mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

UNA SIMPLE RESPUESTA A DON ANTONIO

Hola Antonio saludos

Por supuesto que no me lo tomo de manera tan personal, pues en últimas tú eres quien está quedando mal, y mal no ante mí, sino ante muchas personas que puede avalar que el señor John Frawley es el único astrólogo de nuestro tiempo que puede mostrar cientos de predicciones exacta, y lo más destacable, hechas en vivo y en directo en la televisión de Inglaterra. La verdad es que no todos los días tenemos la oportunidad de leer al astrólogo más consultado por miembros de las altas esferas políticas y sociales. Sin ir muy lejos, muy pocos se dan el lujo de escribir que tienen alumnos y clientes en seis continentes. El problema de John Frawley es que nos obliga a pensar y/o revisar lo que es y lo que estamos haciendo con nuestra astrología. Lo anterior, lastimosamente para muchos, implica tener que hacer muchas correcciones y muchos ajustes que por supuesto echan por el suelo, por carecer de valor, nuestros más queridos apegos astrológicos de muchos años.

     A manera de intercambio y revisión de tus comentarios, quisiera usar tu último mensaje para ver qué tan cerca o lejos estamos de coincidir en conceptos y significados. Veamos ahora tu mensaje, advirtiendo que tus apuntes los precedo de >>>, y mis respuestas de las iniciales GLR/:

 

>>> De todo lo que has expuesto parece ser que sólo coincidimos en que la casa VI es la de la salud.

GLR/ Error mi amigo, la casa sexta desde el comienzo mismo de la astrología ha sido la casa de la enfermedad, algo muy diferente a la salud. Si te das cuenta, son palabras antónimas y por ende con significados y usos diferentes.

 

>>> Yo veo en ella muchas más cosas: el trabajo,

GLR/ El trabajo como profesión o actividad que realizamos a diario es un asunto exclusivo de la casa diez. La sexta solo representa a los sirvientes, esclavos. Representa a las personas como personas de carne y hueso que hacen un trabajo para mí, como puede ser el jardinero, la cocinera. Pero ojo, si yo le pregunto a esa persona cuál es su actividad o su trabajo, y ésta me dice que es jardinero, entonces ese hacer de jardinero, como una profesión, es asunto de la casa diez; y tan es así, que por hacer esa actividad le pagan un dinero, su salario.

 

>>> …el deber, la actitud con personas subalternas si uno tiene alguna bajo su responsabilidad y sería una larga lista continuar.

GLR/ Con lo anterior si estoy muy de acuerdo. Subalternos es una palabra que engloba a las personas que están bajo mi mando.

 

>>>Cuando me refiero a la salud del individuo en su carta, es donde obtengo información de todo lo relacionado con ella al igual que con el trabajo.

GLR/ Pues qué te puedo decir… sólo que es cuestionable, pues si desde el comienzo partes del lugar equivocado es muy seguro que llegues a un lugar equivocado. Si sigues buscando la salud y el trabajo en la casa sexta entonces el punto de partida está errado. Entiende bien, que el problema no es que tú sepas mucha o poquita astrología, que uses tal o cual sistema de casas, que hayas o no viajado por todo el mundo, de lo que se trata es que si equivocas la elección de la casa correcta para analizar un tema, entonces nada puede garantizar la calidad de tus resultados. Esto último, seguro, te lo diría el mismo William Lilly, quien insisto, era muy exigente en que los practicantes de la astrología una vez pudieran levantar la carta, pudiera ser muy precisos con la significación y elección de las casas para resolver la interrogación. Lo anterior te lo voy a decir con un poco de humor, que sé bien que te gusta mucho el humor, pues no puedes encontrar la mejor carne para tu asado del fin de semana, si insistes en ir a una zapatería.

 

>>> Tengo el Sol en ella y, éste está bien aspectado, pues él hará que "brille" en el trabajo;

GLR/ Antonio, amigo, la casa sexta es una de las seis casas donde el Sol se encuentra tras ocultarse al caer la tarde. Además la sexta se considera una de las tres casas más complicadas, junto con la ocho y la doce. El Sol es un astro de luz, diurno; luego la oscuridad de la noche no lo hace nada bien. 

>>>…si además me acompaña Venus, ella contribuirá a que mi trabajo sea más agradable, quizás menos horas de trabajo de lo normal o incluso algunas ganancias no incluidas en el sueldo.

GLR/ La presencia de Venus dentro de la casa sexta puede ser agradable en la medida que por lo menos tenga fuerza esencial, pues la casa sexta para Venus y otros planetas no es gran cosa. Además no pierdas de vista nunca, y te lo digo porque te lo he leído en muchos de tus aportes, que el valor de juzgamiento de una casa debe partir del regente de la casa en estudio. Sueldo o salario, mi estimado amigo, es un asunto de la casa once y no de la sexta; ni mucho menos de la casa dos, como he visto que sigues insistiendo y a pesar de habértelo corregido y explicado en sus fundamentos.

 

>>> Está Júpiter en dicha casa es de suponer que puedo tener el trabajo en el extranjero y por supuesto trabajar con extranjeros de un cierto estatus social.

GLR/ Antonio, entiende de una vez por todas que la astrología no es un asunto de “quizás” o de “suponer”, no, nada de eso, es un asunto de la constatación de la carta con la realidad ocurrida: de acertar o no acertar. Es casi un delito astrológico pretender, como es tu caso, juzgar y/o valorar una significación de cualquier factor dentro de la carta a partir de mi gusto o vivencia personal. Todavía me sigue sorprendiendo de ti que puedas afirmarte en que la casa doce está relacionada con el extranjero por la sencilla razón de que Júpiter es el regente clásico de Piscis y ese signo es el signo natural de dicha casa. Que porqué Júpiter rige ambas casas te abrazas a la idea de que entonces la casa XII está conectada con el extranjero, y todo porque en últimas Júpiter rige este tema.   

 

>>> Para mí, y así lo he aprendido, las enfermedades leves pertenecen a dicha casa, al contrario de las graves o terminales que van a parar a la XII.

GLR/ Dime por favor la fuente primaria de la cuál has tomado y aprendido tal cosa. La cuestión no es que sea para mí, o porque me gusta o simplemente porque me gusta que así sea, la cuestión es que hay una tradición astrológica que no ha dejado de tener valor, y cuyos fundamentos siguen siendo válidos por la sencilla razón que muestran certeza frente a la realidad. El problema en sí es que la gran mayoría de los astrólogos no quieren tomarse el trabajo de volver a las fuentes y así entonces, nunca podrán entender las razones del porqué una casa, un signo o un planeta significa tal o cual cosa y por qué no pueden significar esa otra cosa que tanto me gusta y que suelo leer en muchos autores, como por ejemplo, que el sexo es un asunto de la casa ocho. Al inicio de este mismo post puedes leer la explicación que ofrezco sobre la valoración de las enfermedades como agudas, crónicas, etc.

 

>>> Del tema de las enfermedades ya prefiero no hablar porque ello ya sonaría a victimismo. Precisamente esas duras pruebas concernientes a la XII. han logrado que hoy día disfrute mucho más de la vida que antes de tenerlas y, esto que no fui un santo precisamente. Parece que en ello y en otras cosas no estamos de acuerdo.

GLR/ Aunque pasé muchos años leyendo, estudiando y enseñando (algo que lamento mucho) que la doce significa los hospitales, hoy en día agradezco poder corregir tan penoso error. Tú Antonio dices, que tu cumulo de enfermedades es para ti una muy dura prueba, y efectivamente lo es, pues ni más falta que no lo fuera, pero si simplemente te vas a ir a la casa doce para ubicar allí ese gran cumulo de dolencias porque simplemente es una prueba, entonces te preguntaría, ¿dónde ubicar la prueba de la muerte de un hijo, la de la madre, la dura prueba de perder todo el patrimonio en pocos segundo? La prueba, la pena o el sufrimiento como algo que nos duele mucho es un asunto de la casa doce, nos sentimos mal y quisieras incluso morir, pero el tema mismo que ocasiona nuestra pena y sufrimiento suele tener su origen en una de las otras casas. Así entonces, la muerte de un hijo es un tema que atañe a la casa quinta, la casa de los hijos, pero el sufrimiento que me causa su muerte es lo que debe ser ubicado dentro de la casa doce. Ves la diferencia de las cosas, y justo en cosas como las que te acabo de apuntar te descubro una y otra vez yendo al error.

 

>>> Creo estar capacitado en la teoría y en la práctica sobre el tema de la XII y la VI. porque las dos han sido una guía inseparable a lo largo de muchos años de  mi vida.

GLR/ Perdona mi atrevimiento, de verdad te lo digo, pero después de ver todo lo que has escrito, tus argumentos en los que te apoyas para justificar tus deducciones y tus conclusiones astrológicas, no puedo menos que alentarte a que vuelvas a revisar las fuentes, pues es la única manera de hacer las correcciones que siempre son necesarias y que en el peor de los casos no sólo nos negamos a hacer, sino que desconocemos casi por completo que tales fuentes pueda haber existido en alguno momento. Aquí sí que vendría bien invitarte a leer el libro titulado Escrito en el Cielo (ver mi post al respecto en este foro de ADM).   

 

>>> También difiero de la interpretación de la X. El MC es para mí, a mi modo de ver, el verdadero yo y no la personalidad que refleja el AC hacia el exterior. Por esta razón yo lo denomino "Mi Ministro de Asuntos Exteriores", que es como nos ven los demás, además del físico, naturalmente.

GLR/ Pues sólo me atrevo a decirte que te toca a ti hacerte cargo y responsable de lo anterior. Nadie te puede impedir que lo hagas, pero si te obliga el valor interpretativo a por lo menos justificarlo sin asomo de duda o perjuicio de terceros.

 

>>> Bueno, seguiré en otro momento sobre el tema, porque están a punto de llegar unos amigos a recogerme. He sentido curiosidad por comprender esa "veneración" que tienes por Frawley y, francamente he quedado sorprendido.

GLR/ Ves lo equivocado, lo tan lejano y ciego que estás frente a la realidad. Es una pena que puedas expresar algo así tan definitivo y sin conocer nada en absoluto. Sin necesidad de entrar en grandes detalles te diré que mi primer acercamiento a John Frawley fue en el 2005, y fue de lo más negativo que se pueda pensar. El solo título de su libro traducido por editorial Sirio me pareció la cosa más insultante y asquerosa. Tras ver la portada de “La Verdadera Astrología” me dije para mis adentros: “otro desubicado que se cree ahora ser el poseedor de la verdad absoluto de la astrología”. Por supuesto que ni quise mirar su contenido y menos lo compre. Tres años después, en 2008, estando en la ciudad de Barranquilla dictando un seminario de horaria, tuve la oportunidad de ver y leer algunas pocas páginas de la Verdadera Astrología (el caso titulado: ¿Cuándo llegará el electricista?), y esas pocas páginas me bastaron para tener que comerme mis duras e infundadas palabras del 2005. Sentí pena por mí mismo, y lamente como nunca lo había hecho antes no haber comprado y leído ese extraordinario libro la primera vez que lo tuve en mis manos. Desee tanto haber podido volver el tiempo atrás y corregir mi error. Tras leer el libro empiezo a ver e ir a las fuentes, a ver y entender los verdaderos fundamentos y por ende, saber de los grandes y serios equívocos que yo mismo había estado aprendiendo, siguiendo y difundiendo. Me costó tres años vencer mi mente y costumbres que insistían en seguir sin problema alguno practicando la astrología tal cual hoy se ve por doquier, pero finalmente tome la decisión de ser algo más que honesto conmigo mismo, y ese ser honesto implicaba revisar y proceder a hacer las correcciones del casos y costase lo que me costase. En si entonces, Don Antonio, no admiro a Frawley por ser el astrólogo que es, sino por ser el único que en verdad muestra y soporta una “Verdadera Astrología” que puede ser puesta a prueba dónde y cuándo se la requiera. Estos últimos renglones que te acabo de escribir, diré que empiezan a forjarse la sorpresa que tengo para ti. Admiro a Frawley por algo que no encontré antes en ningún otro astrólogo: Frawley enseña a “Pensar” en Astrología, no a creer por creer, no a usar por usar, no a descartar por descartar. Frawley enseña a usar y valorar los fundamentos de la astrología de una manera correcta, segura y confiable. A pesar de que mi camino astrológico lo empecé allá por el año 1981, puedo decir sin temor ni duda que mi verdadero hacer astrológico, aunque fallido en su intento inicial, lo centro en el año 2005.  

 

>>> Esperaba encontrarme con un astrólogo de siglos pasados

GLR/ Ves de nuevo lo errado que andabas, y aun así te atreviste a dar tu “valiosa opinión”.

 

>>>…y veo que es uno más de los que han aparecido en los últimos 50 años y que al parecer pone más o menos la Astrología, tal como la conozco, de patas arriba.

GLR/ Discúlpeme que se lo diga, pero lo que usted acaba de escribir deviene muy ofensivo, y no contra el mismo Frawley, nada de eso, sino contra la astrología como un gran conocimiento que no puede ser ni improvisado ni practicado por personas que fundamentan sus conclusiones y deducciones en quizás, pareceres y/o supuestos. La astrología tiene unas leyes y fundamentos serios que funciona bien, y lo harán sin importar que sean o no conocidos y entendidos por sus practicantes. Frawley es de los muy pocos que se han atrevido a mostrarnos cuán equivocados estamos, y si para lograr lo anterior es necesario que “ponga todo patas arriba”, pues entonces que así sea por el bien de tan sagrado conocimiento. Casi estoy seguro, amigo Antonio, de que si usted en tantos y tantos años de estudio astrológico se hubiera tomado el trabajo de revisar aunque fuera un poco los fundamentos y enseñanzas de los maestros del pasado (no de Frawley necesariamente), seguro que no cometería la torpeza (Perdóneme que no tenga otra mejor palabra para usarla en este momento) de ver y proponer las diferentes características o tipos de enfermedades diseminadas en varias casas de la carta, cuando lo correcto es que todo lo que se entienda por enfermedad ha sido y será un asunto que corresponde a la casa sexta. Menos mal que hasta ahora usted no ha ubicado los cementerios en la casa doce, o al menos no se lo he leído, como lo he leído y escuchado en varias ocasiones, pues ese ya sería el acabose. La justificación que dan es que al ser Saturno el significador clásico de la muerte, la vejez, la soledad, entonces la casa doce es la ideal. La muerte es un asunto único de la casa octava y por ende, todo lo que atañe a la misma debe ser ubicado en esa casa. Desde el momento en que la persona muere entran en actividad las empresas funerarias, y finalmente se deja el cadáver en el cementerio.   

 

>>> De cada día entiendo más mi posición de "salmón rebelde"

GLR/ Te diría yo, amigo Antonio, que eres un rebelde sin causa y sin una buena justificación y/o argumentación astrológica. Siento decirle esto, pero es la sensación que tú me transmite con todos y cada uno de sus escritos.

 

>>>…ante los cambios que intentan hacer sobre la Astrología por, diría yo, caprichos individuales y,

GLR/ Antonio, Antonio, Antonio amigo ahora sí que la has sacado del estadio!!!. Jamás lo de John Frawley han sido gestar o proponer cambios y/o novedades, por el contrario, si revisa su obra te darás cuenta que su intención es la de llamarnos seriamente la atención de la importancia de la tradición astrológica que nos precede desde siglos atrás. John Frawley, por el contrario, es muy crítico y detesta todos los cambios, las innovaciones y los avances que le han ido agregando a la astrología en los últimos años, pues considera que ha sido justamente lo que ha llevado a la astrología a ser la burla de los señores de bata blanca. Sin las fuentes, dentro de las cuales se cuentan entre otras muchas cosas la dignidad, la recepción y los aspectos, nuestra actual astrología está condenada a ser cada vez menos valorable y de menos valor a la hora de constatar la realidad tal cual ocurrida y lo que el astrólogo pronostico.

 

>>>…con ello no me refiero a ti, sino a toda una serie de Gurús que han aparecido en los últimos años y con una labia o retórica hábil, van desconcertando a muchos "novicios".

 

GLR/ Ok, lo entiendo. Te pregunto a ti lo siguiente: Cómo llamarías tú o calificarías a un astrólogo que lo invitan al bar más concurrido de la ciudad de Londres, y lo invitan para que haga su pronóstico sobre el resultado final de un partido. El astrólogo entonces escribe su pronóstico, no su parecer o sensación especial, y se lo entrega al dueño del bar en sobre sellado. El dueño del bar procede a guardar el sobre en su caja fuerte, siendo testigos de lo anterior además de los cientos de clientes, la misma televisión de Londres. Termina el partido, y el dueño afanosamente se dirige a la caja fuerte, saca el sobre y procede a leer…, lo que había escrito el astrólogo invitado. ¿Qué crees tú, amigo Antonio, que haya pasado?

      Mira amigo, como puede ser difícil adivinar, mejor te dejo saber lo que en verdad pasó y tal como paso. Lo hago para que además de que puedas saber el desenlace, te enteres de qué tan espiritual o religioso es el señor John Frawley, el mismo al que en mi primer contacto con su libro tome por absurdo, mas hoy en día sólo tengo para con él palabras de agradecimiento y una deuda que jamás de mi parte podría ser pagada. Si te preguntas del porqué Giovanny puede tener acceso a la información que voy a copiar, la respuesta única que puedo ofrecerte es que estoy tan convencido de la causa de Frawley que me he convertido en uno de los traductores de sus varios libros, del inglés al español; labor que adelanto en compañía de algunos buenos amigo que también participan de este foro de Astrólogos del Mundo. Disfruta entonces de lo que sigue, que si lo quieres leer en su versión original en inglés, basta con tomarte el trabajo de revisar el libro Sports Astrology, página 63 y siguientes. A leer entonces lo que Frawley le cuenta a su alumno:

"Así que no hay mucho que podamos hacer al respecto".

     “Al contrario. Voy a hablarte sobre la lección más valiosa en astrología que jamás he aprendido. Ocurrió en la noche del 26 de mayo de 1999. Manchester United había alcanzado la final de la Liga de Campeones, la más prestigiosa competición de clubes de Europa, a disputarse en Barcelona. Un programa de televisión me invito a ver el partido, haciendo una predicción sellada del marcador con antelación, la que sería abierta después del partido”.

     “Wow, Maestro! Un viaje a Barcelona".

     “Eso es lo que yo pensaba. Pero, por desgracia, no. Un viaje a un bar deportivo en una de las esquinas menos fragantes de Londres, viendo el partido en la televisión. De todos modos, levante la carta: no es horaria, sino una carta establecida para el momento de inicio del partido. Te voy a decir cómo hacer eso más tarde. La carta mostró que los favoritos, el Manchester United, ganarían. Tenía mucha confianza en eso. Pero tenía que predecir el resultado. Eso nunca es más que una conjetura. La carta sugirió que no habría muchos goles, pero parecía como si los perdedores anotarían uno. Pocos goles; los perdedores anotarían uno: 2-1 parecía una posibilidad razonable. El gran problema era que la carta mostraba que la victoria llegaría al final del juego. ¿Qué tan al final? ¿Cerca del final del tiempo reglamentario? ¿En el tiempo extra? ¿En una tanda de penaltis? Tenía que escribir una predicción muy clara: el programa no estaba interesado en peros o en quizás".

     “Intimidante, Maestro!”

     “En realidad no. No estaba muy preocupado. No tenía que demostrar nada. Si la predicción era correcta o incorrecta podría decir absolutamente nada sobre la validez de la técnica o mis habilidades como astrólogo. Esto probaría nada, excepto, que por alguna razón, la predicción había estado bien o mal. Y esto no era una confrontación por televisión. El programa debía ser mostrado en una fecha posterior. Si hubiera estado equivocado, bien podrían ellos haber cortado. Después de todo, "Astrólogo se equivoca!" no es noticia de primera plana”.

     “Cierto”.

     "Pero había mucha gente involucrada. El presentador, el director, los camarógrafos, los equipos de iluminación y sonido: todos ellos se desplazaron secretamente a esta parte de Londres olvidada de la mano de Dios para el evento. Me hizo sentir que debería haberme dejado una vía de escape por si me había equivocado”. 

     “¿Y qué hizo usted, Maestro?”

     "Hice todo lo que un astrólogo siempre puede hacer. Ponerlo todo en las manos de Nuestra Señora, pidiéndole la gracia de hacer lo que se debe hacer. Escribí la predicción y se la entregaron al propietario del pub. Con mucha fanfarria, la encerró en su caja fuerte”.

     "¿Qué pasó?"

     “Tras 90 minutos de partido, Manchester United estaba perdiendo 1-0. United había jugado mal; y sus oponentes, Bayern Múnich, había controlado todo el juego. Lo único que quedaba eran tres minutos agregado por lesiones. El bar, por supuesto, estaba lleno de los aficionados del United, así que el ambiente era lúgubre. El astrólogo desapasionado fue filmado y les aseguró que todavía había mucho tiempo. United anotó, y todo el mundo se preparaba para la prórroga. United anotó de nuevo. El pitazo final. La más extraordinaria final para un partido que la mayoría de nosotros nunca antes había visto. La caja fuerte se abrió y reveló la predicción: Manchester United gana 2-1 en el tiempo reglamentario”.

     “Oh, Maestro! Brillante!

Fin de la cita, traducida al español.

 

GLR/ La verdad amigo Antonio, alguien que puede hacer lo anterior, solamente puede ser visto como un respetable astrólogo, digno de nuestra mayor consideración y por ende, valorable como maestro digno de ser escuchado y seguido. Su fórmula de éxito, lo dice el mismo John Frawley: “Ser muy fiel a la tradición”.

 

Saludos

Giovanny Londoño Romero

Santiago de Cali – Colombia, septiembre 28 de 2013.

 

 

 

Visitas: 720

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Giovanni Londoño Romero el octubre 3, 2013 a las 10:51pm

Hola Ernesto saludos

Gracias por tu clara y bien lograda aclaración. Sobre decir que me uno a la misma. De verdad que este mundo es pequeño, pues todo imagine que ya hubiéramos tenido la oportunidad de vernos tiempo atrás. Fue en el 2004 que se realizo la feria de exposición y ciclo de conferencias en la sede del centro comercial la Pasarela. Que gusto de verdad saber lo anterior.

Giovanny

Comentario por Ernesto Aguilar Sosa el octubre 3, 2013 a las 11:33am

Apreciados amigos:

Estoy de acuerdo con Néstor Raul en el sentido que este tipo de foros de discusión ilustran y esto es constructivo para reafirmar convicciones de tipo académico sobre la Astrología. Cuando me refería a la humildad y la sencillez no es para estigmatizar a Antonio ni a Giovanny, los conocimientos están dados, de ahí para adelante cuenta la preparación del individuo y la sabiduría con la que debe aplicar la interpretación de un tema dado.

Estoy plenamente de acuerdo en que la tradición esta allí y muchos se han jugado el pellejo por ella como el pintoresco caso protagonizado el 26 de Mayo de 1999 en la final de la Liga de Campeones realizado en Barcelona, por parte del Sr. Frawley; Morín como astrólogo personal del cardenal Richelieu frente al caso de Henri d'Effiat, y muchos otros más. Estos , lejos de pasar como charlatanes o saltimbamquis de feria de pueblo, demostraron todo lo contrario, enseñaron un camino riguroso de análisis, que permitió respeto y credibilidad a nuestra milenaria ciencia.

Por otro lado, nuestros clásicos jamás desdeñaron lo "moderno" (término relativo) en su tiempo,sino que mas bien aprovecharon todos los descubrimientos que se iban efectuando y no fueron cuestionados aún sabiendo que tenían la Inquisición sobre sus cabezas.

Soy partidario de que en pleno S XXI la modernidad presenta valiosos aportes que no podemos desdeñarlos por ser "recalcitrantes" de la tradición ortodoxa, sino como quedaría por ejemplo  la casa VI frente al descubrimiento del mapa del genoma humano, o la intelectualidad frente al enfoque de la Neurociencia. Nuestros paradigmas son claros, en eso debemos ser firmes y entender la modernidad en el buen sentido de la palabra, y la Astrología Horaria tampoco se escapa de estas premisas (puede que las metodologías sean distintas pero el puerto de llegada es el mismo). Por esta razón es que el Astrólogo también tiene que ser un hombre de ciencia para tener un concepto de respeto (los grandes clásicos jamás se ufanaron de ser grandes traductores de textos sino mas bien de ser investigadores y creadores)

Me pareció simpático disfrutar un poco de la chispa latina del colombiano Londoño (a quien lo conocí en una feria esotérica realizada en "La Pasarela"-Cali hace buen número de años), la mexicana Angela y el español Antonio, solamente les digo sigamos propiciando espacios como este de discusión, esclarecimiento y lo fundamental, de crecimiento tomando como referente la Astrología. Los quiero mucho amigos. 

Comentario por Ángela Galindo el octubre 2, 2013 a las 4:04am

Don Antonio para no mezclar las respuestas y respetar el tema de este blog. Puse la primera parte de la respuesta sobre las XII Casas en un blog aparte. Le mando un abrazo y saludos a todos.

Comentario por Ángela Galindo el octubre 1, 2013 a las 5:39pm

Estimado don Antonio, gracias por su respuesta y yo también creo que se pueden hacer amistades a partir de intensas discusiones, como usted menciona.

Voy a responder únicamente a la discusión respecto a la casa VIII, usted me pregunta dónde va la sexualidad si no es allí, la respuesta, no mía, sino de la astrología tradicional sería en la casa V, sí, la de las diversiones, placeres, creaciones, hijos, la de las cervecerías, la del teatro, la de la especulación financiera. Y si fuera un amor pasional el de los gatitos de la foto, lo pondría en la casa V del gatito, pero como yo pienso que esos gatitos son hermanos, colocaría su relación en la casa III.

Y del sentido del humor, me refería al sentido del humor de Frawley, ni al de usted ni al de doña Andrea.

Y para terminar, estimado don Antonio, le repito que Frawley no inventa nada, sino que se va a las adjudicaciones que manejaba la astrología tradicional. Y si plantee el tema de la casa VIII, es porque es una de las casas que más polémica genera y creo que aquí, justamente se trata de eso, siempre manteniendo el respeto hacia el otro, por más apasionada que sea la discusión.  En las otras casas, podríamos decir que hay polémica en las casas IV y X, en el sentido en que para la tradición la casa IV siempre representa al padre (además de sus otros significados: las condiciones del final de la vida, los bienes inmuebles,  en horaria también es la respuesta a la consulta) y la casa X a la madre. Sé que para la astrología moderna, en algunos casos se dice que la casa IV puede ser la madre y la X el padre, por eso estas dos casas también se prestan a polémica. Y la casa XII, origen de esta polémica tan sabrosa, para la astrología tradicional, también es la casa de la autodestrucción, las tribulaciones, las prisiones, los enemigos ocultos, la casa de las brujas y, en caso de una pregunta de horaria, de alguien a quien le robaron sus vacas, por ejemplo, no debemos buscar el significador de las vacas en la casa VI, casa también de los animales (además de todo lo ya mencionado en este blog) sino en la casa XII, casa del ganado mayor, entre otras cosas. Y así podemos estar horas platicando, es un honor poder polemizar con usted, yo siempre estoy aprendiendo y de todos aprendo. Y el mayor reto de la astrología horaria es saber dónde ubicar el objeto de la consulta, para saber qué planeta será el significador de lo consultado y a partir de allí poder dar una respuesta exacta, entonces es fundamental consultar a los clásicos. Y creo que a usted le encantaría conocer y manejar la astrología horaria, es una delicia y sé que puede pasar horas muy disfrutables, le recomiendo el libro de Astrología Horaria de William Lilly. Se aprende a partir de ir haciendo consultas, así aprendió él, entró a trabajar a casa de un señor que estudiaba la astrología horaria y Lilly fue aprendiendo, leyendo y haciendo consultas de todo tipo de cosas, hasta llegar a dominar totalmente la técnica.

Le debo lo que me pide de decir qué representa cada casa para la astrología tradicional (no para Frawley, él sólo retoma) y se lo debo porque me llevará un buen rato, ya que cada casa tiene múltiples significados. Pero como dice Giovanni, me comprometo a poner aquí un resumen,

Le mando un abrazo y saludos a todos. 

Comentario por Giovanni Londoño Romero el septiembre 30, 2013 a las 11:24pm

Hola Antonio saludos

Voy a retomar tus mismas palabras de mensajes atrás: “no te lo tomes de manera tan personal”. Los amigos antes que nada son y serán amigo porque se dicen siempre la verdad, de lo contrario no serían amigos eternos.

Te quiero compartir una parte de lo que ha sido mi propia historia astrológica:

Hace algunos años creé en grupo en Yahoo dedicado por completo a la Astrología Horaria. Aún existe y se conservan archivados todos los mensajes recibidos. Iban y venían los casos, las exposiciones, los análisis, los comentarios y las respuestas. Todo iba bien hasta que invite a todos los miembros interesados a participar con sus opiniones y análisis en la resolución del ejercicio dejado por Derek Appleby en su libro de Astrología Horaria, de ediciones Sirio. En la página 239, la figura 80, el autor nos deja el siguiente reto: ¿Fue Ricardo III responsable de la muerte de los príncipes?

     En la lista era natural que participaran algunos de mis alumnos, los mismos que tenían la costumbre de llamarme “Maestro”. Pues bien, algunos hicieron los análisis y apostaron sus conclusiones, y claro, por ser yo el creador y moderador del grupo me obligaba a participar. Publique el grueso de mis análisis horarios, incluyendo mi respuesta al interrogante dejado por Derek Appleby. Hasta allí todo parecía normal y rutinario. De pronto…

      … Una señora, muy fuerte en su expresar y para algunos algo mal intencionada y sobradora, envío su mensaje, el mismo que entre sus líneas decía: “Don Giovanny, es usted al que veo que algunos llaman maestro”, y a partir de allí la señora se dispuso a echar por el suelo, y de la manera más brusca que pudo, todos mis análisis. Simplemente, para esta señora todo lo que yo proponía y analizaba estaba totalmente errado y no merecía mayores créditos. Por supuesto que las respuestas de un lado y otro no se hicieron esperar, y cada vez las mismas escalaban sus argumentos. Al final la señora terminó sus gran y larga exposición con aquellas palabras que aún hoy siguen retumbando en mi mente, nunca las he podido olvidar. Me dijo exactamente: “Hágase usted un favor, tómese el trabajo de revisar tales autores y tales libros clásicos, de verdad, hágase ese gran favor para que vea lo equivocado que está”. Por supuesto que me sentí bastante mal, pero igual seguí adelante. Con el tiempo tomé la decisión de revisar los textos que esta señora me había sugerido (el de William Lilly, incluido), y tras estudiarlos con mucha atención pude ver que la señora tenía la razón, y la razón de verdad. Comprendí que no estaba haciendo bien las cosas y que mis análisis no llegaban al punto donde debían llegar. A partir de ese momento empecé verdaderamente a revisar y estudiar los fundamentos en los que se sustentaba la astrología horaria desde su nacimiento. Aclaro sí, por ser importante, que aún para este tiempo ignoraba por completo la existencia del señor John Frawley y de sus obras. Incluso, aún no existía la versión en español de su premiado libro titulado La Verdadera Astrología.  

     Soy muy honesto al afirmar que si hoy tuviera la oportunidad, y después de tantos años, de escribirme o verme con esta señora, de corazón la agradecería lo que ella hizo por mí en ese instante. Fue muy duro para mi reconocer que estaba equivocado, pero al final entendí que fue lo mejor que me pudo haber pasado. Hoy en día me siento más confiando de ir por el camino correcto, un camino donde todo lo que puedo ver tiene una verdadera justificación, una que no necesita ser forzada, tan solo ser probada y constatada.

     Como ves Antonio, no soy yo ni mucho menos John Frawley  quienes queremos cuestionar o molestar tus hacer astrológico. Diría más bien que quien te hace un llamado de atención es la misma tradición astrológica, que se vale de algunas personas para lograr su cometido. De verdad siento mucho si en algo te has molestado, pues la intención de mi parte siempre ha sido la misma: ayudar a que nuestra ASTROLOGIA cada vez sea mejor y más digna de ser usada en beneficio de la actual humanidad.

Saludos

Giovanny.

Comentario por Ángela Galindo el septiembre 30, 2013 a las 8:08pm

Sólo para intentar que el estimado Sr. don Antonio, entienda un poco más que Giovanni no convirtió de golpe y porrazo la casa XI en la casa II, y que no es cosa de Frawley esta idea, sino del mismísimo Wiliam Lilly, a quien Frawley retoma y sigue con todo rigor, de ahí su exactitud, y que lo único que le añade, como bien comenta Andrea Fernández, es un gran sentido del humor, que viene excelente porque en estos tiempos parecería que la Astrología Moderna perdió mucho conocimiento  en el camino y por eso ahora cualquier cosa puede acomodarse en cualquier casa (como incluír la sexualidad en la Casa VIII error fundamental de los modernos) y eso nos lleva a situaciones muy delirantes. Retomo el inicio de mi comentario, la casa XI, en la astrología tradicional es considerada, entre otras cosas, la casa del regalo del Rey, es en ese sentido, que viendo su regente, su estado y la casa que ocupa, podremos saber qué tanto ganará el consultante por su actividad profesional. Y yo, no tengo gran problema en mi carta con esto, ya que el mismo planeta me rige ambas casas la II y la XI, Mercurio, ubicado en la casa VIII. Y aclaro, antes de que los astrólogos modernos interpreten cuál es la forma en la que obtengo mis ingresos, que nada tiene que ver con la sexualidad. ¡Saludos a todos!

Comentario por Néstor Raúl Arango el septiembre 30, 2013 a las 7:05pm

Estimados Antonio y Giovanny, como lo dice Fernando, gracias a este tipo de "diferencias" es que aprendemos los que poco sabemos....... muchas gracias por sus interesantes aportes !¡

Comentario por Giovanni Londoño Romero el septiembre 30, 2013 a las 3:44pm

Hola Antonio saludos

Bueno, veo que en vez de razonar y/o revisar los libros clásicos te limitas simplemente a repetir una y otra vez lo que has leído en uno y otro libro. Está bien, así está bien para ti y eso no lo puedo yo cambiar. Es un poco incomodo tratar de responderte, pues a las respuestas fundamentadas que te doy, no inventadas, respondes con otra tanda de graves errores de interpretación. Así la verdad es muy difícil. Solo con leer tu 1 y 2 renglón ya uno puedo darse cuenta de lo que vendrá después. No es que de un golpe o porrazo la casa 2 se convierta en la 11, no, simplemente es que la tradición de los siglos pasados que sustenta nuestra actual astrología lo explico y uso con éxito de esa manera. A mi más que listarme un sinfín de libros donde una y otra vez se repite el mismo error, me gustaría que más bien me explicaras o escribieras las razones o fundamentos que han tenidos los autores que has leído para ubicar algo tan errado como que los salarios e ingresos, por mencionar, se ubican dentro de la casa dos. La verdad eso si que me gustaría leerlo, pues te digo con sinceridad y aprecio que lo que menos me gustaría es seguir leyendo sólo tus reiteradas imprecisiones, que insisto, no son tanto tuyas, sino de las fuentes que has tomado como punto de referencia.  

Giovanny

Comentario por Giovanni Londoño Romero el septiembre 29, 2013 a las 9:49pm

Hola Fermando saludos

Gracias por participar y comentar este post. Lo que dices es totalmente correcto y valido. Lo que no se puede hacer, me han enseñado, es mezclar ambas astrologias. No se puede tomar una carta sideral y tratar de interpretarla con normas y fundamentos propios de la tropical. 

Saludos

Giovanny

Comentario por Giovanni Londoño Romero el septiembre 29, 2013 a las 9:32pm

Hola Ernesto saludos

Podrías por favor ser más claro y concreto con tu mensaje, pues no logro captar la esencia del mismo y podría terminar por pensar erradamente, lo que por supuesto no estaría nada bien.

Giovanny

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio