mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Astrologia Psicologica.

Información

Astrologia Psicologica.

Temas concernientes a esta área astrológica.

Miembros: 220
Última actividad: 1 Abr 2018

Foro de discusión

Comentarios

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologia Psicologica. para añadir comentarios!

Comentario por Rubén el noviembre 15, 2010 a las 1:51pm
¿Alguien podría decirme donde mirar en al carta natal de una mujer embarzada el día que va a dar a luz?
Comentario por Marco Texon el septiembre 28, 2010 a las 3:05pm
mi reciente reencuentro con la historia de la psicología me permitió conocer a Roberto Assagioli
Comentario por mucunda gotami el septiembre 1, 2010 a las 11:16am
LA LUNA


la Luna en cierta forma puede expresar el síndrome de varios complejos psicologicos, de acuerdo a su posición y aspectos , en la carta natal del nativo.
Según la psicología profunda de Jung, los complejos son componentes
del mundo psíquico que se encuentran separados del campo de la
conciencia, por lo que tienen vida propia y actúan de forma
autónoma, hay que traerlos al concientes para superarlos o integrarlos . Una persona puede tener una psique aparentemente coherente y una imagen de sí mismo integrada, pero cuando se activa un complejo, es como si emergiera dentro de sí un personaje desconocido, que le obliga a actuar de una forma compulsiva. Si existe un complejo Venusino (Venus retrógrado por ejemplo) las situaciones relacionadas con la apariencia física –la belleza o la carencia de ella-, activarán ese punto sensible en la persona.
Responderá automáticamente de forma agresiva o bien inhibiéndose, pero jamás será indiferente en su respuesta emocional, cuya intensidad estará indicada por la cualidad del signo.lo que sucede generalmente con los tránsitos.

El complejo lunar/materno( astrológicamente hablando) se puede revelar de muchas maneras. Las dificultades en la integración de la imagen femenina se inician en
la relación con la primera mujer importante: la madre. Siendo niños, la expresión de la energía lunar se da en el intercambio con la figura materna en sus manifestaciones de cuidado, alimentación y amparo. Ella es el símbolo de todo lo que expresa seguridad, sustento y protección -sea nuestra madre real o sustituta-.
Si estas cualidades lunares son integradas de forma positiva y equilibrada durante los primeros años de vida, la persona será capaz de alimentarse tanto física como psíquicamente. Tenderá a resolver los problemas por sí mismo y a no depender tanto de las opiniones ajenas como de su imagen social. Pero además de hablar de nuestra capacidad de cuidarnos, la Luna indica si somos capaces de cuidar a otros y de nuestra necesidad de ser protegidos. Cuando ha habido fallas en la
relación primaria de intercambio con la madre – por exceso o carencia- y la imagen femenina no ha sido integrada de forma equilibrada, entonces pueden surgir manifestaciones claras y evidentes de un complejo lunar. Es así que la posición de la Luna en nuestra carta, indica -como punto de partida del complejo materno-, la manera en que satisfacemos nuestra necesidad básica de protección o la necesidad irracional y compulsiva de alguien que nos cuide, nos proteja y nos dé seguridad. La Luna en los momentos de crisis nos obliga a buscar refugio. Todas las personas en algún momento cuando atraviesan tiempos difíciles o conflictos acuden a alguien -o algo, comida por ejemplo- para que proporcione apoyo y ánimo.

En la carta de un hombre el complejo materno negativo se puede expresar como homosexualidad o, como síndrome o complejo de Don (El Púber Eterno) Juan. En la homosexualidad se puede haber tenido una figura paterna débil con una madre dominante, castradora. Esa dinámica o funcionamiento familiar tiende a producir en el hijo la identificación con la mujer o la madre, siendo incapaz él de asumirse como hombre. El otro polo, el complejo de Don Juan, es con una dinámica familiar similar, pero en vez de darse la
identificación con la madre, esta es idealizada. El resultado será un hombre que busca a la mujer “perfecta” en diferentes mujeres, manteniendo bloqueado el afecto, sin coneccion emocional. Esto puede leerse en el extraordinario libro de M. Louis vonfrank El Púber eterno
La dinámica relacional que se establece le lleva a buscar constantemente nuevas relaciones con
mujeres, y al cesar la pasión va en la búsqueda de otra relación, en las que no mantiene ningún tipo de enlace afectivo. Puede además generar en un hombre problemas o rechazo para formar una familia, el asumirse como padre, o el de confundir o buscar a la madre en la
esposa o la amante. La pareja entonces no es la mujer como complemento, es decir, la mujer como compañera, sino más bien una mujer que lo cuide y proteja. Esta es otra forma de manifestación del complejo materno. Buscar el cariño, cuidado y amparo de la madre en la esposa.

Dentro de una carta femenina, el complejo materno se manifiesta de diversas formas. Por un lado, parecerse a la madre, indica repetir todos los modelos o patrones de una mujer materna y protectora en detrimento de los aspectos sensuales y sexuales. Por otro lado, el querer ser completamente diferente, diferenciarse de la madre por oposición y no querer ser en lo absoluto como ella. Esa negativa de parecerse a la madre trae como consecuencia rechazo al matrimonio,
divorcios o dificultad de asumir la maternidad o el papel materno. Bajo esta última posibilidad quien es madre se siente a gusto siendo amiga de los hijos, no es madre en el rol tradicional.
Al no identificarse con su modelo materno tiende más bien a mantenerse en el rol de hija. Estas son algunas de las diferentes facetas del complejo materno dentro de la carta femenina
Todo lo dicho anteriormente, es evidente , que no se debe liberalizar, debe ser tomado en cuenta de manera individual , caso por caso o carta por carta .
NAMASTE
Comentario por mucunda gotami el agosto 19, 2010 a las 9:38am
hermes y sus diferentes roles
El himno homérico a Hermes le invoca como el «de multiforme ingenio (polytropos), de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses.»

Sus diferentes roles
Como traductor, Hermes es un mensajero entre los dioses y los humanos, compartiendo esta función con Iris. Un intérprete que cruza las fronteras con extraños es un hermeneus. De Hermes procede la palabra «hermenéutica» para el arte de interpretar los significados ocultos.
Para los griegos un hallazgo afortunado era un hermaion
Como inventor del fuego, Hermes es un tienes un paralelismo con el titán Prometeo. Además de la siringa y la lira, recordemos su encuentro con la tortuga. Hermes inventó varios tipos de carreras y el deporte del boxeo, y por esto fue un patrón de los atletas, se le han relacionado con los dioses tramposos de otras culturas
Hermes también actuaba como un psychopompós o guía de los difuntos que les ayudaba a encontrar su camino hasta el Inframundo griego. En muchos mitos griegos, Hermes es representado como el único dios además de Hades y Perséfone que podía entrar y salir del Inframundo sin problemas.
En el completamente desarrollado panteón olímpico, Hermes es el hijo de Zeus y la pléyade Maya, una hija del Titán Atlas. Sus símbolos eran el gallo y la tortuga, y puede ser reconocido por su monedero o bolsa, sus sandalias aladas (talaria), su pétaso (sombrero de ala ancha) y su caduceo. Hermes era el dios de los ladrones porque era muy astuto y perspicaz, y fue él mismo un ladrón desde la noche en que nació, cuando se escapó de Maya y se fugó para robar el ganado de su hermano mayor Apolo.
Hermes fue leal a su padre Zeus. Cuando la ninfa Ío, una de sus amantes, fue atrapada por Hera y puesta bajo la vigilancia del gigante de cien ojos Argos Panoptes, Hermes la salvó durmiendo al gigante con historias y canciones y decapitándolo entonces con una espada con forma de medialuna.
En la adaptación romana de la religión griega (véase interpretatio romana), Hermes fue identificado con el dios romano Mercurio, quien, aunque heredado de los etruscos, desarrolló muchas características parecidas, como ser el patrón del comercio.
Nacimiento
Hermes nació en el monte Cilene de Arcadia. Según se cuenta en el himno homérico a él dedicado, su madre Maya era una ninfa, pero los griegos generalmente aplicaban este nombre a una comadrona o a una anciana sabia y tierna, por lo que debía haber sido una ninfa antigua, una de las Pléyades, hijas de Atlas, refugiada en una cueva del monte arcadio.
Hermes fue muy precoz: a mediodía del mismo día de su nacimiento había inventado la lira usando el caparazón de una tortuga, y al anochecer había robado la vacada inmortal de Apolo. Para el primer sacrificio, había que transgredir los tabús que rodeaban al sagrado ganado de Apolo, y el tramposo dios de las fronteras era el indicado para ello.
Hermes condujo el ganado de vuelta a Grecia y lo escondió, borrando sus huellas. Cuando Apolo le acusó, maya dijo que no podía ser porque estuvo con ella toda la noche. Sin embargo, Zeus intervino en la discusión y dijo que Hermes había robado el ganado y tenía que devolverlo. Mientras discutían, Hermes comenzó a tocar su lira. El instrumento encantó a Apolo, quien accedió a permitir que Hermes se quedase con el ganado a cambio de la lira.
Descendencia
Pan
El dios griego sátiro de la naturaleza, las ovejas y los rebaños, Pan, se decía a menudo que era hijo de Hermes y la ninfa Dríope. En el himno homérico a Pan, su madre huía del recién nacido dios asustada por su apariencia cabruna. , se le relaciona con el diablo en el tarot. (Pan)
Abdero
Abdero era un hijo de Hermes que fue devorado por las yeguas de Diomedes, quien había quedado encargado de custodiarlas mientras su amigo Heracles luchaba con los hombres de Diomedes. ( uno de los trabajos de Hércules en la astrología esotérica de Alice Baily)
Hermafrodito
Hermafrodito fue un hijo inmortal de Hermes con Afrodita. Fue transformado en hermafrodita cuando los dioses concedieron literalmente a la ninfa Salmacis su deseo de no separarse jamás de él. ( primera transgresión del genero)

Amantes y descendencia
Afrodita
Eros
Hermafrodito
Peito
Príapo
Rodos
Tique
Aglauro, Herse o Pándroso
Cérix
Antianira
Equión
Apemósine
Dríope o Penélope
Pan
Eupolemía
Etálides
Herse
Céfalo
Perséfone
Polimela
Eudoro
Quíone
Autólico
Madre desconocida
Abdero
Angelia
Dafnis
Mírtilo
Sin madre
Orión
Los mitos
La Ilíada
En La Ilíada de Homero, Hermes ayuda al rey Príamo de Troya a internarse en el campamento aqueo para enfrentarse a Aquiles y convencerle de que le devuelva el cuerpo de su hijo Héctor.
La Odisea
En el Libro V de La Odisea, Hermes es enviado a petición de Calipso a liberar a Odiseo. En el Libro X protege a Odiseo de Circe dándole una hierba (moly) que le protegería de su hechizo. Odiseo, el protagonista principal de La Odisea, desciende por línea materna de Hermes.[4]
Argos Panoptes e Ío
Hermes, a petición de Zeus, durmió al gigante Argos Panoptes y rescató a Ío, pero Hera envió un tábano para que le picase, obligándola a vagar sin rumbo por el mundo con forma de vaca. Finalmente Zeus la transformó de nuevo en humana, y así se convirtió (a través de Epafo, su hijo con Zeus) en antepasado de Heracles.
Perseo
Hermes ayudó a Perseo a matar a la gorgona Medusa dándole sus sandalias aladas y la hoz de Zeus. También le dio el casco de invisibilidad de Hades y le dijo que lo usara para que las inmortales hermanas de Medusa no le vieran huir. Atenea también ayudó a Perseo prestándole su pulido escudo. Por último, Hermes le guió al Inframundo.
Prometeo
En la obra antigua Prometeo encadenado, atribuida a Esquilo, Zeus envía a Hermes a enfrentarse al titán encadenado Prometeo por una profecía sobre el titán que le derrocaría. Hermes regaña a Prometeo por no ser razonable y querer prolongar su tortura, pero Prometeo rehúsa darle detalles sobre la profecía.
Herse, Aglauro y Pándroso
Cuando Hermes amaba a Herse, una de las tres hermanas que servían a Atenea como sacerdotisas (partenos), su celosa hermana mayor Aglauro se interpuso entre ellos. Hermes la transformó en piedra y fue padre de Céfalo con Herse, de Eumolpo con Aglauro y de Cérix con Pándroso.
Otras historias
En la historia del músico Orfeo, Hermes llevó de vuelta a Eurídice al Hades después de que éste mirase atrás para ver a su esposa por segunda vez.
Hermes ayudó a proteger al dios infante Dioniso de Hera, después de que ésta matase a su madre mortal, Sémele, por celos.
Transformó a las Miníades en murciélagos.
Enseñó a las Trías las artes de la profecía y la adivinación.
Cuando los dioses crearon a Pandora, fue Hermes quien la llevó a las mortales y le otorgó su fuerte sentido de la curiosidad.
El rey Atreo de Micenas recuperó el trono de su hermano Tiestes siguiendo los consejos que recibió del tramposo Hermes. Tiestes accedió a devolverle el reino cuando el sol se moviese hacia atrás en el cielo, una hazaña que Zeus hizo posible. Atreo recuperó el trono y desterró a Tiestes.
Diógenes, hablando en broma, contaba el mito de Hermes apiadándose de su hijo Pan, quien suspiraba por Eco pero era incapaz de tenerla, y le enseñaba el truco de masturbación para aliviar su sufrimiento. Más tarde Pan enseñó la costumbre a los pastores jóvenes.
Son tantas las facetas de Hermes que de una u otra forma, esta relacionado con todos los dioses que como imágenes arquetipales , aparecen en una carta astral.
Namaste
Comentario por adolfo gonzalez aragon escamilla el agosto 16, 2010 a las 10:05pm
GRACIAS JOSEFINA
Comentario por adolfo gonzalez aragon escamilla el agosto 16, 2010 a las 9:10pm
ALGUIEN PODRIA INDICARME SI SIGMUND FREUD ERA ASTROLOGO
Comentario por mucunda gotami el agosto 16, 2010 a las 9:36am
Hermes y los ritos funerarios.
(Seis de espada en el tarot Rider)
Una de las miles de facetas de Hermes más hermosas, es la de conductor; el llamaba a las almas de los hombres, blandiendo en su mano el caduceo con el cual adormecía los ojos de cuantos quería, o despertaba a los que duermen. Esgrimía su famosa vara para mover o guiar las almas y estas les seguían profiriendo gritos estridentes
Hermes es una divinidad que presenta caracteres muy variados entre los griegos, una figura que rehúsa las explicaciones complejas y simples. Divinidad de la ambigüedad, es el señor de los mundos poco establecidos, de lo intangible; es dios de las puertas, de las bisagras, de los caminos,( especialmente las llamadas crucetas) enviado y acompañante, se le conocen casi ochenta nombres que componen sus diferentes epifanías
Interesa puntualizar uno de sus aspectos principales: el de mediador, intermediario. Dios de los tránsitos y los obstáculos.; es señor de los extremos, de los límites, tanto en el ámbito externo de la vida como en la psique personal y colectiva y en la topografía mítica, moral o social.
Es tanto el apoyo del viajero que traspasa la frontera de la región que conoce,( de un estado emocional a otro) como del extranjero lejos de su patria; marca el ambiguo lugar de confluencia de los territorios de dos ciudades y, en otro campo significativo, ayuda al ladrón, ese tránsfuga del territorio de lo moralmente no aceptado, o al comerciante, otro personaje que por vocación navega en el mismo límite del delito.
. Por medio de su hijo/a Hermafrodito conecta con el territorio ambiguo de la indeterminación sexual, la no diferenciación del genero para expresar lo instintual; característica andrógina que se rastrea por otra parte en algunas representaciones arcaicas. Precursor de una nueva expresión sexual que será tema de otro articulo.
Como emisario de Zeus une el mundo de los hombres con el celestial. Esta característica de mediador refuerza su cometido de dios de los límites, ya sean éstos sociales (como en las iniciaciones) o cósmicos. Se preocupa especialmente del umbral que separa el mundo de los hombres del mundo inferior, se le invoca como dios viajero y protector de los territorios ambiguos y limítrofes, pasa fácilmente a ser divinidad que ayuda en el trance del acceso al más allá.
La propia limitación de su cometido al momento justo del tránsito, sin que se adentre más allá del límite externo del inframundo, recordemos que no se involucra en el sentimiento
La Característica de la preeminencia de Hermes no sobre los espacios establecidos, sino sobre los espacios de transición es una de sus facetas mas fascinantes (divorcios, cambios de estado anímico, mudanzas). Es un dios inasible, de allí la complejidad de definir con precisión a mercurio en la carta astral, si no se conoce su hechura; recordemos que hay que verlos bajo los ojos del politeísmo.
Nos hallamos ante el señor del umbral del más allá. Cumple un papel reconfortante en la ideología funeraria, pues asegura que el muerto no emprende en soledad su viaje sino que le espera, como un amigo, un dios para guiarlo en los caminos de la muerte.
Son muchas las imágenes de Hermes encontrándose Caronte en la ribera del Aqueronte, para realizar el embarque, que completará el ingreso efectivo en el inframundo de las almas escogidas.
La posición de Hermes, central en todas las representaciones, es una demostración de su papel intermediario entre el difunto y el barquero, lo que corresponde perfectamente con su cometido de divinidad de los umbrales, especialmente el umbral del averno.
En ocasiones Hermes no pone todavía en relación al difunto y Caronte, como si ambas realidades estuviesen aún separadas, sabe guardar distancia, podemos presumir que pronto se embarcaran. Lo anterior puede aplicarse al comienzo de una depresión.
En otras pinturas Hermes, aún separado de los personajes de la escena, se dirige hacia el difunto, al que mira y parece exhortar a que vaya hacia, Caronte.
En otras, y esta es la que mas define al dios, Hermes, toma al difunto de la mano y se dirige en dirección al barquero, al que mira; Caronte lanza la mano en dirección al dios para que le entregue al difunto. Esta última representación es la que mejor simboliza el papel intermediario de Hermes, posiblemente una de las imágenes más patéticas, pero bellas al mismo tiempo (seis de espada en el tarot)
Hermes se nos presenta, por tanto, como un dios que ayuda, y si su papel, en las escenas en las que también se presenta Caronte, se limita a un mínimo trayecto (el paso desde la estela funeraria a la barca infernal) sirve imaginariamente para insistir en que el difunto no estará solo ni siquiera en el primer tramo del camino de la muerte.
Los sueños son las mitologías individuales, Ellos nos dicen la acción de nuestra vida, nos alertan y compensan cuando una conducta está muy polarizada, complacen nuestras fantasías más secretas y nos dan las pautas para dar dirección a nuestra existencia. Los sueños nos hablan del mito que se está constelizando en nosotros; mas allá de los designios astrológicos son los mitos, los cuentos que cada unos de nosotros debe vivir, los que nos permiten entender, con claro conocimiento psicológico, lo que constituye el sentido de la existencia individual. Esto es Hermes en el mándala astrológico
Cada persona está regida por un patrón que los antiguos Griegos llamaron "Daimon." Este demonio es una especie de destino que cada individuo debe satisfacer, la traición al destino particular produce sufrimiento y, a la larga, enfermedad y muerte.
Comentario por mucunda gotami el agosto 13, 2010 a las 9:31am
II
En la Ilíada, Hermes no aparece una sola vez para apartar a un alma o asumir el papel de escolta.
La razón es evidente: el campo de acción de Hermes está fuera de este mundo en el que la muerte constituye un irreductible trasfondo como polo opuesto de la vida. El hecho de que Hermes no sea en la Ilíada el guía de las almas, no significa necesariamente que no sea el guía de las almas en general, sino solamente, tal vez, que en el mundo de Hermes, la muerte misma tiene un aspecto diferente.
La fama no forma parte, para nada, de su mundo. La habilidad de Hermes, en la Ilíada, es estrictamente la de la evasión más carente de heroísmo.
Hermes se muestra como quien conjura a las almas antes del entierro, no con el fin de obligarlas a regresar, sino para ahuyentarlas suavemente hacia los lejanos prados del más allá. La vara que él blande pone de manifiesto su relación con una especie de un "arrullo precursor del sueño y de un "re-despertar" que difiere de lo que ocurre en el último libro de la Ilíada, en el que estas palabras aparecen con su significado original.

Que Hermes alce una vez la horripilante vara,
La sangre no retorna a la sombra sin forma,
La siniestra hueste con la que él marcha abajo
En oídos sordos contra su muerte suplica.
En realidad, él mismo se hace desaparecer ("se volatiliza") para todos, y también para sí mismo. Todo lo que le rodea se torna para él espectral e improbable, e incluso su propia realidad se le presenta como fantasmal. El movimiento lo absorbe por completo, pero nunca lo hace la comunidad que le ataría aquí abajo
Los barrancos sobre los que el "volatilizado" pasa como un espectro pueden ser los abismos de los enamoramientos increíbles: las islas y hondonadas de Circe y Calipso; también pueden ser abismos en el sentido de que no hay posibilidad de hallarse en suelo firme, sino solamente de seguir cerniéndose entre la vida y la muerte. ( como suele ocurrir)
Quien se desplaza familiarmente por este mundo-del-camino tiene a Hermes como su dios, pues aquí se describe el aspecto más saliente del mundo de Hermes. Hermes se halla constantemente en marcha: "a la vera del camino" y "perteneciente a la expedición", y nos encontramos con él en todos los senderos. El está constantemente en movimiento; hasta cuando está sentado, nos damos cuenta de su impulso dinámico para seguir moviéndose, como alguien observó con agudeza Su papel de líder y guía suele ser citado y celebrado, y, al menos desde la época de la Odisea, también le llaman angelos ("mensajero"): el mensajero de los dioses.
Tan sólo como insinuando esto, mencionaremos que también Hécate, igual que Hermes, puede transportar almas (siendo ambos guardianes del averno), y ella es también un angelos. También Iris tiene un nexo con esta diosa, establecido por la presencia de su culto en la isla de Hécate, cerca de Delos. Sin embargo, a la esencia de Iris pertenece la señal celestial inalcanzablemente lejana, como lo es el arco iris, cuyo nombre ella lleva.

Hermes el Itinerante no se perdió palabra; se inclinó
para atar sus bellas sandalias,
de ambrosía y oro, que le transportan sobre el agua
y sobre tierras sin fin en el silbido del viento,
y tomó la vara con la que adormece
–o cuando quiere, despierta los ojos de los hombres.
Y blandiendo la vara paseó por los aires,
descendió de Pieria, bajó hasta el nivel del mar,
y giró hasta rozar el oleaje. Una gaviota que ronda
entre las crestas de las olas del desolado mar
se zambulle en procura de peces, y lava sus alas;
sin ir más alto que las olas espumosas, Hermes voló
hasta la isla lejana que yacía delante...
no existe experiencia mas hermosa que las epifanías de Hermes , rescatemos las y retomemos el alma que pide a gritos ser atendida , hay que hacer alma para vivir y no dejarnos arrastrar por la corriente ,
Comentario por mucunda gotami el agosto 13, 2010 a las 9:29am
"¿Cuál era el talante de Hermes para los griegos?": "Un dios".
Debemos reconocer el hecho histórico de que, para los griegos, su dios Hermes no era algo meramente inexistente, como lo es para el hombre contemporáneo; tampoco era una fuerza carente de forma. Era algo muy exacto y, al menos desde la época de Homero, poseía una personalidad claramente delineada.
Cuanto él haga o produzca, revela la misma idea, y eso es Hermes".

“No soy un libro hábilmente redactado,
Soy un dios con sus propias contradicciones...”

No puede dudarse de que el don de la astucia pertenece al linaje de Hermes
Pero ninguna deidad puede reducirse completamente al color de la piel, al peinado, a las vestiduras y otros atributos sin que quede algo. Esta parte "que queda" es precisamente lo que estamos buscando. Es evidente que, para encontrarlo, debemos apoyarnos en los resultados de nuestros propios encuentros con el mencionado dios.

" leemos al concluir Otto su soberbio retrato de Hermes, "otrora debe haber cautivado la mirada como un brillante destello proveniente de los abismos, viendo a un mundo en el dios, y al dios en todo el mundo.
Este es el origen de la figura de Hermes, que Homero reconoció y a la que posteriores generaciones adhirieron"
"Es un mundo en el sentido total, que Hermes anima y gobierna, un mundo completo, y no sólo algún fragmento de la suma total de la existencia. Todas las cosas pertenecen a ese mundo, pero se presentan con una luz distinta que en los reinos de los otros dioses.
Quien quiera este mundo de triunfos y ganancias y el favor de su dios Hermes, debe aceptar también perder; lo uno no existe nunca sin lo otro".
En consecuencia, Hermes es "el espíritu de una forma de la existencia que, bajo diversas condiciones, siempre reaparece y sabe tanto de ganancia como de pérdida y, a la vez, se muestra bondadoso y se complace en el infortunio.
De otra manera podemos de hecho referirnos a Hermes como un "modo de ser" que es, al mismo tiempo, una "idea" y, sobre esta base, proclamar profundas verdades acerca del dios. Su modo es –para citar una vez más la clásica descripción de Otto "tan singular y tan cabalmente delineado, y se articula tan inequívocamente en todo lo que él hace, que sólo hay que advertir esto una sola vez para no tener más dudas de su esencia.
Comentario por mucunda gotami el agosto 11, 2010 a las 10:05am
Hermes en el siglo 21.
La mitología nos enseña que ni el padre de Mercurio ni su hermano Apolo (el sol) pudieron domarlo, el los engaño a ambos ,Ninguna diosa, ni ninfa, ni fémina que se haya emparejado con él han podido transformarlo y esto aplica a las personas con un mercurio bastante relevante en el mándala astral , solo formo pareja con Hestia. Todo esto a pesar de su apetito por la información. (Curiosidad)
Hermes, era una vez el mensajero (psicopombo) de los dioses, un conector de almas, pero, a la vez, siempre fue uno confuso. Realmente llevaba los mensajes sin involucrarse con su contenido: solo los entregaba, nunca mostró tener opiniones, ni valores; no hacía comentarios ni tampoco censuraba nada. Su tarea era sólo la de hacer posible la comunicación y ésta no tiene límites, menos hoy día donde millones de personas nos comunicamos, autónomamente, solo que ahora por Internet, donde no hay alma.
La palabra, tampoco lleva sabiduría, ni inspiración, ni conocimiento, ni aprendizaje, ni confort, ni verdad, ni profecía, ni valores morales ni belleza estética. En lugar de ser mensajero de los dioses, Hermes está ahora al servicio del Internet, entiéndase que estamos atrofiando nuestra capacidad Mercurial de nuestra psique. Se esta perdiendo nuestra capacidad de sentir la presencia en la ausencia.
Existe una comunicación que nos ofrece el deleite cotidiano de la vida a través de los encuentros, la cocina o el compartir, un cara a cara.
Existe una comunicación dionisíaca a través de la participación del sentimiento oceánico entre los participantes de un concierto o una comunicación por medio del dialogo. Hay una comunicación por medio del rayo de Zeus (Júpiter) como lo es el relámpago de inspiración, la iluminación, el repentino enamoramiento con una persona desconocida. Existe la comunicación gestual y visual, existe el silencio para oírnos lo que mercurio quiere decirnos o develarnos . La comunicación también procede de las artes; una obra de arte comunica por medio de una belleza que salta de la obra al ojo y al corazón del que la contempla y que puede saltar hasta su mano haciendo que se produzca otra obra.
Esta invasión tecnológica monoteísta tiende a disminuir el desarrollo de nuestro Hermes natal, se vive hoy día en Venezuela donde la polarización impera, la ciudad ha perdido el alma. Eleva los medios electrónicos a una posición de primacía y se descuida con ello las artes, el cuerpo, las sutilezas del silencio sensible .
Pero hay que acordarse de que si bien Hermes es un dios que nos facilita encontrar cosas, también es quien nos las quita. ¿Qué nos quita?
La capacidad de crear imágenes no Vemos los cuerpos en movimiento; la seducción en acción, el encuentro repentino con un viejo amigo o enemigo. Pensemos también en las sutilezas del lenguaje, de los gestos, de los tonos de voz. La fragancia, el evocar tiempos que nos vivificaron y estremecieron nuestra alma, no escuchamos los mensajes de Hermes
. Un verdadero mensaje anuncia algo, revela algo, altera algo, trae un conocimiento significativo. La sensación de un mensaje, es una epifanía de Hermes, es conmovedora, se oye el soplo de una trompeta y el aleteo de sus alas. ¿Qué celular podría transmitir la sensualidad de la Epifania de Hermes?
. Honremos de nuevo a Hermes en la encrucijada de nuestras vidas y en cualquier oportunidad que la vida nos brinde.
Nmaste
 

Miembros (219)

 
 
 

Distintivo

Cargando…

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio