mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LAS ESTRELLAS FIJAS Y EL DESTINO. BETELGEUZE, LOS FARAONES Y LOS RAYOS (7)


Adela Ferrer

A Betelgeuse, la estrella roja que es la alfa de la constelación de Orión, deberíamos llamarla Betelgosa, como así lo hicieron todos los navegantes españoles. La tradición considera que es anunciadora de honores y alta consideración social.

Su nombre puede provenir de ibt o Bat el Gaúza o “el sobaco del gigante” -para los que lo ven de frente-,

 

ya que para los que lo ven de espaldas es Menquíb el Gáuza, “el hombro del gigante” aunque hay quien dice que proviene de Bentz el Gaúza, “la hija del gigante”.

 

En cualquier caso, la correcta pronunciación en español es Betelgosa.

Betelgosa se halla a 28:16 Géminis.

 

Ptolomeo le atribuye una naturaleza parecida a la de Marte-Mercurio.

 

Como pertenece a la constelación de Orión, una de las más fácilmente reconocibles del cielo, la mayor de sus estrellas es conocida desde muy antiguo, hay quien afirma que desde el Paleolítico.

En Mesopotamia la constelación se llamaba “El verdadero Pastor Celeste”.

En al cosmología maya representaba el modelo de su cosmos y las cuatro estrellas que la enmarcan (Betelgosa, Bellatrix, Rigel y Saiph), los cuatro pilares o vértices del mundo.

 

Asimismo, parece que Betelgosa, dentro de la constelación Orión, pudiera formar parte de los dibujos de Nazca.

700 años antes de Cristo, Hesíodo en “Los trabajos y los días” nombra la posición astrológica de Orión en el MC mientras Arturo se halla en su orto helíaco (su salida justo antes del Sol), es decir, en el Ascendente.

Y dice:

Siglo VIII a.C. Hesíodo: "Cuando Orión y Sirio lleguen al centro del cielo, y Aurora de rosados dedos vea a Arturo, Perses, entonces, corta y lleva a casa todos los racimos (...) y cuando se oculten Pléyades, Híades y la fuerza de Orión, entonces, después de recordar la labor propia de la estación, sumerge el grano en la tierra."

Día 18 de septiembre del año -700. Orto helíaco de Arturo, o aparición por el Ascendente de Arturo (en un círculo rojo) inmediatemente antes de la salida del Sol (en un círculo amarillo y conjunto a Spica. Coincide con la culminación en el MC de Orión con su estrella alfa Betelgosa (señalada en un círculo azul). Esta era la señal, en tiempos de Hesíodo, para la vendimia.

 

Puede que por la antigua coincidencia de esta llamativa posición de tantas estrellas bebenias en un momento particular del año, el de la vendimia: el orto helíaco de Arturo, la culminación de otras dos bebenias: Betelgosa y Sirio, con Sol en Virgo y conjunto a Spica, se le hayan atribuído determinadas influencias a Betelgosa:

.

Manilio atribuye a quienes tienen a Betelgosa en el Asc., en el MC., o en conjunción a las luminarias, algunas características que los astrólogos reconocemos como muy mercuriales, cosa que podríamos atribuir a la relativa cercanía de la constelación de Géminis a la de Orión:

 

Estas son las atribuciones que Manilio adjudica a las estrellas de Orión:

“espíritus ingeniosos, cuerpos ágiles dispuestos para el deber y corazones que se afanan con una energía incesante a través de todas las preocupaciones. Serán mdelos par el pueblo, se moverán por todos los rincones de la ciudad y, aleteando de casa en casa, con una sola palabra de saludo por la mañana, serán amigos de todos.”.

 

Entre estas características hay algunas de ellas que corresponderían mejor -astrológicamente hablando- a las que se darían con Mercurio en Virgo que a las que se darían con Mercurio en Géminis.

Por lo que se podría deducir que, como en el tiempo en el que se producía el orto helíaco de Arturo y la culminación de Orión y sus estrellas, el Sol estaba en Virgo -y Mercurio nunca puede estar muy lejos del Sol-, ésa haya sido la razón de fondo para adjudicar la influencia del tipo mercurial en Virgo a los nacidos con Betelgosa angular (así se haya producido el nacimiento en cualquier día o mes del año).

 

 

Lo más fantástico acerca de la Historia de las civilizaciones en relación a la constelación de Orión es la importancia capital que tuvo en Egipto, donde era considerada como la morada de Osiris, el dios que había muerto a manos de su hermano y había sido resucitado después gracias a su esposa Isis (Sirio)

.

La “muerte” de Osiris se asemejaba a la desaparición del cielo de la constelación de Orión en el verano y su “resurrección” se celebraba a su vuelta a la visibilidad en el otoño, anunciando para Egipto la reanudación del ciclo agrícola, no olvidemos que Egipto fue el granero de los pueblos del Mediterráneo.

.

Proyeccíón de las estrellas del cinturón de Orión sobre las pirámides de Giza.

 

Los faraones eran divinos y por tanto, a su muerte, debían ir a morar al lugar de la resurrección, a Orión junto a Osiris, por eso construyeron sus pirámides siguiendo la línea de azimut de Orión, donde mora el dios que resucita.

 

En los Tratados Hipocráticos sobre aguas, aires y lugares se nombran fechas críticas no sólo en lo referido al clima, sino a la salud; estás son:

“Las más importantes y peligrosas son ambos solsticios especialmente el de verano y los dos equinoccios, en particular el de otoño. Hay que vigilar también la salida (orto helíaco) de los astros sobre todo la de Sirio y, a continuación, la salida de Arturo (lógicamente, al tiempo de la culminación de Betelgosa) y, además, el ocaso de las Pléyades.

En efecto, las enfermedades hacen crisis especialmente estos días: unas causan la muerte; otras cesan y todas las demás se modifican bajo otra forma y aspecto.”

 

Puede que en este párrafo se halle la explicación, o al menos una de las explicaciones a ciertos aforismos de Ben Ragel que consideran que cuando el hileg, el Sol o el Ascendente, llegan por atacir a alguna estrella bebenia de primera magnitud y de naturaleza maléfica, señalan peligro de muerte para el nativo.

Betelgosa en el Medio Cielo

..

Otros autores afirman que la situación de Betelgosa ya en los ángulos, ya en conjunción a Júpiter o ya en conjunción con el Nodo, se da en nativos que tienen riesgo de ser alcanzados por el rayo.

 

Quizá esta atribución proceda de uno de los mitos acerca de Orión; según Higinio, el padre de Orión, Hirieo, era viudo, viejo y estéril, pero Júpiter y Mercurio le concedieron el deseo de tener un hijo por el mágico sistema de matar un toro, despellejarlo, orinar sobre la piel y enterrarla en la tumba de su esposa. Así lo hizo y, al cabo de nueve meses le nació un niño al que llamó Urión "el que orina".

De hecho, tanto la salida como la puesta de Orión, trae la lluvia (en la figura celeste podemos imaginarle, en lugar de un puñal, un brillante pene con poderes para hacer llover).

.

Y si anda Júpiter por medio de dichas lluvias, la relación analógica con el rayo es muy comprensible.

 

Visitas: 4156

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por BETHSAY SOSA SUAREZ el octubre 14, 2010 a las 11:13am
ADELA COMO SIEMPRE TUS ARTICULOS COMO LAS ESTRELLAS TIENEN MUCHA LUZ... GRACIAS BETHSAY DESDE VENEZUELA.
Comentario por Adela Ferrer el octubre 14, 2010 a las 6:09am
Hola, La Urano:
En el último grado de Tauro se halla el precioso y conocidísimo cúmulo estelar de las Pléyades.
Por lo (poco) que tenemos documentado y estudiado acerca de las estrellas fijas, todos los autores que las nombran coinciden en tenerlas en cuenta al menos cuando estén en conjunción con los ángulos o con las luminarias.

Hay división entre los que opinan hay que consideralas también cuando están en conjunción con cualquier planeta, mientras que otros dicen que no, que sólo afectan si están con el Sol, la Luna o los ángulos.

Algunos de los pocos astrólogos que han investigado acerca de ello, como Tito Maciá, sostienen que las estrellas elevan a la persona, pero que no es dificil que luego la "dejen caer", que tras un éxito llegue un fracaso (a menos que el conjunto de la carta augure grandes triunfos).

Es como una "marca" una "señal", como esos potrillos que nacen con una "estrella" en la frente, una señal que les distingue, les hace ser preferidos sobre el resto de los potros de la cuadra, son en algún sentido, más atractivos o llamativos que los demás.

Pero como las estrellas tienen para los antiguos una naturaleza dual y, casi siempre, algo malévola -la que no tiene mezcla de Saturno, tiene mezcla de Marte- , eran vistas con un poco de prevención, como que tuvieran dos caras: la buena y la mala.

Alcyone, la principal de las Pléyades con ser bellísima y muy llamativa, es de 2ª magnitud y no está dentro de las bebenias, ya que ocupa el grado 29:30 de Tauro, mientras que Aldebarán, a 9:18 Géminis, en su misma zona y de magnitud 0:85 brilla mucho más.

En cualquier caso, y pese a no ser bebenia, Alcyone aparece en la mayoría de tratados sobre estrellas y al ser la alfa de las Pléyades ha tenido siempre grandísima importancia.

Un abrazo

Adela Ferrer
Comentario por Adela Ferrer el octubre 13, 2010 a las 10:02am
Hola, Luz María y Silvana: cuánto me alegra vuestro entusiasmo.
El cielo estrellado es, para mí, el mayor y más fantástico espectáculo del mundo y, los relatos mitológicos que acompañan a estrellas y constelaciones son maravillosos; pero no es ése el propósito fundamental de estas entradillas, sino el de la reflexión acerca de las razones que podrían sustentar tanto el influjo de las estrellas sobre los seres humanos como la naturaleza y efectos que se les atribuyen.
Gracias por vuestra atención.
Comentario por Adela Ferrer el octubre 13, 2010 a las 6:19am
Hola, Empar: Gracias por tu aliento que me da ánimos. ¿Te acuerdas de las "naves en llamas más allá de Orión" de la peli Blade Runner? Pues ahora se ha descubierto que en algunas de las estrellas de Orión se están formando nuevos planetas... En fin, que al final los egipcios van a tener razón y la resurrección de la raza humana será en Orión.
Besos
Comentario por Adela Ferrer el octubre 12, 2010 a las 10:30am
Hola, Esperanza:
Me llena de alegría compartir contigo mi pasión por las estrellas. Si algún día podemos conocernos personalmente, hemos de ir a ver el cielo y a caminar juntas por sus senderos encantados llenos de mitología.
Besos
Comentario por Luz Maria Salazar el octubre 11, 2010 a las 6:15pm
Maravilloso este conocimiento, trae en si todo....
Comentario por Empar Landete Bermell el octubre 11, 2010 a las 2:31pm
Si señora, muy buena explicaçao amiga, grácias por enseñarnos. Un abrazo.
Comentario por Emma Esperanza Acosta Vàsquez el octubre 11, 2010 a las 1:58pm
La historia de las estrellas son muy bellas, gracias nuevamente, abrazos, Esperanza

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio