mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

La Adivinaciòn segùn Santo Tomàs de Aquino

 He tenido que emprender un viaje hacia el lejano pasado y desempolvar del tiempo la sabidurìa escrita por nuestros antepasados sabios y profesantes de la arcana ciencia estelar (astrologìa) La cual la definiò El erudito Pico Della Mirandola, diciendo que la astrologìa se dividìa en dos tipos: la primera es la astrologia matematica o especulativa y la relaciona con la astronomia que se preocupa por determinar las leyes matematicas del universo, en segundo lugar hay la astrologia judiciaria  o adivinatoria que pretende hacer derivar del curso y de la naturaleza de los astros las vicisitudes de la vida terrena.

En el presente estudio que harè sobre la adivinaciòn, lo harè porque el astròlogo debe conocer que la astrologia judiciariìa o adivinatoria tiene como fin vaticinar o conocer el futuro por medio de la ciencia estelar o astrologìa predictiva y en si es una forma de adivinaciòn por medio de los astros.Para Santo Tomas el mundo de la materia es influido directa y esencialmente por los cuerpos celestes. los cuerpos celestes influyen de diversas maneras en los cuerpos inferiores: o seres humanos comunes y corrientes ya que Tomas de aquino considera que los seres superiores: sabios o seres espirituales que pueden controlar sus pasiones se escapan de la influencia astrologica a la cual estan sometidos los demas hombres mundanos.

Adivinacion viene de la palabra en latin divinatio que siginifca adivinacion o el arte de adivinar

. En la última edición (200122) del DRAE se leen las siguientes deiniciones

s.v. adivinar. «Predecir lo futuro o descubrir lo oculto, por medio de agüe- ros o sortilegios». s.v. agüero. «Procedimiento o práctica de adivinación utilizado en la
Antigüedad y en diversas épocas por pueblos supersticiosos... ».
s.v. sortilegio. «Adivinación que se hace por suertes supersticiosas».
s. v. superstición. «Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón»

Adivinaciòn:

«Es una vieja creencia, sostenida ya desde los tiempos de los héroes, y ratificada, además, por el asentimiento del pueblo romano y de todas las gentes, la de que hay entre los seres humanos una especie de poder adivinatorio al
que los griegos llaman mantiké, esto es, la capacidad de intuir y de llegar a saber lo que va a pasar. Según la definición ciceroniana, los romanos vinculaban el término divinatio al sustantivo divus (‘dios’, ‘deidad’), seguramente a través de la for- ma adjetival divinus (‘de naturaleza divina’, ‘inspirado por la divinidad’); de
ahí el sustantivo divinus (‘adivino’) y el verbo divinare (‘predecir el futuro’).La mayorìa de los pueblos antiguos tenìan la firme convicciòn que la adivinaciòn era una manifestaciòn divina y que el creador era quien daba la respuesta a sus interrogantes, algunos pueblos de la antiguedad como al Grecia antigua con su oraculo de Delfos creian que la adivinaciòn era el procedimiento de invocaciòn magico religioso de la divinidad o dioses que eran los que trasnmitàn los mensajes o la respuesta de lo consultado en la magia oracular o mediante la profecia onirica o los sueños. Existieron muchas pitonisas mujeres virgenes, puras que eran utilizadas como vinculosentre los dioses y los hombres, Cabe destacar La sibila libia o sibila líbica era la sacerdotisa profética que presidía el oráculo de Zeus Amón Estas augures damas recibian los mensajes de los dioses en las consultas a la divinidad y los transmitian a los hombres o consultantes griegos. Miguel Angel estudiò la adivinaciòn Griega y pinto a la sibila libia en el vaticano.:


Así, en esta construcción, el vocablo divinatio adquiere el sentido de ‘capaci-
dad de adivinar (el futuro)’

Los astros fueron tenidos por signos adivinatorios de especial im- portancia en la vida pública principalmente por babilonios y asirios, pueblos que desarrollaron extraordinariamente la astrología y la astronomía como
disciplinas cientíicas. Esta forma de adivinación se basaba en el princi-
pio de que los planetas y constelaciones en el cielo influyen sobre la vida y el destino de todo ser que hace su apariciòn en este mundo, consideraban que era precisamente en el momento en que el recien nacido respiraba por primera vez en que en ese momento el artifice del cosmos grababa su mapa natal que determinaria su suerte destino y duraciòn en este mundo y que la boveda estelar no era estatica que posteriormente los planetas al irse moviendo en el cielo tocarian puntos sensitivos en el horoscopo natal que producirìa diversos eventos en su vida a lo largo de su existencia en este reino maligno o mundo tridimensional. Nuestros antepasados tenìan la  creencia de que los astros producían efectos determinados sobre el mundo sublunar)

LA ADIVINACIÒN SEGÙN SANTO TOMÀS DE AQUINO:

Definirè la adivinaciòn desde la optica de este gran sabio que escribiò en el siglo XIII sus obras sobre estos temas.

Esta informaciòn ha sido extraido de el libro de Santo Tomàs de Aquino: Sobre las suertes y Sobre el juicio de los astros.

Los que consultan las suertes a) o buscan la respuesta en una entidad

Espiritual

  1. b) creen encontrar la respuesta en los acontecimientos y

las cosas. Los primeros, a su vez son de dos tipos: a1) o demandan una

respuesta clara de Dios y por esto son llamados proféticos, a2) o buscan

la respuesta consultando a los demonios por lo que son llamados

nigrománticos.4

Los proféticos suelen consultar a Dios por la oración

y en sueños;la astrologìa, en cambio, los nigrománticos consultan a los demonios con otros métodos.

ya desde san Agustín han sido usados: «profecía divina» y «adivinación

diabólica

todo cuanto ocurre en los asuntos

humanos está regulado por un orden superior, a saber, el de los astros.

Según ellos, tanto la suerte adivinatoria, como la consultoria y

divisoria tienen razón de ser, pues se poseen y usan las cosas según el

designio celeste; además, como todo es regido por los astros, también

los movimientos y disposiciones de las cosas, de los animales o

de los sueños nos sirven de espejo para inferir la disposición sideral

y, por ella, los eventos futuros.

Por otro lado, invocar el designio divino a través de las suertes no

está exento de pecado: lo pueden cometer quienes las consultan en

materia no necesaria –como aquellos que no han agotado lo que la

capacidad humana puede alcanzar de suyo–, pues tientan a Dios.Pero

los seres espirituales utilizan la profecía divina para obtener respuestas de Dios sobre

lo que acontecerá en el futuro fueron considerados profetas.

El opúsculo De iudiciis astrorum es un escrito muy breve. En él,

santo Tomás responde probablemente a la pregunta de Reginaldo de

Piperno sobre la licitud de la consulta de los astros exponiendo que

los astros sí producen cambios y alteraciones en los cuerpos inferiores.

Por eso quien lee el libro del cielo, aprendiendo sobre las

constelaciones, los ciclos lunares y solares o las causas de los meteoros,

puede predecir con bastante certeza muchos efectos de este

mundo.El De sortibus, además, es interesante porque los casos que Tomás
utiliza para generar su taxonomía de suertes nos permiten rastrear
algunos argumentos que podrían favorecer una lógica distinta a la
lógica clásica. De acuerdo con Tomás, la suerte puede ser de tres
tipos: divisoria, consultoria o adivinatoria. Es divisoria cuando se usa
para determinar cómo se debe dividir un ítem (la suerte divisoria es
más bien de tipo procedimental); es consultoria cuando se usa para
determinar si cierto ítem ha de ser utilizado (la suerte consultoria
es de tipo declarativo); y cuando se usa para determinar la verdad
de proposiciones futuras, es adivinatoria (la suerte adivinatoria es de
tipo predictivo.

Tomás que cuando nos preguntamos
por acontecimientos futuros que exceden nuestras capacidades
cognitivas, se recurre a la suerte.El que consulta las suertes busca, acerca de las cosas que usa en
su vida, uno o varios de estos tres fines: saber cómo las obtendrá,
saber qué uso les dará o saber qué sucederá en el futuro tras su uso.

Nos dice algo interesante si el hombre tiene un problema y no consigue la soluciòn en el consejo humano para solucionarlo entonces recurre a las suertes adivinatorias, entre ellas esta consultar a la astrologia judiciaria o adivinatoria sobre su futuro.

CONCLUSION DE PEDRO:

Aqui el gran sabio astrològo Tomàs de Aquino nos aclara Muy bien sobre el tipo de adivinaciòn:

Hay dos tipos de adivinacion la profetica o espiritual o divina que es interrogar directamente a Dios por un problema determinado atraves de las artes adivinatorias: astrologia, oraculos como el urim y tumin usados por los hebreos,etc.

segundo la adivinacion nigromantica o por medio de la magia negra usada para invocar al maligno y sus demonios para obtener respuesta.

Luego nos dice es licito o ilicito consultar a Dios por medio de las artes adivinatorias. Dice que es vano o no convenietne consultar coasa sib importancia y que se puede consultar por asuntos de importancia y transcendencia en nuestras vidas siempre que llevemos una vida ecuanime y espiritual entonces tendremos acceso a la adivinaciòn profetica o divina y no a la demoniaca. La Astrologia no es del demonio como nos tildan muchos dogmaticos religiosos estos mismos no se han dado cuenta que los profetas biblicos usaron la adivinacion profetica no la nigromantica.

Visitas: 135

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Eventos

diciembre 2022
DLMMiJVS
123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
       

Distintivo

Cargando…

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio