mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Si tuviéramos que describir una conjunción entre el sol y júpiter en Tauro sería bastante fácil, ganancia material o la regeneración de nuestra relación con nuestro cuerpo, pero, ¿Qué sucede cuando esta conjunción ocurre en un signo acuático y misterioso como Escorpio?, sin dudas las significantes de Escorpio son múltiples, pero bastante pocas de estas están presentes a simple vista, el poder, el mundo del más allá, el espíritu, la intimidad, no son cosas del mundo material, son energías emocionales que dentro de Escorpio florecen con gran facilidad, y luego se magnifican, canalizándose en forma de contacto espiritual, densidad energética de ciertos lugares, o incluso un orgasmo, visto como el punto culmine, la penetración del alma, la constitución del verdadero ‘’nosotros’’.

Con el Sol en conjunción a Júpiter en Escorpio, el foco nos lleva al entendimiento de la metafísica en nuestras vidas, metafísica, tiene como significado, más allá de la física. Más allá de lo material, lo tangible, lo observable, lo comprobable a través de la realidad del ojo humano.

Júpiter en Escorpio eleva y es iluminado por la luz del sol para encarar nuestros miedos, regenerar nuestro espíritu, y por sobre todo nuestra sexualidad. Pero cómo se preguntarán muchos, la energía de cualquier aspecto en Escorpio es bastante sutil, y su manifestación se encuentra en quienes deseen encontrarla. Es aconsejable imaginar una enorme luz blanca que nace desde nuestro primer chakra o chakra raíz a la altura de nuestros genitales, de ahí se expande iluminando el resto de nuestro cuerpo, penetrando con fuerza en el área que consideremos afectadas por el dolor, este ya sea físico u emocional, en el caso de este último, pedimos protección a esta energía expansiva, y le damos permiso para indagar en la profundidad de aquellas emociones o recuerdos negativos, enciérralos con una burbuja de luz, esta burbuja de luz asciende al cielo y se encuentra con Dios.

Otra forma de aceptar esta energía es contactándonos con nuestra parte vulnerable, donde están todos esos deseos escondidos e incluso erotizados, que no nos permitimos expresar en realidad tangible. Contactar con nuestros deseos y sanarlos es la magia de la conjunción del Sol y Júpiter.

El lugar donde se asientan nuestros deseos profundos, esa energía fija, emocional, escorpiana, es también nuestro lugar más vulnerable, donde nos sentimos más propensos a la vergüenza y el ridículo, pues muchos de nuestros deseos son secretos y pueden evidenciar en su conocimiento, las áreas de nuestra vida con las cuales no nos sentimos en plenitud y de las cuales emana la infelicidad. ¿Para qué está la fuerte energía de la conjunción del Sol y Júpiter?, para identificar las falencias en nuestra vida actual, y cómo podríamos mejorar, abrir la vulnerabilidad de aquellos profundos anhelos dejando de lado la procrastinación, trabajando duro por lo que verdaderamente queremos. Suele pasar bastante que muchas veces nos conformamos con lo que viene a nosotros, sin oponer resistencia, y muchas veces nos traicionamos a nosotros mismos construyendo una vida que realmente no queremos vivir. Esta conjunción en el signo de Escorpio nos pide encontrar nuestra verdad, nuestra felicidad, conectar con nuestros deseos reprimidos y nuestro verdadero yo.

Ser fieles a nuestros deseos es algo tan sublime y maravilloso, nos ayuda a experimentar la sensación de verdadera libertad.

Por último, no quería dejar atrás la importancia de nuestros fallecidos, aquellas personas que ya no están, pero que de vez en cuando sentimos algún aroma, o un sentimiento que nos hace sentir que están presentes ahí, junto a nosotros, o que muchas veces echamos de menos y sentimos angustia porque no nos dan señales de su existencia espiritual en nuestras vidas a través de signos especiales o incluso los sueños. Las noches de la conjunción de Sol y Júpiter en el signo del mundo subterráneo, nos ayuda a regenerar nuestra relación con los muertos. Esfuérzate en conectar con aquella persona que consideraste importante en tu vida y ya no está, Júpiter rige los viajes largos y escorpio en el ámbito psíquico, y si dos almas un día estuvieron unidas, el camino que las conecta, por muy largo que sea, en una de estas noches puede acortarse y romper la barrera a través de la fuerza expansiva de nuestro profundo amor. Un sueño, un sentimiento, una señal, algo vuelve y te hará cuenta que ha estado ahí siempre.

Esto es una pincelada a grandes rasgos de lo que es y será la temporada del Sol en conjunción a Júpiter en Escorpio, una conjunción hechizante que nos hace recordar que lo que nos hace creer en la magia de nuestro espíritu, un arroyo de riqueza infinita que se desdibuja en el alma de nuestros seres queridos que partieron al ‘’cielo’’.

*En imagen Morticia Adams. Júpiter es asociado a la TV, mientras el Sol en Escorpio da expresión al espectáculo de tinte escorpiano, tal como lo fue Los locos Adams. No es de extrañar que con esta conjunción también todos estén hablando de la segunda temporada de Stranger Things, una serie de Netflix que escenifica bastante la energía de Escorpio.

Visitas: 586

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Nicolás García el octubre 29, 2017 a las 11:59am

gracias Maria Ysabel :)

Comentario por Maria Ysabél el octubre 29, 2017 a las 8:06am

¡Gracias Nicolás! Tengo que volver a estudiar tu texto más despacio -estoy con la Agenda de Noviembre..., y  os leo a pasavolante, para despejarme de la tarea...-. Mientras..., se me paró la atención un poco más  en el apartado de "muertos"... :)... y como quien no quiere la cosa...,  plantificado delante las "relaciones muertas"..., -aunque quien hace el papel de "el otro"..., aún esté "vivo"...:  vínculos y correspondencias mantenidas hace tiempo... y que en el presente ni existen, ni van a existir más... y sin embargo ¡¡ZAS!! ahí se materializan de repente ... no ya tanto como quien el otro fue... si no como quien tu eras o fuiste en y con esa otra persona, en emociones, en sentires, en modos y formas, y si fue una buena época, en esencia legítima y buena... Pues si, ahí está esa energía Solar-Jupiterina. 

       Lo anterior tiene una acotación, en la que no puedo extenderme mucho y en la que insistimos también mucho: "todo depende de la propia configuración natal". ¿cómo es tu Sol? ¿Cómo es tu Júpiter? ¿Cómo se relacionan en tu Carta el uno con el otro?... Así se manifiesta en la conjunción de ambos planetas... En mi caso los dos se hacen un magnífico trígono de la VII a la XI, sea esto, por lo que existe facilidad para que -en los momentos de conjunción planetaria de ambos planetas-, se materialice "el sabor" de las antiguas relaciones. 

       Gracias. Abrazos. Maria Ysabel 

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio