mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Por consiguiente, el cristianismo se fue apropiando de los diferentes símbolos astrales de los paganos, uno de ellos era, la aureola de luz con los rayos que coronaba al Sol, identificándolo con Cristo. 

El término solsticio obviamente es latino, deriva del latín sol sistere que designa “el Sol se detiene”, pues el sol parece quedarse quieto. La descripción astronómica explica el fenómeno como la permanencia del Sol en una posición extrema en el instante en el que el Sol se encuentra en el cielo a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste, durante el 21 al 24 de Junio (solsticio vernal), el de verano, y entre el 21 al 24 de diciembre (solsticio hiema) en nuestro hemisferio norte, produciendo el día más largo, y la noche más corta; mientras en el hemisferio sur, sucede a la inversa, y esto ocurre así debido a la inclinación del eje de la Tierra de 23º27´ a la órbita solar.

Así pues, el Solsticio de Invierno, el 21 de Diciembre es la noche más larga del Año, pues el Sol se halla en su máxima declinación Sur. El Solsticio es pues, el punto crucial, desde el cual, se abre paso la Luz (mínima exposición de luz solar) venciendo a las tinieblas, por ello en todo el mundo se celebran rituales para festejar el triunfo del Sol, y se le llama  especialmente en la cristiandad la “Noche Buena” porque ha nacido el Niño-Sol-Cristo; pero en la antigüedad se celebraba el nacimiento de los “Dioses encarnados”, y se comía el alimento sagrado que simbolizaba la unión de los hombres con su deidad correspondiente.

Los antiguos celebraban ritualmente, el misterio del triunfo del Sol  -SOL INVICTO- sobre las tinieblas, para ahuyentar todos esos seres que habitan la Oscuridad y que permanecen en eterna lucha con la Luz solar, ambicionando arrebatarle su poder (simbolizado en las religiones míticas como la lucha del dios o héroe solar con el dragón o bestia, como Apolo venciendo a la serpiente Pitón, nada más nacer.

Simbólicamente, observamos entonces, como los ritos y ceremonias del Nacimiento han tenido siempre como fundamento este ciclo natural, por lo que al celebrarlo, los iniciados se adentraban en los Misterios del Kosmos, al manifestarse el verdadero Sol espiritual o el Logos Divino -tal como lo llama S. Juan-, el que permanece oculto tras la colina del Sol físico (como el Ra egipcio), al cual parece 

que le es arrebatada la Luz incipiente por la Tinieblas agazapadas en la Oscuridad, o sea la Luz Espiritual del Logos (porque es a éste Logos-Dios al que se refiere el Evangelio, ya que es un concepto tan metafísico, que su profundo sentido se explicaba alegóricamente; de tal forma, que con  el correr del tiempo, se ha terminado creyendo al pie de la letra, rayando la superstición).

Entonces, durante el Solsticio: desde la Noche día 21 al  24, es tiempo de desolación porque es entonces cuando las Fuerzas del Mal parecen apoderarse de La Luz; mas, tras permanecer en apariencia tres días estacionado el Sol, -fenómeno geocéntrico- el día 24 el Sol se pone directo y vuelve en su aparente actividad, venciendo una vez más a las Tinieblas. Así, el Sol  resurge otra vez, cuando parecía que iba a morir, y la Esperanza surge de nuevo en el Mundo, reinando esa Noche una inmensa Paz en todos los seres que habitan la Tierra.  "El Sol nunca muere” - parece decir la Estrella al mundo de las Sombras- : “¡vosotras existís porque yo existo, no queráis arrebatarme el reino, que no os pertenece naturalmente, podéis creer que me destronáis, pero eso sólo es una sombra, una vana ilusión¡ ¡Me contemplaréis el 24 de Julio, cuando llegue a mi cénit en la latitud 23,27, y al mediodía no proyectaré sombra alguna, ¿dónde estaréis entonces, razas usurpadoras e inundas?”.

¡ Así nace el Niño, el Sol Invicto en la Noche mágica del 24 de Diciembre resurgiendo de entre sus cenizas, cual Ave Fénix, y alumbrando con su Luz el Mundo, simbolizado éste por la Caverna. De este modo, Dies Natalis Solis Invictis, es el día del renacimiento del Sol Invencible, que renace todos los años.

En Centroeuropa, esta noche, es precisamente en la que las almas vuelven de las tumbas, y se comunican los vivos con los muertos,  y los muertos con los vivos, siendo además protagonistas los duendes, genios y demás elementales.

 

 

Visitas: 182

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Eventos

mayo 2022
DLMMiJVS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
       

Distintivo

Cargando…

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio