mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Casa 8 Corresponde al Octavo signo Escorpión que es un poderoso rio ancho y profundo. La Casa 8 en su analogía natural corresponde al lecho o canal que contiene ese rio. Para facilitar su interpretación sugiero o aconsejo imaginar a ese lecho ancho y profundo sin el agua del rio, así es la Casa 8, un canal energético. Luego hechas a rodar por ahí la energía del signo cuya cúspide lo traviesa. O también echar por ahí la energía presente en esa Casa 8 o los que convergen a ella por aspectos etc. Ósea que las energías que ruedan o circulan por ahí, adquieren una fuerza concentrada suficiente para impulsar al individuo hacia el océano (Piscis). Es decir hacia una frecuencia oceánica o energía mayor. A título de ejemplo, si esta Géminis (dispersión) atravesado por la cúspide de la C8, “Concentrando” y “Canalizando” esfuerzos relacionados con las cualidades y actividades geminianas, el nativo de esa carta natal, tiene la oportunidad, aun antes que le corresponda irse o partir del planeta podría si elige esa persona hacer bien su tarea de Casa 8, abandonar el planeta convertido en un bueno o excelente escritor (a) u orador (a).

Plutón amigable con lo que está detrás y oculto, y un verdadero maestro en conocer y descifrar la verdadera naturaleza del dolor y las crisis es el planeta cuya energía mas se acomoda a su Domicilio. La Casa 8 o lecho de rio abisal y profundo recoge la energía que ahí se le ubica y la traslada imperiosamente hacia el océano. La energía de Plutón es descollante y decidida. Plutón como planeta apasionado con todo lo que está más allá (no se asusta con el coco), se deja llevar salvajemente por ese canal de rio maravilloso, porque está dispuesto a renacer, dejando atrás el pasado en el lugar que le corresponde: la inexistencia. Porque el pasado no existe, solo en la mente rumiante de los que se niegan al cambio.

En el Canal de Concentración de la Energía esta el Poder

Una energía guerrera amante de luchar ya sea de un bando o del otro es Marte. Es una energía todoterreno, fuerte, viril, salvaje, emplazada en la Casa 8 se siente Exaltada, por esto se deja llevar cuando está inmerso en ese canal de rio descomunal y caudaloso. Marte es una energía que siempre va hacia adelante, como lo es el rio, por ello si alguien posee a este planeta o a Aries en esa casa deberá buscar actividades exigentes, que le permitan invertir de modo adecuado a ese gran torrente energético, de lo contrario estará sufriendo los rigores de la fuerzas negativas de Marte y expresando sus actitudes majaderas.

Sitios Casa 8-Escorpianos. Al visitarles Sentiras el Maravilloso poder de la Transformación

Es por ello que una energía tan refinada y glamurosa como la de Venus, que solo quiere vivir en salas de belleza y cirugía estética, se siente verdaderamente Exiliada en los brazos musculosos, rudos, salvajes y toscos del Canal del rio. La Casa 8 EXIGE naturalidad, por ello no es compatible con la silicona. En un poderoso caudal de un vertiginoso rio no se puede andar en tacones de puntilla, porque el Ritmo de la Casa 8 es cien por ciento dinámico y evolutivo. Ahí Venus, que le encanta andar pintando florecitas en sus uñas, pierde, porque la Casa 8 es verdaderamente de acción perpetua. Las flores que han de pintarse ahí para no caer en crisis, son de energía pura, de unas manos asépticas, clínicas y sanadoras.

Mirar hacia atrás no está en el libreto de un Canal de rio. El rio siempre & siempre avanza. No se queda estancado mirando atrás, como lo suele hacer la Luna, que se la pasa el tiempo llorando inconsolable, que porque el novio o la novia, el marido o la esposa le dejó por otra (o). Por eso la Luna se siente fuera de contexto y Caída en un ritmo tan vibrante y evolutivo como la Casa 8. El rio no se anda con sensiblerías y lloros que porque mi novio(a) no me llamo o chateo en todo el día al móvil, esa es la actitud de la Luna. Cualquier energía como la de la Luna que se queda mirando atrás, hacia el pasado, pierde con La Casa 8, que tiene como única obsesión y objetivo avanzar aun más rápido que un tren bala, para llegar a su deseado Océano.

¿La Cola del Escorpión? Causalmente es el Rio Orinoco. Atraviesa Venezuela, alimentado por miles de pequeños rios y riachuelos (Cáncer) para desembocar finalmente en el Océano (Piscis)

En la antigua cultura griega describieron a través de una alegoría mitológica, como Hermes (Mercurio) fue el único ser a quien le otorgaron el don de bajar al Hades (purgatorio) sin ser tocado por el dolor, gracias a un casco con alas que lo traducía invisible en su descenso a ese oscuro lugar. De la misma manera Mercurio (Conocimiento & Comunicación) se siente cómodo y se Exalta ahí en esa Casa 8, la elasticidad o flexibilidad, le permiten adaptarse a las “exigencias” transformadoras de la zona de la carta donde se exige sacar a relucir todos los tesoros ocultos, que hay dentro de sí y los aprendidos de los demás. El conocer y hablar objetivamente sobre los emplazamientos de esa Casa 8 en la propia carta natal, analizar sin ligerezas sus Tránsitos, Progresiones, Profecciones y Atacires etc. facilitará realizar mejor el trabajo que cada ser humano tiene por concretar en ese espacio de su vida. Al conocer la naturaleza de la Casa 8, se conocerá el camino personal y único de transformación. El Mercurio (conocimiento) es un componente vital, en la fórmula de la transformación alquímica (Casa 8).

Todo lo que quiere evolución y progreso es compatible totalmente con el ancho y profundo canal de rio de la Casa 8, es por eso que ahí, una energía tan innovadora como la de Urano se siente en su Exaltación. Eso es todo lo “terrible”, que se le asigna a esta maravillosa Casa 8. En la Casa 8 la consigna es moverse o morir. Así como toda la naturaleza migra. Entre ellos los animales, si no se mueven no comen, si no se mueven viene otro animal más grande y se los traga, o si se asientan mucho tiempo en un solo sitio, cambiará la estación, el clima y con ello vendrá la crisis, el hambre y la ruina. No hay que perder tiempo, nadando contra la corriente de ese majestuoso rio que cada quien tiene en su vida. Hay que estremecer siempre las energías de esta Casa 8, y movilizar de modo perpetuo las energías que cada uno tiene en esa zona de su carta.

Pingüinos Migrando... O trabajando ejemplarmente su Casa 8, para luego realizar su Casa 9

Buscar el cambio, transformación personal a través de las energías que convergen en esta Casa 8 es lo más aconsejable, porque sí o sí hay que hacerlo de lo contrario la crisis se tornará inevitable. Por ello es el sector más Regenerativo de la Carta, es la oscura, fría, higienizada y silenciosa sala de cirugía en la vida de una persona, donde hay que buscar si es posible cortar de raíz o cauterizar todo aquello que está estancado, que en la vida enferma y roba energía.

Antes de llegar a la Casa 7, toda la vida es más básica, primaria egoísta e instintiva. En la Casa 7 se requiere realizar un verdadero trabajo de reconocimiento del otro. Lo social va hacia el más allá, trasciende un hipócrita beso al aire. Lo social es una oportunidad de aprender de los demás. Identificando las cualidades amigables y discrepantes en los otros y conciliar a como dé lugar con ellas, es la casa del refinamiento del ser. Así al llegar a la Casa 8 se estará bien y mejor preparado porque esa es la puerta de ingreso hacia la trascendencia. En la Casa 8 hay que aprender a Trascender las Limitaciones Humanas, a través de investigar, y descubrir los brillantes tesoros más ocultos en sí mismo y en las demás personas. Pero alerta, si alguien no hizo bien su trabajo de Casa 7, y cayó en la trampa de la doblez e hipocresía superflua, en la Casa 8 le será muy difícil, porque ella exige profundidad y no admite tibiezas, ni dualidades.

Este escrito continuará…

Namasté!

Visitas: 598

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Cristina Bernabeu el noviembre 16, 2010 a las 9:55am
Estimado Mahatma!!!

Como bien comentas en tu blog, siempre solemos huir de los cambios o transformaciones porque producen generalmente las mayores crisis, algo terrible para casi todas las personas de este mundo y por ello solemos vivir huyendo de ellas, para no lastimarnos. Pero creo que en realidad es todo cuestión de punto de vista y de enfoque. Porque ¿Qué pasaría si en vez de verlo por el lado negativo se ve desde la perspectiva del crecimiento personal y del de superación? No podemos ni imaginar el regalo tan grande que se nos da cada vez que conseguimos cambiar y transformar nuestras vidas. El problema es que nuestras Zonas de Confort que nos hacen estar tan arropaditos y cómodos nos amarran bien para que ese aprendizaje que se nos regala se convierta en la voz del mismísimo diablo. Y claro está, desde la visión maniqueísta que solemos manejar del bien y el mal, nuestras "queridas crisis" son el peor enemigo de la sociedad, porque suponen la muerte de lo que somos ahora para poder conevertirnos en lo que podemos llegar a ser. Debemos darnos cuenta de que ya está bien de autoengañarnos y seguir pensando que las crisis nos hacen daño, porque la realidad no es esa, la realidad es que son la mayor oportunidad que tiene el ser de superarse y de poder crecer para convertise en una brillante luz con una fuerza infinita. No es cuestión de sufrir sin sentido, pero a veces el dolor nos hace despertar de ese sueño tan placentero que solo se produce en la irreal estabilidad. Nada es estable, pero nuesta mente nos engaña para que lo pensemos y vivamos a merced de ella y de sus falsos espejismos.

Gracias por tus palabras.

Un gran abrazo!!!!

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio