mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LOS MAPAS ASTRONÓMICOS Y LAS CARTAS ASTRALES

La ECLIPTICAº es la línea curva por donde «discurre» el camino del Sol alrededor de la Tierra en su movimiento aparente visto desde nuestro planeta

El Zodíaco –nombre que significa “círculo de animales”-, es un IMAGINARIO cinturón celeste que se extiende 9 grados a cada lado de la eclíptica (18º de “anchura” total) y sobre el que se mueven los planetas en aparente movimiento geocéntrico.

Los caldeos dividieron convencional y MATEMÁTICAMENTE dicha franja en doce ZONAS IGUALES de treinta grados cada una, contados sobre la línea de la eclíptica solar.

En esas 12 zonas están situadas otras tantas constelaciones que constituyen el zodiaco , de forma que cada mes el Sol recorre una de esas constelaciones, precisamente la que   no podemos ver, ya que la luz del sol la hace invisible a nuestros ojos.

En cualquier época del año se nos muestran durante la noche las estrellas situadas en el lado opuesto al Sol, ya que cuando la Tierra gira y se hace de día, por efecto de la luz solar, las estrellas situadas en su misma dirección permanecen ocultas a nuestra vista. Las constelaciones, a medida que la Tierra orbita alrededor del Sol, van desplazándose en el cielo nocturno a lo largo del año, desapareciendo de nuestra vista y volviendo a aparecer en la misma posición justo un año después.

La Eclíptica hace intersección con el ecuador celeste en dos puntos dor opuestos denominados equinoccios.

Cuando el sol aparece por los equinoccios, la duración del día y de la noche es aproximadamente la misma en toda la Tierra (12 horas).

Así como los signos zodiacales tienen el mismo tamaño (cada uno de ellos ocupa 30º sobre la eclíptica), las constelaciones no tienen el mismo tamaño y hay diferencias enormes entre ellas.

Astronómica y geográficamente es correcto y científico afirmar que el equinoccio de primavera,  la entrada de la primavera astronómica en el hemisferio N. se produce cuando el sol cruza desde el hemisferio sur celeste al hemisferio norte, cosa que ocurre exactamente cuando llega al punto exacto en el que la eclíptica se cruza con el Ecuador. Ése punto de cruce se llama PUNTO VERNAL y el paso del sol por ese punto significa el comienzo de la primavera astronómica en el hemisferio norte y el del otoño astronómico en el hemisferio sur.

Precisamente a ese punto vernal es al que los astrólogos llamamos “cero Aries” y a partir del cual dividimos convencional y matemáticamente los 360º de la eclíptica en doce porciones de 30º, nombrando cada una de esas porciones con el nombre de cada uno de los signos zodiacales por su orden natural (Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis). Así dividimos el cielo y tomamos en cuenta los signos zodiacales los astrólogos occidentales,  que practicamos la “astrología tropical” es decir que consideramos que la entrada del sol en el punto vernal es el cero Aries, o inicio del cómputo de los doce signos.

 Por el efecto sobre la Tierra de la fuerza de gravedad del Sol, la Luna y los demás planetas, así como por la imperfecta redondez de la Tierra, el eje terrestre va efectuando un desplazamiento cónico infinitesimal, similar al cabeceo de una peonza a punto de pararse, y lo hace muy lentamente, en el transcurso de milenios.

Este desplazamiento del eje terrestre es lo que da origen a que muy poco a poco vaya desplazándose el  ángulo desde el que se sitúa el observador (un ser humano en nuestro planeta), y si bien esto sucede muy lentamente, (cada 72 años el eje terrestre se desplaza un grado), a la vuelta de dos milenios y dos siglos, más o menos, las estrellas que se ven el 21 de marzo por detrás del punto vernal y de la posición del sol ya no sean las de la constelación de Aries, sino las de la constelación PRECEDENTE (Piscis). De ahí que este fenómeno se llame “La PRECESIÓN de los equinoccios”, porque parece que el equinoccio se “desplace” hacia  la constelación precedente o anterior.

El fenómeno de la precesión de los equinoccios ya era conocido en tiempos de Hiparco (siglo II a. de C.) y está generalmente aceptado que los matemáticos y astrólogos de la India lo conocía desde el siglo VIII a. de C.

Esta circunstancia no afecta a la simbología astrológica, ligada al proceso natural de las estaciones tal como se manifiesta en los climas templados del hemisferio N. en el creciente fértil del Mediterráneo en cuyo entorno se INVENTÓ la astrología.

Aries, por ejemplo, sigue comenzando en el equinoccio de primavera y en los treinta días siguientes la naturaleza florece con las características violentas, imprevisibles y desbordantes que seguimos atribuyendo a los nacidos bajo este signo solar

Este año 2018, El sol entrará en el punto vernal el

Y así veremos en un mapa astronomico el momento de la coincidencia del sol en el punto vernal (en amarillo, la ecliptica; en rosa, el ecuador). See precia fácilmente que a 20 de marzo, y debido al fenómeno de la precesión delos equinoccios, encontramos que el sol (en un recuadro rojo) se halla junto a las estrellas de la CONSTELACIÓN de Piscis, señalada en un círculo azul y lejos dela constelación de Aries (señalada en un círculo verde) Se aprecia también la enorme diferencia de tamaño entre estas dos constelaciones.

 Ahora vemos la carta astral SIDERAL del momento:eS 

 

 

Visitas: 951

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio