mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

 

Tiphereth

 

EL ALMA HUMANA

El Mundo de Tiphereth es el Mundo de la Voluntad. Es un Mundo que está más allá de la Mente, y ese mundo prima la música, el sonido. Ahí se encuentra el Templo de la Música de las Esferas. Todo el que llega a esa Región tiene que aprender las nociones fundamentales de la Música porque es el Verbo. En esa sublime Región se oye la Música de las Esferas que mantienen al Universo en su ritmo y su marcha es perfecta, no puede haber error en esa música.

Tiphereth es la sexta estancia del Árbol Cabalístico o árbol de la vida, es el segundo Séfira de la columna central, la del equilibrio, después de Kether. Y es el tercer centro del Mundo de Creaciones. Tiphereth es el rostro visible de Kether, es su manifestación material, representada en el universo por el Sol. Tiphereth es un centro de armonía, ya que todos los senderos conducen a él, y él conduce a todos los centros de vida.

En esta estancia solar se establece la conciencia del hombre, ya que centraliza todas las experiencias procedentes de la columna del Rigor (izquierda) y de la columna de la Gracia (derecha), infundiéndonos la idea de un equilibrio entre la necesidad hecha ley y la Gracia Divina. Aquí se sitúa nuestra conciencia, es decir la quintaesencia de todo lo que hemos aprendido a lo largo de nuestras encarnaciones. Este Séfira, tal y como puede verse en el árbol, está conectado directamente con Kether-Dios, y será a través de este centro, es decir, de nuestra conciencia, po donde llegará hasta nosotros la luz y la inspiración divina.

Thiphereth tiene como correspondencia zodiacal al Sol. El Sol es el centro de nuestro sistema solar, en torno al cual giran los demás planetas. Thiphereth, nuestra voluntad, nuestro Ego Superior, representa el centro del ser, en torno al cual giran el resto de tendencias que conforman nuestra personalidad, proporcionando armonia y equilibrio. No siempre ocurre esto así, y en muchas ocasiones, las distintas tendencias que forman parte de nuestra personalidad tiran cada una por su lado, desviandonos del camino trazado por nuestra personalidad Superior. Así, cuando Thiphereth-Sol (nuestra conciencia) funciona, todo funciona, ya que el resto de nuestras tendencias actuaran al son que nuestra voluntad marque.

El sexto pilar para la construcción de nuestra personalidad, siguiendo el orden establecido en el Árbol de la Vida, es aquél que ofrece al ser humano la oportunidad de Escuchar su Conciencia antes de continuar con su proyecto. La vida de los hombres se rige por dos tipos de leyes distintas, las que han escrito los gobiernos, los políticos o los jueces y las que se imponen a sí mismos, las que tienen que regir su comportamiento interno. Comprender las primeras será ya un gran paso hacia la mejora de las condiciones de vida, elaborar las segundas un requerimiento indispensable en la búsqueda de la felicidad. La creación de un código de conducta implica un compromiso personal para mejorar la convivencia interna y exterior. Se trata de realizar un pacto que ayude a optimizar las condiciones de vida. Partiendo de la base que cada movimiento individual genera uno colectivo, cualquier iniciativa que tomemos en un sentido positivo estará favoreciendo nuestra comunidad.

Elaborar un código de conducta es una actitud personal e intransferible ya que se basa en la adecuación del comportamiento a lo que dicte la propia conciencia. En cierto modo se trata de escuchar los dictámenes internos, a ese sabio que desde lo más profundo de nuestras entrañas va dictando las leyes a seguir. El problema es que en muchos casos hacemos oídos sordos a sus recomendaciones y ello genera conflictos internos que acaban repercutiendo en el exterior. En todo caso, siempre tenemos la posibilidad de escuchar.

Visitas: 787

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Francisco rodriguez el junio 19, 2011 a las 5:16pm

Gracias Bertha... esta es uno de los cometidos de este foro. Compartir e intercambiar conocimiento para que todos podamos seguir creciendo como personas. El placer es mio al poder aprender cada dia de todos vosotros.

 

Un abrazo...

Comentario por Bertha Maria del Pilar Franke el junio 13, 2011 a las 7:03pm

Francisco,es hermosa la presentación de cada uno de los distintos niveles del Arbol de la Vida. Es un pribilegio en ésta etapa de la humanidad, poder acceder a un  conocimiento oculto por milenios; para una humanidad cuyo estado de conciencia, no estaba aún preparado para recibirlos.

Dios quiera, que ésta exposición generosa y desinteresada, pueda ser una Luz que alumbre a muchos.  Bertha Franke

 

B

Comentario por Amandita Sabbath el mayo 28, 2011 a las 7:14am
Tiphereth es el Esposo de la Esposa, el Manas Superior de la Teosofía Oriental, que no es otra cosa
sino el Alma Humana, el Causal.
Es esa Alma que sufre y que da la parte muy humana en nosotros.
Debemos distinguir entre lo que es el Alma Humana y Tiphereth en sí mismo.
Es muy fácil confundir a Tiphereth con el Causal.
El Cuerpo Causal viene a ser el Vehículo de Tiphereth.
Algunos Kabalistas pretenden que el Mundo de Tiphereth, el Mundo del Alma Humana o del

El Matrimonio de Ginebra , la Divina Amazona, el Alma Divina, con el Caballero, el Alma Humana,
es un evento maravilloso en el cual experimentamos una transformación radical, porque “el Buddhi es como un vaso de alabastro fino y transparente, dentro del cual arde la llama de Prajna” (el Ser).

Los textos esoteristas Indostánicos mencionan constantemente a la famosa Trimurti Atman-
Buddhi-Manas.

Esto es, el Intimo con sus dos Almas:
El Alma Espiritual (femenina) y el Alma Humana
(masculina)."...

recomendad la virtud a vuestros hijos, esta sola puede dar felicidad, no el dinero, hablo por experiencia, solo fue la virtud que me sostuvo en el dolor,..." (L.V. Beethoven, en su Testamento.)

El Gran Maestro y Guardián del Templo de la Música, Ludwig Van Beethoven, llama a su "Eternamente Amada", a su "Amada Inmortal": "Mi ángel, mi todo mi mismo ser...", identificando en Ella, a una parte de su propio Ser interior, divinal, celestial; su "Ángel", que lo acompaña en el difícil y doloroso Camino Iniciático, el Camino Esotérico de "Las Nueve Sinfonías",

Gracias por tu sabiduria dulce y afable.
Bellos dias a tu alma generosa.

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio