mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Saturno y el destino Astrológico de Venezuela

El proceso político, social y espíritual que vive Venezuela, fue gestado y planificado con una mano invisible que no es fácil determinar.

Muchos me preguntan que pasará con Venezuela, qué dicen los astros. Explicar eso implica aclarar muchos factores políticos y sociales que no tienen nada que ver con las fantasías animadas que nos han hecho creer.

En principio hablemos de Astrología. Muchos nos hemos preguntado, cuándo fue que nuestro país llegó a esta crisis tan desoladora, que tenemos que aprender de todo ésto. La verdad es que, desde el punto de vista astrológico, Venezuela está experimentando la vertiginosa misión que le compete a nivel mundial. La República de Venezuela nace el día 05 de Julio de 1811 y, según datos recabados por expertos en Historia, las 3:00 pm es la hora que se toma como la más precisa para levantar la carta natal de nuestro país.

Siendo esto así y dado que Venezuela tiene el ascendente en Escorpio, signo de lo oculto, secreto y, por ser de agua, lleva consigo grandes misterios, estamos en un momento histórico que hay que asumir con mucha entereza, temple y con la convicción profunda de un movimiento interno vinculado con la regeneración profunda que experimentamos todos quienes habitamos en esta maravillosa tierra.

Saturno, planeta de las pruebas duras, símbolo del karma y la muerte (no necesariamente física) y, en definitiva, señor del destino, empezó a transitar desde Octubre 2012 por Escorpio, ascendente de Venezuela, haciendo conjunción con el nodo norte (misión de vida) por lo cual se destapa su misión de vida. Este planeta tiene actualmente una conexión importante con Plutón, regente de Escorpio, que se ubica en este momento en Capricornio, por lo que nos habla del manejo de intereses ocultos y secretos que cubren intereses particulares que están siendo salvaguardados a como dé lugar, caiga quien caiga, afecte a quién afecte, independientemente de la inclinación filosófico política de sus protagonistas.

Empecemos por definir contextos. Hace un tiempo pocos recuerdan que en medio de las protestas más feroces de las calles Venezolanas, el Grupo Goldman Sachs Inc. compró aproximadamente 2.800 millones de dólares en bonos de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) que habían estado en el poder del Banco Central de Venezuela (BCV), informaron fuentes relacionadas con la operación a The Wall Street Journal (WSJ).

En casi todos los Gobiernos de EE UU, incluso desde antes de que comenzara el capitalismo moderno tras la II Guerra Mundial, ha habido un goldmaniano en las esferas más altas del poder público. Donald Trump aludía a ello con frecuencia durante la campaña electoral estadounidense. Acusó a Hillary Clinton, la candidata demócrata, de haberse “vendido” al banco, del que habría cobrado jugosas cantidades como conferenciante. Aseguró también que Ted Cruz, el senador texano con el que rivalizó en las primarias republicanas, estaba bajo su control. En su último vídeo de campaña, al más puro estilo Ocupa Wall Street, señalaba a los culpables del empobrecimiento de los trabajadores y, aparte de Clinton u Obama, George Soros o el G20, destacaba a Lloyd Blankfein, el primer ejecutivo de esta entidad financiera.

Desde noviembre de 2014, Smartmatic pasó a ser propiedad de uno de los principales colaboradores de George Soros, el demoníaco especulador de origen húngaro acusado de provocar colapsos financieros como el de 2008 y creador del Open Society Institute, cuyo sistema de financiamientos pasó a ser una estructura global y denominación Open Society Foundations.

Antonio Mugica, CEO de la compañía, anunció que las máquinas que provee la compañía fueron manipuladas durante la elección para la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, lo que generó una respuesta inmediata del gobierno venezolano y una pregunta que aún la empresa no ha respondido: ¿Cómo lo sabe, si Smartmatic no tuvo acceso a la data electoral? Proveer un vaso o una máquina a un usuario, no significa que pueda controlar su contenido.

George Soros, el mentor del dueño de Smartmatic, tiene un perfil preocupante. En 2014 reconoció haber promovido en Ucrania un golpe de Estado y sus vínculos con la oposición que promovió el EuroMaidan. Hay decenas de evidencias que lo relacionan con la liquidación de los Estados Socialistas de Europa del Este en los años 80 y 90, a través de donaciones a organizaciones como Solidaridad en Polonia y Carta 77 en Checoslovaquia.

Saros es partidario del liberalismo económico y sus políticas. Entre 1979 y 2011, donó más de 8000 millones de dólares a causas relacionadas con estas posiciones, para promover cambios políticos a su favor. Es promotor de la doctrina de la “responsabilidad de proteger”, o de intervenir ante “crisis humanitarias”.

Vale recordar que en noviembre de 2015, la Fiscalía General de Rusia calificó la Fundación de Soros como una “organización indeseable” que representa una amenaza contra la seguridad nacional y el orden constitucional del país. La Fiscalía impuso una prohibición a todos los ciudadanos del país de participar en cualquier proyecto iniciado por Soros.

El multimillonario izquierdista George Soros está financiando la bien organizada invasión de caravanas migratorias anti-Trump desde Centroamérica que ha estado golpeando la frontera entre Estados Unidos y México en desafío a la aplicación de la ley de inmigración.
Varias fundaciones y corporaciones ultra liberales han apoyado a las caravanas migrantes que buscan asilo, y los fondos de Soros han estado ligados a varios grupos que han encabezado la coalición de invasión “refugiada”, también llamada “Soros Express”.

Soros también ha sido imputado por Viktor Orban, primer ministro de Hungría, de ser el promotor de la ola migratoria a Europa para estimular su balcanización y la devaluación del euro.

El presidente francés Macron, anterior empleado de la banca Rothschild que con su aliado George Soros son acérrimos enemigos de Trump, no cesa de confrontar la política exterior de EU; en algunos casos con justa razón, como su condena a Trump por su retractación al acuerdo nuclear de Obama con Irán; pero en otros casos sin motivo, como el retiro unilateral de EU de Siria que ocupa en forma ilegal. Según los medios rusos, “Washington se encuentra detrás del movimiento de los chalecos amarillos en Francia ”, y comparan sus incoercibles protestas a las "revoluciones de colores" que sacaron a Georgia y Ucrania de la órbita rusa con apoyo de Estados Unidos (EU): manipuladas por Obama y Hillary Clinton en la ex-URSS y luego en el Medio-Oriente.

Desde tiempos de la guerra fría estamos acostumbrados a ver un bando como los aliados y otro como los enemigos pero ...¿no estaremos subestimando a los grandes poderes mundiales de hoy en día?. Ya ésto no se trata de E. E.U.U contra la Unión Soviética o de China contra Inglaterra, tampoco se trata de la OTAN o el Pacto de Varsovia. Ahora hablamos de proyectos globales. Hablamos de Trump contra Clinton, Republicanos contra demócratas, policía contra movimientos de negros o emigrantes, protestas por hambre, etc. Pareciera que Estados Unidos es un país en guerra contra si mismo y Putin tampoco es profeta en su tierra, a tenido en más de una oportunidad que escurrirse de su foto político.

Después de la caída de la Unión Soviética, el modelo de expansión ilimitado murió. A partir de los 60' los bloques económicos de EU-Rusia se pusieron de acuerdo para crear el nuevo modelo de los 90'. Apareció el liberalismo con el modelo de globalización 1.0, el desplazamiento del capital de trabajo y el surgimiento del mercado de valores, luego surge el modelo de globalización 2.0 con la industrialización masificada y la caida de mercados, recordemos el fenómeno de la burbuja.com. Fue el término que se refirió a un período de crecimiento en los valores económicos de empresas vinculadas a Internet. Esta corriente económica especulativa muy fuerte se dio entre 1997 y 2001. Durante este período, las bolsas de valores de las naciones occidentales vieron un rápido aumento de su valor debido al avance de las empresas vinculadas al nuevo sector de Internet y a la llamada nueva economía. Al pasar el tiempo, muchas de estas empresas quebraron o dejaron de operar. Ahora hablamos del 3.0 el desmantelamiento de las naciones como estados y la conformación de una Empresa mundial C.A, conformada por grandes bloques económicos.

Detrás de ésto hay poderes facticos-financieros mundiales. No es casualidad que cuando hablamos de presidentes del Banco Mundial, del Fondo monetario Internacional, la Reserva Federal, Ministros y gobernantes con crisis financieras importantes de Italia y Grecia, etc , tienen vínculos con JPMorgan and Goldman Sachs.

Estamos viviendo la desmantelación del Sistema porque no hay donde crecer, a más desarrollo económico más población y a más población menos recursos. Mientras se desmantela el Sistema, se construyen estaciones espaciales gigantescas e infraestructuras intraterrenas, ¿Por qué?

La lucha que vemos en Estados Unidos contra Donald Trump no tiene nada que ver con qué si es racista, misógino, belicoso, mal peinado etc., tiene que ver con qué no pertenece al clan de la Élite.

Si hablamos de estos grupos de élite, nos damos cuenta que China encabeza el partido, hoy en día juega con los Ingleses y los franceses en la repartición del mundo. La guerra 5.0 es ahora a través del control de los medios de comunicación, actos terroristas, sanciones , impuestos de mercado, aviones que se caen misteriosamente, incendios terribles sin causas aparentes y teorías conspirativas a todos los niveles.

Todo ésto es el intento de un grupo Supranacional por tener el control. Las élites globales conspiran hacia un interés común pero el objetivo es mucho más terrible que el que le gustaría pensar a los adictos de las conspiraciones. Los malos malísimos del universo son los 130 políticos, banqueros, celebrities y periodistas que componen el Club Bilderberg. Si tú no estás invitado y, no importa qué periódicos leas, ni que noticieros veas, ni que redes sociales sigas: no leerás ningún reporte sobre esta cumbre, todos están prohibidos. Los invitados estadounidenses incluyen al yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner; Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft; Eric Schmidt, expresidente de Google ; Peter Thiel cofundador de Paypal; y al ex secretario de Estado Henry Kissinger. Pero políticos y empresarios consolidados no son los únicos invitados, algunas estrellas emergentes también tienen su cupo.

Aquí es precisamente donde empieza el halo de conspiración que envuelve al Club Bilderberg. Desde su primera reunión en 1954 a manos del magnate David Rockefeller estas mentes poderosas de países de todo el globo parecen haber puesto todo su empeño en diseñar el mundo en el que vivimos.

La gente que hay tras el club representan el modelo de los banqueros financieros, el modelo canónico que ha quebrado. Actualmente estamos en crisis de liquidez, no hay suficiente dinero en el sistema para sostener la liquidez y tanto el FMI como el Banco Mundial o la Organización Mundial de Comercio son parte de este modelo quebrado. La crisis es sistémica. No hay más dinero. El ciclo acumulación de capital en occidente ha terminado y comienza el nuevo ciclo.

Hoy Bilderberg no puede hallar consensos para solucionar el problema de este modelo porque su lenguaje económico es el de un modelo muerto. Las últimas dos generaciones de políticos y economistas han nacido en el marco del modelo de crecimiento ilimitado, ninguna propuesta suya tendría efecto, vienen de un círculo cerrado.

Ahora estamos en una tercera parte con seis proyectos globales posibles: 1. Nuevo Jerusalén, con Londres como capital. 2. La Gran Europa, bajo influencia del Vaticano 3. Eurasia, con epicentro en Moscú. 4. China. 5. Califato 6. Nueva Babilonia, es decir, Wall Street. Una de las consecuencias de desmontar la estructura de los estados-nación será sustituirlos por regiones, cada región con una moneda propia.

Estamos asistiendo al desmontaje del petrodólar y vemos cómo el poder se está arremolinando en torno a China y sobre dos pivotes, el yuan de oro y el dinero electrónico. La aparición de Macron, que es un producto de los Rothschild, en la escena política significa que las élites mundiales ya están pensando en el colapso de la Unión Europea.

El Imperio lo necesita para romper el eje París-Berlín, empujar a Alemania a la zona de influencia asiática (Rusia y China) y así quedarse con el mercado europeo. En febrero de 2018 Theresa May se reunió con el primer mandatario chino y prácticamente cerraron el modelo asiático. El oro de los Rothschild ya está en China. En 1998, en The Economist ya se hablaba de onzas y yuanes de oro. Los planificadores muy por encima de BIlderberg tenían claro el desarrollo del mundo a 30, 50 e incluso más años.

Este es el contexto en que Venezuela en el que Venezuela se encuentra, no es una guerra entre Capitalismo y Socialismo, ya eso paso a la historia. Venezuela es la punta de lanza para cambiar la economía de las Américas.

La Nueva Ruta de la Seda de China convence cada vez a más países Este proyecto es una iniciativa personal del presidente chino Xi Jinping y pretende desarrollar infraestructura para el intercambio comercial entre Asia, Europa y África.

La política de préstamos de China a Venezuela constituye una expresión de cooperación económica y financiera que no tiene comparación. Desde 2007, Venezuela recibió un 52% del financiamiento de bancos estatales chinos a la región, equivalente a $ 67.499 millones. A partir de 2015 los préstamos han sido otorgados por instituciones financieras chinas y suman $ 5.191 millones, los cuales se han concentrado en actividades de petróleo y minería.

Este es el mayor aporte crediticio hecho por China a un solo país, sin la obligación de aplicar drásticas medidas de ajuste cuyo costo suele recaer en la población más vulnerable. Los préstamos se pagan con envíos de petróleo y se han dirigido a: proyectos de infraestructura y programas sociales, construcción de viviendas, industria ensambladora, extracción y mejoramiento de crudos pesados e infraestructura para la extracción y exportación de minerales.

En 2018, se firmó un acuerdo para fortalecer la cooperación entre la Corporación Nacional de Explotación de Gas de China (CNODC) y PDVSA con el objetivo de explorar y explotar gas en Venezuela, así como un contrato de explotación del sector aurífero con la empresa china Yankuang Group.

Pdvsa también firmó un acuerdo para traspasar a la Corporación Nacional de Petróleos de China (CNPC) 9,9% de las acciones de Sinovensa, a fin de inyectar recursos que contribuyan a sostener la extracción y mejoramiento de los crudo pesados de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO). Para el 2019, Pdvsa y CNPC han alcanzado inversiones de más de 3 mil millones de dólares con el fin de incrementar la producción petrolera del país.

La incorporación a La Franja y la Ruta implica la coordinación de políticas públicas para llevar con éxito la colosal inversión en la construcción de ferrocarriles, autopistas, puertos, aeropuertos, oleoductos, gasoductos, acueductos, generación de electricidad y satélites que se requiere para facilitar el libre flujo de personas, mercancías e inversiones y hacer posible el desarrollo integral de los países que participan.

Internacionalmente este proyecto es conocido con las siglas OBOR (del inglés One Belt, One Road). Desde su lanzamiento en el año 2013, más de 150 países y organismos internacionales han firmado acuerdos de cooperación para impulsar y concretar La Nueva Ruta de la Seda, según el principio “contribución de todos para el beneficio de todos”. Estos países representan más del 65 % de la población y más un tercio del PIB mundial.

China se ha propuesto ser una gran potencia económica, comercial y financiera global que tiene a Estados Unidos como uno de sus principales mercados y socios, razón por la cual no le interesa retar ni confrontar a la Casa Blanca en el ámbito geopolítico y militar, cazando una pelea por Venezuela.

Por eso se ven escenarios de perros ladrando pero ninguno muerde cuando hablamos de Venezuela.

Otra visión herrada es la del narcotráfico en Venezuela, es una actividad que desea dominarse no erradicarse. El narcotráfico es el lubricante de la liquidez de los Bancos Americanos. El mundo vive hoy una “crisis inducida”: se trata de desmantelar Estados a través de la violencia no estatal. Para ello se usan trasnacionales privadas y entre éstas destacan las “ilegales” y exitosas traficantes de drogas. Avanza con éxito el programa de dominación ejercido por la élite mundial. En México, el Cisen está subordinado a la CIA y la DEA.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) como servicio secreto en México se tiene que codear en su propia jurisdicción con la CIA, si no es que con la DEA, quienes desde México operan las redes de diferentes índoles que dominan el territorio en los hechos. Son también quienes de forma directa o indirecta consienten que el lavado de dinero se dé, facilitando de paso la entrada de dinero ilícito al sistema financiero internacional, que sirve entonces de “lubricante” de la economía mundial. La cantidad de ganancias que genera anualmente el negocio de la droga está en torno a los novecientos cincuenta mil millones de dólares al año. El dinero de la droga se convirtió en una parte esencial del sistema bancario y financiero mundial, ya que proporciona la liquidez necesaria para realizar los pagos mensuales mínimos de las enormes reservas y de las burbujas de derivados e inversiones de Estados Unidos y Gran Bretaña.

La cantidad de ganancias que genera anualmente el negocio de la droga está en torno a los novecientos cincuenta mil millones de dólares al año. El dinero de la droga se convirtió en una parte esencial del sistema bancario y financiero mundial, ya que proporciona la liquidez necesaria para realizar los pagos mensuales mínimos de las enormes reservas y de las burbujas de derivados e inversiones de Estados Unidos y Gran Bretaña.
Es fácilmente demostrable que los EE.UU. y la elite financiera mundial son los más grandes beneficiarios del negocio vil de la droga. Déjenme que les demuestro como.

El valor de las acciones de todas las empresas que cotizan en Wall Street está basado en los ingresos anuales netos. Conocido con el nombre de price to earnings (PER), este efecto multiplicador de la equidad de los accionistas puede ser, como mucho, de un factor entre treinta (30/1).

Estas y otras grandes empresas han sido accionistas mayoritarios de los cinco principales medios de comunicación de Norteamérica (ABC, CBS, NBC, Fox, CNN), que tienen miles de emisoras filiales por todo el país. ¿Por qué esos medios no proporcionan datos precisos acerca del comercio de la droga y de la implicación en él de la CIA?

Otra cosa que habitualmente se pasa por alto del lucrativo comercio ilegal de la droga es la fantástica cantidad de dinero que las empresas pueden ganar recibiendo préstamos a un tipo de interés más bajo de traficantes de drogas y de naciones que trafican con narcóticos y blanqueándolos para conseguir beneficios astronómicos. Cuando 100.000 millones de dólares ilegales e inútiles se prestan a una empresa gigante al cinco por ciento, el dinero, a cambio, se vuelve legal y líquido.

Ahora, el negocio de las drogas tiene mucho poder porque está subvencionando las inversiones de las empresas más grandes del mundo. Subvenciona a políticos. Ha enganchado a los gringos de Wall Street, cuyos propios hijos mueren a veces por culpa de esas drogas. Wall Street no se puede permitir que caigan los magnates de los narcóticos.

¿Por qué? Porque la economía estadounidense piramidal, controlada por un 1 %, no puede asumir el riesgo de dejar que la competencia (en los negocios o en la política) cuente con la ventaja de usar el dinero procedente de la droga. Y por cada millón de dólares de incrementos en ventas o de incrementos en ingresos procedentes de una compra total, la equidad de acciones del 1 % que controla Wall Street aumenta entre veinte y treinta veces.

Los negocios son los negocios: el crimen financiero es, ante todo, un mercado próspero y estructurado, gobernado por la oferta y la demanda. La complicidad de los grandes negocios y el laissez-faire político son los únicos métodos gracias a los cuales el crimen organizado a gran escala puede blanquear y reciclar las fabulosas ganancias generadas por sus actividades. Y las transnacionales necesitan el apoyo de los gobiernos y la neutralidad de las autoridades reguladoras para consolidar sus posiciones, aumentar sus beneficios, resistir y aplastar a la competencia, sacar adelante “el trato del siglo” y financiar sus operaciones ilegales. Los políticos están involucrados de forma directa y su habilidad para intervenir depende del respaldo y la financiación que los mantengan en el poder. Esta confluencia de intereses es una parte esencial de la economía mundial, el lubricante que hace girar las ruedas del capitalismo.

Y por mucho que nos quieren hacer creer lo contrario en EE.UU., la CIA esta íntimamente involucrada con el negocio de la droga. Con solo citar a Jack Blum, que ocupó el puesto de investigador principal del subcomité Kerry sobre narcóticos y terrorismo en los años 80. No tenemos que investigar. Hay más pruebas en el informe Kerry de las que cualquier tribunal del mundo necesitaría jamás para acusar a alguien.
En el mejor de los casos, podríamos limitarnos a citar una entrada del diario de Oliver North, fechada el 5 de julio de 1985, en la que se decía que catorce millones de dólares utilizados en comprar armas para los contras “procedían de las drogas”. No sería necesario que mencionara las otras 250 entradas de su diario que se refieren a los narcóticos.

Hoy dia, el comercio de la droga es ilegal. Por eso, antes de que el dinero que genera se pudiera usar en negocios legítimos, es necesario esconderlo y blanquearlo. 950.000 millones de dólares al año es mucho dinero para esconder en un calcetín. Se requiere mucha experiencia y pericia para mover tal cantidad de fondos a hurtadillas. Los capitales que se transfieren de forma electrónica, a menudo de manera confusa, se mueven tan rápidamente que tan sólo los que controlan los ordenadores y el software son capaces de rastrearlos.

Es hora de reconocer lo obvio: la guerra contra las drogas es una farsa. Existen razones históricas para que esto suceda. Históricamente, se puede unir el comercio organizado de drogas con el desarrollo del capitalismo. El origen del monopolio está íntimamente ligado al tráfico de drogas. La existencia del monopolio redundó en la concentración de enormes bolsas de riqueza en manos de un grupo de gente relativamente pequeño. La riqueza desembocó en la acumulación de poder. La acumulación de riqueza y poder creada a partir de una sucesión de comercios de la droga históricos se ha contado entre los cimientos fundamentales del capitalismo global y de la nación-Estado moderna.

Con el tiempo, las drogas llegaron a convertirse en un elemento básico en las finanzas de toda estructura criminal desde los imperios europeos del siglo XVI hasta el presente. De hecho, todo el ascenso de Occidente, desde 1500 a 1900, dependió del comercio de narcóticos. Durante el proceso, los europeos se convirtieron en los productores y proveedores de estupefacientes más importantes.

Es hora de reconocer que el dinero de la droga es parte inherente de la economía norteamericana y mundial. ¿Cómo pueden 950.000 millones de dólares en beneficios ilegales atravesar el sistema bancario internacional ante los ojos de las autoridades legales? La respuesta está detrás de las salas de juntas de las empresas y de los intercambios de metales preciosos y nos lleva hacia los sanctasanctórum de algunas de las personas más ricas del mundo: Entre ocho y diez generaciones de hombres que construyeron sus imperios en torno al comercio de opio. Podría parecer ficción, más que realidad.

Nos estamos refiriendo a la maquinaria política mejor organizada y más jerárquica del mundo: disfruta del apoyo logístico de un cártel internacional de 950.000 millones de dólares al año y de la protección de varias entidades políticas creadas por Gran Bretaña y Estados Unidos gracias a esas enormes e invisibles ganancias. Al igual que sucede con el terrorismo internacional, dondequiera que se esté refugiando, no se puede simplemente acabar con esta organización, ya que algunos de los nombres más importantes de los círculos reales y de la oligarquía y la plutocracia internacional son los titiriteros, aunque se haga a través de intermediarios que ocultan las identidades de los que mueven los hilos.

Tampoco debemos olvidar los gigantescos recursos de apoyo de los mercados oficiales de crédito del mundo, ni tampoco el comercio mundial de oro y diamantes, el manejo “práctico” de la distribución al por menor y el crimen organizado que se encarga de la operación. Todos derivan de Drogas Sociedad Anónima. Uno de los propósitos del comercio de los narcóticos es crear capital líquido invisible y ponerlo a disposición de aquellos que deseen obtener una ventaja injusta en el mercado. Este capital circula a través de canales nominalmente legítimos en unos volúmenes tan alucinantes que no puede haber forma de que esos canales, principalmente bancos y otras insti- tuciones financieras, no estén al tanto de su origen.

Primero, porque Estados Unidos incluyó a Bolivia y Venezuela, olvidandose de Rusia, Cuba y Malasia en su lista negra de países que no combaten el narcotráfico. Y después el presidente Barack Obama firmó una Orden Ejecutiva que declara "emergencia nacional" debido a que Venezuela "constituye una infrecuente y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos".

Bolivia fue el país donde más se disminuyó la producción de cocaína, pasando de 190 toneladas métricas en 2012 a 155 toneladas en 2013 (casi un 20 por ciento). En realidad lo que le molesta al gobierno norteamericano es la política independiente de Evo Morales de control de drogas que prescinde de toda la "ayuda" que ofrecía Washington. La expulsión de la DEA (Administración para el Control de Drogas) en 2008 y la nacionalización y regionalización de la lucha contra las drogas decretadas por el gobierno Boliviano en 2009, significó una pérdida sustancial financiera para Norteamérica y a la vez la privó de una fuente de información y "subversión" en los Andes.

En EEUU California es el principal productor de cannabis y lo siguen Washington, Tennesse, Oregon, Haway, Virginia y unos 14 estados más. Según la UNODC, unos 80 millones de norteamericanos son usuarios de esta droga. Pero lo más irónico es que de acuerdo a una ley, desde la época Reagan, nadie puede dar a conocer los nombres de los capos norteamericanos de la droga porque "atenta contra la seguridad nacional".

Venezuela domina la ruta del Caribe del expendio de droga, lo que es para Estados Unidos una tajada muy grande. ¿Qué pasa con todas las fortunas congeladas en los Bancos Americanos de los funcionarios del régimen?, este dinero producto de sanciones nunca se recupera, simplemente pasa a las arcas de la élite. En realidad les importa las razones humanitarias.

Venezuela entro en el juego político fuerte desde que empezó a trastocar intereses de la élite. Todos los inconvenientes sociales han sido provocadas por el Club Bilderberg respondiendo a intereses espurios convenientemente encubiertos por la prensa y la política internacional.

Según los números del negocio de la droga genera anualmente unos beneficios de 590 mil millones de euros libres de puestos. De hecho, el dinero de la droga es hoy una parte esencial del sistema bancario y financiero internacional que ata el dinero líquido necesario para realizar los pagos mensuales mínos de las grandes acciones y de las burbujas de derivados y de inversiones en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Esto nos dice mucho del verdadero escenario mundial que rodea a Venezuela, por eso de este conflicto no se sale con una oposición oligarca, porque caeríamos en la misma hegemonía.

Para entender lo que está pasando en nuestro país, se impone hacerse cargo de un conjunto de elementos vinculantes, y relacionarlos con un particular dispositivo de operaciones, que ha sido instalado en Venezuela por parte del actor político-financiero Soros 2.0.

George Soros 2.0 consiste en una mega, multifacético y complejo dispositivo con experticia en procesos de restauración capitalista (caso del bloque socialista de Europa del Este), que gravita con fuerza y planes propios en el proceso de reconfiguración del poder mundial. En estos términos, la revolución bolivariana está topada con un actor financiero que dinamiza geo-estrategias de poderosos círculos del poder del capital, con la finalidad de hegemonizar la re-estructuración del poder mundial. Lenguaje extremadamente visible en el recetario de Lilian Tintori y Capriles Radonsky, pasando por el esquema de derechos humanos al estilo de PROVEA ( organización títere que recluta adversarios a los gobiernos para comprarlos y controlarlos con la excusa de la defensa de los derechos humanos, financiada por Soros), hasta los discursos y acciones políticas del bloque opositor, sumamente permeadas por los contenidos ideológicos del libro de Moisés Naim, "El poder difuso". Todo nos lleva a Soros 2.0.
Aparentemente, Capriles recibía su tajada para fingir demencia en este juego político.

Debemos señalar dos cuestiones, para nada insignificantes: fuentes no documentales refieren una fuerte presión del Clan Soros 2.0 contra la actual Asamblea Nacional. Las mismas fuentes refieren (públicamente) que Soros también tiene un "cable pelao" con Venezuela, por una inversión de 21 millones de dólares en TECNOSAL (Salinas de Araya). El Nacional 11-04-1998 y otras fuentes escritas informan de tal adquisición por Quantum y acerca del Consorcio TECNOSAL liderizado por Soros 2.0, estos negocioso fueron afectados por diputados de la AN. Está factura se la están cobrando a cuenta agotas, presindiendo totalmente de vínculos opositores, ya que ahora no les necesitan.

En medio de esta campaña campal del gobierno profundo de nuestro país sólo hay algo verdadero. La conciencia espiritual que se está desplegando por el mundo por el fenómeno de la emigración Venezolana. Un factor que se sale de los esquemas planificados.

Por eso el exterminio planificado, los Venezolanos representan una rareza étnica y tienen un potencial espíritual que atenta con el Sistema. No es de extrañarse que se alimente la xenofobia en muchos países para continuar afuera lo que empezaron desde adentro. La riqueza de Venezuela no es tan solo en recursos naturales, si no en conciencia espiritual. Es un país con una ecléctica forma de ver la vida y una permeabilidad espíritual que le permite integrar muchas filosofías religiosas y espírituales. Su misión es reventar este sistema putrefacto, que apunta a disminuir la población mundial a través de conflictos económicos. Para explicarte esto, no podía dejar de describirte el contexto, porque podía resultarte poco real y sustentado.

La única forma de superar esto es comprendiendo quienes somos y unirnos en nuestros propósitos espírituales, no se engañen con las promesas de invasión, ni tampoco sedan a acostumbrase al régimen. Vamos a un cambio global dónde tendremos un gran protagonismo, por una simple razón: no somos tan pendejos. La conciencia espiritual nos llevará a un nivel de desmantelamiento del gobierno profundo, de la élite pervertida.

En otro artículo, tal vez alcance de comentarles de la intervención extraterrestre en todo ésto pero obviamente no quise complicarlo más, ya que este contexto seguro te agotaste.

Visitas: 57

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio