mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

La enseñanza para una salida profesional.

Hace unos años, al preguntarle a mi editor cuál era el motivo de que disminuyeran las publicaciones de Astrología y aumentaran las publicaciones de temas de terapias alternativas, de ángeles y de toda una serie de lindeces, masajísticas del New Age, me contestó que la clave estaba en la salida profesional que ofrecen estos nuevos temas alternativos y en que la Astrología no ofrece una salida profesional clara, por eso los lectores prefieren estudiar temas que posteriormente puedan tener una salida profesional que les permita ganarse la vida con su trabajo.

Sin embargo, por lo que he podido observar, no sólo en España sino en otros países europeos y americanos, los astrólogos profesionales, los verdaderos astrólogos profesionales escasean, a pesar de que si que hay demanda de los servicios especializados de Astrología. En contrapartida hay una considerable oferta de tarotistas y adivinos o de personas que se hacen pasar por algo semejante a los astrólogos, pero sin tener la formación adecuada como Astrólogos.

Por otro lado son muchos los que intentan practicar Astrología basándose en la lectura estática del tema natal y la interpretación de algunos tránsitos planetarios, o utilizando una progresión única y maravillosa. El resultado es que la Astrología como profesión no avanza, la mayor parte de los que pretenden dedicarse a esto, se encuentran en un callejón sin salida y tienen que derivar su vida profesional por otros derroteros y dejar a la Astrología en un segundo lugar. Esta es la situación más parecida a la realidad de la Astrología profesional de nuestros días, no sólo en nuestro país sino en la mayor parte de los países occidentales.

En mi opinión nos queda por delante un camino muy largo y duro para recorrer hasta lograr que haya un número suficiente de astrólogos bien formados que puedan tener una salida profesional digna. Ese camino pasa, sin ninguna duda, por la enseñanza y la enseñanza depende de los docentes.

El mundo de los docentes en Astrología es mucho más que surrealista, va más allá de lo que lo que nadie pueda llegar a imaginarse. Es cierto que hay algún docente bien formado y con buena capacidad para realizar su tarea, pero también es cierto que la docencia astrológica, al no estar regulada de ninguna de las maneras, está infiltrada de docentes que sin tener la formación adecuada, ejercen de profesores y aumentan la cadena de estudiantes de Astrología que después de varios años de estudio se encuentran sin salida profesional, pues se ven incapaces de llevar a delante una consulta astrológica normal, es decir, se ven de nuevo sin salida profesional.

Aunque mucho peor es la pretensión de algunos advenedizos que están organizando sociedades astrológicas como alguna de reciente implantación que sólo ocultan a oscuros personajes que tratan de poseer un cierto poder en el colectivo para sus fines personales, pero que están incapacitados para ejercer la docencia que la sociedad demanda y mucho menos para pretender organizarla.

Por otro lado hay docentes que, con la excusa de seguir las pautas de los astrólogos de la tradición, se preocupan en e4xceso de temas que no tienen ninguna utilidad profesional y durante años ocupan a sus alumnos en temas de trigonometría esférica, astronomía ptolemáica y cosas por el estilo, que acaban por abrumar al alumno, quién finalmente se aleja de la Astrología.

Otros docentes basan su enseñanza en un maremagnun de simbología personalizada, kirones y asteroides con teorías peregrinas que luego no sirven absolutamente para nada. Otros directamente son unos listos perversos, que se dan cuenta de la ignorancia de las gentes y se aprovechan impunemente para venderles una Astrología que ellos mismos desconocen. Estos son los que más dañan la Astrología pues son los responsables de que muchas personas huyan de nuestra ciencia.

No me provoca ningún placer realizar estas denuncias, ni voy en contra de nadie en particular, que nadie se sienta aludido, pero este es el estado verdadero crudo y duro de las cosas, en esta situación nos hallamos, este es el punto de partida a principios del siglo XXI, y desde aquí tenemos que partir nos guste o no, más vale que lo reconozcamos y nos proponganos enmendarlo.

Para que los astrólogos tengan una salida profesional como tales, aparte de recibir una formación ética, moral y psicológica de alto nivel, deben ser capaces de interpretar los símbolos astrológicos o disponer de una certificación por parte de alguien o alguna institución que los avale, necesitan estar bien formados en las técnicas de prognosis, que son la base fundamental de la Astrología, es decir, para ser Astrólogo profesional es necesario disponer del conocimiento adecuado que les permita hacer prospecciones de futuro, realizar pronósticos para prevenir, para ayudar a que el cliente se organice mejor sus tiempos y su vida, esa es la función profesional que se demanda a los astrólogos, eso es lo que pide nuestra sociedad y si no logramos insertarnos dentro de la sociedad a través de nuestro trabajo, difícilmente nos van a permitir ocupar cátedras o fundar facultades, si no estamos a la altura de la demanda social, si no hay astrólogos profesionales suficientes para mostrar la utilidad de nuestro conocimiento, estamos completamente perdidos, por mucha dignidad que se quiera tener, se chupe mucha cámara o se salga mucho en los medios de comunicación........ continúa en

http://titoprofesin.blogspot.com/

Visitas: 156

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio