mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

     

     Hay escenas con una dimensión histórica, aunque tenga razón el escritor italiano Aldo Azzullo cuando dice que aquello que ardía en las pantallas de los teléfonos celulares solo era madera y metal, no la Catedral de Nuestra Señora de París, pues no pueden morir así ni un símbolo ni una fe ni una nación. Tampoco el alma ni el espíritu de un pueblo.

     "En el año del Señor 1257, en el mes de febrero y el día doce, esta obra fue comenzada en honor de la madre de Cristo cuando el maestro Jean de Chelles, el arquitecto, estaba vivo".

     Ocho siglos más tarde está en llamas.

     El ocho, el número de la Justicia.

     Un número esotérico, de gran profundidad.¡Cuantas veces en décadas ya pasadas, expliqué a grupos de visitantes alemanes, en una visita a la catedral de Palma, el significado de sus columnas octogonales! Sus dos pares de columnas de 7 por banda, su luminosidad,  gracias a que éstas son muy estrechas y de 22 metros de altura, las cuales se elevan hacia arriba, cuales si fueran palmeras.

     Estos últimos días he estado ensimismado con la historia de los Últimos Caballeros, con lo que me refiero a la Orden de los Templarios, cuyo gran Maestre fue quemado vivo delante de la catedral de Notre Dame.

     Será quizás Quirón, el culpable, el herido y el heridor? ...o es quizás Justicia Divina?. El Sol significa el día, pero también el año. En la VIII. casa, en Aries y conjunto con Urano nos da la siguiente estructura: SOL/UR = MA (metodología de Reinhold Ebertin, con sus puntos medios). Su significado es: SOBRESALTO, Accidente, relacionado con sucesos catastróficos, súbitos,inesperados.

     Ese día el Sol se encuentra en el domicilio de Hades y no precisamente en buena compañía, en un signo de fuego (Aries) aspectando a Marte (semicuadtura) que está en un signo de aire (Géminis). El fuego propiciado o extendido por el viento reinante, que de como resultado una catástrofe súbita, repentina, inesperada. Se busca una respuesta en los trabajos de algunas de las empresas dedicadas a la restauración de la catedral. Casa VI.,

ocupada, por la que yo personalmente defino como la maldición, que es Lillith o Luna Negra.

     Ocupémonos  por la historia del Gran Maestre de los Templarios, JACQUES DE MOLAY.

     El rey de Francia, Felipe IV, decidió pedir prestado dinero a la Orden, creyendo que podía hacerlo sin límites. Los templarios eran buenos en la administración del dinero, pero cuando lo prestaban a alguien, esperaban recibir el reembolso más una módica cantidad de interés. 



     Ese fue el comienzo del fin de los Templarios: Felipe IV de Francia no quiso resarcir su gran deuda con la Orden. En lugar de devolver el dinero a los templarios, decidió aprovechar la situación. Pidió el apoyo del papa Clemente V, y en 1307 muchos miembros de la Orden fueron arrestados en Francia. Comenzaron las torturas para demostrar, con falsas confesiones, que los Templarios eran aliados del Diablo. De Molay fue “despedido” de su cargo por orden del papa Clemente V en ese mismo año.

La Ejecución de los Templarios

     Siguiendo las órdenes de Felipe IV, las torturas sobre los templarios se hicieron de la manera más aterradora conocida. Uno por uno, los hombres fueron torturados por la Inquisición Medieval, y dieron falsas confesiones para detener su sufrimiento. Sin embargo, el valiente Gran Maestre se retractó de su confesión y el rey decidió encarcelarlo.
     Después de siete largos años, se acercaba el fin del dolor diario y las torturas a las que estaba siendo sometido Jacques de Molay; los cardenales acordaron la sentencia de muerte para él y otros compañeros. De acuerdo con los testigos de la ejecución, de Molay no mostró ningún signo de miedo, e intentó no mostrar dolor durante su lenta muerte en la hoguera. 

     La mayoría de las piras fueron preparadas de tal manera que las víctimas morirían rápidamente. Sin embargo, en el caso de De Molay, prepararon una pira que se quemaría lentamente. Antes de morir, hizo oír su voz una vez más. Su discurso ante-mortem llevaría al rey y la iglesia a lamentar que su ejecución no hubiera sido más rápida. 

     Molay declaró y reconoció, bajo tortura, los cargos que le habían sido impuestos; aunque con posterioridad se retractó, y por ello en 1314 fue quemado vivo en la hoguera frente a la Catedral de Notre Dame, donde nuevamente volvió a retractarse, en forma pública, de cuantas acusaciones se había visto obligado a admitir, proclamando la inocencia de la Orden y, según la leyenda, maldiciendo a los culpables de la conspiración:

Dios sabe quién se equivoca y ha pecado y la desgracia se abatirá pronto sobre aquellos que nos han condenado sin razón. Dios vengará nuestra muerte. Señor, sabed que, en verdad, todos aquellos que nos son contrarios, por nosotros van a sufrir Clemente, y tú también Felipe, traidores a la palabra dada, ¡os emplazo a los dos ante el Tribunal de Dios!... A ti, Clemente, antes de cuarenta días, y a ti, Felipe, dentro de este año...
En el plazo de un año, dicha supuesta maldición se cumplió; primero con la muerte de Clemente V, quien falleció el 20 de abril de 1314, luego con el fallecimiento de Felipe IV (que según Maurice Druon murió a causa de un accidente durante una partida de caza el 29 de noviembre de 1314) y finalmente con la muerte de Guillermo de Nogaret, quien fue envenenado ese mismo año.
Siglos más tarde la Iglesia reconoció que las acusaciones contra el Gran Maestre y sus seguidores no tenían ningún argumento sólido o de veracidad.

Visitas: 136

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 13, 2019 a las 11:47am

Un saludo Manel ...y gracias por el seguimiento.

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio