mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

FASES Y CICLOS, cambios y alboroto, miedos y esperanzas

En muchas ocasiones reflexiono, medito y, simplemente, sencillamente, experimento la realidad que vivimos en cada instante, fuera y dentro de nuestros cuerpos, fuera y dentro de mí. El Cambio y el Movimiento: Urano y Marte.

El aire que entra por mi nariz, me trae oxígeno para todas mis células, el aire que sale de mí, se lleva las toxinas, estoy limpio, purificado, renovado, alimentado: Plutón.

 

He tenido la oportunidad de contemplar (Neptuno) la Luna Llena en el horizonte, no siempre es posible al vivir en una gran ciudad, pero debido a un viaje esta luna de octubre, sí he podido admirarla. Ahí, en el horizonte, reflejando la luz del Sol, amarilla-naranja-dorada, más tarde blanca-plateada. Como iba saliendo y ascendiendo, elevándose en el cielo oscuro de la noche. Y uno medita en el sistema solar, el movimiento de los 10 planetas, el movimiento de nuestro planeta alrededor del Sol y sobre sí mismo, y el movimiento de la Luna alrededor de nuestro planeta. El ritmo, el movimiento, el cambio. La Luna llena, la Luna Nueva, los cuartos creciente y menguante. Y lo mismo para cada planeta. El batir de nuestro corazón, el flujo de nuestra sangre en el cuerpo, la linfa, todo es movimiento, renovación, cambio.

 

No podemos aferrarnos a nada, apegarnos, este es el aprendizaje de la tierra cuando domina como elemento en una carta astral, o para un Sol en este elemento. Lo ideal es permanecer abiertos y experimentar, aprendizaje para el aire. Y como el fuego, a pesar de vivir en un constante movimiento y cambio, he de aprender la paciencia. Y, precisamente porque todo está mutando he de aprender, como el agua, a fluir, a no identificarme en exceso. Y aceptar, aceptar que no soy perfecto, que me puedo equivocar, que todavía he de trabajarme mucho, que puedo ser compulsivo, que puedo tener reacciones mecánicas aún no controladas porque estoy creciendo, madurando, aprendiendo. De esta manera permanezco en la humildad. Y gracias a ella puedo comprender a los demás y evitar hacer un juicio definitivo y radical. Y visualizar, visualizarme actuando según mi ideal, mi conciencia solar me guía, mis ideales, en armonía y equilibrio: concectarme a menudo con el signo donde está ubicado mi Sol, ahí está la semilla que podrá florecer para llevarme a un sentimiento interno de plenitud, a la expansión (Júpiter), a la abundancia creativa, a irradiar luz, inevitablemente carisma.

Podemos sentir miedos, algo muy potenciado cuando en nuestra carta astral sobre todo Neptuno y Plutón nos influyen, oi bien por tránsito. Podemos tener sueños premonitorios simbólicos, y aceptamos, aceptamos todo ello. Mis miedos, mi identificación con los miedos de otro, de los otros, del inconsciente colectivo. Acepto el miedo, sentir miedo, pero no me quedo en el miedo, este es el ejercicio de mi voluntad y de mi libertad. No permanezcamos en la rabia, en la cólera, en la envidia, en el odio, en la ansiedad que producen todas estas emociones muy vinculadas a Plutón. Puedo elegir la felicidad y elevarme como el águila, no juzgar, dejar pasar por mí todo ese torbellino de pensamientos, de energía, de emociones, dejar pasar, observar. Urano me ayuda a subir, a elevarme, al desapego. Forman parte de mí, del Todo, como yo, formo parte del Todo, de la Vida. Y elijo, elijo ser feliz, vivir en paz y armonía, conmigo mismo, con los demás, con el Universo. Elijo la Paz, el bienestar interior, me permito relajarme, me permito recibir de los demás, me permito recibir del Universo todos esos regalos y cosas buenas que me están reservadas: Luna, receptividad.

 

La Vida es un cambio (Urano) continuo y hemos de procurar ver la realidad (Saturno) en su totalidad. Cada vez que sólo me enfoco en una parcela, en una esquina, en un aspecto concreto, en un defecto, sufro, me aferro obsesionadamente, mis reacciones tienden a ser compulsivas. Y me olvido de lo más importante, de mi naturaleza intrínseca, que soy Libre y puedo elegir, y que después de desahogarme, de la pataleta (Marte), del llanto, del grito, elijo estar bien, elijo el bienestar, la paz, la confianza, la fe (Júpiter), el amor: Sol, corazón.

Visitas: 103

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio