mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

       Probablemente es una casualidad, ambos trabajos llegarón a la vez, por distinto cauce, pero algo me invitaba a relacionarlos y a buscar semejanzas, afinidades, resonancias...

       El espíritu científico que anima los dos trabajos y que me empeño en clasificar es, sin duda Saturno: el científico concentrado que replegado sobre sí mismo, observa, controla, colecciona, clasifica y conserva, pero sería imposible, inimaginable sin el resto de planetas, desde Mercurio que todo lo comunica, une e intercambia, a Marte que supera obstáculos y afronta peligros, pasando por Júpiter para dirigir y organizar la encomienda; esto en los personales, más allá, todos los "trans..", Urano: rey de la técnica, el progreso y toda la robótica; Neptuno: el visionario que adivina extrayendo del maremagnum colectivo, los vislumbres surrealistas e irracionales, que acaban plasmándose en la masa espiritual que nos compone como colectivo y empuja o elimina proyectos, -queramos nos..., o no queramos-, si no hay elevación espiritual y por fin, Plutón: descubridor de las riquezas profundas y ensamblador de las revelaciones superiores, todo está aquí y ha sido para mí un verdadero gozo, aliñado con vislumbres de alegrías y descubrimientos..., -básicamente interiores-, leer los dos trabajos, prácticamente al unísono;  aquí se los comparto: 

       Este primer trabajo es de D. Rafael Bachiller: Director del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional) y Académico de la Real Academia de Doctores de España y fue publicado en el periódico "El Mundo", Sección Ciencia, Astronomía del Cosmos. 

El Campo Extremadamente Profundo del 'Hubble'

    El Campo Extremadamente Profundo del 'Hubble' NASA/ESA/HST

       Tras 25 años de observaciones, los resultados obtenidos por el telescopio especial Hubble constituyen uno de los mayores legados científicos y culturales de la historia de la Humanidad.

Peripecias

       Aunque el Hubble haya sido uno de los instrumentos más fructíferos de la historia de la ciencia, no todo ha sido brillante en sus 25 años de vida. Su desarrollo sufrió numerosas peripecias desde el principio: al retraso de casi cinco años sufrido en su lanzamiento, que fue ocasionado por el desastre del Challenger en 1986, se sumó un grave error en el pulido del espejo. Que el Hubble necesitaba 'gafas' fue objeto de sangrantes chanzas en la comunidad científica e incluso en la sociedad en general. Tales 'gafas' llegaron en la forma de un corrector óptico, denominado COSTAR, que fue instalado en la primera misión de asistencia al telescopio que realizó el transbordador Endeavour en diciembre de 1993.

                   La galaxia M100 observada antes y después de la reparación de 1993NASA/ESA/HST

       Hubo otras misiones de servicio con transbordadores espaciales en 1997, 1999 y en 2002. Pero en el año 2004, cuando el telescopio necesitaba baterías, un juego de giróscopos y detectores más potentes para poder seguir funcionando, la NASA canceló la misión del transbordador destinada a reparar y llevar nuevos instrumentos al telescopio. Sin esa intervención, el Hubble dejaría de estar operativo.

Salvar al 'Hubble'

       Fue el desastre del Columbia del 2003 lo que había llevado al administrador de NASA, Sean O'Keefe, a tomar una dura decisión: en caso de problemas durante el vuelo, los transbordadores debían de ser capaces de llegar a buen puerto en la Estación Espacial Internacional. Como ningún transbordador era capaz de alcanzar elHubble y la Estación Espacial en un mismo vuelo, no sería posible volver a enviar una misión tripulada para repararlo.

                   Secuencia de observaciones entre 2002 y 2004 de la estrella gigante V383MonNASA/ESA/HST

       Varios estudios aseguraron que no era posible repararlo con una misión robótica, abriéndose entonces un debate sin precedentes en la historia de la ciencia. ¿Merecía la pena poner en riesgo la vida de unos astronautas para arreglar el telescopio? Muchos científicos, entre los que se encontraban los miembros del Instituto del Hubble, y numerosos ciudadanos de a pie opinaban que sí, que era inevitable correr riesgos para alcanzar grandes logros. Se inició en la calle una gran campaña para salvar el telescopio: hubo manifestaciones públicas, recogidas de firmas, millares de cartas escritas a la NASA, muchas de ellas por niños y jóvenes, e incluso ofertas de voluntarios dispuestos a servir en una misión tripulada. La presión del público llevó al Congreso de los Estados Unidos a pedir a O'Keefe que buscase una solución para hacer sobrevivir al Hubble.

       La opinión de los ciudadanos fue crucial para salvar el Hubble, y es que las imágenes del cosmos ofrecidas por este telescopio fascinan a la humanidad. Además, más allá de su valor estético, algunas de estas imágenes son las de mayor valor científico de la historia de la astronomía. Su salvación llegó en abril de 2005 con la dimisión de O'Keefe y el nombramiento del ingeniero Michel Griffin como administrador de NASA. Al poco de su nombramiento, Griffin tomó la decisión de preparar una nueva misión tripulada que permitiría la reparación del telescopio en 2009.

       Durante las cinco misiones de servicio llevadas a cabo con transbordadores espaciales entre 1993 y 2009, los astronautas de sus tripulaciones han realizado las tareas de mantenimiento necesarias para conservar el telescopio operativo y han ido sustituyendo sus cámaras y detectores con instrumentos progresivamente más potentes y avanzados. Estos nuevos instrumentos se diseñaron para compensar la aberración esférica del espejo principal por lo que, finalmente, el corrector COSPAR se ha hecho innecesario.

Cometas y estrellas

                     El cometa Shoemaker-Levy 9 antes de su colisión con Júpiter en 1994NASA/ESA/HST

       Todo el mundo reconoce la belleza y el fino detalle de las imágenes proporcionadas por el Hubble. Este detalle es precisamente lo que también dota a las imágenes de un alto valor científico y es lo que ha permitido obtener resultados importantes en todos los campos de la astrofísica.

                                                    'proplyds' en OriónNASA/ESA/HST

       Entre el 16 y el 22 de julio de 1994, el mundo contempló extasiado, en gran medida a través del Hubble, la impresionante colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 con la atmósfera de Júpiter. El cometa, según se acercaba al coloso gaseoso, se había roto en numerosos fragmentos y elHubble 'retransmitió' la caída de cada uno de estos fragmentos sobre el planeta con un magnífico detalle.

       El telescopio espacial nos deleitó con algunas de las observaciones más detalladas de discos protoplanetarios de gas y polvo (los denominados proplyds) en torno a estrellas jóvenes de las nubes de Orión. Después se constató que este tipo de discos polvorientos es muy común en las fases iniciales de las estrellas, pues constituyen los lugares en los que se forman los sistemas planetarios. Especialmente llamativa fue la del disco en torno a la estrella Fomalhaut, donde se apreciaba la presencia de un exoplaneta.

       Una de las imágenes que más nos asombró de las tomadas por elHubble, la que dio la vuelta al mundo y pasó a ser un auténtico icono de la astronomía contemporánea, fue la obtenida en 1995 de los conocidos pilares de la creación. Esta asombrosa imagen plasma unas nubes interestelares de gas y polvo en la Nebulosa del Águila (Messier 16) donde están naciendo nuevas estrellas. Las nubes están situadas a 6.500 años luz de distancia en la constelación de Serpens.

                              Los 'pilares de la creación' NASA/ESA/HST

Galaxias lejanas y lentes gravitacionales

       El Hubble ha encontrado indicios de la presencia de agujeros negros supermasivos en numerosas galaxias de todo tipo, tanto grandes como pequeñas, y ha podido estimar sus masas. Un interesante resultado es que las masas de estos agujeros están en relación con las de las galaxias que los albergan.

                                                  El anillo de Einstein LRG3-757NASA/ESA/HST

       La gran sensibilidad y alta resolución del telescopio espacial también han permitido observar detalles en los anillos de Einstein que se crean cuando la luz de una galaxia lejana pasa por las proximidades de otra situada más cerca de la Tierra. Se trata del fenómeno conocido como 'lente gravitacional' originado por la distorsión del espacio-tiempo que crean los efectos de la Relatividad general. Mediante estas observaciones ha sido posible medir la masa de los cúmulos de galaxias y estudiar la distribución en su seno de la materia oscura.

Los campos profundos y la expansión del universo

                    Dos galaxias espirales en colisión NASA/ESA/HST

       Entre los mayores logros del Hubble se encuentran las imágenes denominadas `campos profundos y ultraprofundos'. Se trata de fotografías digitales de muy larga exposición, con tiempos que alcanzan hasta el millón de segundos. En esas imágenes, obtenidas en regiones de la bóveda celeste libres de material de la Vía Láctea, es posible observar las galaxias más remotas, y por lo tanto más jóvenes, de las conocidas. Algunas de estas galaxias nos muestran cómo era el Universo tan solo quinientos millones de años tras el Big Bang.

       Estas imágenes ultraprofundas, como la que encabeza este artículo, fueron puestas a libre disposición de la comunidad científica desde su observación, lo que ha permitido realizar muchos estudios complementarios en esas mismas regiones del cielo con otros telescopios y radiotelescopios. Se está pudiendo caracterizar así las galaxias jóvenes lo que nos proporciona una idea progresivamente más precisa de cómo era el universo en su infancia.

       Los resultados de sus espectrógrafos son también excelentes. La observación de estrellas cefeidas condujo a refinar las medidas de distancias en el universo y la consiguiente medida de supernovas en galaxias lejanas ayudó a refinar la medida de la expansión y de la edad del universo. Se determinó así que la velocidad de expansión aumenta 70 kilómetros por segundo cada 3,26 años luz de distancia.

       Además, en conjunción con medidas desde otros telescopios en tierra, las observaciones de supernovas lejanas indicaron que la expansión del universo es acelerada. Ello se atribuye a alguna propiedad desconocida del espacio-tiempo que ha venido en denominarse 'energía oscura'. Estos resultados fueron premiados con el Nobel de Física de 2011.

12.000 publicaciones

       Los resultados del Hubble inciden en todos los campos de la astrofísica. Hasta el momento el telescopio ha realizado más de un millón de observaciones individuales que ocupan unos 60 terabytes de datos, y continúa enviando unos 17 gigabytes de datos diariamente. A pesar de su edad, el Hubble sigue recibiendo numerosas peticiones de tiempo de observación. Astrónomos de todo el mundo solicitan su uso para llevar a cabo unos mil proyectos por año, lo que supone un factor 6 más de los que el telescopio puede realizar. Se estima que ya se han publicado más de 12.000 artículos científicos con resultados de sus observaciones. Sin duda, nos está dejando un legado científico de valor incalculable: un auténtico tesoro cósmico.

 

                          Regiones de formación estelar en la Nebulosa de la Quilla NASA/ESA/HST

El sucesor del 'Hubble'

       Los días del Hubble están contados. Sin transbordadores espaciales que realicen nuevas misiones de servicio para prolongar su mantenimiento o para llevarlo a una mayor altitud, el telescopio, que no posee ningún motor, seguirá frenándose en su órbita debido a la fricción con el tenue material atmosférico que allí se encuentra, e irá aproximándose lentamente a la superficie de la Tierra. Si no hay otros problemas técnicos o si no se desactiva antes, el telescopio podría seguir operativo como mucho hasta el año 2024, pero por esas fechas el rozamiento con la atmósfera lo destruirá.

       Aunque ha sufrido muchos retrasos, la construcción del sucesor delHubble, el Telescopio Espacial James Webb, se encuentra ya muy avanzada y su lanzamiento está previsto para el año 2018. Se trata de un instrumento diseñado para trabajar sobre todo en el infrarrojo. Su espejo tiene 6,5 metros de diámetro y su masa supera las 6 toneladas. Estará emplazado muchísimo más lejos que el Hubble: a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, esto es, unas cinco veces más lejos que la Luna. Este telescopio es fruto de la colaboración entre las agencias espaciales norteamericana (NASA), europea (ESA), canadiense (CSA) y francesa (CNES).

También interesante

  • El astrónomo norteamericano que da nombre al telescopio espacial, Edwin Hubble (1889-1953), fue pionero en la identificación y el estudio de galaxias externas a la Vía Láctea, demostró empíricamente la expansión del universo y es considerado el padre de la cosmología observacional.
  • El diámetro del espejo del Hubble es de 2,4 metros. El tubo del telescopio tiene una longitud de 13,2 metros y cada uno de los dos paneles solares tiene unas dimensiones de 2,45 x 7,56 metros. Su masa supera las 11 toneladas.
  • Se mueve en una órbita circular, aproximadamente a 540 kilómetros sobre el nivel del mar, que está inclinada por unos 28,5 grados respecto del ecuador. Su velocidad es de unos 28.000 kilómetros por hora, completando una órbita cada 96 minutos.

       D. Rafael Bachiller: Director del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional) y Académico de la Real Academia de Doctores de España.

       Este segundo trabajo, acompaña uno de los vídeos del canal de información del American Museum of Natural History y corresponde al episodio nº 6. Disculpas por la traducción de la propia traducción, he tratado de hacerlo lo más entendible posible, pero hay palabras y giros que quizá... y los he dejado tal cual... 

Los Fósiles más Diminutos

Click aquí  ====>>  https://youtu.be/JLSa8cGJixQ

       Lo que podemos hacer con el pasado geológico es utilizar la historia de la Tierra para aprender cómo la vida reaccionó a los acontecimientos en el pasado, para ayudar a predecir cómo estamos tratando con el futuro.

      ELLEN THOMAS  Micropaleontologist

Indicadores fósiles 

       Si se trata de una idea con respecto a la anatomía de un animal antiguo, o la ecología de las plantas que se han extinguido hace millones de años, los fósiles pueden ofrecer una amplia gama de información.

       El vídeo de este episodio de Caducidad, explora la colección de fósiles del Museo, que corresponde a organismos marinos diminutos, conocidos como foraminíferos Estos son abundantes, aunque muy dispersos;  criaturas unicelulares que todavía hoy, llenan los océanos. Las conchas fosilizadas dejadas por sus antepasados ​​foram, son ampliamente utilizados como cápsulas del tiempo para los datos climáticos de remotas épocas antiguas.

 

Ep 6 Foram
 

       Los primeros Investigadores de microbiología, confundieron a los foraminíferos con las ammonites. Este modelo de foram,  especies- Elphidium crispum -estuvo en exhibición, durante un tiempo,  en el Museo. 

© AMNH / 321129

       Cuando los foraminíferos fueron descubiertos por primera vez, sus intrincadas formas eran confundidas con otro tipo de organismo: el grupo de animales conocidos como ammonites marinos, extinguidos hace mucho. Mientras que las conchas septadas de los foraminíferos, se despliegan   de maneras muy diferentes a las de los ammonites, aunque ambos contienen pistas del clima. 

       Las Amonitas son un grupo de moluscos antiguos, relacionados con animales modernos como nautilos, que se parecen más  a sus primos extintos, calamares y pulpos. Como foraminíferos, ammonites eran un grupo excepcionalmente exitoso, diversificándose en una amplia variedad de especies distintas y diversas formas en todos los océanos del mundo, donde tuvieron que soportar durante más de 300 millones de años.También tenían conchas más duras, con frecuencia en espiral, aunque algunas especies se divirtieron configurando hélices espirales y conchas y mandíbulas duras, un número extraordinario de los cuales sobrevivieron como fósiles en forma de U. 

       El Museo guarda su colección de fósiles de invertebrados , como una de las más grandes del mundo, con más de 2 millones de ejemplares de ammonites. (El recientemente accessioned  Mapes colección  de fósiles marinos, que cifró las existencias totales del antiguo Museo en 33 millones de especímenes y artefactos, el  año pasado, añadió cerca de 150.000 más.)

 

Ep grupo 3 ammoniods
La colección incluye Mapes ammonites fósiles de hace unos 400 millones de años, durante el período Devónico. © AMNH / S. Thurston

       Su abundancia, amplia distribución geográfica, y una estancia larga, aunque limitada en el planeta, hacen de las ammonites, marcadores de tiempo geológico, muy útiles. Son también grandes indicadores de clima antiguo. Conchas y mandíbulas amonitas están formadas principalmente, por carbonato de calcio, la misma sustancia que compone las diminutas conchas de los foraminíferos. Dependiendo de la temperatura del agua circundante cuandose  forma, el carbonato de calcio contiene diferentes cantidades de dos isótopos de oxígeno. La relación de estos isótopos, dice  Neil Landman ,  supervisor de la División de Paleontología, hace a las conchas "indicadores muy sensibles de los ambientes y temperaturas en que se formaron." Y como conchas de un período se pueden comparar con los de otro, pudiendo ser utilizadas para rastrear cambios en los climas de más tiempo. 

Ep 6 Devónico amonoide

Entre los invertebrados más comunes de los océanos, las ammonites se extinguieron hace unos 65 millones de años. 

© AMNH / S. Thurston

       Las conchas de las ammonites,  podrían proporcionar también, otras pistas sobre el mundo antiguo. El registro fósil muestra que los primeros ammonites aparecieron durante el período Devónico, hace unos 400 millones de años. Después de prosperar en los océanos antiguos durante cientos de millones de años, casi todos los ammonites fueron víctimas de la extinción masiva al final del período Cretácico, que también acabó con los dinosaurios y más de la mitad de las especies del planeta.

       "Las Amonitas están por todas partes hacia el final del período Cretácico," dice Landman. "No hay una disminución en el número de individuos o en la cantidad de especies, que pudiera conducir a su repentina desaparición."

Ep 6 antiguos océanos
Una exposición en el Salón Milstein de la vida del océano representa la vida en un mar cretáceo que cubría la actual Tennessee y fue el hogar de ammonites. © AMNH / D. Finnin

       El hecho de su desaparición, puede decirnos más sobre el evento que causó la muerte de tantas formas de vida, por lo que se estudian los fósiles de amonites Landman generados en el Cretácico-Paleógeno (K / Pg), tomando como límite, la delgada franja de tiempo geológico, inmediatamente después de la extinción .

       Este trozo se encuentra en tan sólo unas pocas docenas de lugares en todo el mundo, incluyendo sitios en Marruecos, donde Landman y sus colegas viajaron en una reciente expedición Constantino S. Niarchos. Trabajando con los geólogos locales y profesores universitarios, Landman y otros paleontólogos del Museo, realizaron la primera gran encuesta de ammonites alrededor del límite K / Pg en capas de rocas sedimentarias en la costa oriental de Marruecos. El resultado fue un tesoro de ammonites fosilizados.

ep 6 Marruecos

Neil Landman y sus colegas buscan fósiles de amonites a lo largo del límite K / Pg en Marruecos. 

© AMNH / J. Sessa

       "Sabíamos que las ammonites existían en esta zona", dice Landman. "Pero no hay mucha información conocida, ni publicada sobre ellos en este sitio." Todavía se están estudiando los nuevos ejemplares de la expedición marroquí, y Landman espera varios documentos saldrán de la investigación. Además de ammonites, el equipo se reunió nuevos ejemplares de foraminíferos para añadir a la colección del Museo, observando  los niveles del elemento iridio, que se dispersa a través de la Tierra durante el impacto de un meteorito, en muestras de sedimento circundante.

       Estudios anteriores de ammonites han producido una conclusión coherente con implicaciones para la vida del océano hoy. En el lado del Cretácico / Pg límite K, las ammonites son abundantes, mientras nautílidos relacionados son menos comunes. Después del evento de extinción, la mayoría de las  ammonites desaparecen, mientras que las poblaciones nautilus persisten, en gran parte no fue afectada. Landman sugiere, que sus destinos podrían haber sido asegurados por los respectivos ciclos de vida de los animales.

  

Ep 6 iridiscente amonita

Algunos ammonites eran formidables animales de más de 2 metros de diámetro, como este espectacular ejemplar de 75 millones de años de antigüedad.

© AMNH / C.Chesek 

       Las Amonitas, eclosionan muy pequeñas, menos de un milímetro de diámetro para alguna de sus especies y fácilmente habrían hecho sus hogares entre el plancton y  criaturas similares, en las aguas cálidas superficiales. Los Nautílidos, por su parte, nacen más grandes y habrían pasado más tiempo en aguas más profundas. Si un impacto de un meteorito causó la rápida acidificación de las aguas superficiales de todo el mundo, como algunos sugieren, eso explicaría por qué ammonites, que utilizan esas aguas como una especie de cuna, habrían sido devastadas, mientras nautílidos jóvenes podrían haber seguido adelante a través de la catástrofe, resguardada en aguas más profundas. (Foraminíferos de aguas profundas, conocidos como foraminíferos bentónicos, de manera similar han resistido esta extinción con más éxito que las especies de foraminíferos planctónicos, que rozan  la superficie, en su mayoría se extinguieron al final del Cretácico, (con una reaparición en el Mioceno temprano). 

 

nautilo

Nautiluses recámara a veces se llaman fósiles vivientes porque se asemejan tan estrechamente parientes antiguos como ammonites. 

AskNature / TB Smith 

       Dado que los océanos de hoy son cada vez más ácidos debido al cambio climático, aprender más acerca de la extinción de la amonita es más que una preocupación académica. Los detalles de la catástrofe que afectó a 65 millones de años podría informar sobre cómo hacer frente a los problemas ambientales que tenemos en la era moderna.

       "Conchas de carbonato de calcio en los animales modernos son cada vez más delgadas, y alguna evidencia sugiere que los picos de carbonato de calcio de los erizos de mar experimentan un detrimento en la misma proporción", dice Landman. "La comprensión de cómo la acidez del océano afecta a las especies marinas es muy necesaria y pertinente, para saber exactamente donde estamos hoy."

El 2013 Constantino S. Niarchos expedición a Marruecos fue el generoso apoyo de la Fundación Stavros Niarchos.

 

       Aquí termina la exposición de los dos artículos que quería compartirles. Espero que les hayan resultado tan interesantes, sugerente e inspiradores como a mí. 

     

¡Saludos! Maria Ysabel

(Granos de Arena al Microscópio)

 

Visitas: 438

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Maria Ysabél el abril 24, 2015 a las 1:57pm

25 ANIVERSARIO DEL TELESCOPIO ESPACIAL HUBBLE

       El telescopio espacial Hubble cumple este viernes 25 años en activo. Además de aportar impresionantes imágenes del cosmos, ha sido clave para investigar cuestiones como la expansión del universo, los agujeros negros, el ciclo vital de las estrellas o la materia oscura.

click aquí:   ====>>   https://youtu.be/PtQSVDGQKj8

El telescopio espacial Hubble.

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio