mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LA ASTROLOGÍA EN EL VATICANO. Julio II, un Papa astrólogo

 

Esta pintura mural nos resulta muy familiar a los astrólogos, pues se trata de la representación de Urania, musa de la Astrología, pintada alrededor de 1510 por Rafael. Se encuentra en la cúpula de la Sala de la Signatura del Vaticano, la misma sala en cuyos muros se halla la maravillosa “Escuela de Atenas”.

 

Lo más interesante es que el Papa Julio II,

el mismo que encargó a Rafael dichos frescos y a Miguel Ángel aquellos otros de la Capilla Sixtina,

 

Capilla Sixtina, el profeta Zacarías, con el rostro de Julio II

 

era un entusiasta partidario y estudioso de la Astrología, de modo que no sólo manipuló hábilmente al Colegio Cardenalicio para garantizarse el apoyo de la mayoría, sino que además maniobró para escoger astrológicamente el inicio del Cónclave en el que salió elegido Sumo Pontífice; en dicho cónclave, el más breve de la historia, obtuvo en la primera votación, 35 de los 38 votos.

El día 31 de octubre de 1503, tres horas después de la puesta de Sol, fue cuando los 38 cardenales electores se encerraron a deliberar.

 

 

 Y precisamente, el mapa celeste que muestra la Urania de Rafael de Sanzio, representa con toda fidelidad el aspecto del cielo estrellado en aquel momento.

 

 Pegaso señalado en rojo

 

 En el fresco se aprecia con relativa facilidad la figura de la constelación de Pegaso ocupando el MC.

Aspecto del cielo de Roma en ése instante. La constelación de Pegaso señalada en rojo y la Luna en el MC.

 

No olvidemos que en el mito, este caballo alado, nació de la cabeza cortada de la Medusa. Simbólicamente se relaciona con la virtud y la belleza inmortal que surge al cortarle la cabeza a los vicios y al odio.

 

 

No en vano Pegaso vive para siempre con las Musas, personificaciones de las artes, que brillaban en el MC en la elección de Julio II.

 

 

En el fresco también encontramos otras constelaciones:

 

En verde, Capricornio; en rosa, Acuario; en azul, Piscis y en rojo, Pegaso.

 

 

Que el Sol se hallase por debajo del horizonte, en la Casa V, también ayuda al asunto de las artes.

 

 

Pero si nos fijamos bien en la carta astral de la elección, vemos algo muy interesante: la posición de la Luna, regente del Ascendente y dispositora final de toda la carta y en el MC.

Cumple las siguientes normas o condiciones de la Astrología Eleccional en la  tradición:

No está eclipsada, ni bajo los rayos del Sol, ni en aspecto con las dos infortunas, ni en  la Vía combusta, ni al final de un signo, ni en la Casa IX (Casa de su tristeza), ni en lento movimiento (al contrario, iba rapidísima ése día) y además, estaba en aspecto con Venus, la fortuna menor).

Lo único “malo" de esta Luna  es que se hallaba en conjunción exacta con el Nodo Norte y eso es algo que las normas antiguas consideraban poco afortunado. Asimismo, no parece que el signo de Aries sea demasiado bueno para la Luna, pero hay que tener en cuenta que el Papa había nacido bajo el signo de Sagitario y el trígono de la Luna le favorecía.

 

 El Ascendente en Cáncer, en el que encontramos la conjunción de tres planetas soberanos, Júpiter, Saturno y Marte. Esto es lo que decían los antiguos acerca de semejante configuración: “Debes tener en cuenta que cada 30 años se produce la conjunción de Saturno con Marte en el signo de Cáncer.

Esa conjunción augura muchas novedades, ya que ése signo es el signo del mundo. Y cuando hacen la conjunción estos dos planetas en Cáncer significa una nueva época mundial, muchas cosas nuevas, muchos cambios.”

 

Quizá  de esa conjunción y de ése día en el cual todos los planetas dependían en último término de la Luna y ella estaba en el signo guerrero por excelencia, se pueda deducir el motivo por el cual Julio II, tan gran mecenas, pasó a la historia con el sobre nombre de “el Papa Guerrero” a causa de las muchas batallas y de la intensa actividad militar que desarrolló, apoyado por el ejército de mercenarios que él mismo creó: La Guardia Suiza.

 

Visitas: 3771

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Carme O.Rodriguez el septiembre 17, 2013 a las 1:18pm

Un trabajo fabuloso para poder aprender con todas estas interpretaciones y análisis.

Gracias.

Carmen

Comentario por Maria Irma Hernandez Vazquez el septiembre 15, 2013 a las 7:45pm

gracias que interesante esta esta carta que se realizo el dia en que el papa fue electo...

Comentario por IЯERI CALDERON SANTANA el septiembre 15, 2013 a las 11:42am

Fascinante artículo.

Comentario por Maria Ysabél el septiembre 15, 2013 a las 6:59am

       ..., bueno, es como ser carpintero y porque sabes de clavos y maderas y las usas para ...., ¡¡cualquier cosa que de poder..., -que siempre es poder ... ¡sobre los demás!...-, !! ..., se condena la carpintería....!!.

       Interesantísimas "las normas", algunas se dejan caer en los libros, o nos las han enseñado nuestr@s maestr@s..., otras totalmente nuevas para mí. ¡Gracias! 

       ¡Abrazos Adela y Gracias! 

Comentario por Adela Ferrer el septiembre 15, 2013 a las 5:56am

Gracias por vuestras aportaciones.

En cuanto a la cuestión acerca de lo que hay que evitar para la Luna, tened en cuenta que estamos hablando de astrología eleccional, de escoger, dentro de un tiempo limitado, el mejor instante para comenzar algo, por lo cual la Luna es el cuerpo celeste con el cual podemos manejarnos mejor y procuraremos que esté lo más afortunada posible:

La recomendación de los antiguos de que no se halle en conjunción a uno de los Nodos es proque allí es donde cruza la eclíptica, es decir, se halla justito en el camino del Sol y ya sea por tránsito o por dirección simbólica, el Sol llegará a hacer "conjunción corporal" con ése lugar.

 

Estas son las normas de Ben Ezra al respecto:

 

"Lo malo para la Luna son las 11 situaciones que vamos a describir:

 

- La primera es cuando está eclipsada.

- La segunda es cuando está bajo los rayos del Sol y hay entre ellos menos de 12 grados.

- La tercera es cuando está a menos de 12 grados de la oposición del Sol.

- La cuarta es cuando se une a un planeta malo y lo aspecta.

- La quinta es cuando está en la fuerza del doce de Saturno o de Marte. (87)

- La sexta es cuando se acerca a la parte meridional.

- La séptima cuando está con La Cabeza o la Cola a menos de 12 grados.

- La octava es cuando está en la vía combusta.

- La novena cuando se halla al final de un signo (cualquiera que éste sea).

- La décima cuando va lenta de curso.

- La undécima cuando está en la IX, que es la contraria a su gozo."

 

Respetando vuestras opiniones, personalmente y como astróoga no me parece que sea un "mal uso" de la astrología escoger el mejor momento para empezar un asunto tan importante, tan humano, tan políticamente clave, para el inicio del nombramiento del jefe de gobierno de un Estado tan poderoso como el Vaticano. 

Me parece mucho más reprobable y malvado prohibir la astrología y excomulgar a los astrólogos mientras se continúa practicando en privado y en "exclusiva".  Pero para todo hay opiniones.

Aunque no tenemos pruebas escritas de ello, muchos astrólogos creemos firmemente que en el Vaticano, aunque sólo sea por mantener una ancestral y bonita "tradición", se siguen escogiendo los momentos astrológicamente: recordemos las numerosas relocaciones en las revoluciones solares de Juan Pablo II, que prácticamente no celebró ningún cumpleaños en Roma. Recordemos también el instante del "extra omnes" del último cónclave. 

 

Un abrazo

 

Comentario por Roxana De Luchi el septiembre 14, 2013 a las 5:59pm

Hola Adela.

Es muy interesante esta historia sobre el Vaticano y la Astrología. Está claro que Julio II sabía de Astrología. Sin embargo, hizo un mal uso de ella.

En todo caso lo realmente importante - al menos para mí - es conjeturar que fueron los curas, monjes, obispos etc. Católicos, los que mejor y quizá mayor acceso tuvieron sobre este tema (en especial durante toda la Edad Media; que abarcó una muy buena duración de tiempo, si pensamos que esta Edad se divide en tres etapas)  y es muy probable que lo hayan traducido y estudiado en sus monasterios sin ningún reparo y con total libertad, hasta su prohibición.

Me gustó mucho tu trabajo, gracias

Comentario por Marina Santiago Tejada el septiembre 14, 2013 a las 9:58am

Muchas gracias Adela. Super interesante.

Un abrazo, María

Comentario por Giovanni Londoño Romero el septiembre 13, 2013 a las 10:43pm

Hola Adela saludos para ti

Leo en tu post: "Lo único “malo" de esta Luna  es que se hallaba en conjunción exacta con el Nodo Norte y eso es algo que las normas antiguas consideraban poco afortunado".

  ¿Podrías por favor confiarnos las razones por las cuales se lo consideraba poco afortunado? En mi caso tengo a la Luna y nodo Norte en Tauro dentro de la casa diez. 

Saludos

Giovanny 

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio