mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Sol en Capricornio a 9º, en conjunción aplicativa con el Descendente.

El Sol en Capricornio se encuentra a tan sólo 9 días (aprox.) del solsticio de invierno o "muerte del sol" puesto que el día del solsticio de invierno su luz puede verse durante menos tiempo (aunque su luz ya está aumentando). Por otro lado, aunque no tiene debilidad esencial es peregrino, y se encuentra en el signo de su planeta opuesto: Saturno (que extirpa u obstaculiza lo que pudiera ofrecer).

Por último, el Sol se encuentra a 2º06 del Descendente, en conjunción aplicativa. El significado del Descendente incide en la noche, la feminidad y la muerte (es el punto donde la luz del sol deja de verse hasta el día siguiente, donde comienza la noche), factores totalmente contrarios a la naturaleza inherente del Sol (masculina, activa y diurna).

Entonces, partiendo de la idea de que el Sol adquiere su naturaleza según esté emplazado celeste (por signo) y terrestremente (por casa), ¿su naturaleza, en este caso, está invertida (conj. DESC) y obstaculizada por Saturno (en Capricornio), siendo entonces maléfica?

Espero alguna respuesta que me ayude a contrastar mi hipótesis. Gracias.

Visitas: 290

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

El Sol donde está mal no es en Capricornio, a partir de cuyo solsticio invernal empieza a aumentar su fuerza y sus horas de luz, sino en Libra, donde a partir de cuyo equinoccio otoñal, la noche le va a ganando terreno. También está muy mal en Acuario, lugar en el que se ve incapacitado de enviar su calor en el mes central del invierno y el más frío del año. Entendido todo ello desde Babilonia, hemisferio N.

No es casual que las divinidades solares, como Jesucristo o Mitra nazcan en el solsticio de invierno y que esa sea la "puerta de los dioses", siendo la "puerta de los hombres" el solsticio de verano, por donde llegan a la tierra los héroes como Juan el Bautista.

Creo que te has armado un pequeño lío con la aplicación y la separación. El Sol no puede "aplicar" ni "separarse" del ángulo sino que será el ángulo el que se vaya moviendo al ritmo que el Sol le marque. En todo caso, el Sol estará entrando o saliendo de alguna casa (considerando la entrada en sentido zodiacal, es decir, el lugar donde está la cúspide).

En cuanto a la fortaleza del Sol por Casa, su Casa de gozo es la IX y su Casa de tristeza la III. Hay autores que consideran que está muy bien en la Casa V por la correspondencia simbólica de esta Casa con el signo de Leo.

Si el Sol está en la CAsa VI, pierde algún punto de astrodinas, lo mismo que cualquier otro planeta que allí se halle, porque la VI es un lugar de oscuridad, una Casa "maléfica".

En cuanto a la conjunción del Sol con Saturno ahí sí, tienes toda la razón, eso sí que es nocivo para el Sol, ya que Saturno muy fuerte pro estar en su propio domicilio, recibe al Sol y lo "enfría" y "oscurece" contrariando la naturaleza solar.


Un abrazo

Adela Ferrer
Gracias por tu respuesta, Adela.

Bien entendido, el Sol en Capricornio ya va aumentando su luz, aunque todavía hay poca. Podría ser un punto benéfico a favor del Sol. Gracias por aclarármelo. Por cierto, me interesa mucho eso que comentas sobre la "puerta de los dioses" y la "puerta de los hombres"... ¿podrías explicarmelo un poco mejor? ¿o remitirme a alguna fuente?

Ha habido dos confusiones que pueden haberse dado porque quizá formulé mal mi pregunta:
Sobre la conjunción aplicativa, el Descendente aplicará por conjunción (puesto que el DESC se mueve a más velocidad que el Sol).
Por otro lado, Saturno, se encuentra en aspecto de sextil izquierdo (a unos 4º de diferencia) en Escorpio (no está en conjunción con el Sol en Capricornio).

El Sol se encuentra en la casa 7, la cual, según la más antigua astrología se encuentra relacionada con el significado de exilio y muerte (Astrología Helenística, E. Gramaglia). Puedo intuir que es por el hecho de que es el punto contrario al Ascendente (el nacimiento, la vida), aunque también puedo equivocarme...

En realidad, mi pregunta principal surgió al querer extrapolar el modo en que la Luna expresa sus significados "en relación al sol" (creciente, menguante...) con el modo en que el Sol expresa sus significados "en relación a 0º Aries" (primavera: caliente y húmedo, verano: caliente y seco, etc...). Es decir, si la Luna en su último cuarto reduce la numerosidad de sus significados, quizá el Sol pudiera hacer algo semejante... Eso fue lo que me llevó a postear.

Por tanto, entiendo que el primer cuarto del sol (si queremos considerar así a las estaciones) no es a partir de 0º Aries, sino que es a partir de 0º Capricornio (el invierno, cuando realmente comienza a crecer en su luz, después de haber estado reduciéndola medio año). Ahí sí que metí la pata.

Hasta luego!
Hola, Joaquín:
La naturaleza del Sol es caliente, seca, masculina y diurna.

Otro asunto es la dignidad o fuerza que adquiera por su posición por signo, por Casa y por aspectos.
Ya hemos llegado a la conclusión de que el Sol en Capricornio está peregrino, lo cual no es una gran dignidad, pero, desde luego, no es ninguna debilidad. El Sol en la Casa VII está sobre el horizonte, luego hablamos de una natividad diurna, el Sol está en su secta o haiz y eso le da algún punto de dignidad.
La casa VII, es uno de los ejes de la carta y, cualquier planeta allí situado adquiere un gran significado y poder.

El Sol en Capricornio depende de Saturno, pero dices que Saturno está en Escorpio, luego Saturno depende a su vez de Marte... ¿y Marte, dónde está?, ¿de quién depende? -es una pregunta retórica-, sólo es para que veas la forma en la que hay que ir buscando al máximo dispositor de la carta, que bien pudiera ser el Sol (si la Marte y Júpiter estuviesen en Leo).

Las Casas y sus ángulos no "aplican", se consideran estáticas. Si el Sol está en los primeros grados de la Casa VII, está en la cúspide de dicha Casa, luego influye más en ella.

El año tiene 4 puertas, las de los signos cardinales que empujan las estaciones (los dos solsticios y los dos equinoccios).

Como es un eterno retorno, podríamos empezar a contar desde cualquiera de esas 4 puertas, pero sensata, astrológica y agrícolamente halando, es preferible iniciar la cuenta en los signos masculinos (Aries y Libra), porque tal y como transcurre la meteo en sus estaciones, así nos irá durante todo el año (sequías y hambre lluvias y abundancia).

La historia de los calendarios y de cuñando celebraban el inicio del año las culturas que nos precedieron es interesantísima, pero larga, ya la contaré otro día. Sólo decirte que el año empieza en enero desde el año 510 a.C. en Roma, por una reforma de los cónsules de la República y por asuntos de pura organización militar.

Lo de la puerta de los dioses y la de los hombres, lo encontrarás por google a poco que busques.

Eduardo Gramaglia está en esta red social, puedes preguntarle a él.

Saludos

RSS

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio