mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Michel Gauquelin es bien conocido entre los astrólogos por sus investigaciones estadísticas sobre la relación entre ciertas profesiones (militar, médico, escritor, político, actor) y las posiciones de algunos planetas (Marte, Saturno, Luna, Júpiter) en el momento del nacimiento de las personas que se dedican a ellas. Su resultado más notable, el llamado "efecto Marte", trascendió incluso el ámbito de los círculos astrológicos y llegó a ser discutido en algunas revistas científicas. Cada día Marte, como cualquier otro planeta, sale por el horizonte oriental de un lugar a una hora determinada, culmina en el meridiano local alrededor de seis horas después, se oculta por el horizonte occidental en otras seis horas y alcanza el punto más bajo (el Fondo del Cielo) en seis horas más, poco más o menos. Gauquelin dividió en 18 sectores el movimiento diurno de Marte, en sentido horario y partiendo del ascendente, y tomó nota del sector ocupado por Marte en el momento del nacimiento de todos y cada uno de los miembros de amplias muestras estadísticas de militares y campeones deportivos. Observó que Marte se alojaba con una frecuencia significativamente mayor de la normal justamente en los sectores que siguen a los cuatro ángulos de la carta, especialmente al Ascendente y al Medio Cielo.

Menos conocidos son sus trabajos sobre la herencia planetaria, dedicados a investigar si entre padres e hijos se observan o no más coincidencias de lo normal en las posiciones que ocupaban los planetas en el cielo local de sus respectivos nacimientos. Obtuvo resultados positivos sólo con cinco planetas: Marte, Venus, Luna, Júpiter y Saturno, considerados según su posición respecto al horizonte y el meridiano. Publicó todos los pormenores de este estudio en 1966, en su libro L'Hérédité Planétaire, ed. Planète, del que no hay traducción castellana. No obstante, gracias a Mónica Barletta y a los artífices de la página Astrología Experimental disponemos ahora de la traducción de uno de los artículos que Gauquelin dedicó a este tema:

La herencia astral

(http://astrologiaexperimental.com/2014/02/06/la-herencia-astral-una...)

Además, Gauquelin dedicó un capítulo de su libro "Los relojes cósmicos" a resumir sus trabajos sobre la herencia planetaria. En este capítulo incluye algunos gráficos y también varias ideas nuevas que complementan y enriquecen las perspectivas ofrecidas por el texto traducido por Barletta. Por esa razón me decidí a transcribirlo y ofrecerlo a quien le pueda interesar en formato PDF. Pueden descargarlo del siguiente enlace:

Herencia planetaria.pdf

(https://www.dropbox.com/s/6labej4esfqm5ta/Herencia%20planetaria.pdf)

Como anécdota, entre curiosa, divertida e incluso algo preocupante, no he podido resistir la tentación de escanear el texto que figura al pie de uno de los gráficos de la edición española de "Los relojes cósmicos", precisamente el que muestra las curvas estadísticas de la herencia planetaria y la explica en los términos visibles en la imagen:

Como se ve, dice ahí que "La Luna, Venus, Marte, Júpiter y Saturno tienden a ocupar posiciones, al nacer el niño, semejantes a las que sus padres ocupaban al nacer". !!???
Es de suponer que las posiciones que sus padres ocupaban al nacer serían las camas de los hospitales de maternidad de París y alrededores o las de sus casas. Entonces, al nacer el niño, ¿los planetas intentan meterse en su cama?. No sé si esta frase tan desafortunada procede del original francés, de una mala traducción o de un error de composición, pero es fácil de arreglar con un simple cambio en el orden de las palabras: "La Luna, Venus, Marte, Júpiter y Saturno tienden a ocupar posiciones, al nacer el niño, semejantes a las que ocupaban al nacer sus padres". Me he permitido la licencia de transcribirla así en mi copia en PDF, dejando todo lo demás exactamente como está en el libro.

Aunque una vez hecho este cambio creo que todo se entiende perfectamente, el lenguaje sigue siendo, no obstante, bastante descuidado. ¿Qué es eso de que "al nacer el niño los planetas tienden a ocupar posiciones semejantes a las que ocupaban al nacer sus padres"?, ¿Acaso los planetas están esperando a que nazca el niño para modificar sus posiciones? Los planetas no tienden a ocupar ninguna posición, se limitan a seguir sus órbitas. En todo caso sería el niño el que tendería a nacer cuando los planetas ocupan ciertas posiciones. Pero tampoco los niños tienden a nacer, simplemente nacen o no nacen.

Puede parecer que la frase siguiente lo aclara todo, cuando dice "Por lo tanto, los niños nacen con más frecuencia al subir o culminar el planeta si el mismo planeta estaba en la misma posición al nacer sus padres." Habla como si sus padres -el padre y la madre de cada uno- hubieran nacido el mismo día y a la misma hora, "al nacer sus padres" -dice. Debería decir -según explica en el resto del capítulo- "al nacer al menos uno de sus padres". Pero incluso introduciendo ese matiz, la cosa sigue sin quedar clara, porque los niños no nacen con más frecuencia cuando algún planeta sube o culmina. Los niños nacen todos con la misma frecuencia: una vez cada uno.

Es asombroso que, a pesar de tantas inexactitudes, entendamos lo que quiere decir. De hecho, yo mismo la primera vez que leí ese texto no noté nada raro. Fue al copiarlo cuando me empezó a rechinar. Si lo entendemos es porque los mecanismos de nuestra percepción tienden a corregir automáticamente los pequeños defectos de las cosas antes de que tengamos tiempo de verlos, como si tuviéramos un photoshop incorporado en nuestros circuitos neuronales.

Visitas: 1612

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 17, 2014 a las 9:21am

Me ha gustado tu exposición sobre debate y diálogo, me ha gustado mucho, por eso se comento que me gusta tu pontificado.

Osea que el Debate,

http://es.wikipedia.org/wiki/Debate

es en lo que estoy pensando ahorita mismo,, puede ser segun tú,  más combativo, más de Aries ( genéricamente hablando) que de Libra; de Libra sería el Diálogo, el acercamiento, buscar la Unión;

¿Aries es el Chef, el Jefe , el primero que busca la unión?

Primero busca la afirmación en sí mísmo o la Confirmación, El Ser o no Ser

Busca la confrontación , pero Libra le enseña el Equilibrio

De ahí que le Debate primordial salga en primer lugar de Aries y no tenga más remedio que encontrar su opuesto en Libra/dialogo / signo de Aire 

Ariete Asirio

Los Nódulos han cambiado de Signo el día 12 de febrero  2014, el Norte entra en Libra y el día 18 del mismo mes el Sol va entrar en Piscis, Mercurio/Acu  ( logos de acuario/red/comunicacion) sigue retrogrado en Acuario y se separa aunque todavía está combusto.

No me extraña nada este pontificado , me viene bien, no pensaba que el debate tuviera tanto de Aries en esencia;

El debate filosófico  actual es totalmente  de Aries y sólo de Aries , pero se vislumbra por el Horizonte a Libra como complemento 

Bien bien, gracias

saludos cordiales

mercedes

Comentario por Néstor Raúl Arango el febrero 15, 2014 a las 1:36pm

Estimados Julián, Mercedes, Antonio........ sus aportes y comentarios enriquecen el conocimiento de quienes Aprendemos Astrología, bien sea que Mercurio, Pluton, Saturno se encuentren exaltados en cada quien.........

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 15, 2014 a las 12:29pm

El problema es que esta clase de expresiones, Alta Ciencia, Ciencia Sagrada, etcétera, escritas así, en mayúsculas, para impresionar más —como el que, a falta de argumentos, eleva la voz— les vienen muy bien a los que albergan pretensiones de ejercer un pontificado

No, es algo personal que yo siento al estudiar la Historia , al levantar sus Cielos y ver , quizás lo que ellos vieron;

No elevo la voz, investigo, no quiero impresionar más que el otro;

lo siento en mis entrañas

No me gustan los pontificados;

Y Ud también me ha pontificado, pero me ha gustado ese pontificio, me ha venido bien, mis neuronas van que vuelan.

Pero estamos en un medio virtual, imaginario, platónico, lo mismo Ud es un trasfer o una máscara de sí mismo , o no existe y yo estoy aquí dándole vueltas peripatéticamente ...

¿ser o no ser?

enfin , 

mercedes

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 15, 2014 a las 12:04pm

Muy bueno Julián, de verdad que te lo agradezco...

El Nodulo Norte va a entrar en Libra

Y Libra contiene partes , no sé si todas las partes de este opúsculo:

Muy diferente es el diálogo, la conversación. El diálogo es "un viaje a través del logos", en el que los participantes no tienen posturas rígidas tomadas de antemano, sino que, al contrario, esperan alcanzar alguna luz como resultado deseable del diálogo mismo. Por eso hay más interés en escuchar que en hablar, en colaborar que en competir, en incorporar ideas fértiles de cualquier procedencia que en acorazarse contra lo diferente. No hay vencedores y vencidos. Ganan todos o no gana nadie.

Pero tenemos que transformar a Marte en Libra, o sacar a luz sus buenas cualidades, sus equilibrios, como punto debilitado de una Gran Cruz abril 2014, siendo señor nocturno de Saturno y diurno de Urano/ Tecnologia especializada/las nuevas armas/nuevo comienzo/arte guerra/Aries

A mí lo que me pasa es que cuanto más estudio a los antiguos, mas me doy cuenta de su gran saber a lo casa IX , cómo estudiaban el Cielo que veían , realmente fueron mucho más sabios que nosotros, que nos especializamos en ...no en un opúsculo sino en lo minúsculo

Ahora veo la Ecliptica y la Precesión del Sol a su alrededor , reflejada en la Historia de la Humanidad

Ya lo he dicho muchas veces, si mañana no me gusta lo que he escrito, lo borro, ya que soy dueña de mí mísma y tengo derecho a equivocarme

saludos cordiales

mercedes

Comentario por Julián García Vara el febrero 15, 2014 a las 4:47am

Mercedes, me alegra que lo tuyo no sea el debate. El debate es, según definición de la Real Academia de la Lengua, controversia, discusión, contienda, lucha, combate. Es un término bélico llevado al terreno del logos, una guerra de palabras con vencedores y vencidos. —¿Quién ganó el debate? Esa es la encuesta que se hace siempre que dos adversarios políticos se sientan a confrontar sus programas ante cámaras y micrófonos de un medio público.

A un debate no se va a escuchar al otro, se va a hacerle callar. Por eso es tan común en los debates que dos o más personas hablen al mismo tiempo, subiendo el tono de voz tanto como pueden para que el otro no tenga oportunidad de hacerse oir. A un debate no se va a aprender, ni tampoco a enseñar, se va a prevalecer, a imponer una idea adoptada desde el principio que no puede ni debe cambiar en función de alguna sugerencia o dato aportado por el adversario. Eso sería perder.

Muy diferente es el diálogo, la conversación. El diálogo es "un viaje a través del logos", en el que los participantes no tienen posturas rígidas tomadas de antemano, sino que, al contrario, esperan alcanzar alguna luz como resultado deseable del diálogo mismo. Por eso hay más interés en escuchar que en hablar, en colaborar que en competir, en incorporar ideas fértiles de cualquier procedencia que en acorazarse contra lo diferente. No hay vencedores y vencidos. Ganan todos o no gana nadie.

Prefiero el diálogo al debate, pero es mejor el debate que el pontificado. En este último hay una sola voz, que se yergue por encima de todas las cabezas, que se esfuerza por tapar todas las demás bocas, por sofocar cualquier atisbo de disidencia. Cierra las puertas al debate y al diálogo. Alguien se erige en portavoz de la divinidad, se arroga el derecho a marcar el camino y pretende detentar la Verdad Absoluta, crea una ortodoxia y una heterodoxia, promueve a los fieles y persigue a los herejes.

El problema es que esta clase de expresiones, Alta Ciencia, Ciencia Sagrada, etcétera, escritas así, en mayúsculas, para impresionar más —como el que, a falta de argumentos, eleva la voz— les vienen muy bien a los que albergan pretensiones de ejercer un pontificado. Si no es tu caso —como creo que no lo es— no tienes por qué darte por aludida.

Que tengas un buen día.

Julián.

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 14, 2014 a las 8:48am

Buenas tardes, Julián, espero y deseo que no te estés refiriendo a mí, ya que aun admitiendo que no es lo mío el debate, mi sistema de trabajo es diario, práctico, no espero que me lo den hecho , lo investigo personalmente; de unas 15 cartas aproximadamente que levanto al día para intentar plasmar lo que estoy intentando pronosticar y eso durante años, mando por este medio o página, una o dos que en ese momento y dependiendo de mis capacidades e historia astrologica , me parecen mas representativas.

Osea que mi astrología es práctica , como no podía ser de otra manera, con mejor o peor suerte por ciclos, pero práctica, con mucho estudio y mucho contacto con la gente con toda clase de gente, nada de borrachos agarrados a una farola que no se dan cuenta de nada, porque son algo así como reyes tuertos en el reino del ciego.

Puedes observar mi blog, es imposible encontrar  alguno, opiniones o pronósticos que no se sustenten por lo menos en alguna figura levantada para tal evento o pensamiento 

En cuanto a ésto:

A mi lo de la astrología como Alta Ciencia, Arte Sagrado, Ciencia Sagrada y similares me pone un poco en guardia. 

Es una forma de expresarlo.

Porque  Alta Ciencia Arte Sagrado y Sagrada Ciencia es lo que me produce estudiar por ejemplo a los sumerios , acadios, babilonios, egipcios, griegos, romanos, y ect ect ect siempre pendientes del Cielo y sus anuncios, qué diferencias había entre ellos  en ese observar los Cielos, incluso anteriormente como nos enseñan muchas personas sabias, una de ellas Francisca Martín Cano Abreu

Así que a parte de lo que mando aquí, investigo muchas otras épocas y circunstancias

Julián:

Sino por la aureola de sacralidad con que algunos pretenden revestir ciertos dogmas antiguos más que discutibles para obtener genuflexiones y acatamiento. La astrología, antigua o moderna, en cuanto es fruto de esfuerzos honestos y talentosos, me parece muy respetable, pero en ningún caso venerable. No comparto la postura de quienes tratan de presentar SU VERSIÓN de la astrología como un producto acabado al que no se le puede añadir ni quitar nada. No me preocupa si una tesis astrológica se formuló hace tres mil años o hace tres minutos, lo que me importa es si es válida o no. 

Totalmente de acuerdo, es mi máxima;

Si algo me funciona practicamente  en el dia a dia, lo adopto hasta la muerte; así que se puede derivar que en un alto porcentaje de natales que levanto y por el método aprendido, y otras herramientas nuevas de Carlos Carneado que he incorporado a mi quehacer diario añadiendo Estrellas que parece que a todos se os ha olvidado tal principal cuestión,, no preciso por ahora de más y espero no te lo tomes como soberbia, porque soy una eterna estudiante de ....

COMO QUIERAS LLAMARLA

Como la gitana que comentas tú, yo he conocido a mucha otra gente parecida, analfabetos en una parte de su persona pero con otros talentos fruto de la necesidad

saludos cordiales

mercedes

 

Comentario por Julián García Vara el febrero 13, 2014 a las 3:55pm

Antonio, lo de cáscara vacía no iba por la astrología sino por la aureola de sacralidad con que algunos pretenden revestir ciertos dogmas antiguos más que discutibles para obtener genuflexiones y acatamiento. La astrología, antigua o moderna, en cuanto es fruto de esfuerzos honestos y talentosos, me parece muy respetable, pero en ningún caso venerable. No comparto la postura de quienes tratan de presentar SU VERSIÓN de la astrología como un producto acabado al que no se le puede añadir ni quitar nada. No me preocupa si una tesis astrológica se formuló hace tres mil años o hace tres minutos, lo que me importa es si es válida o no. Hay grandes errores que persisten durante siglos y profundas verdades muy antiguas también. Pero esas verdades antiguas no nacieron con la humanidad, fueron descubiertas un día y tres minutos después de haberse descubierto eran tan verdaderas como lo son ahora. 

Agradezco el consejo de ponerme mañana mismo a estudiar astrología. No me será difícil, porque tengo las estanterías repletas de libros de astrología que fui adquiriendo durante los últimos cuarenta años. Algunos incluso los he leído hasta el final. De otros sólo he podido leer una parte. La literatura astrológica, salvo unas cuantas excepciones, es bastante soporífera y previsible. Se aprende más astrología leyendo una buena novela o un ensayo, con la carta natal del autor al lado. Y, por supuesto, observando directamente a la gente. Y a propósito de esto, le contaré una anécdota.

Hace muchos años me presentaron a una chica que estaba interesada en la astrología, pero apenas sabía nada. Acudió a mí porque le habían dicho que yo era un experto que podría enseñarle mucho. Ciertamente la chica ni siquiera sabía lo que era un ascendente y decidí prestarle algunos libros. Ella los tomó con una evidente falta de entusiasmo, aunque su novio mostró algo de interés por ellos. Al cabo de varias semanas la visité en su casa y quise saber qué progresos había hecho con los libros. Fue entonces cuando descubrí que ella era completamente analfabeta. Procedía de una familia gitana que, en aquellos tiempos, no escolarizaban a sus hijas. Me devolvió los libros intactos.

Otro día me la encontré por la calle, íbamos en la misma dirección y caminamos juntos un trecho. Entonces vimos venir a un hombre por la acera, caminando solo, un hombre normal y corriente, que no destacaba por nada. Ella lo miró unos segundos, entornando los ojos, y exclamó: "Es Leo". Entonces nos acercamos a él y le pedimos por favor que nos dijera su signo del zodíaco. Ese hombre, al que nunca antes habíamos visto, dijo que era Leo. Al final de la calle había una plaza, con algunos bancos, donde nos sentamos unos minutos a tomar el Sol. A unos 15 metros de nosotros había una pareja joven. Ella los miró un momento y dijo: "ella es Capricornio y él Sagitario". Tampoco los habíamos visto nunca antes. Nos acercamos y les preguntamos. En efecto, la chica era Capricornio y el chico Sagitario. ¿Cómo podía ella saber eso? Se suponía que el experto era yo. 

Sí, yo era experto en libros, pero no sabía nada sobre la gente. Ella, sin embargo, había tenido que aprender a sobrevivir en la calle y en el campo, pidiendo limosna unas veces, recogiendo tomates o trabajando en la vendimia otras y para ella era una cuestión de vida o muerte saber distinguir a las personas, quien era de fiar y quién no, quien podía ayudarla y quien perjudicarla. Y eso requería una observación muy atenta.

Saludos

 

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 13, 2014 a las 1:23pm

Lo que de verdad te quería decir es que yo todo lo que soy está en mis miles de horas de investigaciones que puede o no puede ser que me hallan llevado a algo sustancioso, que a partir de mi vida en la red todo está ahí, que soy como las Femen Chicas Guerreras pero en versión astrológica, que mi Alma Astrologica está expuesta para ser devorada como todos con todos sus fallos y sus aciertos, porque yo soy el producto de mi Tiempo y mas allá

 Desde luego siempre hay que estudiar qué entendemos por Alta Ciencia 

Urano fue el primer Dios que no solo observó los Cielos sino que fué el responsable de crearlos.

es como si me debatieras que Demetrio Santos en su Investigacion Astrologica, sólo tiene valor o sentido lo que atañe a sus matemáticas y todo lo demás pues obedece a mitos, intuiciones, epistemología de la astrologia,o devenir de la astrologia a traves de los siglos y lo que nos han legado

mercedes

Comentario por Julián García Vara el febrero 13, 2014 a las 1:22pm

Y en cuanto a lo que dices:

A pesar de darte la razón en lo anterior , tambien cuestiono ésto último tuyo

¿Qué es eso de que "al nacer el niño los planetas tienden a ocupar posiciones semejantes a las que ocupaban al nacer sus padres"?, ¿Acaso los planetas están esperando a que nazca el niño para

 Lo que él quiere expresar es que posiciones radix del nacido tienden a estar conectadas con las de sus padres, abuelos,primos, tios y un largo ect

Éste es un gran misterio en el cual tú tambien te ahogas.

Sé muy bien lo que Gauquelin quería decir, lo que estaba criticando era su forma de decirlo, no el contenido. La herencia astrológica ya fue detectada por Kepler y Addey la mostró por la vía de los armónicos. Faltaba un estudio estudio estadístico de amplio espectro y Gauquelin nos dio uno, aunque bajo un enfoque que no es el único posible. 

Y un astrólogo ruso, de cuyo nombre no logro acordarme, lo expresó de una forma muy poco concreta, pero no por ello menos certera:

las cartas natales de personas que mantienen entre sí lazos familiares se parecen más unas a otras que las de personas que no mantienen relación.

Comentario por Mercedes Foronda el febrero 13, 2014 a las 1:05pm

Por cierto dices:

De alguna manera hay que saber diferenciar lo verdadero de lo falso y un conocimiento que se pretende científico tiene que ser capaz de proporcionar medios públicos y criterios objetivos de evaluación. Esto en astrología es muy difícil, todo se basa en especulaciones, experiencias aisladas, casos sueltos, intuiciones, hipótesis no contrastadas que se presentan como si fuesen hechos sólidamente establecidos, tradiciones, venerables autoridades, ocurrencias y malentendidos. La estadística no es ninguna panacea que nos vaya a sacar del pozo, pero en los pocos casos en que tiene éxito es una ayuda que no se debe despreciar.

Por lo tanto si posees esas antenas astrologicas, ya te habrás dado cuenta de la importancia de lo que investigo constantemente hace 7 años de la Cuspides Fijas y lo que es mas importante, lo que subyace en la Hipotesis de Cuspides Fijas para toda la Tierra, no supeditadas al albur de cualquier dia, o  Independencia, o Fundacion o Estado a lo largo de los milenios de la Tierra

Ponte en contacto con Carlos Carneado, porque  podrás aprender mucho de él, con tus pares

mercedes

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio