mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

DE POR QUÉ SE DIVIDEN LOS SIGNOS EN MASCULINOS Y FEMENINOS (astrometeorología)

Está probado que todo el edificio astrológico del que luego derivó la astrología personal, se organizó a partir de la observación astronómica, del movimiento cíclico de los astros durante muchas estaciones, de las conjunciones de los planetas soberanos, de las apariciones y desapariciones de Venus tras el Sol, de los meses lunares y del surgir de los planetas por el horizonte en los momentos meteorológicamente críticos del año.

De estas observaciones nacieron las correlaciones entre los acontecimientos del cielo y los sucesos terrestres, como lo prueban las tablillas babilónicas en las que se conservan 800 años de ininterrumpidas anotaciones al respecto, día por día.

.

Los astrólogos atribuimos la variabilidad de los ciclos climáticos a los efectos que ejerce sobre la Tierra el movimiento de los planetas del sistema solar.

Vinculando el ciclo anual del Sol y su consecuente periodo climático del que surgen las estaciones,

comenzaron por clasificar los 12 signos-meses que atraviesa el Sol mediante un sencillo sistema binario: masculino/femenino o positivo/negativo o engendrador/paridor, de tal forma que:

.

LOS SIGNOS MASCULINOS: Son aquellos que tanto cuando el Sol los ocupa, como cuando están activados por la presencia de otros planetas, coinciden con una situación meteorológica energética, de acción profunda, engendradora, durante el transcurso de la cual se gesta o prepara lo que más adelante se desencadenará a lo largo del o de los signos siguientes.

Los signos masculinos son pues, más proclives a las situaciones anticiclónicas y a las zonas inactivas de las perturbaciones.

Por ejemplo de Libra, un signo masculino y engendrador, el refrán meteorogómico popular afirma que La luna de octubre, siete lunas cubre, y viene a resumirn que la sicigia de este mes, pone la semilla de lo que se irá desarrollando en el medio año siguiente.

Los signos masculinos son la energía.

.

LOS SIGNOS FEMENINOS: Están subordinados a los anteriores, y al estar ocupados por el Sol o al activarse por la presencia de otros planetas, con ellos vienen unos efectos meteorológicos menos energéticos, pero más materializadores, más relacionados con lo “corporal”, con la masa, de forma que dan a luz y hacen visible lo que se preparó en el transcurso del signo masculino previo.

Los signos femeninos son pues, más proclives a las situaciones de borrascas y a las zonas activas de las perturbaciones.

Por ejemplo, Tauro, mes hembra y paridor: el refrán es En Mayo, cada día un baño. Así, mayo es el mes en el que esperamos las aguas y las perturbaciones.

Los signos femeninos son la masa.

 

Visitas: 1122

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Adela Ferrer el junio 8, 2010 a las 2:55pm
Hola, Roberto: Cada disciplina tiene su propia jerga, su propio lenguaje. La nuestra se refiere a lo yin como "femenino" y a lo yang como "masculino".
Estamos entre astrólogos, se nos supone ese conocimiento, por eso no hay ninguna necesidad de autocensurarnos ni de cambiar el vocabulario astrológico y castellano de nuestra tradición, pues como iremos viendo, las palabra "femenino", "masculino", "hermafrodita", "débil"o "fuerte" tienen una riqueza interpretativa que en nuestro idioma es mayor.
Un abrazo
Comentario por Roberto Hidalgo el junio 8, 2010 a las 1:49pm
Síiii, eso fue, se ha debido haber dicho ying y yan.
Comentario por Adela Ferrer el junio 8, 2010 a las 6:09am
Hola, Roberto: A pesar de que su género sea femenino, las nubes no tienen vulva; ni los truenos pene, pese a que su género sea masculino. Tampoco tienen órganos sexuales los meses del año, ni tienen gónadas ni hormonas ni nada parecido el Sol y la Luna y sin embargo, ningún astrólogo ni astróloga -feminista o no-, dudará de que la Luna (planeta femenino) subordina su luz a la del Sol (planeta masculino) y desencadena lo que la sicigia o unión de ambos determinó previamente.
Que unos planetas “obedezcan” a otros o que unos meses “dependan” y desencadenen lo que los anteriores prometían no tiene nada que ver con el sexo de los seres humanos.
El adjetivo “subordinado” no ha sido un desliz literario, sino que es un adjetivo propio de nuestra disciplina y fundamental para cualquier persona que, mediante la Astrología, pretenda entender los ritmos de nuestro universo.
No quise poner un ejemplo al explicar que unos meses son proclives a la situación anticiclónica y otros a las borrascas, sino afirmar que ése es el motivo por el cual les llamaron a unos masculinos y a otros femeninos.
Los astrólogos deberíamos saber y entender que cuando hablamos de femenino y masculino estamos hablando de polaridad, de ying y yang, de la interacción de los pares de opuestos, de masa y energía, de lo que sostiene la actividad y la manifestación de todas las cosas.
Posiblemente, cuando se fraguó la astrología, la humanidad estaba en la fase matriarcal. Desde luego, sabemos con certeza –porque se conserva su escrito- que fue Enheduanna, sacerdotisa de la Luna, observadora del cielo y astróloga en Babilonia, el primer ser humano que escribió en primera persona: “Yo, Enheduanna”. je, je, je.
Comentario por Roberto Hidalgo el junio 7, 2010 a las 4:35pm
No sé cuantas feministas astrólogas leerán esto pero creo no les va a gustar saber eso de que los signos femeninos están subordinados a los masculinos.
No sé si el adjetivo "subordinados" sea el mejor para describir.
Claro está que al decir que los femeninos están más proclives a situaciones de borrascas, entonces el ejemplo sí que está mejor jajajajaj

Eventos

enero 2022
DLMMiJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

Distintivo

Cargando…

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio