuadratura partil (con solo 18' de orbe separativo); con la Luna del horóscopo de América (recordemos que en el horóscopo radical están en trígono).

Por su parte, Venus transita en conjunción con el nodo norte y Plutón de América (a menos de 3°).

Marte progresado está en conjunción con Venus y Mercurio radicales, por lo tanto, también en trígono con la Luna natal de América, y recibe un trígono de Plutón transitando, (ver más abajo).

Ya hemos visto que Júpiter progresado se encuentra conjunto a Marte natal, así que de acuerdo con la "Ley de excitación direccional" cualquier tránsito de Marte o Júpiter hacia este punto debería excitar sus significaciones, y aquí vemos que todo el circuito que ha sido descrito líneas arriba se ve reforzado en su acción, puesto que Júpiter transitando completa la potentísima configuración conocida como "Cruz en T" cuadrando respectivamente a la Luna y Saturno progresados, por un lado, y a Marte natal, a Júpiter progresado y Marte transitando por el otro, así que Marte y Júpiter en dirección son excitados por un doble tránsito de los mismos al estar en cuadratura por tránsito, extendiendo su influencia a los demás cuerpos que componen el circuito.

Además, notemos de paso que Júpiter transitando se dirige hacia el sextil con Júpiter de América. Saturno en trígono exacto (a menos de 1° de orbe) con Júpiter de América, e igualmente interviene en este circuito, Neptuno, con 4° de orbe aplicativo.

Urano aplica conjunción a Venus natal, aplicativa a 6° a Marte progresado a 8° y luego a Mercurio natal a 9° de orbe, además forma un trígono con la Luna a 9° de orbe y aplicativo.

Plutón forma un trígono aplicativo con Venus y Mercurio natal de América a 2° de orbe con Venus y 5° con Mercurio, quienes ya vimos reciben una conjunción de Marte progresado, de modo que estos tres últimos, y Plutón en trígono a la Luna completan la configuración que conocemos como "Gran Trino", abarcando los signos de agua.

Por último debemos mencionar la triple conjunción del Sol, Venus y Mercurio progresados, que reciben la oposición de Plutón transitando, cuyos significados indican una destrucción seguida por un proceso de regeneración. En otras palabras, resurgimiento de cosas pasadas y medio olvidadas. Iniciación y terminación de "capítulos" de la vida.

Es evidente que en este caso se trata de la terminación de un capítulo, así como también de un resurgimiento de nuestra cultura madre.

Los nodos de la Luna progresados forman cuadratura con la Luna natal de América; y probablemente existen otros aspectos que el estudiante podrá descubrir.

Desde el punto de vista interpretativo se considera que mientras más exacto es un aspecto tanto más poderosos son sus efectos en la realidad.

Lo anterior se confirma si consideramos que ambas fechas son prominentes en el panorama histórico de nuestro continente y se corresponden de manera muy significativa, son por lo tanto una prueba de la validez de la secuencia elegida ya que de acuerdo con la tradición una serie de aspectos como la mostrada líneas arriba debe corresponder a un giro importante, a una modificación radical de aquello que la carta natal representa.

Si estudiamos atentamente ambos horóscopos (el de América y la Independencia de México), y comparamos sus correspondencias armónicas y disonantes, ajustando su interpretación a una visión amplia de la historia nos daremos cuenta que andamos por buen camino. Cualquiera que tenga los conocimientos básicos en Astrología puede comprender la importancia de dichas co-relaciones.

Realmente uno se asombra de lo claro que se ve el panorama astrológico que constituye el trasfondo oculto de la Historia. Las demostraciones obtenidas mediante el análisis comparativo de los aspectos formados entre las posiciones planetarias de fechas trascendentes, son realmente espectaculares, pero eso es solo el principio.

Una vez superada la impresión de que nos movemos por terreno firme, es decir, que nuestro análisis tiene la consistencia que le dan sus propias leyes, lo que sigue es comprobar si es que así ocurre en todos los acontecimientos históricos de nuestro país, puesto que el panorama astro-político solo se puede reconstruir siguiendo la secuencia cronológica de los acontecimientos que componen la Historia, parte por parte, ya que ningún movimiento armado, ninguna transformación social o política puede ser definitiva, ni se cumplen por completo los ideales que originan el cambio en una sola generación.

La vida de una nación no se detiene al concluir una revolución, sino que por el contrario cada avance en pos de la Libertad implica un dominio sobre las circunstancias que anteriormente limitaban ciertos derechos, pero implica también nuevas oposiciones que enfrentar. Es la Ley de la vida, la Ley del progreso.

Desde el punto de vista astrológico no está por demás insistir sobre la exactitud existente entre las correspondencias encontradas en esta comparación de temas políticos, ellas son evidentes y no hay truco alguno en estas relaciones analógicas.

Sorprende bastante que nadie haya notado tales relaciones con anterioridad, ya que se encuentran a la vista, ello se debe únicamente a la falta de investigación en este campo de la Astrología Histórica en nuestro país.

Notemos que la tradición popular relativa a cualquier conmemoración o costumbre obedece a determinados arquetipos subyacentes en el inconsciente colectivo. Cada cultura o civilización posee arquetipos particulares, y otros comunes a toda la humanidad,

Si estudiamos los mitos originales de una cultura, puede que en el fondo tengan la misma estructura que todos los mitos universales, pero la carne de esos huesos es distinta. Esto no se debe al clima o a lo que se haya aprendido en la escuela sino al inconsciente colectivo.

Los mitos emergen de manera espontánea y modelan las culturas, tal parece que después del nivel más básico en el que se comparten los instintos primitivos, empiezan a aparecer diferencias entre los pueblos.

Esto se puede constatar en un estudio de religiones comparadas a través de las civilizaciones. Por ejemplo, en Europa el culto a la Gran madre, ampliamente extendido en las culturas del mediterráneo, que sin embargo no se encuentra entre tribus del norte, como las tribus teutónicas, adictas al Gran Padre Cielo.

Esto sugiere diferencias significativas en cuanto a la orientación psíquica de los pueblos. Pueden encontrarse explicaciones racionales: las culturas mediterráneas eran predominantemente agrícolas, por lo que centraban las ideas de fertilidad de la tierra en el arquetipo de una Gran Hembra Divina, mientras que las tribus nórdicas fueron generalmente cazadoras, ganaderas y nómadas, acostumbradas a los grandes espacios en los que el clima, los vientos, el rudo Sol y otros fenómenos del cielo cobraban mayor importancia.

No tiene importancia si es el mundo quien modela las imágenes arquetípicas, o si son estas quienes modelan el mundo exterior puesto que al final tenemos que considerar a los diferentes dioses como encarnación de los valores de las personas.

Todos nosotros como mexicanos compartimos una herencia judeocristiana común, al margen de que uno sea judío o cristiano practicante. Se trata de un nivel inconsciente que posee una energía vital y viva, tanto si el ego comparte los correspondientes puntos de vista o no. Pero también compartimos, acaso a un nivel mucho más subterráneo una herencia común arraigada en los arquetipos mesoamericanos, los que pretenden surgir por esta época desde la triple conjunción Saturno-Urano-Neptuno que se dio a fines de la decada de los noventa del siglo pasado, y la vez anterior ocurrió hacia 1487, marcando el comienzo del Renacimiento en Europa y la era de los grandes “Descubrimientos”.

En el caso de nuestro estudio particular el estudio de los arquetipos (que son la base de la psicología Junguiana) puede explicar algunas tendencias particulares de nuestra cultura nacional como parte de la cultura americana, tendencias que han sido determinantes de nuestra identidad y por lo tanto no debería asombrarnos que existan tantas "coincidencias" significativas, tomando como referencia el tema del descubrimiento de América.

El horóscopo de la Independencia es muy potente en su interpretación y con el podemos significar muchos de los rasgos principales que nos distinguen como nación.

En primer lugar vemos al Sol en Virgo y la Luna en Tauro, lo cual enfatiza la importancia de la triplicidad terráquea, por lo tanto el sentido utilitario del elemento "Tierra", fue lo que motivó a los criollos a levantarse en armas.

Por otro lado notemos que la Luna en Tauro denota la tendencia colectiva del momento manifestándose a través de un líder, las formaciones del inconsciente emergiendo a través de un individuo, y concentrando éste dicha tendencia, a través de la imagen arquetípica de la Justicia, como una lente de aumento concentra los rayos del Sol en un punto, dando respuesta así a los impulsos del colectivo.

Lo anterior tiene que ver con el iniciador y protagonista en escena de esta situación histórica, el célebre cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, puesto que su Sol natal se encuentra a los 18° de Tauro; (nació el 8 de Mayo 1753, en el rancho San Vicente de la hacienda de Corralejo, jurisdicción de Pénjamo Guanajuato, hora desconocida) y por lo tanto esta posición de las luminarias denota el sentido práctico que impulsó a Hidalgo, y todos los demás Insugentes, conocidos o nó. Porque de hecho podemos considerar que era la tierra y su utilidad general lo que estaba en juego.

En cuanto al significado del Sol en Virgo, curiosamente vemos que el simbolismo esencial de la Virgen no deriva como el vulgo supone del cristianismo, sino que tiene que ver con el ancestral culto a la Madre Tierra y la fertilidad, es el eterno principio femenino, la Virgen Celeste, llamada Tiamat entre los Caldeos, Isis entre los Egipcios, Astarté entre los Fenicios, Ceres entre los Griegos, Tara entre los Tibetanos, Tonantzín en la cultura Azteca etcétera.

Para nosotros los mexicanos ha sido asociado en forma natural, con el inicio de la Guerra de Independencia.

Consideremos el simbolismo que a la figura central de este movimiento, se le ha conferido por la fuerza de la costumbre; todos los años al comenzar septiembre, el mes de la Patria, aparece la figura del Padre de la Patria en la vida cotidiana de los mexicanos, (principalmente en làminas escolares y programas de festejos que los ayuntamientos colocan en las calles), al cual se representa frecuentemente blandiendo un sable o machete en la mano derecha, mientras que con la izquierda sostiene un estandarte de la Virgen de Guadalupe, lo cual no es difícil suponer que tiene una relación con la posición del Sol en el signo de ¡Virgo!. Es una de las grandes analogías simbólicas con las que resuena el "Alma Nacional" de nuestra patria puesto que los colores predominantes en el vestido de la Virgen de Guadalupe el verde, el blanco y el rojo, son los mismos de la bandera de México, lo cual denota una predisposición, una resonancia del espíritu de la nación desde su mismo nacimiento con dicha combinación cromática, y vista en el plano arquetípico esta correspondencia explica el porqué ambos emblemas aunque curiosamente distintos en su origen y propósito, poseen una analogía en común que es la serpiente dominada, en un caso por el águila, su natural enemigo, y en el otro por la imagen de la Madre de Dios.

En ambos casos su simbolismo es evidente y representa el dominio de la oscuridad por la luz, de la ignorancia por la sabiduría, el triunfo de la virtud sobre el vicio, de la verdad sobre el error etc. etc.

No hay espacio suficiente aquí para explicar la importancia del culto serpentino en la mayoría de las civilizaciones pre-colombinas como también en Egipto, en la India y en las tradiciones bíblicas del pueblo Judío, por lo tanto es incuestionable que se trata de un arquetipo de los más poderosos.

Es Nahash la serpiente ódica entre los cabalistas, es el Ying-Yang del Taoísmo, Kukulcan o Quetzalcoatl en el México antiguo y también Devi Kundalini Shakti, entre los devotos de Shiva.

Todo lo anterior tiene un grna significado puesto que tales correspondencias analógicas nos hablan de la profundidad de nuestras raíces, denotan el esoterismo del cual las antiguas civilizaciones americanas estaban impregnadas.

Sin embargo es difícil considerar este horóscopo como la "carta natal de México", puesto que algunas condiciones históricas que caracterizaron el movimiento de Independencia en su nacimiento se hallan sin efecto, se encuentran "frustradas", por así decirlo, en la realidad nacional del México contemporáneo, y en consecuencia, este tema aunque es importante, no puede ser considerado "el horóscopo de México".

Las razones de esto son varias.

La Luna en Tauro se considera una excelente influencia, pero por otro lado los únicos planetas que la aspectan son Venus y Urano, en oposición con ella, además Venus en Escorpión está en detrimento, de modo que su influencia nos sugiere que el asunto todavía no estaba maduro, como veremos luego.

Por su parte el Sol separa una oposición a Plutón en Piscis, es un aspecto destructivo que probablemente significa el trágico fin de la mayoría de los insurgentes que pusieron en acción el movimiento de Independencia; lo cual está en consonancia con las circunstancias sociales y políticas anteriores, así como también con el curso de los acontecimientos subsecuentes, y además debemos considerar que durante la llegada de Colón a la isla Guananí, estos dos planetas se encontraban en conjunción aplicativa.

Se trata aquí de una inversión de la corriente, de una neutralización de los efectos destructivos que su conjunción significó en el mapa natal de América, la oposición de estos planetas denota claramente el ir y venir de la historia.

Así como la conjunción indica el inicio de una tendencia, la oposición indica la culminación de esa misma y el comienzo de la disminución de la tendencia inicial.

Es cierto que esa misma conjunción se había formado 318 veces desde la llegada de Colón de América, y se sigue formando una vez cada año, por lo cual no podemos asignarle un significado tan específico, pero es interesante notar que en este caso es tan solo un componente de toda la "red" de aspectos por progresión y tránsito que "excitan" el horóscopo del continente americano.

Consideremos además los siguientes aspectos. Los nodos lunares acababan de transitar por su posición original hacía como dos años, probablemente este retorno nodal tuvo que ver con el derrocamiento del virrey Iturrigaray que como vimos fué en 1808.

Para la fecha del grito de Dolores, el nodo sur de la Luna se aproximaba al punto sideral vernal, es decir 0° Aries y su presencia en el signo de la guerra y los inicios no puede presagiar nada bueno, es por lo tanto un comienzo desafortunado como veremos en temas sucesivos.

Lo anterior no quiere decir que un horóscopo nacional solo puede ser válido si está bien aspectado.

Que quede bien claro, no es el grado de aflicción que presenta este horóscopo lo que debe hacernos desconfiar de su validez absoluta, que es un tema importante no cabe duda, pero dicha importancia es condicionada por dos razones:

a) Al finalizar el movimiento no solo no se logró consolidar la paz en el país sino que pasó mucho tiempo para que terminaran las condiciones de inestabilidad, de hecho no podemos hablar de "paz" sino hasta la época del gobierno de don Porfirio Díaz.

b) El país perdió la mitad de su territorio en el período que va de 1836, con la independencia de Tejas y la guerra contra Estados Unidos en 1846/47, este es el factor más importante que -al parecer- depende de la infausta disposición de esta carta y tiene mucho que ver con las confusiones en materia ideológica que siguieron al período de Independencia.

En consecuencia, México como país, por lo menos en lo que respecta a su extensión territorial, no es el mismo que en el inicio de su Independencia, y por ello no puede ser este su horóscopo definitivo.

Las confusiones ideológicas o políticas, la falta de unidad nacional, o lo que haya sido la causa de tan prolongada inestabilidad nacional dieron como resultado las condiciones que propiciaron la invasión y pérdida de medio país

Desde el punto de vista astrológico ello se ve indicado por la conjunción del Sol de la Independencia con Neptuno radical de E.U. que es el signo de confusión y distanciamiento entre vecinos, uno de los cuales (Neptuno) buscará la manera de engañar al otro (el Sol); como sucedió realmente durante la invasión de México por E.U., la cual es causa de que el actual territorio de los Estados Unidos de América sea tan vasto.

Por otro lado esta posición del Sol, es casi la misma de la declaración de Independencia de Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Costa Rica; la cual ocurrió el 15 de Septiembre de 1821, y por lo tanto conjunto a la posición de Neptuno en la declaración de Independencia Norteamericana, y ello parece ser el índice de la intervención que los E.U. han ejercido sobre dicha región.

Veamos la conjunción Saturno-Neptuno en el primer decanato de Sagitario, y notaremos que esta se ubica precisamente en el lugar que ocupa el Sol (a los 9° de Sagitario), durante la toma de posesión de la presidencia de la República (1º de Diciembre, cada seis años) ¡es una posición muy exacta!...

Este ciclo de Saturno y Neptuno tiene un período de recurrencia de 36 años aproximadamente, de manera que es fácil establecer una secuencia cronológica de sus efectos en nuestra historia, veamos lo que sigue :

1810 (Inicio de la Guerra de Independencia )

1847 (Guerra con EU, pérdida de la mitad del territorio nacional)

1884 (1ª reelección de Porfirio Díaz; Inicio del porfiriato)

1917 (Firma de la Constitución, ¿intentos de pacificación del país después de la Revolución?)

1953 (comienzo de los gobiernos civiles, ¿Inicio de la corrupción actual?)

1989 (Tranformaciones actuales, educación, modernidad, solidaridad, mas crisis económica)

2025 ( ¿...? )

Es indudable que la carta contiene además de la anterior, severas aflicciones, (como ya hemos visto, de Venus en Escorpión, en conjunción con Urano y oposición a la Luna); por su parte Júpiter en detrimento (Géminis) y oposición a Saturno y Neptuno, configuraciones que son muy desfavorables para el inicio de cualquier cosa como luego demostrarían los acontecimientos que siguieron.

CONSECUENCIAS DEL LEVANTAMIENTO
Los siete y medio millones de habitantes que se extendían por el territorio nacional al declararse la Independencia, estaban divididos en tres grupos que de distinta manera acogieron el hecho.

Los españoles netos, que adueñados del país por el absurdo derecho de conquista destacaban en primer término. Ellos consideraban la Independencia como un medio de conservar su absolutismo pues viniendo Fernando VII o un príncipe de la Monarquía española a gobernar el país, claro estaba que conservarían sus privilegios, pero no obstante, la idea de convertirse ellos mismos en dueños absolutos del país produjo su efecto.

El otro grupo predominante eran los criollos, mezcla de indios y de españoles, más íntimamente ligados con estos, con instrucción regular aunque alejados en lo general de los puestos públicos, veían la Independencia como la certidumbre de su particular mejoramiento y adelanto. Con elevadas aspiraciones pretendían formar una gran Nación y armados de buena voluntad llevarla al apogeo del progreso.

Venían por fin los indios, los descendientes directos de los aborígenes sojuzgados por la espada de Hernán Cortés, reducidos a la servidumbre, sin autonomía, sin instrucción alguna, eran explotados como bestias de carga y se encontraban sumidos en la mas completa abyección.

Ellos escucharon los ecos de la guerra de independencia como los presagios de una época de ventura y de reparación de sus males, e inflamado su ánimo en los más ardientes deseos de venganza, de odio y de rencores, corrieron a las armas para recobrar sus dominios y exterminar a los españoles.

Así debió ser, más o menos el panorama político de México a finales de 1810 y naturalmente que con tal heterogeneidad de ideas y aspiraciones se presentaba un problema social de muy difícil resolución, y el enfrentamiento de las diversas facciones puestas en juego no tardó en dar lugar a violentas confrontaciones que determinaron una falta de organización que luego habría de revelarse de fatales consecuencias para el movimiento de Independencia.

Como quiera que fuese la guerra había estallado, y naturalmente tal insurrección produjo honda sorpresa en el ánimo del virrey, pero luego que se repuso y hubo recobrado sus energías, ordenó inmediatamente la movilización de sus tropas con el fin de destruirla y puso precio a las cabezas de los caudillos.

Entre tanto, el ejército insurgente cayó sobre Guanajuato, Michoacán y se dirigió a la ciudad de Guadalajara en la que Don Miguel Hidalgo, proclamó el 6 de Diciembre de 1810 la abolición de la esclavitud.

Luego de estar las tropas de Hidalgo algunos meses en Guadalajara se dirigieron a la capital, y no fue sino gracias a la estrategia del General Ignacio Allende, segundo de Hidalgo, que el improvisado ejército insurgente venció a las tropas realistas y la antigua Tenochtitlan quedó a merced de las fuerzas independentistas, pero por alguna razón que la historia no consigna con claridad el ejército de Hidalgo no penetró en la ciudad sino que volviendo sobre sus pasos se dirigieron a Querétaro.

A partir de ese momento una serie de fracasos comienza en Aculco, Guanajuato, el puente de Calderón y finalmente en Acatita de Baján Coahuila son aprehendidos y llevados a Chihuahua donde serían juzgados militarmente y por fin, el 26 de julio de 1811, Allende, Aldama y Jiménez son llevados al paredón, retardando la ejecución de Hidalgo hasta el 30 del mismo mes, quien por su carácter sacerdotal tuvo que ser juzgado por un tribunal eclesiástico.

Hidalgo tuvo que responder a más de cuarenta cargos cuyas definiciones serían de lo más gracioso si el asunto no fuera tan trágico, "monstruo fabuloso", "hijo espiritual de Voltaire", "cura libidinoso" son solo algunas de las acusaciones a las que tuvo que responder, siendo condenado a morir y luego de excomulgarlo lo fusilaron.

Las cabezas de Hidalgo, Allende y Aldama fueron llevadas a Guanajuato y puestas en jaulas de Hierro en las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas, con una infamante inscripción a fin de aterrorizar a las masas, y allí permanecieron hasta 1821

Visitas: 63

Los comentarios están cerrados para este post

© 2018   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio