mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

-¡Decidme mi amo! ¿Sois envidioso?

-"Pues si, amigo Sancho, pero cómo bien sabes, hay dos clases de envidia: una sana y otra insana. De muy joven tuve envidia sana del cuerpo de submarinistas de la Armada. Ya en la marina de guerra, aproveché una orden ministerial, que anunciaba tres vacantes en submarinos para amanuenses. Hice la solicitud, las pruebas clínicas pertinentes. Todo estaba en orden. Mi comandante del dragaminas donde servía, me dijo que estaba en mi derecho, pero me fastidió. No quería que me fuera de su barco...cómo su palabra valía más que la mía, se salió con la suya.

-"¿Y por qué queríais ir a submarinos?

-"Pues bien, tenía sus ventajas: mejor comida, mejor sueldo, más tiempo para el deporte, más camaradería al ser un buque con menos dotación....otra envidia sana fue, que uno de mis amigos, antiguo alumno de la misma escuela, se había convertido en un trotamundos. Cuando nos veíamos, después de largas temporadas de ausencia, me contaba todas sus aventuras y experiencias de sus viajes. Me contagió, y más tarde me convertiría igualmente en un  "globetrotter". Nunca he querido ser millonario, tampoco ambicioso, me he conformado siempre con lo que tengo, y tampoco ha querido ser más sabio que los demás. todo lo que sé o he aprendido me ha servido para seguir adelante.

     En 1961 al llegar a Bombay/India, a bordo del MS Albireo, vi que dos tercios de su población (de seis millones de habitantes) dormían en la calle; los niños pequeños envueltos en un saco para que no les mordieran las ratas. Esta experiencia fue más que suficiente para que para el resto de mi vida fuera feliz de haber nacido en el hemisferio occidental, de no quejarme de mi destino y estar satisfecho con lo que tenía: una cama limpia, trabajo y 300 florines holandeses al mes de paga como steward (Messbediende, en holandés).

     Eso sí, a lo largo de mi vida me he cruzado con muchos envidiosos, que han tratado de poner obstáculos en mi camino pero no les ha servido de mucho.... ya sabes, Sancho....

     Bien, ahora vayamos al grano!

     ¿Qué es la envidia?

     La envidia es un fenómeno psicológico muy común que hace sufrir enormemente a muchas personas. Tanto a los envidiosos como a sus víctimas. Puede ser leve o intensa, simple o compleja, consciente o inconsciente, explícita o involucrada en algunos síntomas neuróticos... ". La envidia es siempre un doloroso sentimiento de frustración por alguna carencia que, siendo nuestra, nos parece que los demás no tienen, por lo que sufrimos contra ellos, consciente o inconscientemente, una gran hostilidad. ¿Por qué?
     El envidioso es un insatisfecho que, con frecuencia, no sabe que lo es. Por ello siente secretamente mucho rencor contra las personas que poseen algo (belleza, dinero, sexo, éxito, poder, libertad, amor, personalidad, experiencia, felicidad...) que él también desea pero no puede o no quiere desarrollar. Así, en vez de aceptar sus carencias o realizar sus deseos, el envidioso simplemente odia y desearía "destruir" a toda persona que, como un espejo, le recuerda su privación. La envidia es, de este modo, la rabia vengadora de quien, en vez de luchar por sus anhelos, prefiere eliminar la competencia. Por eso la envidia es una defensa típica de las personas más débiles en cualquier sentido.
     La envidia es parte inseparable de esa otra gran defensa neurótica, el narcisismo, desde el que el sujeto experimenta un ansia infatigable de destacar, ser el centro de atención, lograr valoración en toda circunstancia. Por eso tantas personas se sienten continuamente amenazadas por los éxitos, la vida y la felicidad de los demás y, atormentadas por la envidia, viven en perpetua competencia contra todo el mundo. No es ya que los demás tengan cosas que el envidioso desea. ¡Es que las desea precisamente porque los demás las tienen! El envidioso es un niño inmaduro. Y su sufrimiento condiciona enormemente su personalidad, su estilo de vida y su felicidad.
Las formas de expresión de la envidia son innumerables. Por ejemplo, críticas, murmuración, injurias, desdén, rechazo, agresiones, dominio, represión, humor negro, rivalidad, difamación, venganzas... A escala individual, la envidia suele formar parte de muchos trastornos psicológicos (algunos complejos, ansiedades, depresiones, malos tratos...). En las relaciones personales, familiares y de pareja, está involucrada en muchos conflictos y rupturas.

     En suma, cuanto más infantil, neurótica o insatisfecha es una persona, tanto más envidiosa resultará necesariamente. La envidia sólo se cura madurando la personalidad y resolviendo las propias carencias. La persona madura no envidia a nadie.

-"¿Que planetas dan pistas para ver si una persona es envidiosa?

     En el libro de Reinhold Ebertin KOSMOBIOLOGISCHE ENTSPRECHUNGEN -Correspondencias cosmológicas- encontramos todo tipo de palabras clave, des de la A hasta la Z. (256 páginas)

     En el caso de envidia, tenemos a VE sc (Venus Escorpio); VE/SA =MA; MA ps (Marte en Piscis); MA/NE. lucha o afán de reconocimiento. Muy diferente en el caso de SA ps, que es una penosa lucha, en el aislamiento, en la mayoría de los casos: sin reconocimiento.

     Por supuesto, con toda clase de matices, debido a toda clase de posibles estructuras, en las que intervienen dos o más factores o elementos, aspectos en la mayoría de los casos. Aquí no no encontramos ni exilios, ni caídas ni exaltaciones ni toda esa parafernalia usada por otros astrólogos. Raras veces que uno no tenga alguno de esos contactos en su carta natal. Es como las armas de fuego, pueden tener puesto el seguro para no matar a nadie o sin estar aseguradas con el peligro de que se disparen voluntaria o involuntariamente. Si las estructuras están compuestas de dos planetas benignos y uno maléfico, siempre será más positivo que con dos máleficos y un sólo benigno, o peor, por supuesto, si nos encontramos con tres máléficos. Un ejemplo: en un cosmograma encontramos la siguiente estructura: LU/NE =MA. Aquí tendríamos dos maléficos y un benigno (Luna), pues bien esa persona hizo un curso de podología, para aliviar el dolor de los demás y ganarse a la vez un sobresueldo. Luna, mayormente mujeres, Neptuno (asociado con los pies) y Marte con el trabajo, usando instrumentos de acero,  afilados. También hay que decir, que tanto Marte como Neptuno estaban aspectados por otro planeta benigno (Venus, en este caso), no importa si Venus, Neptuno o la Luna estaban peregrinos, en exilio, fríos o secos o en "El valle de los Caídos".

Visitas: 123

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Vicente Reich Velasquez el miércoles

He leído perfectamente su articulo, el cual encuentro muy acertado me llamo la tensión esta parte 

 El trastorno delirante es un trastorno psicótico caracterizado por ideas delirantes no extrañas en ausencia de cualquier otra psicopatología significativa. En particular, la persona con este trastorno no ha cumplido nunca los criterios para la esquizofrenia y no tiene alucinaciones notorias, aunque pueden estar presentes alucinaciones auditivas, táctiles u olfativas, si estas están relacionadas con el tema del delirio.

     Una persona con trastorno delirante puede ser bastante funcional y no tiende a mostrar un comportamiento extraño excepto como resultado directo de la idea delirante. Sin embargo, con el tiempo la vida del paciente puede verse más y más abrumada por el efecto dominante de las creencias anormales.

     El término paranoia ha sido utilizado previamente en psiquiatría para denominar lo que ahora se conoce como 'trastorno delirante'. El uso psiquiátrico moderno de la palabra paranoia es sutilmente diferente pero actualmente rara vez se refiere a este diagnóstico específico.

     El significado del término ha cambiado con el tiempo, y por lo tanto diferentes psiquiatras pueden entender por él diferentes estados. El diagnóstico moderno más adecuado para la paranoia es el de trastorno delirante.

  • Tipo persecutorio: delirio de que la persona (o alguien cercano) está siendo tratado con mala intención: espiado, envenenado, perseguido, etc.
  • Si se intenta contradecir su creencia es probable que levante una fuerte reacción emocional, a menudo con irritabilidad y hostilidad.

     En el KDG de R. Ebertin, en su pág. 216 nos encontramos con NEPTUNO/PLUTON (0998). Ese número es una referencia que encontramos en las CORRESPONDENCIAS COSMOLÓGICAS, con la palabra clave de        Selbstquälerei  AM-998 NE/PL, pag. 188. La palabra selbstquälerei traducida al español, significa atormentarse. Si regresamos a la pág. 216 del KDG encontramos en su correspondencia psicológica:

  • + Alta sensibilidad fantasía, ilusiones, interés por lo místico.
  • - Raros estados anímicos, falsedad, engaño.

Es la única  manera de entender  el comportamiento de algunas personas. En la actualidad puede verse esto en en las redes sociales, creo que estas personas debería ser tratadas para que encuentren una ayuda. 

Gracias por el blog 

Comentario por ANTONIO GARAU el martes

TRASTORNOS DELIRANTES (NE/PL)

     Sin ser psicólogos profesionales, pero con una larga experiencia adquirida a lo largo de los años por labores profesionales con psicólogos con gran experiencia aprofesional, acompañándoles a conferencias y a encuentros con verdaderos maestros y, con ayuda de los libros de Reinhold Ebertin, podemos detectar fácilmente trastornos mentales, ya que en los libros de Ebertin figuran toda una serie de estructuras al respecto.

     A la dra. tenemos el de CORRESPONDENCIAS COSMOLÓGICAS, de la Academia Cosmobiológica de Aalen/Alemania y la famosa obra de R.Ebertin, el KDG, considerado como la "Biblia de los astrólogos".

     En este blog hemos hablado ya de la mentira y de como se puede detectar en un cosmograma, cuales son sus elementos, planetas que intervienen.

     Hoy hablaremos aquí de trastornos delirantes.

   El trastorno delirante es un trastorno psicótico caracterizado por ideas delirantes no extrañas en ausencia de cualquier otra psicopatología significativa. En particular, la persona con este trastorno no ha cumplido nunca los criterios para la esquizofrenia y no tiene alucinaciones notorias, aunque pueden estar presentes alucinaciones auditivas, táctiles u olfativas, si estas están relacionadas con el tema del delirio.

     Una persona con trastorno delirante puede ser bastante funcional y no tiende a mostrar un comportamiento extraño excepto como resultado directo de la idea delirante. Sin embargo, con el tiempo la vida del paciente puede verse más y más abrumada por el efecto dominante de las creencias anormales.

     El término paranoia ha sido utilizado previamente en psiquiatría para denominar lo que ahora se conoce como 'trastorno delirante'. El uso psiquiátrico moderno de la palabra paranoia es sutilmente diferente pero actualmente rara vez se refiere a este diagnóstico específico.

     El significado del término ha cambiado con el tiempo, y por lo tanto diferentes psiquiatras pueden entender por él diferentes estados. El diagnóstico moderno más adecuado para la paranoia es el de trastorno delirante.

  • Tipo persecutorio: delirio de que la persona (o alguien cercano) está siendo tratado con mala intención: espiado, envenenado, perseguido, etc.
  • Si se intenta contradecir su creencia es probable que levante una fuerte reacción emocional, a menudo con irritabilidad y hostilidad.

     En el KDG de R. Ebertin, en su pág. 216 nos encontramos con NEPTUNO/PLUTON (0998). Ese número es una referencia que encontramos en las CORRESPONDENCIAS COSMOLÓGICAS, con la palabra clave de        Selbstquälerei  AM-998 NE/PL, pag. 188. La palabra selbstquälerei traducida al español, significa atormentarse. Si regresamos a la pág. 216 del KDG encontramos en su correspondencia psicológica:

  • + Alta sensibilidad fantasía, ilusiones, interés por lo místico.
  • - Raros estados anímicos, falsedad, engaño.

     Correspondencia sociológica: Místicos, medios, ocultistas, parapsicólogos, personas raras.

     Posibles manifestaciones:

  • + Ocuparse o entretenerse con problemas fuera de lo común, seguir extrañas tendencias, misticismo.
  • -   Extraños estados anímicos, seguimiento de ideas fantásticas, atormentarse, manías, obsesiones, enredado, confuso.

     Una de las muchas estructuras formadas con otros planetas dan lugar a sus correspondientes interpretaciones. si tomamos por ejemplo la siguiente: NE/PL = AC       Tendríamos aquí a una persona que vive en entorno especial, que se cubre o tapa con un -manto o aura mística-

     Vemos pues, como los libros de R.Ebertin se han vuelto inseparables  de sus otros métodos empleados, ya sean éstos tradicionales  o actuales, para los modernos astrólogos anglosajones, tan repudiados por algunos sin conocimiento de causa.

Comentario por ANTONIO GARAU el martes

Eventos

Distintivo

Cargando…

© 2017   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio