mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LA LUNA: Fluir con el ritmo

Desde pequeños nos acostumbramos a que la luna cambie. Siempre está de diferente tamaño, con diferente luminosidad, a veces no sabemos si va o si viene, es decir si está creciendo o menguando. Es una “irregularidad” en nuestra cotidianeidad con la
que nos acostumbramos a vivir. Yo diría incluso que le da “sal” a la existencia. Se imaginan que aburrido seria tener siempre la misma luna…?

La Luna cambia siempre pero pocas veces nos preguntamos ¿qué significa que cambie?, ¿qué diferencia hay de cuando crece a cuando mengua?. ¿Qué este llena a que este “negra”?, ¿Qué nos puede decir, qué nos quiere decir?, ¿Qué esta gestando cuando se esconde?, ¿qué festeja cuando esta redonda y blanca?,…

Las Lunaciones es el más básico de los ciclos de la vida. Atender a las lunaciones es aprender a fluir con el ritmo que la vida nos marca. Así como ajustamos nuestras actividades a la alternancia del sol y la luna. Y a menos de que tengamos trabajos que son específicamente nocturnos, hacemos nuestras actividades de día y descansamos de noche, y si tenemos que romper esto sentimos que vamos “en contra” de la energía natural.

De la misma forma fluir con las fases de la luna le agregará sentido y naturalidad a nuestra existencia. Hay ciclos personales y ciclos colectivos. Cuando observamos los cambios de la luna en el cielo somos testigos de un ciclo colectivo, y por supuesto nos afecta a todos.
Cada uno de nosotros tiene su propio ciclo lunar ya sea por progresión o por transito y observarlos y saber en que fase nos encontramos es muy interesante y provechoso también. Pero de los ciclos personales hablaremos en otra ocasión.
Hay muchas cosas en las que es conveniente fijarnos cuando observamos la Luna. Su fase, el signo en el que se encuentra, con qué planetas se encuentra de la mano (aspectado) en el momento de determinada etapa. Y con respecto a nosotros…. Que área de la vida nos afecta, qué planetas, de qué forma, está en signos conocidos para nosotros o en energías que tendríamos que
integrar?... Fluiremos por lo tanto, o nos costará trabajo…

Las Lunas Nuevas marcan el principio de un ciclo de aproximadamente 28 días. Es tiempo de sembrar, tiempo de principios. Siempre un buen momento para plantar nuevas intenciones o lo que sea. Si queremos que algo se fertilice y crezca, este
es el momento para llevarlo a cabo.

Las Lunas Llenas en cambio son la culminación de un ciclo que empezó 14 días antes aproximadamente, en la luna nueva. No me refiero al final del ciclo sino a la etapa de plenitud. Es tiempo de observar qué necesitamos traer a la conciencia y poner en
balance. Tiempo de ver cuánto hemos avanzado desde la luna nueva, reflexionar sobre qué hemos conseguido y a dónde nos ha llevado. Es tiempo de cosechar y de prepararse para cerrar ciclos. No es momento de comenzar algo nuevo. Podríamos
compararlo con la etapa de la madurez donde recogemos lo que hemos plantado. Y nos detenemos a reflexionar para lo que sigue.

En la Luna Nueva el Sol y la Luna se encuentran juntos, por lo tanto están en el mismo signo, en el mismo elemento. Las características de éste marcaran el que sea propicio o no para lo que queremos. Una luna de fuego será buena para empezar una
batalla, nunca una de agua. Pero esta será adecuada para cortarse el pelo, por ejemplo, si queremos que crezca.

Las características de los elementos nos las da el sentido común. Solo obsérvenlos y sabrán lo que significan pero de cualquier forma, mas adelante encontrarán una breve descripción de cada uno.

La Luna Llena en cambio, siempre involucrará a dos signos opuestos y por lo tanto a dos elementos. Ya sea Tierra – Agua lo que nos dará una luna con energía femenina. O Aire – Fuego que nos dará una luna con energía masculina.

Esto también es importante; las lunas masculinas tienen características activas; las femeninas son receptivas.
Por supuesto es importante checar con la carta de cada uno de nosotros, qué puntos nos afecta. Ver en qué grado de que signo(s) cae cada uno y localizarlo en nuestra carta. Checar aspectos con nuestros planetas y casa(s) que afecta. Si potencializa algún aspecto que tengamos o si aporta energía donde no la hay. Esto es aun mas agudo en el caso de los eclipses, pero eso también es parte de otro tema. www.mx.geocities.com/psicoastrologia

Visitas: 174

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio