mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LUNA EXALTADA EN TAURO

Acabo de leer en el post de Devarshi, sobre la exaltación de la Luna en Tauro, lo siguiente: “El signo de exaltación para la Luna es Tauro. Para entender porque sucede esto debemos comprender que nuestra mente y emociones están gobernadas por la Luna. El aspecto femenino de nuestra vida y actividades es gobernado por la Luna. Se considera entonces que la Luna es femenina y el Sol es masculino. Mientras el Sol es el padre y el rey, la Luna es la madre y la reina. Por su naturaleza femenina, el signo de Tauro que es fijo y de tierra, es la casa o zona ideal para la emotiva Luna, porque aquí ella se siente cómoda, estable y segura”.

     La verdad, tras lo anterior, me queda una sensación de vacío y no puedo menos que pensar que si lo anterior es todo lo que puede ofrecer o decirse, astrológicamente hablando, sobre lo que justifica la exaltación de la Luna o de cualquier otro planeta, entonces lo mejor es que apaguemos la luz y nos marchemos. No puedo creer que algo como lo anterior sea suficiente para justificarlo, y menos cuando en mi nacimiento la Luna justamente transitaba el signo de Tauro.  

     Por supuesto que deben existir muchas otras explicaciones del por qué la Luna se exalta en Tauro, entre ellas las esotéricas y las espirituales, las comerciales y hasta las melodramáticas, amén de aquellas que son inventadas o que se deben al capricho de muchos otros.  Muchos podrían dar por sentado que el hecho de que la Luna sea fría y humedad (de agua) y que Tauro sea un signo frío y seco (de tierra) es igual de suficiente para justificar y/o entender las razones de la exaltación de la Luna en Tauro. Dicen que la tierra al ser penetrada por el agua se hace más productiva, y que Tauro es un signo apto para que germine la semilla y vengan los frutos y las flores. Digamos que lo anterior es bueno, pero no es suficiente ni correcto para la explicación que se nos exige como astrólogos.  

     Si ninguna de las anteriores razones consiguen acercarnos a la respuesta del Por qué la Luna se exalta en Tauro, ¿dónde entonces yace la verdad?  

     Para llegar a la respuesta tenemos que ubicarnos de nuevo en la Luna, y reconocer en ella todo aquello que se describe como nuestro instinto más básico (casi primitivo) de supervivencia, el mismo que nos obliga a consumir los alimentos para nutrirnos y mantenernos con vida. Así entonces, la Luna es nuestro alimento básico, primario si se quiere. Nos preguntamos: ¿Dónde la Luna puede encontrar y satisfacer lo anterior? La respuesta es en la casa cuatro, la asignada al signo Cáncer, la casa significadora de nuestra familia de origen, de la cual su principal activo es nuestra madre. Dentro del seno de nuestra familia, desde el mismo momento de nuestro nacimiento, encontramos alimentos, cobijo y protección en cantidades suficientes. La Luna en Cáncer (regencia de la Luna) es la significación de que todo está en orden y en su lugar correcto, nada sobra ni nada hace falta. La situación es de domino total. En la casa cuatro nuestra mamá está con sus tetas siempre llenas de leche y muy dispuesta a nutrirnos cada vez que escuche nuestro llanto. La regencia de la Luna en el signo Cáncer, es señal de que el alimento existe en las cantidades suficiente y de buena calidad y de manera gratuita.   

     Cuando el alimento que necesitamos escasea, es insuficiente o simplemente no existe, se declara la emergencia y debemos ir al nuevo lugar. Así entonces, cuando un niño indefenso e incapaz de proveerse por sí mismo su alimento, no tiene una familia que pueda alimentarlo, ese niño pasa a estar bajo la protección y control del Estado, que es representado por la casa diez y Capricornio, el signo del exilio de la Luna. En capricornio la Luna está mal, debilitada e insatisfecha, sencillamente el infante tiene hambre y el alimento es insuficiente y de menor calidad. En Cáncer bastaba con llorar y la teta de mamá nos alimentaba con leche caliente, por el contrario, en Capricornio hay que esperar, el alimento es escaso y frío.

     Ahora bien, ese bebé que nació y que fue alimentado dentro del seno de una familia tendrá que crecer y convertirse en una persona adulta y ya para entonces, tendrá que proveerse por sí mismo su propio alimento. Ya no está mamá para alimentarnos. Ese alimento tenemos que ganarlo: será el producto de un factor determinante conocido con el nombre de dinero. En relación con el dinero tengo dos opciones: que lo tenga en mi poder y sea mío, o bien que lo tenga otra persona. En el primer caso, es claro que al ser dueño de mi propio dinero puedo a mi entero gusto comprar y disfrutar del alimento que bien desee, no necesito pedir permiso o esperar para usarlo. Por el contrario, si el dinero que compra mi alimento está en las manos de otra persona, debo esperar su autorización. Esa otra persona compra mi alimento, lo que es, sin duda, una indicación de mi total dependencia.

     Tras lo anterior, podemos entender que la exaltación es ese “poder” que le es otorgado a la persona para proveerse su propio alimento a partir del uso de sus propios recursos, los mismos que sólo existen dentro de la casa dos, la asignada al signo de Tauro. Pero si debo esperar que otra persona usando su dinero soluciones mis necesidades alimenticias, de nuevo la Luna está en situación de emergencia. El dinero de esa otra persona es asignado a la casa octava, la que es regida por el signo de Escorpión.

     Lo anterior, en su conjunto, es la razón del porqué la Luna se exalta en Tauro y se cae en Escorpio. En resumen podemos apuntar que: en Cáncer el alimento es seguro y abundante, en Capricornio es escaso; en Tauro soy autosuficiente a la hora de alimentarme y en Escorpio soy dependiente de otros.

     Aunque he usado el tema del alimento en exclusiva, la verdad es que el procedimiento es totalmente valido para cualquier otro tema que sea significado por la Luna y donde necesitemos usar su fuerza o su debilidad resultante por estar ubicada en alguno de sus signos importantes.

     En el mismo orden realizado para explicar no sólo la exaltación de la Luna, sino todas sus diferentes opciones de fuerza y debilidad, podemos usarlo para cualquier otro planeta, sea el Sol, Júpiter o Venus, etc.

     Un ejemplo basta de muestra: He nacido con mi Luna exaltada en los 7º de Tauro, en conjunción partil con mi MC. Como resultado de ello, la tal autosuficiencia que genera mi Luna, la observo en mis ganas de mantener mi total autonomía pública y profesional. Desde el año 1992 me radique en la ciudad de Cali, obtuve un empleo de administrador en una de las sedes de la empresa Cherry Brook de Colombia, empleo que terminó en mayo de 1994. Desde ese año y hasta el presente (2014) me he dedicado por completo al estudio, enseñanza y consultoría astrológica. Bajo ninguna condición estoy dispuesto a renunciar a mi total autonomía profesional y al uso del tiempo según mis deseos y necesidades. Me fascina la idea de ser y seguir siendo mi propio y único jefe. Lo que me “alimenta” a nivel profesional y social, es un asunto que en exclusiva me compete a mí y sólo a mí.

Giovanny Londoño Romero

Santiago de Cali – Colombia, mayo 14 de 2014. 

Visitas: 6171

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 21, 2014 a las 12:07pm

Don Antonio

Por favor, no se preocupe, deje que el señor Angel siga creyendo que un Sol está en dignidad accidental en la casa quinta, déjelo que siga con su equivoco, allá él con su error. Si por lo menos revisa todo lo relacionado a regencias de signos y casas, que son dos cosas muy diferentes, se daría cuenta que para empezar el Sol, dador de vida por excelencia, no gusta de la casa quinta, cuyo signo base (Leo) es considerado uno de los signos estériles.

Giovanny 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 21, 2014 a las 11:59am

Don Antonio saludos

Lo que usted ha resaltado del señor George Antares, es correcto desde todo punto de vista, es de un valor amplio y suficiente. Lo que si está mal es que usted confunda las analogías como factor interpretativo con las detestables recetas astológicas. Una no va con la otra ni si quiera por mera confusión. El valor y uso de las analogía es fundamental para alcanzar las buenas y correctas interpretaciones, pero nunca lo anterior podrá ser logrado con las recetas. Lo de Antares es digno de ser recomendado, todo aquello que raye con los horóscopos debe ser rechazado. 

Giovanny

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 21, 2014 a las 11:55am

Don Ángel

Qué bueno que haya escrito lo que acaba de publicar, pues me da la oportunidad de entender y de una vez por todas dónde yace su confusión y su gran error. Se lo voy a decir con el mayor respeto hacia su persona, pero usted ignora por completo las bases más simples, las más simples, sobre las cuales se ha erigido el edificio del saber astrológico; luego es como imposible que usted pueda razonar y darse cuenta de la verdad. Le explico bien lo anterior:

Primero que todo, no se pueden confundir dignidades esenciales con accidentales ni con otros temas particular de la astrología. Una cosa es que el Sol se muestre fuerte en la casa uno, y otra muy diferente que Aries sea el signo de su exaltación, pues el Sol independientemente de que esté o no en Aries su ubicación en casa uno, o en cualquiera de las otra casas angulares, le concede fuerza accidental. Entienda que la fuerza que otorgan las casas tiene un orden jerárquico, al punto que las casas angulares son las que en verdad dan fuerza y las cadentes la restan a los planetas. Lo anterior es de una simple que raya con la….

Segundo, usted ignora por completo, pues lo digo apoyándome en la lectura de sus escritos y sus opiniones, todo lo referente a las verdaderas regencia de los planetas sobre las casas. De tal suerte que si revisa sólo un poquito se dará cuenta que el regente de la casa uno es Saturno, que Júpiter lo es de la casa dos y así hasta el final, en la casa doce, respetando el orden de los planetas del más lento al más rápido. Sin ir muy lejos le recuerdo el disgusto que le causo a usted, hace un tiempo, saber que Marte es el regente de los hermanos, derecho que le asiste por ser regente de la casa tres. El Sol regenta la casa cuatro, Venus la cinco, Mercurio la sexta y la Luna la séptima. Su ignorancia de algo como lo anterior lo lleva a pensar y hasta creer que por ejemplo, Venus queda bien en la casa dos y que Mercurio igual queda bien en la casa tres, y doy por hecho que lo anterior usted lo sustenta en que la casa dos es regida por Tauro y por tanto por Venus, y que la casa tres por ser de Géminis le corresponder a Mercurio. Lo anterior, don Angel, nada más equivocado.

Tercero, si revisa la organización de las regencias planetarias sobre las doce casas, algo que no tiene nada que ver con el famoso ABC de la astrología, que ya le explique al señor Antonio Garau en su post sobre el accidente anunciado, entonces encontraría que Venus, oiga bien don Ángel, es el regente de la casa doce. Sin importar que sea Piscis o cualquier otro signo el que aparezca en la cúspide de la casa doce, es Venus el que regenta dicha casa. No vaya a confundir lo anterior, se lo suplico por favor, lo de las regencias de los planetas sobre las casas con los famosos gozos y pozos de los planetas en las diferentes casas.

     Entonces tras lo anterior, don Ángel, queda sin valor ninguno aquello que usted ha escrito por ser totalmente incorrecto desde todo punto de vista, dice usted: “Señor Giovanni si le dieron a venus la dignidad en el signo de piscis también tendría que estar digno en esa casa 12....Pienso yo!!..Por dignidad accidental....me refiero, pero no se la dan....que raro!!....”.  

     Igual carece de valor o por lo menos debe ser enviado a revisión esto otro que usted ha escrito: “Por dignidad accidental, un Sol en casa 1, la casa de Aries está bien, o una venus en casa 2, o un mercurio en casa 3.... ¿Por qué venus no está digna en casa 12?”

    Así entonces don Ángel, espero que ahora haya entendido que Venus tiene mucho que decirnos sobre la casa doce, algo que al usted ignorarlo le ha llevado a escribir lo que acabo de resaltarle.

Giovanny 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 21, 2014 a las 9:22am

Don Angel 

Leo y releo lo que usted ha escrito y no puedo menos que ver que cada vez más tengo la razón en relación a lo que cuestione en mis dos últimos aportes, en especial sobre lo equivocado de plantear que unos pocos signos son personales cuando el signo regido por el planeta más importante en lo personal no fue incluido, el Sol. No importa que tan individuales o sociales seamos, lo cierto es que hay cosas de nuestra vida que las vivimos no importa que edad tengamos, dónde hayamos vivido, dónde hayamos nacido, hagamos o no parte de una sociedad o grupo, etc., las vivimos tanto en lo personal como social. Cierto es que lo más personal e individual (léase único) lo da el Sol y por ende, el signo Leo. En últimas lo que termina siendo cierto es que cualquier cosa o tema que pueda ser asignado a un signo o una casa en particular termina siendo algo que se puede vivir y tanto desde lo personal como desde lo social, de tal manera que una frontera clara entre lo personal y lo social no es contundente. Un ejemplo basta para aclarar lo que acabo de exponer: una persona puede ir a la academia y estudiar Alemán, digamos que allí es un asunto social, compartido con otros, pero igual la persona puede en la privacidad de su habitación donde duerme cada noche estudiar por su propia cuenta y esfuerzo alemán, lo que entonces es considerado una actividad muy personal y hasta oculta. la verdad es que clasificar los signos y las casas entre personales, sociales o universales es una acomodación que no hace gran diferencia entre el valor potencial y real de la personal visto desde su carta natal. 

Giovanny

Comentario por Marcella Rossy el mayo 20, 2014 a las 12:40pm

Según entiendo a modo de trabajo de cada uno . La luna nos indica: 

En la casa; De que forma expreso mis emociones. Como me expreso Si esta en Sagitario Como son sus emociones Como las brazas que se quedan poco a poco se apagan.-

Si la Luna esta en Signo piscis. Sus sentimientos serán al final mirado hacia la espiritualidad, y se confundirán mucho en esta vida que es Material. 

Mis emociones son mas Filosóficas, ( 9º) y terminaran siendo ( piscis) bastante espiritual.-Me comunicare ( Mercurio) a través de la palabra escrita o hablada ( casa de Mercurio) 

Resumen, como puedo solucionar mis emociones, como puedo trabajarlas;  Eso dice la carta de La Luna. no se trata de nutrir, o que representa; Las personas quieren saber " la solución"  ejem;

Voy a poner un clavo en la pared; Necesito un Taladro ( no necesito saber las características del taladro ( interpretaciones) necesito aprender como pongo un clavo.- Así miro yo la Astrologia, 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 20, 2014 a las 11:13am

Hola de nuevo...

Lo siento, las preguntas aún no acaban. Me pregunto ahora: si los cuatro primeros signos y sólo ellos son los “personales”, regidos por planetas que representan emociones muy humanas y personales (Marte, Venus, Mercurio y Luna), entonces qué hace Venus, por citar sólo un caso, rigiendo uno de los signos que modernamente es asignado al grupo de los llamados “sociales”, me refiero al signo de Libra. Mercurio igual rige otro signo social, Virgo.

     Al terminar de escribir mi anterior comentario de inmediato me volqué al Libro Conplido, la versión de Indigo, que en su página 575 y siguientes se explaya en un largo listado de la forma como los signos del zodíaco eran clasificados. Tras la revisión de rigor no hay ni por asomo ningún indicio que confirme o nos haga pensar que los astrólogos clásicos clasificaban los doce signos en “personales, sociales o universales o trascendente”. Nada de lo anterior existe, por el contrario, sobresalen algunas clasificaciones como: signos salvajes, estériles, ferales, fértiles, humanos, infortunados, mudos, etc., etc., etc. Pero insisto, en ningún momento se menciona algo como “personales” y otros por el estilo, lo que nos lleva a pensar que lo anterior son “inventos modernos” de los “astrólogos modernos”.

Giovanny

 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el mayo 20, 2014 a las 10:25am

Hola a todos.

Aunque este post fue creado para centrarnos casi en exclusivo en la Luna exaltada en Tauro, no por ello veo con malos ojos que se hagan otros complementos y aportes. Bien, me sumo a la idea que Pablo ha esgrimido, sobre lo errado de aquello de fijar (desde el ámbito psicológico) signos personales, sociales y universales, pues eso no es astrología propiamente dicho. Me explico mejor y para ello que oportuno me resulta tomar lo escrito por el señor Ángel (espero que por favor no lo vaya a tomar como un ataque a su persona ni mucho menos vaya a ser motivo para que usted invada mi espacio y vida personal de manera irrespetuosa y mal educada). Dice don Ángel que los signos personales son:

“Aries - domicilio de Marte y exaltación del Sol
Tauro - domicilio de Venus y exaltación de Luna
Géminis- domicilio de Mercurio
Cáncer - domicilio de la Luna

     Esto es una realidad y por tanto Venus en signo de la Luna y Marte en signo de Mercurio están mejor situados que en signos universales... le guste o no”.

Fin de la cita de don Ángel.

     A partir de lo anterior, Don Ángel, fundamenta que es la razón válida para considerar que Venus se exalte en Cáncer y que Marte lo haga en Virgo (parece que aún no ha visto las dos películas que le he recomendado). Pues bien, si aceptamos de buena gana que Aries, Tauro, Géminis y Cáncer son los signos personales y que en ellos los planetas más personales son y/o se hacen importantes no por ello hemos llegado al fondo de la gran verdad que nos interesa. Imagino que lo anterior, lo de planetas personales rigiendo signos personales, se basa o se soporta exclusivamente en aquello de que Marte es nuestra fuerza y energía, de que Venus son nuestros afectos, de que Mercurio es nuestra comunicación, de que la Luna son nuestras emociones. Lo anterior se ve bien y es correcto, es decir, es correcto que las anteriores cuatro emociones sean muy estándares en todos los seres humanos, básicas en nuestro diario vivir. No hay una sola persona que pueda considerarse al margen de las cuatro emociones básicas. Pero, y aceptando que lo anterior es muy correcto desde todo punto de vista, me atrevo a preguntar algo que no puede ser que haya pasado desapercibido y de una manera que raya con la total insensatez astrológica, es lo siguiente: ¿Por qué razón sustancial el signo de Leo no fue incluido dentro del grupo de los llamados “Signos Personales”? pues no podemos pasar nunca por alto que el signo Leo es regido por el Sol, el astro más importante y vital para la vida y desarrollo de la condición humana. No puede, escuchen bien, no puede haber planeta más importante y más personal que el Sol. El Sol lo es todo, es la vida misma, es lo más vital, lo más personal, lo más importante desde todo punto de vista, es lo más individual del ser humano, todo lo demás (Venus, Marte, etc.) palidece en todo sentido y medida al lado del Sol. Así entonces, insisto en mi pregunta: ¿Cómo es posible que el signo regido por el planeta más personal de todos, sin el cual nada tiene sentido en nuestra existencia humana, no haya sido incluido dentro del grupo de los llamados “signos personales”?

     Pasando a otro punto (Don Ángel, le pido el favor que siga con la idea de que Giovanny Londoño Romero no lo está atacando de ninguna manera, simplemente expongo mis puntos de vista que por esas cosas de la vida van muy en contra de sus apreciaciones y pienso que ello tan solo debe ser producto de ser usted “moderno” y yo “Clásico” en lo estrictamente astrológico), le pregunto: Si aceptamos, como es su propuesta, de que Marte debe ser exaltado en Virgo y Venus en Cáncer, entonces yo le pregunto: ¿En qué signo del zodiaco entonces exaltamos a Mercurio? ¿En qué signo exaltamos a Júpiter? No creo que sea posible que un mismo signo pueda ser la exaltación de dos plantas al tiempo. Es más fácil que un planeta pueda ser influyente en dos signo (regirlos), pero no que un mismo signo sea el asiento de dos planetas en lo tocante a idénticas dignidades esenciales. Don Ángel, se ha preguntado usted por qué los astrólogos de antaño no exaltaron ningún planeta en Géminis, Leo, Escorpio, Sagitario y Acuario.

Saludos

Giovanny

Comentario por Pablo Ianiszewski el mayo 19, 2014 a las 9:14pm

Cuando hablamos de "signos personales", "orientación al Yo", "universalidad" y nociones similares no hablamos de Astrología, sino de pseudo-psicología aplicada sobre remanentes astrológicos. Hablemos de Astrología: Venus se exalta en Piscis porque este signo representa el último tercio del Invierno boreal, cuando el frío es moderado y la humedad más intensa, al igual que en la proporción de las cualidades primitivas de Venus según nos explica el sabio persa Abū 'r-Raihān Muhammad ibn Ahmad al-Bīrūnī en su "Libro de Instrucciones en los Elementos del Arte de la Astrología", el cual recomiendo (hay traducción al inglés). Pero si queremos insistir en psicologizar la Astrología ¿hay acaso un signo más "empático" que Piscis? El amor venusino se expresa como capacidad para ponerse en el lugar del otro en el último signo zodiacal. Recordemos que el término "empatía" fue acuñado en 1909 desde el griego ἐμπάθος que significa literalmente "en el sufrimiento" con el otro. Hasta los modernos podrán reconocer que el sensible Piscis sufre por los demás. El amor se exalta en el sufrimiento como bien dice Giovanni. 

Comentario por Luis Daniel el mayo 18, 2014 a las 7:20pm

¡Hola Garau!

Yo creo que un eje sería Libra-Aries y Aries-Libra... y si, decir Libra-Piscis confunde, pero es para encasillar los signos que declaran tal cuestión.

Si Neptuno es octava de Venus, o es declarada como tal, la inversa debe cumplirse porque es una definición de igualdad o de reciprocidad... como las octavas en la música, es decir, si Do octava suena mas agudo, un Do menos agudo es el mismo Do pero con variación en su frecuencia.

Es solo una opinión matemática pero esto ya son hipótesis.

Por cierto, me ha parecido muy interesante lo del artículo de Giovanni... en su artículo expone en mi opinión una definición valida sobre como se comporta la Luna en situación de dignidad.

Un Saludo y gracias por la aclaración.

Comentario por Luis Daniel el mayo 18, 2014 a las 12:18pm

Yo estoy de acuerdo con Àngel y considero que es una hipótesis interesante que en signos mas personales las dignidades esenciales queden establecidas en planetas personales y en signos idealistas o "universalistas" que son el eje Libra-Piscis, deberían tener una preponderancia especial con planetas mas Transpersonales... sin embargo, la clave de la cuestión es que a pesar de estas diferenciaciones categóricas, es imposible separar a Neptuno y a Venus como octavas, porque entonces ¿Como le hacemos con Virgo?... y la respuesta es sencilla, Virgo es controlado por Marte y Piscis por Neptuno de acuerdo a esa definición de idealismos y no idealismos.  Aclaro que habría una inconsistencia se declaráramos que Venus es señor de Virgo, porque este es un signo seco, estéril y restrictivo.

De acuerdo con mis apreciaciones generales la ecuación que define la característica de la octava para el caso de Neptuno-Venus es la siguiente:

2Neptuno* = Venus! = Luna

Es por esta razón que yo considero que si es posible definir una exaltación en Cáncer para el caso de Venus, porque en esta relación se nos esta revelando que efectivamente la Luna es consistente o equivalente a Venus en situación de pivotaje.

Más adelante explicaré de donde salen estas ecuaciones.

Distintivo

Cargando…

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio