mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

La comunicación de los planetas con las Luminarias y la Tierra

Sobre la comunicación de las Luminarias por el cambio de coordenadas Heliocéntricas a Geocéntricas

Lo primero que hay que analizar es cuál es el lugar que les corresponde a las luminarias y por qué. Hasta este punto tengo serias dudas sobre la neutralidad de las luminarias, ya que ellas son en últimas las que definen los procesos biológicos del planeta y definirán otras cosas de las que he hablado que son los generadores de vida, lo que falta por analizar es si las dignidades esenciales de las luminarias son neutras o no. Por ejemplo, cuando el Sol se ubica en el signo de Sagitario, lo que hace el Sol es recopilar toda la información de los planetas y reflejarla sobre la Tierra, es decir sus características intrínsecas, con lo cual el Sol siendo el centro es el que "materializa" esencialmente las dignidades intrínsecas de los planetas.

Como Júpiter tiene un gran dominio en esa zona, junto con Venus por la corrupción de Marte, lo que hace el Sol es "materializar" esto en la conciencia humana... es por esto que en todas las revistas horoscoperas que pretenden ser de astrología, comienzan a hacer analogías del comportamiento "general" de Sagitario en torno a este simple supuesto, es decir, el signo filosófico y benefactor... pero se les olvida una cosa que destruye este simple supuesto, y es que Júpiter viaja al rededor del Sol y como dijimos antes, puede encontrarse en un lugar del cosmos en el que Saturno tiene una dignidad y lo obliga a comportarse de esta manera, es decir, le hace sombra... por lo tanto tendríamos una especie de Sagitario menos filosófico y más terrestre o dedicado a la ciencia (como mi caso personal).

Todas estas cosas han omitido los horoscoperos de revistas que lo único que han hecho es justificar el desprestigio de la astrología sobre las demás ciencias... me causa una rabia profunda que los horoscoperos sean unos estafadores que no tienen la más mínima idea de en qué bases son en las que está construida la astrología, ni mucho menos su valor metafísico, como para que se les ocurra hacer predicciones y engañar a la gente que compra una revista o los escucha por la radio o los ve en televisión. En este documento se pretenderá liberar a la astrología de esa horoscopería que ha maltratado tanto a esta ciencia durante tantos años, y comenzaremos a trabajar seriamente en cuál es el comportamiento de la Tierra con respecto al Sol y la Luna.

Lo primero que hay que hacer es analizar cuáles son las dignidades esenciales que propusieron los antiguos y debatir críticamente esto, o por lo menos encontrar con que se relaciona. Lo primero es que las dignidades esenciales de las luminarias están definidas por cuadrantes y esto solo puede ser analizado bajo la rotación de la Tierra sobre su eje. Por el momento omitiremos esto para concentrarnos en como las luminarias se comunican con los demás planetas del sistema solar.

La Luna, como sabemos casi todos los astrólogos del mundo, tiene dignidad en Cáncer y Tauro, y lo contrario ocurre con Escorpio y Capricornio, con lo cual parece ser que la Luna no respeta triplicidad alguna. La pregunta es ¿porque?... la respuesta está sustentada en Venus y Marte. Sabemos que la Tierra se encuentra entre estos dos planetas, y por lo tanto la Luna también, ya que es nuestro satélite, y como ven la Luna tiene dignidad en donde Venus tiene dignidad y no tiene dignidad donde Venus no tiene dignidad... lo cual quiere decir que de alguna manera Venus y la Luna se comunican.

Según los estudios egipcios y tolemaicos, la Luna es particularmente más fuerte en Tauro, que es el lugar donde habíamos argumentado que a Venus le debería corresponder su dignidad pero que por la corrupción orbital de Plutón, hace imposible que esto se cumpla en los demás signos de tierra por lo que la Luna parece tener una fuerza más poderosa solo en Tauro y en Cáncer, lugares en los que Venus no se corrompe, dándole más cabida sobre esta zona, y lo contrario ocurre en Escorpio, donde Marte opaca completamente las dignidades esenciales de Venus, ya que es el lugar idóneo que le corresponde, por lo que la Luna será particularmente débil en Capricornio y Escorpio. Es de suponer que si Venus y la Luna están comunicadas, eso quiere decir que se conectarán exactamente sus mismas dignidades esenciales, es decir, la parte emocional y biológica que gobierna la Luna está directamente correlacionada con el comportamiento intrínseco de Venus en todos los signos en los cuales tenga gobierno.

Hoy en día no tengo ninguna duda de esto, ya que el problema no es de la Luna en sí, sino de la Tierra, ya que este planeta es el que recibe directamente los rayos del Sol, es decir, si pasáramos las cosas a coordenadas Heliocéntricas, nos damos cuenta de que la Luna desaparece, es decir, la Tierra tomara el lugar de las dignidades esenciales de la Luna y dejando el Sol como el centro. ¿Cómo comprobar que la Luna y la Tierra son directas y reciprocas en sus dignidades esenciales? La respuesta de nuevo esta en el Perihelio de las orbitas de los planetas, en este caso el de la Tierra.

Si es verdad que la Luna tiene su domicilio en Cáncer, es de suponer que el Perihelio de la Tierra se encuentre en el mismo signo y efectivamente se encuentra a los 13º 30’, con lo cual garantizamos que la Tierra por el cambio de coordenadas, la Luna imprime directamente las dignidades esenciales de la Tierra que vienen desde el espacio, es decir, si la Tierra quedara en el centro, no es el Sol quien imprime inversamente las dignidades esenciales de la Tierra, ya que el Sol es el que imprime las dignidades intrínsecas de todo el espacio de forma neutral por ser un astro con la gravedad suficiente para lograr esto y a su vez por sus temperaturas envía todo hacia la Tierra en forma de luz y otras cosas; es la Tierra en si misma quien refleja sus propias dignidades intrínsecas hacia la Luna y esta sobre los animales y los seres humanos a lo que respecta al comportamiento de la Tierra alrededor del Sol.

Vemos que físicamente la Luna no es el responsable de sus propias dignidades esenciales, sino es la Tierra en sí misma la responsable de las dignidades esenciales de la Luna, y esto es lógico, ya que la Luna es un satélite muy pequeño quien está sometido totalmente a la gravedad de la Tierra, por lo que es de esperarse que lo que llegue del Sol, llegue a la Luna y la Tierra absorba lo que llegue de la Luna, que se ha reflejado de la Tierra mientras la Luna gira alrededor de la Tierra y así todo el tiempo.

Esto nos indica en últimas que la Tierra se comunica tanto con Venus (por la relación directa de las dignidades esenciales de Cáncer), como con Marte (por la conexión directa de los Afelios y Perihelios) dejando a la Tierra casi totalmente neutra en lo que respecta a la suma de las dignidades intrínsecas que vienen de Venus y Marte que al final se hace consistente tanto en coordenadas geocéntricas como heliocéntricas, esto en ultimas debido a la excentricidad de la órbita de la Tierra, que resulta similar a la de Neptuno que recordemos permite adaptabilidad o neutralidad si lo miramos como centro.

Es por eso que los científicos del mundo entero consideran que Marte es el planeta hermano de la Tierra, solo que es un poco más pequeño, pero geofísicamente parecen ser planetas muy similares, solo que Marte por su lejanía del Sol y su tamaño, no tiene un movimiento tectónico de sus placas, lo que hace imposible que tenga una atmosfera densa como la Tierra, y permita que el agua que tiene Marte se de en forma de lluvia. El astrologo que puede garantizarnos esta tesis es William Lilly, quien dijo varias veces que la Luna tiene dignidad en Sagitario, Piscis y Libra, aparte de Cáncer y Tauro y como habíamos comprobado antes con los epiciclos y elementos orbitales, Venus tiene una gran dignidad en esos signos, solo que ahora debemos sumarle a Géminis y Acuario, en los cuales sustentamos astronómicamente que Marte no tiene poder alguno, porque Plutón no tiene poder en esa área y no deja opacar a Neptuno quien respalda junto con Venus a Saturno y a Urano de manera armónica.

Ya podemos encontrar una relación consistente y física de los elementos que componen la astrología con respecto al clima de este planeta, porque dado que Marte es el hermano de la Tierra, vemos que Marte en ultimas tendría alguna relación climatológica que la Tierra tiene debido al perihelio de Plutón y Marte, pero se hace necesaria la Luna que es su astro dignamente inverso para que la Tierra en sí, cuando la analizamos en coordenadas geocéntricas, debe garantizarnos la neutralidad de la Tierra, de la misma manera que el Sol cuando se encuentra en el centro.

En ultimas eso quiere decir que climatológicamente la Tierra se debate entre lo que sucede en Venus y Marte, quienes debido a la energía del Sol y la Luna, neutralizan el clima de la Tierra y permiten que la Tierra tenga el clima que tiene, en ultimas propicio para la vida, dándole en ultimas consistencia astronómica a los estudios climatológicos de Morín y parcialmente Tolomeo en el Almagesto, quien haciendo un análisis del comportamiento orbital de Venus y Marte, encontraron una cierta correlación de ciertas épocas lluviosas y secas en algunos países del mundo dependiendo del lugar en el que se encontraran estos planetas.

Puede resultar imposible que Venus y Marte lo hagan directamente ellos, pero recordemos que es el Sol quien imprime todo lo que suceda con estos planetas; él en ultimas es el responsable de lo que ocurra aquí en la Tierra y así los astrónomos del mundo crean lo contrario, los demás planetas también son importantes dentro del comportamiento biológico y climatológico de la Tierra, porque participan en todo lo que el Sol nos envíe a nosotros.

Claramente se podría suponer por el corrimiento de los perihelios Marte ya no representaría los océanos por su relación directa en lo que ocurre en algunos signos de agua que recordemos que habían sido definidos en Júpiter y Saturno, o por lo menos climatológicamente que ocurre en los mismos, y es probable que sean todos los planetas que lentamente cuando se mueven sus perihelios modifican muy lentamente el clima de los continentes de la Tierra, esto a nivel de millones de años, aunque las glaciaciones, el punto que se da generalmente cada medio millón de años aproximadamente, tengan que ver precisamente con el corrimiento orbital de Marte y Venus, mientras que algunos climas más generales estarían relacionados con los planetas exteriores que tienen un corrimiento casi de 1 grado cada 20 millones de años o más.

Lo que falta por analizar es el Sol, quien es el reflejo de la Tierra sobre las coordenadas geocéntricas y heliocéntricas. El Sol tiene unas dignidades esenciales que se asemejan a las de Marte, por lo tanto, el Sol tendrá una comunicación eficiente con Marte, pero no tendrá comunicación alguna con Venus. Esto ocurre por el cambio de coordenadas que habíamos analizado desde un principio, es decir, si pasamos la cuestión a coordenadas heliocéntricas y dejamos al Sol como el centro, la Tierra como lo habíamos descrito se comunica eficientemente con Venus, por lo que el Sol ahora orbitando alrededor de la Tierra, se comportará inversamente a la Tierra, que lo deja en una ubicación aparentemente opuesta a la de la Tierra, es decir, su una persona nació en Diciembre, no quiere decir que el Sol se encuentre en ese lugar realmente, es decir, en el elemento correspondiente a Sagitario. Lo que ocurre realmente es que la Tierra por esos momentos se encuentra transitando por el elemento antagónico, es decir, Géminis. Esto no tiene ninguna consecuencia importante nivel de dignidades esenciales, ya que como lo argumenté varias veces el Sol imprime todo lo que hacen los planetas, incluyendo la Tierra en sí misma.

Esto nos garantiza completamente que la Tierra en sí misma le corresponden las dignidades esenciales similares a las de la dupla Venus-Neptuno, y por el cambio de coordenadas, ahora es el Sol quien imprime esta relación de manera inversa, es decir, con dignidades esenciales de la dupla Marte-Plutón. Como conclusión final, el Sol tendría dignidades esenciales similares a las de Júpiter y Marte, es decir, dominará eficientemente los signos masculinos y parcialmente los signos femeninos en los que Marte por definición intrínseca es particularmente fuerte... pero ojo, esto es por la Tierra, no por el Sol que realmente es el centro.

Como el Sol es el centro, él tiene unas dignidades completamente neutras, es decir, él es el que recopilara las dignidades intrínsecas de todos y las reflejara sobre la Tierra, aplicándole las suyas propias, que ante todo son ondas electromagnéticas de luz y otras cosas, como rayos x, cósmicos, etc., y nosotros desde la Tierra, con nuestro poder de nuestro interior, las transformamos en una cualidad. Aquí dejo una gráfica geocéntrica de cómo se ven aproximadamente los planetas cuando están cerca de sus perihelios y la relación con los puntos estables de Lagrange (excepto la Luna que la dejo en esa posición para que vean gráficamente como se ve el antagonismo de las dignidades de la dupla Marte-Plutón y Venus-Neptuno que cierra totalmente los puntos estables):



Es por esto que cuando nacemos en la astrología, el que representa nuestro cumpleaños es el Sol, ya que cuando nacemos, se encuentra exactamente ubicado en esta posición, ya que la Tierra en realidad es la que está ubicada opuestamente en ese punto, y por lo tanto será nuestro eje de recepción de todo lo que ocurra con los demás planetas... por lo tanto el comportamiento del Sol, será nuestro primer punto de partida para analizar las revoluciones solares y la Luna nuestro primer punto de partida para analizar las revoluciones lunares... es decir podemos en una vuelta completa de la Tierra al rededor del Sol, analizar cuanto poder han acumulado intrínsecamente los planetas con las formulas matemáticas descritas anteriormente, de la misma manera con la Luna. Además y como consecuencia directa de lo anterior, la Luna tiene una comunicación muy especial con Neptuno, que es la octava superior de Venus, con quien cuando forma algún aspecto, la persona tiene un despertar psíquico muy fuerte, que según las estadísticas, es la causa fundamental de la esquizofrenia.

Si la Luna tiene una comunicación óptima con Neptuno, es posible que la base de la conciencia humana sea ante todo la mental, con la cual el ser humano tiene el poder de coger esas dignidades intrínsecas de los planetas y transformarlos libremente en una cualidad, el problema es hasta qué punto cuando la Luna esta en aspecto con Neptuno, ya que si genéticamente la persona es propensa a la esquizofrenia, este aspecto puede dejar "conectado" el cerebro, lo que impediría la concentración en otra actividad, o aplicarle correctamente una emoción a algo definido, ya que en ultimas lo que ocurre es que ese límite que separa la conciencia con la pre conciencia, no existe, con lo cual para el ser humano con esta particularidad, no tendrá una personalidad definida, ya que esta se ha partido en mil pedazos... algo así como "soñar despierto todo el tiempo".

Para resumir toda la teoría, vemos que el Sol es el punto de partida de las dignidades esenciales desde el equinoccio de primavera, quien Marte seguirá cabalmente y Júpiter tiene un pico máximo de dignidad en ese punto, lo cual dejara al Sol y Júpiter como cuasi hermanos, mientras que Marte "intentara" comunicarlos a ambos con los demás planetas, cosa que hace ineficientemente, ya que el lugar que Marte debería corresponderle enteramente es el de Agua y Fuego, pero si esta ineficiencia no existiera, la Luna tendría un equilibrio que repercutiría emocionalmente sobre los seres humanos, y la comunicación seria eficiente en todos los sentidos, a costa de la eliminación del placer de Venus y Marte en Tauro y Escorpio, quienes en ultimas son los que definen las características esenciales de cada signo.


Capitulo adicional: Las dignidades escenciales del Sol

La primera visión del problema había sido el análisis del cambio de coordenadas geocéntricas a heliocéntricas, en el que encontré una relación causal de la ubicación del perihelio o punto más cercano de la tierra hacia el Sol, y las dignidades esenciales de la Luna.

En el libro escribí en detalle que el Sol en coordenadas Geocéntricas está virtualmente "opuesto" a la ubicación de la tierra, es decir, en coordenadas heliocéntricas cuando la tierra hace su viaje al rededor del sol, si miramos el planeta desde la estrella, en los primeros días del mes de Enero cuando está en su perihelio, la tierra va a estar ubicada en medio de las constelaciones de Géminis y Cáncer y cuando miramos la estrella desde la tierra, pareciera como si el Sol estuviera entre las constelaciones de Sagitario y Capricornio.

El problema es óptico, ya que en realidad lo que se mueve es la tierra al rededor del Sol, pero como nosotros aquí en la tierra somos los que recibimos todo lo que llega de la estrella y todo el universo, las coordenadas geocéntricas son las que nos interesan, para hacer los análisis de rigor.

El Sol en realidad es un astro neutro, es decir, lo que hace es enviar todo lo que viene de todo el sistema solar, y sus dignidades intrínsecas son la suma de todas las que vienen de todas partes. Lo que ocurre realmente es que cuando hacemos el cambio de coordenadas Geocéntricas, pareciera como si la tierra fuera neutra en sus dignidades esenciales y el Sol tuviera su propia fuerza particular en Aries o Leo, ¡pero lo que ocurre en realidad es lo contrario!... la Tierra tiene sus dignidades esenciales propias, que el Sol absorbe como hace con los demás planetas del sistema Solar y las devuelve como parte del conglomerado que ha recibido de los demás astros del sistema solar.

Es por eso que el Sol pareciera enviar una energía propia o particular, que sería ese residuo terrestre que resulto de todo lo que recogió el Sol durante el viaje de los planetas por sus orbitas.

Como estamos ante un problema óptico, en realidad las dignidades esenciales de la tierra son las propias de su perihelio, es decir, las relativas al signo de Cáncer que como se sabe, es un signo que guarda una relación muy especial con Júpiter y Venus, y como el Sol está en una zona aparentemente opuesta, cuando la tierra atraviesa por si perihelio, el Sol estaría enviando a la tierra lo contrario, es decir, lo referente al signo de Capricornio, que guarda una relación especial con Saturno y Marte.

En el libro se había hecho una primera aproximación del problema, y en él, escribí que lo que ocurría era que el Sol, tenía una especie de comunicación con Marte por enviar los rayos de manera inversa a los que sale de la tierra hacia el Sol, por el problema óptico descrito anteriormente. Pero falta argumentar con detalle porque el Sol, solo tiene una dignidad máxima en los signos de fuego, Aries y Leo, y no en otros.

Lo que descubrí hace algunos días es que no solamente Marte tenía que ver con el problema... Júpiter es el responsable de que el Sol tenga las dignidades esenciales que tiene y no Saturno, ya que Júpiter no solo está más cerca del Sol, sino que es mucho más grande que tiene la energía gravitatoria suficiente para obrar con su poder de forma magnética.

Para que entendamos mejor el problema, como lo expuse en mi libro, Júpiter tenia dignidad en los signos de Fuego y Aire, es decir, son las zonas donde el poder expansivo del planeta eran las más altas, que era parcialmente consistente con las astrología clásica y moderna, en la que Júpiter tenía un máximo poder de dignidad en todos los signos de fuego, que son su triplicidad.

Es en estos signos donde el poder que Júpiter le está enviando al Sol es el máximo posible, ya que el perihelio de Júpiter en coordenadas Geocéntricas esta sobre un signo de fuego, que es el de Aries, y por el problema de los puntos estables de LaGrange, y el poder opuesto de Urano y Saturno sobre Júpiter, las dignidades esenciales de Júpiter se repetían tanto en Aries como en Leo y Sagitario, dando origen a la triplicidad de fuego.

La comunicación de Marte sobre el Sol es fundamental, mucho más que la de Júpiter, ya que si el Sol tuviera más comunicación de sus dignidades esenciales con Júpiter, también tendría una extraordinaria dignidad en Sagitario... pero esto en realidad no ocurre como en Aries o Leo, lugares donde el Sol llega a su punto óptimo de poder.

Lo que ocurre realmente es que las dignidades esenciales del Sol o de la Tierra inversa son una combinación óptima entre las máximas de Júpiter y las de Marte. Esa es la conclusión más importante que logré resolver de este problema particular.

Por lo tanto, para hacer esto consistente con lo explicado en el libro sobre la sustentación astronómica de la astrología, las dignidades intrínsecas de Sol serian la suma de las áreas que hay debajo de las curvas que corresponden a las dignidades de Júpiter y a las de Marte, tal que:

Dσ=Dμ+Dγ

Donde el parámetro “sigma” describe las dignidades intrínsecas del Sol o la Tierra inversa, el parámetro “mu” es el que describe las dignidades intrínsecas de Marte y el parámetro “gamma” describe las dignidades intrínsecas de Júpiter.

Ben Ragel es el más grande exponente de esta realidad, él en los Iudizios de las Estrellas mencionó que “el poder destructivo del Sol aumenta cuando Marte se funde con él, ya que se funden el fuego de ambos planetas”.

Con esto resolvemos el problema de la cuantificación de las dignidades intrínsecas del Sol, para hacerlas completamente consistentes con las que fueron descritas en la antigüedad por los astrólogos clásicos y modernos.

Tal y como lo describí anteriormente, Marte tiene dignidad sobre los signos de Aries, Leo, Virgo, Escorpio, Capricornio, y débilmente sobre Acuario y Piscis, mientras que Júpiter es digno en los signos de Agua y Fuego.

¿Por qué el Sol no tiene dignidad máxima por ejemplo en Escorpio, en donde las dignidades de Marte son máximas y Júpiter tiene poder en ese signo? porque Júpiter hasta ahora está acumulando poder de forma creciente, es decir, como va en una primera fase de acumulación en los signos de agua, la combinación óptima entre Marte y Júpiter no es suficiente para darle el máximo poder al Sol.

¿Por qué el Sol no tiene dignidad máxima en Sagitario, donde las dignidades de Júpiter son máximas? porque como lo sustentamos astronómicamente la dupla Plutón-Marte por la excentricidad de su órbita, no tiene dignidad sobre Sagitario, entregándole el poder a los planetas Neptuno-Venus que se hacen sombra mutuamente con sus antagónicos bélicos, esto por la resonancia orbital entre Neptuno y Plutón.

Naturalmente por más de que Júpiter tenga un máximo poder en Sagitario, como Marte no lo tiene, el Sol queda "truncado" en este signo de fuego, y más adelante mostraré que la luminaria que tendría un poder máximo en este signo ya no sería el Sol, sino la Luna.

Esto es consistente con la debilidad tan alta del Sol en Libra, en el que tanto Marte como Júpiter al no tener poder, dejan completamente debilitado el Sol en este signo, cuestión que quedó bastante clara con Gadafi y las enseñanzas de Lucciano sobre la parte árabe de perder el cargo, y la muerte del gobernante.

Astrológicamente Júpiter y Marte en combinación óptima nos indicaría lo mejor de los dos planetas materializados sobre el Sol o la Tierra inversa es decir, ejercito, milicia y poder, con la expansión, fe, optimismo, prodigalidad, excelencia... lo que nos da como resultado todos los requisitos que debe tener el Rey o gobernante sobre la totalidad del Estado.

Esta combinación óptima es la que genera el Lord, lo máximo, el brillo que hace consistente la astronomía con la astrología clásica y moderna en la que el Sol es el representante optimo de toda la figura ejecutiva de un país.

La otra enseñanza que nos deja la combinación óptima entre Júpiter y Marte es que el Sol no es totalmente débil en todos los signos de agua o tierra, ya que en uno de estos dos lugares o Marte es muy fuerte o Júpiter tiene dignidad creciente, excepto en Tauro, en el que Marte no tiene poder y Júpiter está en una contra dignidad controlada por Urano, por lo que el Sol en este signo quedaría tan nublado como en Libra, y le entregaría todo ese poder a la Luna en este signo.

Lourdes en sus investigaciones sobre la posible fertilidad o infertilidad de los signos, nos dejó como enseñanza y es que el Sol es un determinante alto de esterilidad, como también los signos de Virgo y Géminis, en los que Mercurio tiene tanto poder, que nubla con fuerza a Venus que es el planeta de la fertilidad, y a Júpiter que es determinante sobre esa fertilidad al fundirse con Neptuno en lo referente a sus elementos orbitales hermanos.

El caso más interesante es el de Virgo, en el que Venus y Júpiter quedan completamente anulados por Urano, Saturno y Marte, por lo que el Sol al estar comunicado con Marte, nos muestra la cara más negra del desierto, en el que el Sol brilla con su forma más cruel, en la que el Rey Leonino se envejece al secarse el poder de Júpiter, y dejar la milicia de Marte gobernando con la esterilidad Mercurial, de la misma manera en Capricornio, zona controlada por Marte, Urano y Saturno... donde la esterilidad es fría e Invernal.

Esta es la razón por la que Aries y Leo son signos parcialmente estériles, ya que a pesar de que Marte tiene tanto poder, la fertilidad de Júpiter no es suficiente para calmar la sequedad Marciana, y esto porque Neptuno está en contradicción con Plutón por el problema de las resonancias orbitales de los dos planetas.

Sagitario si seria en consecuencia con lo anterior el signo más fértil del zodiaco, junto con Piscis y Cáncer, ya que no solo la fertilidad expansiva de Júpiter es máxima, también lo es la de Venus y Neptuno, quienes tienen un gran poder sobre estos tres signos.

Todas estas cosas hacen consistente lo que escribí en el libro, en el que logre conectar de diversas maneras las dignidades esenciales de los signos con gran precisión, esto logrado al hacer el estudio serio de que era lo que ocurría a nivel astronómico con todos los planetas del sistema solar, en especial Neptuno y Plutón.

Esto nos está diciendo en últimas que Marte por comunicarse de manera parcial con el Sol, sería el determinante de esta esterilidad, ya que Plutón es muy excéntrico y no permite alguna estabilidad lluviosa sobre el planeta.

En resumen, los regentes de todos los signos del sistema solar son los siguientes:


Tabla de los regentes mayores y menores de los signos


La secta es condición necesaria mas no suficiente para determinar los regentes menores de los signos... es necesaria ya que Júpiter y Saturno a pesar de tener triplicidad en Fuego y Aire respectivamente, no tienen secta nocturna, por lo que el planeta con mayor poder sobre la noche, ya sea por octava inferior o superior, es una combinación de esas dos estructuras que sobrepasará el poder de los dos gigantes gaseosos que carecen de octavas, pero lo contrario no ocurre con Marte. El no puede tener secta diurna ya que Plutón es un planeta no gaseoso mientras que Venus y Mercurio sí pueden tener secta diurna, ya que Neptuno y Urano son planetas gaseosos y son sus octavas.

Esto quiere decir que pueden estar en signos femeninos y tener poder de día o estar en signos masculinos y tener poder de noche, ya que hay asociación entre octavas inferiores y superiores hermafroditas exclusivamente con estos dos planetas. No es condición suficiente porque a pesar de Júpiter tiene la secta diurna en los signos de agua, Neptuno también la tiene, por lo que se hace necesaria la resolución del problema por el método de las integrales, es decir, que planeta ha acumulado más poder en el signo correspondiente. Esto ocurre de la misma manera entre Urano y Neptuno, en los signos de aire durante la noche y en los signos de tierra durante el día, mas lo que han dicho los astrólogos Egipcios, Griegos, Helenísticos, Árabes, Modernos y Contemporáneos sobre el problema de la triplicidad y de la secta. La secta diurna es del Sol, mientras que la nocturna es de la Luna, que será una combinación optima entre Júpiter y Marte (para el caso del Sol) y Júpiter y Venus (para el caso de la Luna en Sagitario) o de Mercurio y Venus (para el caso de la Luna en Tauro).

En síntesis la tabla que describe completamente las dignidades esenciales del sistema solar incluyendo las formas transpersonales, es la siguiente:


Tabla de los regentes mayores y menores de los signos corregidos con el método trigonométrico de los Epiciclos


La importancia de esta tabla deja expresada de manera sucinta la integracion completa de todas las visiones astrologicas existentes hasta la fecha, con su correspondiente revisión matematica y astronómica, logrando asi la consistencia absoluta de todos los conocimientos pretenecientes a las Ciencias Astrales!

Finalizo con estas dos tablas toda la revisión de la Astrología Clasica y Moderna!


Un Saludo!

Visitas: 319

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio