mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

La astrología Kabalística.

Maestro Tzvi ben Abba shaul .

kabalah y Astrologia


No estudiamos la astrología para aprender cómo se interpreta el horóscopo de las personas. Muy por el contrario, el propósito de la astrología Kabalística es elevarnos por encima de las influencias del cosmos y tomar el control de nuestra propia vida. La filosofia milenaria mistica hebrea trata la astrologia por mas de 3,500 años .

El signo del Zodíaco en el que nacimos nos transmite todos los rasgos positivos y negativos que necesitaremos para efectuar nuestra propia transformación. Sin embargo, los signos del Zodíaco no son la causa de los rasgos de nuestra personalidad, sino el efecto. Nuestro karma de vidas previas determina bajo qué signo debemos nacer con el fin de adquirir los rasgos y los atributos necesarios que nos permitirán corregir y transformar nuestra actividad negativa previa.

El Zodíaco es meramente el mecanismo que el alma utiliza para asegurarse que una serie de cualidades en particular se infunden en ella al nacer.

El patriarca Abraham fue el primer astrólogo Kabbalista, hace unos 3.800 años. Escribió un libro llamado Séfer Yetsirá, el Libro de la Formación. En él se hallan contenidos todos los secretos del universo, incluido el conocimiento de la astrología y la cosmología.

A medida que profundizamos en la astrología Kabbalística, encontramos al acto una característica que la diferencia de la astrología convencional: la astrología Kabbalística utiliza un calendario distinto. Mientras que la astrología convencional está basada en el calendario solar o gregoriano, la astrología kabbalística utiliza el calendario hebreo, que tiene en cuenta la posición tanto del Sol como de la Luna.

Cada mes tenemos la capacidad de tomar el control sobre las influencias astrológicas del mes. Los Centros de Kabbalah de todo el mundo ofrecen Conexiones de Luna Nueva, que incluyen meditaciones y sabiduría que te enseñan cómo lograr el control de la conciencia de ese mes.

Nisán (Aries)
Aries es el primero de los signos de fuego y el primer signo de ambos ciclos astrológicos, tanto el lunar como el solar. Aunque el calendario hebreo reconoce Rosh Hashaná como el año nuevo, Nisán es en realidad el primer mes del año en el calendario.

Aquellos nacidos bajo el signo de Aries son típicamente poderosos, energéticos, vigorosos, pioneros, agresivos, progresivos, militantes y dominantes. Cuando se trata de luchar, harán cualquier cosa para ser los ganadores y los primeros en dar en el blanco y derrotar al enemigo.

Históricamente, el mes de Nisán marca el inicio del Exilio de los Israelitas de Egipto, el principio del viaje de la esclavitud a la salvación, del cautiverio a la libertad. Según la Kabbalah, este mes nos proporciona la fortaleza cósmica para liberarnos de todas las limitaciones y las ataduras de cualquier tipo.

Nisán nos permite dejar atrás cualquier bloqueo personal que nos impida alcanzar la libertad verdadera en todas las áreas de nuestra vida. La misma energía que se reveló cuando la nación Israelita abandonó Egipto se revela cada decimocuarto día del mes de Nisán, cuando la Luna está en su fuerza máxima. Nisán está gobernado por Marte, el planeta de la guerra, lo cual nos permite librar la guerra contra todos los conflictos que hay en nuestra propia vida. Nos ayuda al infundir el año con la conciencia adecuada en cualquier zona de guerra, ya sea entre naciones, personas o en los conflictos que surgen entre nosotros a diario: la lucha entre el deseo de recibir para uno mismo y el deseo de compartir.

La oportunidad de rediseñar nuestro año entero, de implementar el orden en lugar del caos, la libertad en lugar de la esclavitud, cae en el decimocuarto día de Nisán, en el evento conocido como el “Séder”. A cada uno de nosotros se le ha otorgado el poder de utilizar esta ventana cósmica y de reinar victorioso en esta batalla contra la negatividad.

Iyar (Tauro)
Tauro es un signo fijo, regido por Venus (Noga, en hebreo), y las letras hebreas Pei y Vav. La energía interna de Tauro es el fuego, ya que es la columna izquierda de los signos de tierra. Debido a que Tauro es un signo de tierra, los de Tauro están en una búsqueda constante de la estabilidad y la seguridad financiera en la vida. Son típicamente propietarios independientes de negocios, lo cual les coloca en “control” de su dinero y sus propiedades. Los de Tauro tienen un fuerte deseo de comprar y vender propiedades, casas, terrenos y bienes inmuebles; todo ello con el objetivo de cubrir su necesidad de seguridad. Los de Tauro son muy capitalistas, celosos y posesivos con sus propiedades. Frecuentemente experimentarán pérdidas de dinero para aprender a soltar el dominio del mundo físico sobre sus vidas.

Los de Tauro tienen poderes curativos y un profundo talento para ser médicos, astrólogos, artistas, chefs, cantantes y, por supuesto, gente de negocios. El nombre hebreo de este mes es Iyar, cuyas iniciales significan “Ani Hashem Rofeja” (“Yo soy Dios, tu sanador”). Esto nos brinda a todos la capacidad de instigar los procesos de curación durante este mes. Los signos que mejor encajan con los de Tauro son los signos de agua: Piscis, Cáncer y Escorpio, o los de tierra: Virgo y Capricornio.

Tauro está asociado con la glándula tiroides y el cuello, y a los nacidos bajo este signo se les conoce por su testarudez y su rigidez.

El mes entero de Iyar cae en el periodo de Sefirat HaÓmer (el Conteo del Ómer). Durante este tiempo se cuentan los 49 días entre Pésaj y Shavuot, y cada día nos brinda la oportunidad de corregir cosas negativas que hicimos en nuestro pasado. Estos 49 días son siete veces los siete niveles de negatividad, los cuales nos llevan hasta la revelación en el monte Sinaí y la inmortalidad, a la cual obtenemos acceso en Shavuot. Debido a que el mes de Iyar siempre cae en el Ómer, es un momento de baja energía. Es un momento en el que podemos ganarnos la Luz que recibimos en Pésaj y prepararnos para la liberación de todas las formas de la muerte y de los finales: en las relaciones, los negocios, la salud y en todos los aspectos de la vida.


Siván (Géminis)
Siván es el tercer mes del año hebreo (lunar) y es la Columna Central de los signos de aire.

El planeta que lo rige es Mercurio, en hebreo Cojav. El valor numérico de Cojav es Caf Vav = 26 (el Yud Hei Vav Hei, el Tetragrámaton) y Caf Bet= 22 letras del alfabeto hebreo, que juntas crean la combinación energética más poderosa.

Mercurio es el planeta de la comunicación, lo cual significa que tiene las cualidades de un cable eléctrico, un cable telefónico, un maestro, un consejero y un contador de historias; básicamente, cualquier cosa que transfiera cualquier información de un punto a otro.

La letra Zayin, creó el signo de Géminis y la letra Resh creó a Mercurio. Juntas, estas dos letras crearon la palabra Raz, cuyo valor numérico es 207: Luz u Or. Raz también significa secreto (Sod, en hebreo).

Muchos secretos se han revelado en el cosmos durante el mes de Siván. Siván se conoce como el mes de “Matán Torá, la entrega de la Torá”. El sexto día del mes, durante la festividad de Shavuot, es el día cósmico en el que se finaliza el conteo del Ómer y culminan los 49 días que empezamos a contar desde el primer día de Pascua. Cuando la asombrosa Luz de la libertad se reveló en Pésaj, esta Luz se nos entregó sin ningún esfuerzo por nuestra parte, Por eso hacemos el “conteo del Ómer”: para construir vasijas, corrigiendo nuestras acciones que causan que la Luz quede oculta. En este quincuagésimo día después de Pésaj, alcanzamos el nivel de Biná. En este día se revela una asombrosa cantidad de Luz, pues es el aniversario del día en el que la gente del mundo recibió la Torá. La energía de Zeír Anpín (la Luz infinita de “bilá hamavet lanetsaj”), cuando la muerte se desvaneció para siempre, lo cual resultó en la inmortalidad. La misma energía de la inmortalidad se revela cada año en Shavuot. El Arí dice que todo aquel que permanece despierto en Shavuot estudiando el Zóhar tiene la promesa de estar seguro y protegido hasta Rosh Hashaná.

Los géminis son intelectuales que tienen el deseo de saberlo todo y que poseen una gran curiosidad por recolectar información de cualquier tipo. Esto se debe a que el conocimiento es poder, y cuanta más información recopilemos hoy, nuestras futuras elecciones serán más fáciles de tomar. La necesidad de Géminis de recopilar información les permite elegir lo que es bueno y lo que es malo, lo que es correcto e incorrecto. Esto explica la tendencia de Géminis a saltar de un tema a otro, y es la razón por la cual tienen tantas preguntas, dudas e incertezas. El resultado final es su reticencia a adoptar cualquier tipo de compromiso.

La solución para este obstáculo personal es encontrar un maestro, alguien que sea capaz de dar respuestas satisfactorias a todas las preguntas. Esto le permitirá a Géminis enfocarse en un solo camino, un solo Dios, lo cual le otorgará más probabilidades de alcanzar la certeza. Como signo de comunicación, Géminis puede ser el canal perfecto, uno que puede aprender, entender y enseñar. Lo ideal para un Géminis es ser un canal para tanta gente como sea posible, especialmente para aquellos que están perdidos en su camino, y ayudar a los demás a alcanzar su propia certeza personal.

La dualidad de Géminis se expresa en cada área de la vida. Personifican la capacidad de hacer más de una tarea al mismo tiempo, así como la dificultad de comprometerse en las relaciones. Tienen dificultades con la lealtad a un partido político (como un sirviente de dos maestros) y tienden a tener cambios de humor, igual que el viento cambia de dirección y fuerza. Por eso Géminis puede ser alguien diferente cada día.

Tamuz (Cáncer)
Tamuz es uno de los tres meses negativos del año: Tevet, Tamuz y Av. En Tevet se inicio el asedio de Jerusalén, en Tamuz se penetraron las murallas que rodeaban la ciudad de Jerusalén y en Av tuvo lugar la destrucción de los dos Templos Sagrados. La Kabbalah nos enseña que el curso de la historia transpira como resultado de los procesos cíclicos de energía del año, no debido a los sucesos físicos. Por lo tanto, al fijarnos en el momento en que tuvo lugar cada acontecimiento de la historia, podemos comprender mejor por qué sucedió.

Tamuz está regido por la Luna. Hay siete planetas en los cuales se basa la astrología kabbalística: el Sol, la Luna, Mercurio, Júpiter, Saturno y Marte. Cada planeta gobierna a dos signos, excepto el Sol, que sólo controla a Leo (Av) y la Luna, que sólo controla a Cáncer (Tamuz).

Marte rige a Aries (fuego) y Escorpio (agua). Venus controla a Tauro (tierra) y Libra (aire). Mercurio gobierna a Géminis (aire) y Virgo (tierra). Júpiter controla a Sagitario (fuego) y Piscis (agua). El Sol controla a Leo (fuego).

Debido a que el Sol y la Luna controlan sólo un signo cada uno, se crea una situación desequilibrada durante estos meses. Este desequilibrio hace que el cangrejo, el símbolo del mes de Tamuz, camine hacia los lados en lugar de hacia delante y hacia atrás. Esto también le da al mes de Tamuz la abertura para que empiece Cáncer, y es el único mes que recibe el mismo nombre que una enfermedad.

El decimoséptimo día de Tamuz, Moisés bajó del monte Sinaí con las Tablas, trayendo al mundo el poder y la energía de la inmortalidad. Sin embargo, los Israelitas y la multitud mixta habían esperado impacientes a que Moisés regresara del monte Sinaí y habían construido el Becerro de Oro. Cuando Moisés lo vio, lanzó las Tablas al suelo y se rompieron en pedazos. Aquel momento estuvo marcado por el choque de dos energías: el poder de la inmortalidad y el caos, el sufrimiento, la depresión y la muerte.

El hecho histórico de que las murallas se rompieran en el decimoséptimo día de Tamuz fue simplemente una manifestación de la incompatibilidad entre el potencial de la vasija espiritual y la realidad del deseo de recibir sólo para uno mismo.

Si no hacemos el esfuerzo de “amar nuestro prójimo como a nosotros mismos”, estamos eligiendo el Becerro de Oro y, de forma similar, hacemos que nuestras propias paredes se rompan y se inicie la destrucción en diversos aspectos de nuestras vidas.

En arameo, Sartán (Cáncer en español) se compone de dos partes: “Sar”: eliminar y limpiar toda la negatividad, y “tan”: caos, odio, animosidad y cualquier aspecto de la negatividad. El poder del mes de Cáncer es eliminar cualquier problema o situación negativa en nuestra vida que pueda causar que esa enfermedad aparezca en nuestra vida.

Según “El Libro de la Formación”, escrito por Avraham Avinu, el mes de Cáncer fue creado por las letras hebreas Jet (que creó a Tamuz) y Taf (que creó la Luna). La Luna es diferente a cualquier otro cuerpo celestial, pues cambia de posición cada día pero permanece visible de todas formas. Empieza cada mes lunar como una fina guadaña y alcanza su resplandor total en el decimoquinto día. Desde el momento en que finaliza el decimoquinto día, la luz de la Luna empieza a menguar y este ciclo se vuelve a repetir cada mes.

Esto explica la elevada sensibilidad de Cáncer. Parecen necesitar más amor que otros signos. Cuando la Luna mengua se sienten como si siempre les faltara algo, y eso les lleva a sentirse deprimidos. La cura para estos momentos bajos es ocuparse, compartir, amar y dar a los demás. Además, los de Cáncer deben hacer lo posible para soltar su pasado y ver más allá de sus sentimientos negativos y sus heridas. Esta es la única forma en que encontrarán la felicidad y el amor verdaderos.

Los de Cáncer son gente muy doméstica. Su lema es “Mi hogar es mi fortaleza”, y están fuertemente conectados con la familia y el hogar. Les encanta la historia y la arqueología; en general, cualquier cosa que les recuerde al pasado. Tienen un estómago sensible, pues es la parte del cuerpo en la que almacenan la tensión y las dificultades emocionales no resueltas.

Av (Leo)
Av es uno de los tres meses más negativos del año. Los otros dos son Tevet (Capricornio), porque está gobernado por Saturno, que es un planeta de duros juicios, y Tamuz (Cáncer), porque está regido por la Luna.

El signo de Av (Leo) está gobernado por el Sol, y es la Columna Izquierda de los signos de fuego. Esto indica una influencia añadida del fuego que se expresa en forma de juicio, de arder y consumir fuego sin equilibrio. Esta es la razón por la que experimentamos una polaridad de acontecimientos, algunos negativos y otros positivos. El Libro de la Formación dice que la letra Tet creó a Leo y la letra Caf creó al Sol. Juntas ofrecen la combinación energética que controla el mes de Av (Leo).

En el centro de nuestro sistema solar, el Sol lleva a cada uno de los planetas luz, calor y vida; sin él la vida orgánica no podría existir.

Las personas nacidas en este mes son famosas (o tristemente famosas) por comportarse como el Sol. Sus rasgos principales son el liderazgo, la determinación, la dominación y el poder, y en su máxima potencia esta combinación puede llevar a caer en las trampas del ego y el orgullo. Los de Leo caen fácilmente en pensar que son los reyes. El único control que tenemos es el autocontrol. Cualquier sentimiento egocéntrico, de orgullo o de superioridad puede impedir que ayudemos a otros, y eso nunca puede ser bueno.

El mes de Av se conoce por los numerosos acontecimientos negativos que han ocurrido a lo largo de la historia durante este tiempo: la Inquisición Española, la firma de la Solución Final de Hitler y la destrucción de los dos Templos Sagrados en Jerusalén, todo esto sucedió en el noveno día de Av.

El número nueve, representado por la letra hebrea Tet, nos conecta con la Sefirá Yesod, que manifiesta toda la energía que se acumula de las emanaciones luminosas superiores. Jerusalén era y sigue siendo el centro energético del mundo. Cuando el pueblo de Israel, y los residentes de Jerusalén más específicamente, eligieron no comportarse con dignidad humana los unos con los otros, esta energía se creó y se acumuló en Yesod; finalmente tuvo que manifestarse a sí misma, y lo hizo en una explosión de negatividad en el noveno día de Av, en un cortocircuito mortal.

El noveno día de Av es un día de ayuno, no porque se destruyeran los dos Templos, sino porque es un día que se presta a la calamidad. Cuando no hay unidad, no hay un mínimo de dignidad humana entre las personas, esta energía negativa se acumula y culmina en el noveno día de Av. ¿Cuál es la solución? Un cambio de conciencia y comportamiento. Es muy fácil señalar con el dedo y culpar a otros, pero es más difícil transformarse a uno mismo y cambiar la actitud, ser paciente, perdonar y amar. Si cada uno de nosotros pudiera percibirse como si fuera una bomba de tiempo y cualquier acto autoindulgente activara la mecha, seríamos mucho más cuidadosos con nuestras acciones y nuestras palabras. El noveno día de Av es un día de destrucción, pero al mismo tiempo es el nacimiento del Mesías. Allí donde se encuentra la oscuridad más grande también se halla el mayor potencial para revelar una tremenda Luz; pero eso siempre dependerá de nuestras acciones.

Para disminuir el juicio de este mes también tenemos dos acontecimientos muy positivos. EL QUINTO DÍA DE AV: el aniversario de la muerte de Rav Isaac Luria (El Arí). Él eligió abandonar este mundo en el quinto día, lo cual representa la emanación luminosa de Jod, con el fin de transformar davé (pobre y débil) en Jod. La muerte del Arí, que no representa una muerte física real, nos proporciona una abertura a una asombrosa Luz con la que podemos conectarnos a través del estudio de sus escritos durante esa noche. EL DECIMOQUINTO DÍA DE AV: el día más feliz del año. En este día, tanto el Sol como la Luna están llenos. El Sol (Zeir Anpín, el polo positivo) representa el aspecto masculino del universo. La Luna (Maljut, el polo negativo) representa el aspecto femenino del universo. Cuando la Luna refleja la luz del Sol, recibimos este poder de “regresar Luz”: la fortaleza de vivir, dar y amar incondicionalmente. Por este motivo los sabios declararon que no hay un día más feliz en el año, y esta oportunidad cósmica tan especial nos permite encontrar a nuestra alma gemela. De la misma forma que el Sol y la Luna están en armonía en este día, también podemos llevar esa asociación a nuestras vidas.

Elul (Virgo)
El mes de Elul es la finalización del año lunar. Este mes corresponde al signo de Virgo, que es un signo de tierra y está gobernado por Mercurio. El signo de Virgo está conectado con lo práctico, el trabajo y el servicio a los demás. La gente nacida en este mes siente la necesidad de lograr una seguridad financiera a través del trabajo, y también tiene una gran necesidad de servir a la sociedad.

Las personas nacidas bajo el signo de Virgo encuentran el éxito en carreras comunitarias como médicos, enfermeras o cualquier otra profesión que se encarga de sanar el cuerpo y el alma; como trabajadores sociales, técnicos de servicio, banqueros, contadores, así como en profesiones relacionadas con la belleza y la moda.

El final del año lunar expresa la necesidad de Virgo de controlar y criticar las acciones de los demás, como un hombre de negocios que revisa el balance al final del año, los beneficios y las pérdidas. Así es como los de Virgo adquieren su atributo de ser críticos.

Es más fácil criticar y ver lo que está mal en los demás, pero es mucho más difícil hacerlo con uno mismo, y esta es la verdadera lección que los de Virgo deben aprender.

¿Cuándo se completa la corrección de Virgo? Cuando aprenden a amar, honrar y aceptar a la otra persona tal como es, sin criticismo, juicio o intentar cambiarla según sus criterios propios.

Una vez que Virgo alcance completamente el amor incondicional, habrá finalizado su corrección.

Mercurio en hebreo es Cojav. El valor numérico es Caf y Vav= 26 = Yud Hei Vav Hei y Caf Vet = 22 = las 22 letras del alfabeto hebreo, lo cual indica que Mercurio es el planeta de la comunicación.

Financieramente no es un mes fácil. Pueden ocurrir muchos cambios importantes, la necesidad de nuevas empresas de negocio, de empresas diferentes con una nueva conciencia. Pueden tener lugar negocios internacionales.

Durante este mes también hay un aumento de la inmigración, a través de la cual más personas encuentran la necesidad de dejar sus hogares con el propósito de ir a nuevos lugares, buscando su fortuna y un cambio en sus vidas.

En las relaciones personales hay más conexiones y encuentros internacionales, lo cual significa que hay más abertura para salir fuera de la tradición del círculo/tribu familiar para conocer a personas y naciones distintas.

Hay una mayor inclinación a ampliar y engrandecer la vasija metafísica para entender mejor (a través de la comprensión kabbalística) el significado de la vida, tanto en el ámbito personal como en el global.

Tishrei (Libra)
Tishrei es el signo de Libra, el séptimo mes de la rueda astrológica que empieza en Nisán, el signo de Aries. Libra es Moznaim en hebreo, que significa balanza, la balanza en la que pesamos las frutas, las verduras o cualquier otra cosa. En tiempos antiguos, la balanza se utilizaba colocando los objetos que se querían pesar en un lado y piedras en unidades de medida en el otro. En nuestros tiempos modernos utilizamos balanzas digitales, y el efecto de las balanzas se ha perdido.

En cualquier caso, la idea de la balanza es tomar dos cosas opuestas y diferentes y comprobar la diferencia entre ellas. En Rosh Hashaná esta acción metafísica tiene lugar cuando todas nuestras acciones son medidas, tanto las buenas como las malas. Se examinan las balanzas y se toma la decisión de quién vivirá y quién morirá, quién será rico y quién pobre según hacia dónde se inclina la balanza.

El mes de Tishrei fue creado por la letra Lámed. Esta letra es muy especial, pues es la única letra en el Álef Bet (alfabeto) hebreo que pasa por encima de la línea. Lámed se construye a partir de dos triángulos (inferior y superior) para mostrarnos que podemos construir el equilibrio entre los universos paralelos, tal como explica Rav Berg. Vivimos en un mundo físico, pero el mundo verdadero es metafísico. La balanza nos puede ayudar a conectar y fundir estos dos mundos.

Lámed es la letra del aprendizaje, y es por ello que la gente nacida bajo el signo de Libra es generalmente muy intelectual, con grandes deseos de estudiar, saber y entender.

El planeta Venus gobierna el signo de Libra. Este es el planeta que gobierna el amor, las parejas, el dinero y el arte. Los de Libra son personas románticas, sensibles, amorosas y también son buenos en los negocios. Aman lo estético, la música y las artes visuales.

Noga (Venus) fue creado por la letra hebrea Pei. Juntas, las letras Pei y Lámed son las letras del signo de Libra.

Los de Libra tienen la tendencia a complacer al mundo entero, y algunas veces pierden el equilibrio propio de su signo porque dan demasiado. Deben decir que no de vez en cuando. Los de Libra son buenos haciendo negocios. Venus controla el dinero, razón por la cual los de Libra deben aprender a hacer donativos y obras benéficas y a dar el diezmo, con el fin de infundir positividad en el dinero y darle el equilibrio adecuado.

Los primeros diez días de Libra se llaman “Los Diez Días del Arrepentimiento”, cuyo momento cumbre es Yom Kipur (El Día de la Expiación), el día en que se otorga el veredicto. El arrepentimiento, la oración y la caridad pueden anular cualquier negatividad que vaya encaminada hacia nosotros.

¿Qué sucede astrológicamente en este mes?

El Sol y la Luna están juntos en Virgo, la casa séptima: la casa de Libra. No hay duda de que se cierra seriamente un capítulo. El cambio está en camino. La carta astrológica enfatiza la necesidad de cambio, lo cual significa que nos dirigimos hacia un nuevo comienzo.

El criticismo está en el aire, y hay una capacidad aumentada para ver lo que está mal, lo que no funciona en el campo profesional, así como en el campo personal y en la vida marital; hay una necesidad de hacer una limpieza profunda, de mirar adentro y ver lo que necesita cambiarse.

Debido a la presión cósmica, hay una necesidad inusual de asumir nuevas responsabilidades que resultarán en compromisos a largo plazo en campos múltiples. Ábrete a nuevas ideas y sé flexible. Percibirás los juegos de poder y control en el trabajo y en el ámbito personal. No te sientas amenazado por ello.

Mercurio no sólo ejerce su influencia sobre este mes, sino que la mantiene a lo largo del año que sigue. Mercurio en Libra pone un ángulo muy positivo, lo cual nos permite experimentar bellas relaciones en las que las palabras clave son el amor y la comprensión. Escucha y acepta a los demás con una mente abierta y un corazón cálido. A través de esta abertura construimos una energía positiva e intelectual que influenciará el curso de este mes en el dominio social y humano. También tendrá influencia en el mundo de la tecnología. Un aumento del conocimiento y una fortificación en las asociaciones románticas y familiares crean una vasija fuerte para la vida personal y global. Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad personal de entender (la palabra entender en hebreo להבין tiene la misma raíz que Biná בינה) que todos y cada uno de nosotros somos como un grano de trigo. Cuando los ponemos en la balanza cósmica, cada grano puede cambiar la inclinación de la balanza, hacia la izquierda o hacia la derecha, hacia la vida o, Dios no lo quiera, hacia la muerte.

Mar Jesván (Escorpio)
El mes astrológico de Escorpio, o como se denomina en hebreo Mar Jeshván (Jeshván amargo), es la Columna Izquierda de los signos de agua y está gobernado por el planeta Marte (Maadim) y Plutón.

El Libro de la Formación habla de siete planetas en el Sistema Solar. En el último siglo se han descubierto tres planetas más, y como resultado se ha encontrado que Plutón influye en el signo de Escorpio.

Todos los signos de agua son emocionales, pero los de Escorpio son particularmente irracionales cuando se trata de sus emociones. Se van a los extremos, tanto positivos como negativos. En el mundo de Escorpio sólo existe el blanco y el negro; no hay áreas grises. Si no eres su amigo, entonces eres por defecto su enemigo, y sin duda serás tratado como tal.

Como la Columna Izquierda de los signos de agua, los de Escorpio tienen un tremendo deseo de poder y control, y los buscan a cualquier coste. No flaquean, no vacilan, y permanecen en su trayectoria con total determinación y fortaleza, lo cual puede resultar a veces en una fuerza y una violencia innecesarias. Marte, que gobierna el mes de Escorpio, es el planeta y el dios griego de la guerra, lo cual hace que todos los Escorpio sean guerreros con el impulso de eliminar a su enemigo sin importarles el precio que otras personas tengan que pagar por ello.

Plutón rige la vida y la muerte, así como el poder y la energía de la semilla, que en el mejor de los casos se manifiesta a sí misma como una vida nueva. También le da a los de Escorpio unos profundos deseos sexuales que están arraigados en la compulsión de propagar la raza humana. En sus esfuerzos por ser “fructíferos y multiplicarse”, los de Escorpio pueden ir muy lejos y dañar sus propios órganos sexuales y reproductores, lo cual les provoca impotencia%

Visitas: 997

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio