mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

ARQUITECTURA Y ASTROLOGÍA: EL FENG-SHUI DEL LIBRO CONPLIDO


Que la orientación de una casa es fundamental para la armonía y el bienestar de sus habitantes no es ningún descubrimiento.

Ya desde antes de la civilización, los seres humanos conocían perfectamente, mirando el cielo, dónde y cómo podían acampar y plantar las tiendas para que no se las llevara una avenida del río, en qué lugar podían encender el fuego o construir el horno de tal forma que el viento soplara lo justo para que avivase la llama sin provocar un incendio y sin que revolviese el humo sobre los alimentos.

.

Por eso, cuando decidían fundar una ciudad, establecer el hogar, salir de caza, plantar árboles o semillas, o solicitar hospitalidad a un extranjero cuando atravesaban sus tierras, eran respetuosos con las Leyes de la Naturaleza y conscientes de que se jugaban mucho en ello; la diferencia de actuar o no con arreglo a la norma del sentido común era grande: de eso dependía que su esfuerzo se viera recompensado con el éxito y que su vida fuera más sana y feliz.

.

Estas normas, tan antiguas como ya experimentadas por nuestros antecesores en el arte de vivir sabiamente, aparecen en un tratado medieval de astrología: "El Libro conplido en los iudizios de las estrellas": en el capítulo 16 del Libro I se dice:

"Sepas que desde el sur hasta el Este es el lugar de Venus.

El mismo punto del Este es el del Sol.

Desde el punto del Este hasta el Norte, que es el ángulo de la tierra, es de Júpiter.

El mismo punto del Norte es de Mercurio.

Desde el punto del Norte hasta el punto del Oeste es de la Luna.

El mismo punto del Oeste es de Saturno.

Desde el punto del Oeste hasta el Sur es del Nodo Norte.

El mismo punto del Sur es de Marte".

.

Esto, dibujado sobre un gráfico astrológico equivale a situar al Sol en el Ascendente; a Júpiter entre el Ascendente y el Fondo del Cielo; a Mercurio en el Fondo del Cielo; a la Luna entre el Fondo del Cielo y el Descendente; a Saturno en el Descendente; al Nodo Norte entre el Descendente y el Medio Cielo; a Marte en el Medio Cielo, y a Venus entre el Medio Cielo y el Ascendente.

.

No parece que tenga demasiado sentido, ya que, a excepción de que el Sol está en el lugar natural de su ascenso por el horizonte este, y se trata del Rey de los cielos, conductor de todos los demás y en su oposición -el Descendente- está Saturno, su enemigo natural, señor de la oscuridad, en la puerta de la noche donde todos los astros se ocultan, los demás se quedan un poco descolocados.

.

Ahora bien, no perdamos de vista que en realidad no estamos observando un tema natal ni un mapa celeste de un determinado momento del tiempo, sino una Rosa de los Vientos, una brújula.

.

A Pepita Sanchis, astróloga perteneciente a la Escuela de Traductores de Sirventa, le debo el siguiente hallazgo:

Se forman dos cruces de tal modo que:

El Sol -SECO Y CALIENTE- en el Este, se enfrenta a Saturno -SECO Y FRÍO- en el Oeste.

Mercurio -SECO Y FRÍO- en el Norte se opone a Marte -SECO Y CALIENTE- en el Sur, y así se completa una cruz seca.

.

La otra cruz es húmeda:

Venus -HÚMEDA Y CALIENTE- en el Sureste frente a la Luna -HÚMEDA Y FRÍA- en el Noroeste.

Júpiter -HÚMEDO Y CALIENTE- en el Noreste enfrentado al Nodo Norte, al cual habremos de otorgar una naturaleza fría y húmeda.

.

Este capítulo tan interesante viene seguido de instrucciones concretas sobre dónde debe situarse uno mismo ya sea en la propia casa o bien en una ajena: cuando recibamos una visita que sea de nuestro agrado, hay que actuar como un buen anfitrión, ya que la Ley de la Hospitalidad es sagrada (en la Edad Media, mesones y hoteles no abundaban precisamente y el viajero tenía que repostar agua para sus caballerías y proveerse de víveres y, claro, siempre agradecía ser bien recibido en alguna casa donde poder solazarse con un buen baño, y donde se le ofreciera comida caliente, posibilidad de intercambio comercial o cultural y buena conversación).

.

Por eso, si queremos recibir adecuadamente a un huésped, debemos sentarnos en el lugar de Venus (sudeste) y así lo podremos seducir, y ofrecerle asiento en el lugar de Júpiter (noreste) para que su estancia sea afortunada.

O al contrario, el anfitrión en el lugar de Júpiter, sin dejar el sitio de privilegio y el invitado en el de Venus, de tal manera la reunión será fructífera y entre ambos se estrechará la amistad.

Es decir: "Cuando desees situarte en tu casa, colócate siempre en la parte de las fortunas y si viene alguien que te agrade, siéntale contigo en esa parte o en la parte de la otra fortuna".

.

Sin embargo, cuando alguien viene a hacernos visita y dudamos acerca de sus intenciones, hay que dejar que escoja él el lugar donde sentarse y después observar: según el punto cardinal que haya escogido para aposentarse podemos averiguar con qué predisposición ha venido. (La solución, en la pág. 79, capítulo 17 del primer tomo del "Libro conplido en los iudizios de las estrellas", Ed. Indigo).

Continuará...

Visitas: 2189

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Adela Ferrer el junio 22, 2010 a las 7:30am
Hola, Roberto: Creo que será porque se me olvidó ponerle título y al darme cuenta lo he vuelto a editar y lo he titulado "Feng shui y astrología medieval", que es la continuación de esta.
Puedes ir a través de "todos los post de blog", o a través de la "entrada siguiente" de esta misma.
Gracias por tu interés.
Comentario por Roberto Hidalgo el junio 22, 2010 a las 7:09am
Adela, el enlace para acceder a "Ver \"Post del blog escrito por Adela Ferrer: El "Libro conplido" es, como su propio nombre indica, completo. Y, acerca de la vivienda y su ori…\" no ha querido abrir las veces que lo he intentado.

Eventos

noviembre 2021
DLMMiJVS
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
       

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio