mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

RENUNCIA DE BENEDICTO XVI

A nadie en absoluto le quedan dudas de que la renuncia del actual Pontífice de la iglesia católica es un tema que reviste la mayor importancia. Aunque es bien cierto que Piscis describe una Era en la que el cristianismo no solamente es una de sus parte sino la base misma sobre la que se puede entender y valorar los últimos 2013 años, nunca podemos dejar de aceptar que la institución de piedra y hombres de carne y hueso, que es la iglesia católica, es en exclusiva un asunto de la casa novena de la carta que usemos para avanzar los análisis. Es fácil aceptar que lo que hoy entendemos como iglesia católica es antes que nada una institución mundial con mucho poder e influencia, con cuantiosos recursos de todo tipo a su entera disposición y claro, difusores y practicantes de sus ideas e ideales en cientos de países. Para algunos simple y llanamente el cristianismo difundido por la iglesia es un negocio y nada más.  

     Por supuesto que la carta del instante exacto en que el mismo Benedicto XVI hace el anuncio sería lo indicado a revisar para entender las razones de su renuncia, mas no por ello podemos ausentarnos de la idea de revisar este tema haciendo uso de las diferentes cartas horarias que los astrólogos de todos los rincones del mundo podamos levantar y analizar. En mi caso tomé la hora exacta en que escuché y entendí perfectamente la noticia:

 

Tema: Renuncia Benedicto XVI

Fecha: Febrero 11 de 2013

Hora: 7:33 am

Lugar: Cali – Colombia

Longitud: 76º W 32’

Latitud: 3º N 27’

Diferencia con GMT: 5 horas

Sistema de casas: Placidus

Ascendente: 11º 35’ de Piscis

 

     Sobre la casa novena podemos leer en el libro de Astrología Horaria del inglés John Frawley: “Esta es la casa de Dios, de la religión y de todas las cosas espirituales, incluyendo nuestro peregrinaje o nuestro viaje hacia la Divinidad. Nuestro profesor y nuestro sacerdote. Que los monasterios pertenezcan a la 12ª casa es un error común: ellos no son prisiones, son casas de oración y por tanto de la 9ª casa”.

     William Lilly nos dice sobre la casa 9ª: “Simboliza a los hombres religiosos y a los clérigos, desde el obispo hasta los curas”.

     En nuestra carta horaria la casa novena está regida por Marte, y éste último se ubica no solamente en Piscis sino en la casa doce. Parece entonces que los asuntos de la casa doce son la base sobre la que podemos empezar las investigaciones que nos acerquen a las razones verdaderas que haya tenido el Pontífice para renunciar a su cargo como jefe máximo de la iglesia católica. Teniendo en cuenta que Marte no regenta el signo de Piscis, entonces nos queda claro que el Pontífice no tiene la situación bajo su total control, no puede él solito controlar su actual condición o situación de vida. Marte en Piscis tan solo es fuerte por ubicarse en su propia triplicidad, lo que advierte sobre una condición concertada entre varios; claramente se puede leer que la renuncia no ha sido la decisión autónoma de Benedicto XVI. La triplicidad es algo así como estar entre amigos, entre viejos conocidos o entre miembros de un grupo. Más allá de lo anterior no podemos perder nunca de vista de que la casa doce es la casa de los complot, de los enemigos secretos, de la auto-destrucción, de los vicios, del pecado, de nuestros miedos y fobias, de las tribulaciones. Tras lo anterior, la importancia de la casa doce y de Júpiter, el dispositor del planeta Marte, se evidencian no solo al ver la cercanía de Saturno a la cúspide de la casa novena, sino y en especial por el cerrado aspecto separativo que aún mantiene conectado a Marte con Júpiter. La existencia del aspecto separativo de cuadratura entre Marte y Júpiter es contundente para aceptar la fuerte influencia que el voluminoso planeta mantiene sobre Marte. Lo que sea que le guste o que signifique Júpiter habrá que tomarlo y analizarlo en negativo, pues al ubicarse en el signo de Géminis actúa negativamente. No importa para nada desde que lado se quiera observar al planeta Júpiter siempre llegamos a una condición de máximo poder, de tener el control de la situación, lo que por supuesto termina por afectar de manera negativa (por cuadratura) los intereses del planeta Marte. Nótese como en esta carta Júpiter asume el control de la casa diez, la casa de aquellos que ostentan el poder dentro de la situación analizada. La diez es la casa de la política, de los jefes, y así entonces no sería raro que todo este asunto de la renuncia de Benedicto XVI se trate tan solo de una necesidad de cambiar (como bien lo atestiguan los signos móviles o mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis) la cabeza visible de la iglesia católica.

     En lo personal no encuentro dentro de mi carta razones de peso para pensar que sea en exclusiva la condición médica debilitada del Pontífice la razón de su renuncia. El Sol, que rige la casa sexta, la de las dolencias y enfermedades, no es pieza actuante de manera contundente. Adicional, la llamada Parte Árabe de la Enfermedad (ubicada en 7º36’ de Cáncer) no emprende acciones a considerar contrarias a la salud del Pontífice. Vista desde Marte, esta parte árabe es un asunto del futuro y no del pasado, pues el trígono entre ambos, siendo partil, aún no se perfecciona. Por el contrario, la llamada Parte Árabe de la Dimisión y el Despido exactamente se ubica en 6º15’ de Piscis. Sin duda, su ubicación es la más elocuente y digna de toda consideración. Júpiter, el gran protagonista en esta carta horaria, asume el control por disposición de la Parte Árabe de la Renuncia y el Despido, luego es súper fácil aceptar que Júpiter tiene en sus manos el poder de hacer dimitir a Marte, el significador personal del Pontífice. De verdad, es increíble que la carta muestre a Marte alejándose por escasos minutos de la Parte de la Renuncia y el Despido, pues no olvidemos que estamos tratando de entender la renuncia del actual monarca de la iglesia católica. Un aspecto separativo es el anuncio de las cosas que han pasado, y la cercanía del aspecto nos dice que es algo que acaba de suceder. Insisto que el actor principal de todo este drama es Júpiter, el planeta que lo controla todo, que lo dispone todo y que regenta las dos casas más importantes en toda carta: el Ascendente y el Medio Cielo.

     Así, entonces, me uno de muy buena manera a todos aquellos que puedan creer en causas diferentes a la mala salud como la razón de la renuncia de Benedicto XVI, que en mi caso es más de orden político. Entendiendo lo político no como el asunto de elegir y ser elegido a cargos de elección popular, sino más bien como un asunto de conveniencia o necesidad de un grupo elite que controla y manda en todo, como es la consigna de nuestro eterno Júpiter. Por supuesto que doy por sentado que el Pontífice y aun siendo la cabeza mayor de la iglesia, tiene quien lo mande y controle, quien le dé ordenes y vigile su actuar. En nuestra carta la casa diez y su regente Júpiter, encajan a la perfección con la figura del famoso Sanedrín, que no era otra cosa diferente al consejo y tribunal supremo, que en el caso de los judíos, decidía los asuntos de Estado y religiosos.

Giovanny Londoño Romero

Santiago de Cali – Colombia, febrero 11 de 2013.

Visitas: 366

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio