mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Júpiter en Cáncer, Mi hogar no tiene Fronteras

Júpiter en Cáncer es quizás uno de los arquetipos más bellos dentro de la astrología, es aquí donde el principio optimista y expansivo de Júpiter se exalta, tanto por la plasticidad que presenta el elemento agua presente en Cáncer, como por la energía cardinal que es desprendida del signo, potenciando la fuerza del planeta y otorgando de esta forma las idóneas cualidades para el desarrollo de sus funciones arquetípicas.

En un mundo tan concentrado en lo material y lo práctico representado a nivel astrológico por Tauro, Virgo y Capricornio, quizás Júpiter no tenga demasiada cabida, como se sabe, según la regla astrológica tradicional, Júpiter se exilia en Virgo y se cae en Capricornio, y por consiguiente se desprende que la tierra (siendo Tauro la excepción a la regla por estar Venus y la luna dignificadas en el signo), no es llanura fértil para Júpiter, la Fe no se calcula, simplemente se siente.

Júpiter en Cáncer es la manifestación de la Fe a través de la vida, en Cáncer, Júpiter se convierte en el milagro de la gestación y el nacimiento, esa energía que nos mueve a crecer, que hace latir nuestro corazón cada segundo. Actualmente vivimos tan conscientes de nuestro cuerpo como algo simplemente físico, que muchas veces no somos capaces de ver el trasfondo, el milagro que hay dentro de todos nosotros, en cada respiración, en cada segundo que tenemos el honor de pisar este planeta y la libertad para crear nuestro propio destino.

Júpiter en el signo de las raíces y el hogar nos enseña la importancia de la familia dentro de la concreción de nuestra verdadera felicidad, ¿que importa tener un montón de dinero en la cuenta bancaria?, si no tenemos con quien compartirlo.

Júpiter en Cáncer puede expresarse de muchísimas formas en la vida del nativo, a nivel macro, si Cáncer representa el país y su estructura burocrática, Júpiter puede significar una esplendorosa carrera en el sector público, la vida de un marinero (Viaje (Júpiter) a través del agua(Cáncer)) así como también una permanente conexión con el extranjero a través de la misma familia, un hogar (Tanto lugar físico como la familia en sí) de grandes dimensiones o en el extranjero (Júpiter) y una vida con predisposición a la adquisición de bienes raíces de gran extensión. A nivel emocional puede a su vez canalizarse a través de una constante añoranza emocional hacia el pasado, un fuerte sentimiento patriótico y maternal, una intuición profética que lleva hacia la buena fortuna, así como también una importante madurez y libertad emocional. Júpiter así como la casa 9 a lo largo de nuestra vida suelen escenificar a los maestros que marcaran nuestra existencia, así como también nuestra forma de enseñar a otros, aquí el nativo enseña tal como lo haría una madre a su hijo, conteniendo, con paciencia, amor y dedicación, plantando la semilla del conocimiento en sus estudiantes.

A lo largo de mi vida he sido testigo de esta posición, heredada de generación en generación por mi hermana, así como también primas y tíos. Mi infancia estuvo plagada de historias de grandes matriarcas, que dieron todo por el porvenir de su familia y que por circunstancias de la vida tuvieron que emigrar en la búsqueda de una vida mejor para ellas mismas y para sus hijos. Es increíble, pero muchas posiciones dentro de la carta natal son heredadas e incluso traspasadas de una generación a otra.

Era finales de la década de los 80s y el comienzo de los 90s cuando caía el muro de Berlín y miles de familias se abrazaban tras años estando separados, lo que una vez fue un sueño ahora se convertía en realidad, Alemania se reunificaba, así como también en mi país, Chile lo hacía con el nacimiento de una nueva Democracia, los cancerianos de Júpiter de la fecha fueron los primeros hijos de la libertad en ambos países, de nada sirve construir muros o exiliar familias, nadie se beneficia, nadie es feliz y tampoco nadie se lo merece, mucho menos gente inocente, niños que fueron separados de sus padres, hermanos, abuelos y tíos. Con el despertar de esta nueva democracia en Chile se cumple una de las premisas más importantes de Júpiter en Cáncer, el volver del extranjero para enriquecer las bases de la estructura familiar tradicional, con nuevas formas y conocimientos, tal como lo hicieron en su tiempo muchas personas en el exilio.

No nos podemos despegar de lo sagrado cuando hablamos de Júpiter y en Cáncer no nos podemos despegar de la imagen de la propia imagen de la Virgen María, una mujer sagrada, consagrada en su maternidad e inmortalizada en nuestro inconsciente como la madre de la humanidad entera.

Con Júpiter en Cáncer comienza un gran viaje, uno que finaliza en el contacto con el yo interno, un gran viaje que invita al conocimiento de países lejanos y libros que emanan la filosofía de la vida y también el propio pasado, rescatando sus verdaderas riquezas en pos del enriquecimiento de las raíces, contribuyendo a su vez a la prosperidad y crecimiento de la familia. Nacer con esta posición es un abanico de colores completamente abierto hacia la exaltación de la imaginación canceriana, la vida le muestra al nativo la riqueza que emerge desde su alma, Júpiter en Cáncer guarda la magia de la vida que nos mueve día a día, esa magia mitad Fe, mitad realidad, que emerge de los sueños para asentarse en el presente. Aquí mi hogar no tiene fronteras y la vida esta bendecida con la premisa de una libertad verdadera.

FUENTE | http://astrologicalmemories.blogspot.cl/

Visitas: 229

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio