mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

*Accidente Airbus, 24 de Marzo del 2015 del A320 Barna-Dusseldorf*

       Hoy Martes, 24 de Marzo del 2015, se ha estrellado en los Alpes, (dpto de la Alta Provenza), al Sureste de Francia, en un llugar de imposible acceso por carretera, un Airbus A320, matrícula D-AIPX, perteneciente a la Compañía Germanwings, filial de Lufthansa que realizaba el trayecto entre Barcelona y Dusseldorf.

       Era un avión de pasajeros, vuelo 4U9525, con 150 personas a bordo (144 pasajeros, -dos de ellos bebés-,  y 6 miembros de la tripulación). Según las autoridades francesas, no hay supervivientes.  

Ver imagen en Twitter

       Según informadores españoles,  el vuelo 4U9525 fue suspendido por 26 minutos. El despegue estaba previsto para las 9:35 horas y no se produjo hasta las 10:01 horas.

       Excepto en la hora de despegue y hora del corte de comunicaciones, el resto de informaciones (7 medios distintos), tanto en lo referente a pérdidas de altura, como nacionalidad de pasajeros, pasando por diferentes detalles que dan unos y otro portavoces, he elegido (entre 10:44 y 10.47, los  minutos intermedios, o bien los más enfatizados; de ésta forma, puede haber pequeñas variaciones en las gráficas que permitan acercarse, tanto a cúspides, como a partiles, que no estén reseñadas. 

 Vídeo "in situ" después del accidente. Click aquí: ====== >>  https://youtu.be/Do7qZNWupF

                                      Y en éste otro enlace  ======>>  aquí


Airbus A320 Barna-Dusseldorf

24-III-2015 (Despegue).

24/03/2015

Barcelona

10:01:00


24/03/2015

Barcelona

10:01:00

Los planetas en casas y signos

SO 3°24'13'' AR 17°08'23'' Casa 11
LU 27°30'06'' TA 30°21'17'' Casa 12
ME 17°58'52'' PI 1°43'01'' Casa 11
VE 8°21'36'' TA 11°12'47'' Casa 12
MA 24°33'37'' AR 38°17'47'' Casa 11
JUr 12°57'37'' LE 19°09'53'' Casa 3
SRr 4°50'58'' SA 37°42'09'' Casa 6
UR 15°42'14'' AR 29°26'23'' Casa 11
NE 8°14'02'' PI 21°43'51'' Casa 10
PL 15°24'05'' CA 11°49'55'' Casa 8
QU 18°15'55'' PI 2°00'04'' Casa 11
JU 3°37'27'' LE 9°49'43'' Casa 3
LI 12°57'00'' VI 26°26'50'' Casa 4
NNr 10°34'33'' LI 24°18'43'' Casa 5
NSr 10°34'33'' AR 24°18'43'' Casa 11
FO 5°37'11'' LE 11°49'28'' Casa 3
AS 11°31'18'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 16°30'10'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

SO SXT LU -5°54'06'' 54°05'53''
SO TRI SR -1°26'44'' 118°33'15''
SO TRI JU 0°13'13'' 120°13'13''
SO SCU MC 1°54'03'' 46°54'03''
LU SSX MA 2°56'29'' 32°56'29''
LU OPO SR -7°20'51'' 172°39'08''
LU SQC PL -2°53'59'' 132°06'00''
ME BIQ JU 0°58'44'' 144°58'44''
ME SSX UR -2°16'38'' 27°43'21''
ME SXT PL 2°34'46'' 62°34'46''
ME CNJ QU 0°17'02'' 0°17'02''
ME SQC JU 0°38'34'' 135°38'34''
ME CUA AS -6°27'33'' 83°32'26''
ME SSX MC 1°28'41'' 31°28'41''
VE CUA JU 4°36'00'' 94°36'00''
VE QUC SR 3°30'37'' 153°30'37''
VE SXT NE 0°07'33'' 60°07'33''
VE TRI PL -7°02'29'' 112°57'30''
VE CUA JU -4°44'09'' 85°15'50''
JU TRI UR -2°44'36'' 117°15'23''
JU QUC PL 2°26'28'' 152°26'28''
JU BIQ QU 0°41'41'' 144°41'41''
JU SXT AS 1°26'18'' 61°26'18''
JU OPO MC -3°32'33'' 176°27'26''
SR CUA NE 3°23'03'' 93°23'03''
SR TRI JU 1°13'31'' 121°13'31''
SR OPO AS -6°40'20'' 173°19'39''
SR QUN MC -0°20'47'' 71°39'12''
UR CUA PL 0°18'08'' 90°18'08''
UR SSX QU -2°33'41'' 27°26'18''
UR SXT AS -4°10'55'' 55°49'04''
UR SXT MC -0°47'56'' 59°12'03''
NE CUA AS 3°17'16'' 93°17'16''
PL SXT QU 2°51'49'' 62°51'49''
PL SSX MC 1°06'04'' 31°06'04''
QU SQC JU 0°21'31'' 135°21'31''
QU OPO LI -5°18'54'' 174°41'05''
QU SSX MC 1°45'44'' 31°45'44''
JU CNJ FO 1°59'44'' 1°59'44''
LI SSX NN -2°22'26'' 27°37'33''
LI CUA AS 1°25'42'' 91°25'42''

(Despegue Cuadraturas y Oposiciones).

24-III-2015, a las 10:01


Airbus 24-III-2015 Barna-Dusseldorf

(Despegue Cuadraturas y Oposiciones).

24/03/2015

Barcelona

10:01:00

Los planetas en casas y signos

SO 3°24'13'' AR 17°08'23'' Casa 11
LU 27°30'06'' TA 30°21'17'' Casa 12
ME 17°58'52'' PI 1°43'01'' Casa 11
VE 8°21'36'' TA 11°12'47'' Casa 12
MA 24°33'37'' AR 38°17'47'' Casa 11
JUr 12°57'37'' LE 19°09'53'' Casa 3
SRr 4°50'58'' SA 37°42'09'' Casa 6
UR 15°42'14'' AR 29°26'23'' Casa 11
NE 8°14'02'' PI 21°43'51'' Casa 10
PL 15°24'05'' CA 11°49'55'' Casa 8
QU 18°15'55'' PI 2°00'04'' Casa 11
JU 3°37'27'' LE 9°49'43'' Casa 3
LI 12°57'00'' VI 26°26'50'' Casa 4
NNr 10°34'33'' LI 24°18'43'' Casa 5
NSr 10°34'33'' AR 24°18'43'' Casa 11
FO 5°37'11'' LE 11°49'28'' Casa 3
AS 11°31'18'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 16°30'10'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

SO SCU MC 1°54'03'' 46°54'03''
LU OPO SR -7°20'51'' 172°39'08''
LU SQC PL -2°53'59'' 132°06'00''
ME BIQ JU 0°58'44'' 144°58'44''
ME CNJ QU 0°17'02'' 0°17'02''
ME SQC JU 0°38'34'' 135°38'34''
ME CUA AS -6°27'33'' 83°32'26''
VE CUA JU 4°36'00'' 94°36'00''
VE CUA JU -4°44'09'' 85°15'50''
JU BIQ QU 0°41'41'' 144°41'41''
JU OPO MC -3°32'33'' 176°27'26''
SR CUA NE 3°23'03'' 93°23'03''
SR OPO AS -6°40'20'' 173°19'39''
SR QUN MC -0°20'47'' 71°39'12''
UR CUA PL 0°18'08'' 90°18'08''
NE CUA AS 3°17'16'' 93°17'16''
QU SQC JU 0°21'31'' 135°21'31''
QU OPO LI -5°18'54'' 174°41'05''
JU CNJ FO 1°59'44'' 1°59'44''
LI CUA AS 1°25'42'' 91°25'42''

El avión pasa de 30.000 (9.000 metros) a 6.900 pies (1.800 metros) en apenas nueve minutos.

(Momento gran pérdida de nivel).

24/03/2015

Barcelona

10:45:00

(Pérdida de nivel: Descenso acusado durante 8-9 minutos)

Los planetas en casas y signos

SO 3°26'02'' AR 3°26'59'' Casa 11
LU 27°55'25'' TA 16°09'46'' Casa 12
ME 18°02'01'' PI 20°13'38'' Casa 10
VE 8°23'48'' TA 38°24'45'' Casa 11
MA 24°34'59'' AR 24°35'56'' Casa 11
JUr 12°57'31'' LE 9°16'58'' Casa 3
SRr 4°50'56'' SA 23°05'17'' Casa 6
UR 15°42'20'' AR 15°43'17'' Casa 11
NE 8°14'06'' PI 10°25'43'' Casa 10
PL 15°24'07'' CA 2°05'34'' Casa 8
QU 18°16'01'' PI 20°27'38'' Casa 10
JU 3°37'35'' LE 0°57'02'' Casa 3
LI 12°57'13'' VI 15°08'50'' Casa 4
NNr 10°34'28'' LI 10°35'25'' Casa 5
NSr 10°34'28'' AR 10°35'25'' Casa 11
FO 17°20'49'' LE 13°40'15'' Casa 3
AS 22°51'26'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 27°48'23'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

LU OPO SR -6°55'31'' 173°04'28''
LU SCU UR -2°46'54'' 42°13'05''
LU SQC PL -2°28'41'' 132°31'18''
LU CUA MC 0°07'02'' 90°07'02''
ME BIQ JU 0°55'30'' 144°55'30''
ME CNJ QU 0°14'00'' 0°14'00''
ME SQC JU 0°35'33'' 135°35'33''
ME CUA AS 4°49'24'' 94°49'24''
VE CUA JU 4°33'43'' 94°33'43''
VE CUA JU -4°46'12'' 85°13'47''
VE SCU AS -0°32'21'' 44°27'38''
JU BIQ QU 0°41'30'' 144°41'30''
SR CUA NE 3°23'09'' 93°23'09''
SR CUA MC -7°02'33'' 82°57'26''
UR CUA PL 0°18'13'' 90°18'13''
QU SQC JU 0°21'33'' 135°21'33''
QU OPO LI -5°18'48'' 174°41'11''
QU CUA AS 4°35'24'' 94°35'24''

       Un portavoz de Germanwings ha explicado que a las 10.47 el Airbus —pilotado por un comandante con 10 años de experiencia y 6.000 horas de vuelo—, comenzó a perder altura. Pongo también la gráfica de las 10:47: 


Accidente Airbus 24-III-2015 Barna-Dusseldorf

(2ª hora para Momento gran pérdida de nivel).

24/03/2015

Barcelona

10:47:00

Los planetas en casas y signos

SO 3°26'07'' AR 2°49'30'' Casa 11
LU 27°56'34'' TA 15°32'45'' Casa 12
ME 18°02'10'' PI 19°42'26'' Casa 10
VE 8°23'54'' TA 37°47'16'' Casa 11
MA 24°35'03'' AR 23°58'26'' Casa 11
JUr 12°57'31'' LE 8°49'54'' Casa 3
SRr 4°50'56'' SA 22°27'07'' Casa 6
UR 15°42'20'' AR 15°05'43'' Casa 11
NE 8°14'06'' PI 9°54'23'' Casa 10
PL 15°24'07'' CA 1°39'29'' Casa 8
QU 18°16'02'' PI 19°56'18'' Casa 10
JU 3°37'35'' LE 0°29'58'' Casa 3
LI 12°57'13'' VI 14°37'30'' Casa 4
NNr 10°34'27'' LI 9°57'50'' Casa 5
NSr 10°34'27'' AR 9°57'50'' Casa 11
FO 17°51'08'' LE 13°43'30'' Casa 3
AS 23°20'41'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 28°19'43'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

SO SXT LU -5°29'33'' 54°30'26''
SO TRI SR -1°24'48'' 118°35'11''
SO TRI JU 0°11'28'' 120°11'28''
LU OPO SR -6°54'22'' 173°05'37''
LU SCU UR -2°45'46'' 42°14'13''
LU SQC PL -2°27'32'' 132°32'27''
LU SXT JU 5°41'01'' 65°41'01''
LU CUA MC -0°23'08'' 89°36'51''
ME BIQ JU 0°55'21'' 144°55'21''
ME SSX UR -2°19'49'' 27°40'10''
ME SXT PL 2°38'03'' 62°38'03''
ME CNJ QU 0°13'51'' 0°13'51''
ME SQC JU 0°35'25'' 135°35'25''
ME CUA AS 5°18'31'' 95°18'31''
VE CUA JU 4°33'37'' 94°33'37''
VE QUC SR 3°32'57'' 153°32'57''
VE SXT NE 0°09'47'' 60°09'47''
VE TRI PL -7°00'13'' 112°59'46''
VE CUA JU -4°46'18'' 85°13'41''
VE SCU AS -0°03'12'' 44°56'47''
MA SXT AS -1°14'22'' 58°45'37''
MA SXT MC -3°44'39'' 56°15'20''
JU TRI UR -2°44'48'' 117°15'11''
JU QUC PL 2°26'35'' 152°26'35''
JU BIQ QU 0°41'29'' 144°41'29''
SR CUA NE 3°23'09'' 93°23'09''
SR TRI JU 1°13'20'' 121°13'20''
SR CUA MC -6°31'13'' 83°28'46''
UR CUA PL 0°18'13'' 90°18'13''
UR SSX QU -2°33'41'' 27°26'18''
PL SXT QU 2°51'55'' 62°51'55''
QU SQC JU 0°21'33'' 135°21'33''
QU OPO LI -5°18'48'' 174°41'11''
QU QUC FO -0°24'53'' 149°35'06''
QU CUA AS 5°04'39'' 95°04'39''
LI SSX NN -2°22'45'' 27°37'14''

                          A los pocos minutos se situó a 1.800 metros y a las 10.53 se tuvo el último contacto. 


 ACCIDENTE AIRBUS 24-III-2015 BARNA-DUSSELDORF

Momento de la Desaparición en el Radar


24/03/2015

Barcelona

10:53:00

Los planetas en casas y signos

SO 3°26'22'' AR 0°57'03'' Casa 11
LU 28°00'01'' TA 13°42'35'' Casa 12
ME 18°02'36'' PI 18°08'37'' Casa 10
VE 8°24'12'' TA 35°54'53'' Casa 11
MA 24°35'14'' AR 22°05'56'' Casa 11
JUr 12°57'31'' LE 7°28'34'' Casa 3
SRr 4°50'56'' SA 20°33'30'' Casa 6
UR 15°42'21'' AR 13°13'02'' Casa 11
NE 8°14'06'' PI 8°20'08'' Casa 10
PL 15°24'07'' CA 0°21'29'' Casa 8
QU 18°16'03'' PI 18°22'04'' Casa 10
JU 3°37'36'' LE 18°34'59'' Casa 2
LI 12°57'15'' VI 13°03'16'' Casa 4
NNr 10°34'27'' LI 8°05'08'' Casa 5
NSr 10°34'27'' AR 8°05'08'' Casa 11
FO 19°21'21'' LE 13°52'24'' Casa 3
AS 24°47'42'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 29°53'58'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

SO SXT LU -5°26'21'' 54°33'38''
SO TRI SR -1°24'33'' 118°35'26''
SO TRI JU 0°11'14'' 120°11'14''
LU OPO SR -6°50'54'' 173°09'05''
LU SXT JU 5°37'35'' 65°37'35''
LU CUA MC -1°53'57'' 88°06'02''
ME SSX UR -2°20'14'' 27°39'45''
ME SXT PL 2°38'28'' 62°38'28''
ME CNJ QU 0°13'26'' 0°13'26''
ME CUA AS 6°45'05'' 96°45'05''
VE CUA JU 4°33'18'' 94°33'18''
VE QUC SR 3°33'15'' 153°33'15''
VE SXT NE 0°10'05'' 60°10'05''
VE TRI PL -6°59'55'' 113°00'04''
VE CUA JU -4°46'35'' 85°13'24''
MA SXT AS 0°12'27'' 60°12'27''
MA SXT MC -5°18'44'' 54°41'15''
JU TRI UR -2°44'50'' 117°15'09''
JU QUC PL 2°26'36'' 152°26'36''
SR CUA NE 3°23'10'' 93°23'10''
SR TRI JU 1°13'19'' 121°13'19''
SR CUA MC -4°56'57'' 85°03'02''
UR CUA PL 0°18'14'' 90°18'14''
UR SSX QU -2°33'41'' 27°26'18''
PL SXT QU 2°51'55'' 62°51'55''
QU OPO LI -5°18'47'' 174°41'12''
QU QUC FO 1°05'17'' 151°05'17''
LI SSX NN -2°22'48'' 27°37'11''

       Gráfica del Momento de la Desaparición del Radar

    Cuadraturas y Oposiciones


Accidente Airbus Barna-Dusseldorf

(Momento Desaparición Radar)
Cuadraturas,  Oposiciones, Conjunciones
24/03/2015

Barcelona

10:53:00

Los planetas en casas y signos

SO 3°26'22'' AR 0°57'03'' Casa 11
LU 28°00'01'' TA 13°42'35'' Casa 12
ME 18°02'36'' PI 18°08'37'' Casa 10
VE 8°24'12'' TA 35°54'53'' Casa 11
MA 24°35'14'' AR 22°05'56'' Casa 11
JUr 12°57'31'' LE 7°28'34'' Casa 3
SRr 4°50'56'' SA 20°33'30'' Casa 6
UR 15°42'21'' AR 13°13'02'' Casa 11
NE 8°14'06'' PI 8°20'08'' Casa 10
PL 15°24'07'' CA 0°21'29'' Casa 8
QU 18°16'03'' PI 18°22'04'' Casa 10
JU 3°37'36'' LE 18°34'59'' Casa 2
LI 12°57'15'' VI 13°03'16'' Casa 4
NNr 10°34'27'' LI 8°05'08'' Casa 5
NSr 10°34'27'' AR 8°05'08'' Casa 11
FO 19°21'21'' LE 13°52'24'' Casa 3
AS 24°47'42'' GE 0°00'00'' Casa 1
MC 29°53'58'' AC 0°00'00'' Casa 10


Aspectos

LU OPO SR -6°50'54'' 173°09'05''
LU CUA MC -1°53'57'' 88°06'02''
ME CNJ QU 0°13'26'' 0°13'26''
ME CUA AS 6°45'05'' 96°45'05''
VE CUA JU 4°33'18'' 94°33'18''
VE CUA JU -4°46'35'' 85°13'24''
SR CUA NE 3°23'10'' 93°23'10''
SR CUA MC -4°56'57'' 85°03'02''
UR CUA PL 0°18'14'' 90°18'14''
QU OPO LI -5°18'47'' 174°41'12''

       Un portavoz de la compañía, indica que hay 45 apellidos españoles y cifra en 67 los pasajeros alemanes, entre ellos 16 estudiantes, con dos profesoras,  en viaje de intercambio con familias del Instituto Giola, en Llinars del Vallés (Barcelona). 

      El avión se estrelló contra el pico del Estrop (2.981 metros), que forma parte del macizo montañoso de Trois-Evêchés. Se trata de un lugar de alta montaña,  que se encuentra justo entre dos municipios, Prads-Haute-Bléone, que cuenta con 232 habitantes, y Méolans-Revel, de 337 habitantes. También se encuentra cerca de la estación de esquí de Val D’Allos. Es una zona que no puede alcanzar ningún vehículo por tierra, a la que se puede llegar por helicóptero o caminando a través de la montaña. Pertenece al departamento francés de Alpes de Haute-Provence (su código es 04). La Gendarmería ha acordonado toda la zona del siniestro y ha prohibido el sobrevuelo. 

Tiempo GMT

       Según un relato del diario Le Monde, fue el ingeniero de guardia en la Dirección general de la Aviación Civil (DGAC) el que lanzó la alarma después de perder al avión y de que el aparato no respondiese a numerosas llamadas (un avión debe conectarse de forma regular con tierra). Fue este mismo ingeniero quien constató que el avión perdía altura y se salía de su ruta. "Fue la conjunción entre pérdida de altitud y la ausencia de contacto por radio que condujo al controlador aéreo a lanzar la alarma", agregaron las fuentes citadas por el diario francés.

       En la última hora, se especula con fallos técnicos, como una mala despresurización de la cabina, mal funcionamiento de los radares, problemas en las puertas del tren de aterrizaje...

       Localización exacta del lugar donde se ha estrellado: 44º16’51”N 6º26’21”E: Ver en Google Maps

 Vista aérea de los restos en el lugar donde se ha estrellado el avión, en una zona conocida como Seyne, en los Alpes. 

     "Todavía es muy pronto para emitir ni siquiera una hipótesis (y el Gobierno francés no ha querido descartar ninguna) pero sí se conocen las circunstancias que rodearon el siniestro. Además, una de las cajas negras (que registran todos los datos técnicos del avión y las comunicaciones dentro de la cabina y con el exterior) ha sido ya localizada. El avión no emitió ninguna llamada de emergencia pese a que comenzó a descender a toda velocidad. Según la Dirección General de la Aviación Civil Francesa, en el momento del accidente las condiciones meteorológicas en la zona eran buenas y no había nubes a la altitud de crucero a la que viajaba el avión. El viento tampoco era fuerte y no se habían detectado turbulencias.

Seguirá...

¡Saludos! Maria Ysabel

 

Visitas: 2143

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Maria Ysabél el marzo 14, 2016 a las 11:04am

Informe oficial del accidente del Airbus

A320 de Germanwings

         La Agencia de Investigación de Accidentes Aéreos de Francia, BEA, ha confirmado en su informe final lo que se había avanzado: que el copiloto estrelló de forma deliberada el avión.

Restos del Airbus A320 D-AIPX.

Restos del Airbus A320 D-AIPX.

        La comisión de investigación del accidente del Airbus A320 D-AIPX de Germanwings el 24 de marzo de 2015 en los Alpes franceses ha emitido su informe final, confirmando lo que se sabía desde pocos días después, cuando, tras descargarse el contenido de las grabadoras de parámetros de vuelo y de voces de cabina, y hacerse una primera audición de la segunda, el fiscal francés encargado de la investigación judicial anunció que el copiloto había dirigido conscientemente el avión hacia tierra hasta chocar contra las montañas.

        Desde que ocurrió el accidente, tanto en el informe preliminar, como en informaciones periodísticas se supo que el copiloto sufría problemas mentalesEl informe final dedica gran parte de su extensión a este aspecto: cómo identificar por parte de los médicos, las autoridades, la aerolínea y de la tripulación la incapacitación de un tripulante incluso antes de que aborde el avión. Especialmente sí el piloto ha tenido algún problema mental.

Lee aquí el informe oficial del accidente del Airbus A320 de Germanwings.

                                 Lee aquí el informe oficial del accidente del Airbus A320 de Germanwings.

         Otro de los aspectos en los que se hace especial incapié es la confidencialidad médico paciente, recordando que en muchos países existe la posibilidad de que el médico avise a las autoridades cuando estime que su paciente pueda ser un riesgo para si mismo o para terceros sin que sea considerado un delito de revelación de secretos, o que se limiten las posibles consecuencias legales para los médicos cuando revelen los problemas médicos de su paciente en buena fé para reducir o evitar una amenaza.

Comentario por Maria Ysabél el abril 22, 2015 a las 2:27pm

 Julian García Vara y una visión del Tema Lubitz, con los cronocrátores y los armónicos como telón de fondo. Un párrafo del trabajo:

       El tránsito de Saturno sobre Marte progresado de Lubitz no estaba en su momento álgido el 24 de marzo, sino que fue hacia la segunda semana de febrero cuando la exactitud fue máxima. Parece que lo que dispara la violencia de Marte es la llegada de la Luna por dos vías diferentes: la edad armónica de la conjunción Saturno-Marte y la edad armónica de la conjunción Urano-Marte. Lo vemos en la figura 17>>.

Para leer el trabajo de Julian García Vara:

                                        Click aquí:   =====>> Edad armónica de las conjunciones

Comentario por Maria Ysabél el abril 8, 2015 a las 7:31am

       A rio revuelto ganancias de pescadores, insisto en mis primeros comentarios, no nos enteraremos nunca de lo que ha ocurrido de verdad. Cualquiera opina, cualquiera especula, cualquiera monta el tinglado del siglo a costa de crísis, tragedías y demás despropósitos de nuestra raza de seres humanos. 

       ¿Qué vende más Señor@s? Todo se compra y se vende... ¿quién da más...? ¿quién vota más...? ¿quién saca más...? ...

Comentario por Maria Ysabél el abril 8, 2015 a las 7:26am
Un artículo de opinión muy interesante, publicado en "Rebelión": 
Yo, Andreas Lubitz: la película

De Armando B. Ginés.

       Ahora mismo se está escribiendo el guión de la próxima superproducción de éxito internacional y masivo de Hollywood, incluso no sería de extrañar que algún avisado editor ya hubiese encargado a un escritor famoso de best sellers una trama exuberante basada en el fatal siniestro del Airbus de la compañía Germanwings en los Alpes franceses procedente de Barcelona y estrellado, al parecer, por la voluntad depresiva de su copiloto, Andreas Lubitz. 

       No hay vestigios en la historia de unas cajas negras halladas con tanta premura ni de unas conclusiones tan rápidas y definitivas. El culpable es, sin duda pragmática o filosófica, Andreas, un joven alemán cercano a la treintena anónimo y anodino como la inmensa mayoría de los mortales. Eso sí, según su historial médico, padecía depresión como otras 350 millones de personas en el mundo. Y, además, tenía una exnovia, María W., que rompió relaciones sentimentales con él porque algo raro pero inefable advirtió en su conducta. Es más, Lubitz llegó a confesar ante ella que “todo el mundo sabrá mi nombre y lo recordará”. ¿No estamos ante una idea y una sinopsis cinematográfica sumamente original y altamente morbosa y explosiva? 

Casi todos los medios de comunicación se están apuntando al tremendismo más furibundo y amarillista siguiendo la estela de las emociones fáciles a flor de piel y el relato low cost e inmediato de los hechos sin un análisis previo y mesurado del aluvión de datos que se suceden a velocidad de vértigo desde el acontecimiento mismo que provocó la luctuosa noticia de alcance universal. Todo se ha ido reduciendo a puro sensacionalismo de enviado especial in situ, con regurgitar urgente y automático de nimios y fútiles ítems que nada aportan a la comprensión y estudio profundo del vuelo finalizado a mitad de camino del aeropuerto de Düsseldorf. 

Ya tenemos un culpable: Andreas Lubitz. Un motor de la historia con dilema incluido: ser comandante de Lufthansa para pilotar vuelos de largo recorrido o salir del cruel anonimato de la masa a cualquier precio, vivo o muerto. Un desencadenante invisible: la depresión. Víctimas inocentes: los viajeros y sus compañeros de tripulación. Un amor que termina mal con María W., según el Bild Zeitung. Antagonistas burlados: los psiquiatras y neurólogos de Lufthansa. Ambiente y figuración: el dolor de los familiares y el impacto emocional sobre las gentes corrientes. Todo a punto: ¡acción! 

Un individuo contra el mundo y contra sí mismo suele ser una trama doble (egoísmo irracional terrorista más psicologismo superficial de andar por casa) que engancha a la primera. Mientras Lubitz pasaba a la historia, unas 150 personas eran asesinadas en Kenia en un atentado brutal y la silenciosa guerra de Yemen se cobraba el tributo de más de 500 cadáveres, 74 niños y niñas. 

Kenia y Yemen están muy lejos de las inquietudes empáticas de Occidente y su análisis exhaustivo implicaría conocer razones políticas, motivaciones ideológicas e intereses económicos de las elites transnacionales que es mucho mejor que permanezcan fuera del foco público. Resulta evidente que existen muertes prescindibles y otras que merecen todos los honores y honras fúnebres, al menos de cara a la galería mediática. Una “buena calamidad propia o autóctona (de los nuestros)” siempre alimenta la paz social durante un tiempo más o menos prolongado. 

Más control y mayor incertidumbre

El siniestro del Airbus, por otra parte, permite lanzar a la palestra una consigna muy peligrosa y nociva para las libertades públicas, hay que controlar más al trabajador y la trabajadora, nunca se sabe a ciencia cierta qué puede bullir en su mente y si será capaz en algún instante de pensar por sí mismo tomando derroteros no previstos por la psicología o la psiquiatría convencionales. 

Otra secuela no menos relevante de la catástrofe aérea es abonar una incertidumbre y riesgo añadidos a cualquier actividad cotidiana, introduciendo una desconfianza mutua y radical con el otro semejante: jamás podrá saberse totalmente qué estará pensando mi pareja, mi amistad íntima, mi compañero de trabajo o la vecina del quinto a. De la mano de Lubitz ha visto la luz una nueva tipología de monstruo posmoderno, el terrorista narcisista, aquel que por encima de toda moral o ética quiere “ser alguien superior por encima de la media en el mundo”. Da igual vivirlo en persona como atisbarlo en la posteridad eterna. El caso es que “mi nombre” se transforme en una tendencia tópica viral o un rol dominante o significativo en boca de todos durante algún tiempo o bien pase a los anales de la historia. 

¿De verdad es nuevo el terrorista narcisista en las sociedades posmodernas de la actualidad? Si miramos la publicidad más agresiva de las firmas punteras de la globalidad pujante, la vida gira alrededor de un yo omnipotente que todo lo quiere y debe conseguir ipso facto, comprar o hacer suyo en propiedad absoluta y exclusiva. El narcisismo, pues, es la religión o doctrina latente y consustancial al sistema capitalista. Con las prácticas neoliberales las barreras éticas han cedido terreno en el consumidor: ya no existen impedimentos morales ni buenas conductas a emular en sentido estricto. El icono máximo es el deportista de éxito intrascendente o el político más corrupto y venal o el artista de lo que sea montado en la vulgaridad repetitiva o el don nadie en busca de fama o notoriedad que vende sus vergüenzas como aval de su vacío existencial. 

 El “efecto Lubitz”

Aún no sabemos adonde nos llevará el “efecto Lubitz” ni podemos vislumbrar sus consecuencias en el devenir diario de las sociedades contemporáneas. El “efecto Werther” tras la publicación de la obra homónima de Goethe en el siglo XVIII se tradujo en una ola de suicidios entre la juventud europea, por prestigio o imitación, insospechada y de incidencia bastante acusada. Werther se convirtió en el símbolo del amor no correspondido, si bien tampoco sería aventurado señalar que ese presunto rechazo amoroso no fuera más que un rebote machista al no conquistar la “presa femenina” elegida por su caprichosa voluntad. Todo hace presumir que las frustraciones de Lubitz pudieran ser una respuesta visceral y extrema ante un mundo competitivo y sin alma en el que sus aspiraciones profesionales tenían que enfrentarse a obstáculos insalvables para realizarse plenamente. Quizá con que alguien le hubiera escuchado de verdad sus querencias depresivas se hubieran mitigado considerablemente. 

Werther y Lubitz, aunque de distintas épocas, destapan de alguna manera el tarro de las esencias más bestiales de la idiosincrasia de sus respectivas sociedades. Tanto individualismo hace que el amor propio soslaye la vulnerabilidad particular de origen y crezca por encima de la colaboración mutua y de la cooperación social con el prójimo, familiar, vecino o conciudadano. 

Andreas Lubitz ha sido una víctima de sí mismo y de su ambición desmedida por alcanzar la quimera de un yo incombustible admirado y adorado por su entorno personal. No es un caso aislado ni patológico sino un precipitado singular de un caldo de cultivo social, político e ideológico que propicia personalidades tan solipsistas y destructivas como Lubitz. 

Si creemos inocentemente que Lubitz era una mera excepción malvada de la bondad universal, también lo serían Hitler, Franco, Mussolini o Pinochet y jamás comprenderíamos los procesos históricos ni sus orígenes ni sus secuelas de mayor calado. Las personas nos hacemos dentro de sistemas complejos que configuran nuestros deseos, tics, gestos, costumbres y hábitos culturales. Somos dentro de un conglomerado múltiple, desde el que nos abrimos al mundo con condicionantes muy poderosos que lastran nuestra libertad de elección y alteran nuestras percepciones morales o éticas. 

Por supuesto, existe la responsabilidad personal, pero siempre sujeta a presiones ambientales y culturales muy fuertes, a veces invisibles a simple vista. El “efecto Lubitz” es un viejo fenómeno histórico de nuestras sociedades competitivas y egoístas que anida entre nosotros de forma tímida y escondida constituyendo un elemento más de nuestras actitudes normales y cotidianas. No suele hacer ruido ni despertar especiales sospechas de anomalía grave. De todos se espera que tengamos “sanas ambiciones”, que superemos una dura oposición, que compremos ese automóvil que mejor se aviene con nuestro estatus, que lleguemos a la cima de nuestras potenciales posibilidades marcadas por el grupo o clase social en que nos movemos en el día a día o hemos nacido y vivido habitualmente. El mundo que habitamos excluye las frustraciones como síntoma de un mal oscuro y difuso que tiene su hábitat en la estructura ideológica de la cultura vigente. 

Cuando una frustración contraviene el relato hacia el éxito o la cumbre, el yo entra en crisis y el tratamiento se vuelve inevitable. Hay que convertirse en enfermo mental, suicidarse o caer en el ostracismo de la huida a la marginación social. Lo que el sistema intenta eludir es la terapia común o social por vías políticas. Lo mejor es señalar como culpable al individuo concreto transformándolo en terrorista, asesino, delincuente, asocial contumaz, rebelde irreductible o enfermo mental. De este modo, la estructura hegemónica de dominación resiste los embates políticos de cambio y quedan indemnes o casi intactas las relaciones de poder. 

La enfermedad mental, así a lo bruto, es un artefacto ideológico y un mecanismo de control político fundamental en los sistemas capitalistas en que hoy vivimos. Y la depresión, un factor-mito de envergadura colosal para clasificarnos como discapacitados mentales transitorios que requieren un diagnóstico médico urgente y merecen un tratamiento o procedimiento protocolizado para regresar a la normalidad productiva y rutinaria de la vida diaria. 

Lo dejamos reflejado al principio: según la OMS se estiman en 350 millones de personas afectadas de trastornos depresivos y un millón los individuos que se suicidan para terminar con sus procesos de infelicidad, desesperación, tristeza o pesimismo que asolan sus existencias. Son más proclives a entrar en depresión las mujeres, el doble que los índices para la población masculina. Otra curiosidad estriba en que esta patología es más frecuente en los países ricos que en los pobres, dato que parece indicar que estamos ante un síndrome psiquiátrico o respuesta psicológica directamente relacionados con los estilos de vida exigentes y duros de las sociedades más opulentas. Y la mujer tiene que cumplir unos roles y estándares mucho más agobiantes que los hombres: siempre guapa según las normas que dicta la publicidad, siempre jóvenes para no perder el aura femenino de conveniencia y siempre cumpliendo en simultáneo con sus obligaciones profesionales y sus “deberes” tradicionales de cobertura doméstica y familiar irrenunciable a su condición inalterable de género supeditado al hombre. 

La infelicidad genera beneficios astronómicos

Dos semanas de infelicidad sostenida y de apatía melancólica son suficientes para ser etiquetado oficial y médicamente por un facultativo como enfermo depresivo, aunque en el mundo se considera que el 50 por ciento de pacientes diagnosticados no recibe ningún tratamiento neurológico, psicológico o farmacológico, aunque en nuestro país, siguiendo los datos que hizo públicos la Agencia Española del Medicamento los antidepresivos registraron un espectacular incremento en sus ventas del 200 por ciento entre 2000 y 2013. Para no existir literal y científicamente un tratamiento específico para combatir con eficiencia la depresión no está nada mal los ingentes beneficios que percibe la industria farmacéutica por la infelicidad ajena de decenas de millones de personas atrapadas o ensimismadas en su cárcel existencial. 

Dicen las estadísticas que en la UE se pierden 150 millones de horas de trabajo por causa de la depresión, pero como hemos visto lo que se va por un lado el lobby farmacéutico se lo lleva por otro a sus arcas privadas. 

Muy probablemente Andreas Lubitz era un tipo corriente que pasaría sin pena ni gloria por cualquier evento social de fin de semana o fiesta de guardar. Lubitz quería cumplir sus sueños, como usted y yo, y al ver en el horizonte que sus deseos podrían ser desbaratados por factores e imprevistos no controlables por uno mismo, urdió en su cabeza una fantasía compensadora para equilibrar de algún modo sus frustraciones personales. A él no le bastó con canalizar o sublimar sus males oscuros a través del partido de Champions League de su equipo favorito, de ver películas porno en compañía de los amigotes de toda la vida o luciendo coche nuevo en sus círculos habituales. Aunque desde el Bild Zeitung se asegura que Lubitz había dejado encargados dos Audi días antes del estrellar el Airbus en los Alpes. Otro ingrediente más para especular en una película sobre su vida y crear un suspense especial en el argumento central. 

 El “toque Lubitsch”

El “efecto Lubitz” convive en nuestras proximidades. Se trata de un detonador onanista que jamás podrá saberse a pies juntillas si será activado en algún momento. Ese miedo al otro servirá para que el sistema nos vigile con mayor intensidad y para que todos nos controlemos entre sí como elemento disolvente de una colaboración mutua, sana y fructífera. Contra el “efecto Lubitz” no se nos ocurre mejor antídoto que “el toque Lubitsch”: ganas de vivir, compromiso moral y dosis raudales de fina ironía. Si el cineasta Ernst Lubitsch dirigiera hoy una hipotética película sobre Andreas Lubitz a buen seguro que sacaría a flote toda la morralla mental e ideológica que subyace en el mundo actual. Pero Lubitsch ya no está con nosotros desde hace mucho tiempo en este universo humano de locos que no lo son y de cuerdos extravagantes metidos a prestigiosas labores militares, de policía, de cura, imán o rabino o de presidentes de gobierno. A veces la vida asesina de golpe y porrazo y otras poco a poco, en diferido como diría la señora Cospedal. Y estas últimas nunca se notan lo suficiente para exigir responsabilidades penales a sus autores intelectuales, que casi siempre permanecen en la sombra de la impunidad eterna. 

El ser humano sigue siendo una incógnita en sus fueros más íntimos. Y lo seguirá siendo. Pero las responsabilidades ideológica, cultural social, empresarial y política suelen ponerse a resguardo en nombre de la libertad formal preconizada por el capitalismo. Tal vez Lubitz dejara caer adrede el Airbus en los Alpes, no obstante su “libertad individual” se ha ido haciendo en un contexto histórico determinado. Sin ese contexto, todo es pura espontaneidad y casualidad sin objeto. Eso es lo que quieren que no se investigue y zanjar ya el asunto las autoridades políticas, los jerarcas empresariales y los gurús de la globalidad triunfante. Con un culpable en la mochila mediática es más que suficiente. Y a volar que la vida son dos días. En low cost, mejor que mejor. 

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Comentario por Maria Ysabél el abril 5, 2015 a las 11:10am

       De la página "Cadencias Microcósmicas", un análisis muy interesante del Accidente y demás colaterales: 

                                                       Cadencias microcósmicas

       Les pongo los últimos links, para los "investigadores": 

Andreas Lubitz maniobró para que el avión se estellara más rápido

Lufthansa nunca informó a las autoridades de vuelo alemanas del trastorno de Lubitz
“El gritaba '¡nos caemos!'”
En la casa de Andreas Lubitz, de 28 años, copiloto del avión de Germanwings que cayó el 24 de marzo, los investigadores encontraron los restos de ...
Lufthansa lucha por su estabilidad
El 24 de marzo pasado, Andreas Lubitz, un joven copiloto de 27 años encerrado en la cabina de un Airbus A320 de Germanwings, una filial de bajo ...

Comentario por Maria Ysabél el abril 4, 2015 a las 11:25am

 Entre los 10..., 12 artículos que he leído hoy sobre el tema, aquí les pongo  un montón de direcciones -para los que gusten de investigar más a fondo-, y este artículo del País, que me ha dejado muy, pero que muy pensativa...


Andreas Lubitz y el rebrote del odio a la enfermedad mental
El caso de Andreas Lubitz, el copiloto con enfermedad mental que provocó el accidente de avión que el pasado martes provocó la muerte de 150 ...
Andreas Lubitz, un asesino despiadado
Andreas Lubitz estrelló el avión acelerando contra la montaña después de haber alcanzado la altura necesaria para que el choque fuera inevitable.
Lubitz accionó varias veces los mandos para que el avión descendiera más ...
La "primera lectura" del FDR muestra que "el piloto en cabina" --el copiloto Andreas Lubitz-- "utiliza el piloto automático" para hacer que la aeronave ...
20minutos.es
Alemania revisará el cierre de puertas en cabinas de vuelo y los ex...
... apuntan a que el copiloto, Andreas Lubitz, bloqueó la puerta por dentro al quedarse solo en la cabina, en ausencia del capitán, y luego impidió que ...
La segunda caja negra confirma que Andreas Lubitz estrelló de forma voluntaria el avión
La caja negra encontrada este jueves entre el amasijo de restos del avión de Germanwings que se estrelló en Los Alpes franceses el 24 de marzo ha ...
El Periódico
"La segunda caja negra señala también a Lubitz", en la portada de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA
La portada de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA destaca que la segunda caja negra del avión de Germanwings confirma que Andreas Lubitz estrelló ...
CVR y FDR, la confirmación de que Lubitz sólo buscó la muerte y la destrucción
El copiloto Andreas Lubitz quiso estrellar, y a la máxima velocidad posible, el avión de Germanwings en los Alpes franceses el pasado 
Caja negra: aceptemos que, en la mente de Lubitz, no hay nada inexplicable
Artículo de hoy 4-Marzo-2015 de Walter Oppenheimer, en el País: 

Andreas Lubitz y el efecto Lucifer

La capacidad humana de comportarse de forma irracional,

de saltar del bien al mal, se da mucho.

Imagen del experimento de Philip Zimbardo en la Universidad de Stanford, en 1971,

sobre el efecto Lucifer y el poder de las circunstancias.

Mohamed Nisham, un hombre de negocios de Thrissur, en el Estado de Kerala (sudoeste de India), se hizo rico con el tabaco y los inmuebles. Tiene 38 años y 18 coches, incluidas marcas como Aston Martin, Bentley, Lamborghini, Rolls-Royce, Jaguar, Ferrari, Audi… Tiene también un Hummer SUV. Ese es el coche que conducía en la madrugada del 29 de enero al llegar a su casa, en el complejo residencial Sobha City. Con ese coche persiguió y atropelló deliberadamente a K. Chandrabose, de 47 años, que estaba esa noche de guardia a la entrada de la urbanización.

Nisham le atropelló porque llevaba ya un par de minutos esperando a que le abriera. Luego, cargó al vigilante en la parte trasera del Hummer, se lo llevó al aparcamiento de la urbanización, le pegó una paliza brutal y le dejó moribundo. Chandrabose acabó muriendo dos semanas después.

El muy rico Mohamed Nisham está ahora en prisión preventiva. No había sido así en una docena de casos anteriores, incluidos una presunta violación, conducir ebrio, suministrar la cocaína consumida en un fiestorro o colgar en Internet imágenes de su vástago de nueve años conduciendo el Ferrari o un Range Rover con su hermanito de cuatro años de copiloto. Es posible que esa impunidad, ganada seguramente a golpes de soborno, le hubiera hecho creer que estaba por encima del bien y del mal. Que podía hacer lo que quisiera. Incluso matar a un pobre hombre por hacerle esperar un par de minutos.

Un sentimiento de poder absoluto que probablemente también tenía Cho Hyun Ah, la hija del presidente de Korean Air y ella misma vicepresidenta de la compañía, cuando en diciembre pasado impidió la salida del Jumbo en el que iba a volar de Nueva York a Seúl y que estaba ya camino de la pista de despegue. ¿Había detectado Cho un paquete sospechoso o alguna otra cosa que le hacía pensar que peligraba la seguridad de los pasajeros? No. El problema es que le habían servido unos frutos secos dentro de su estuche en lugar de depositarlos directamente en un plato. Heather Cho, como también se la conoce, obligó al capitán a volver y exigió que desembarcara la sobrecargo que le había servido aquellas nueces de Macadamia. Antes de que bajara, la humilló insultándola y obligándola a arrodillarse. Un tribunal de Seúl ha condenado a Cho a un año de prisión por infringir las leyes de seguridad aérea.

Los abusos de poder no siempre están tan a la vista. A finales de febrero, una mujer de 44 años, Law Wan Tung, fue condenada en Hong Kong a seis años de cárcel por maltratar durante seis meses a su empleada doméstica, una muchacha indonesia de 23 años, Erwiana Sulityaninsih. La joven no solo no cobraba por su trabajo sino que recibía palizas y malos tratos, sólo podía utilizar el cuarto de baño dos veces al día y su dieta diaria era pan, arroz y medio litro de agua. Cuando la señora la pilló un día consumiendo comida de la familia, le rompió varios dientes a golpes.

Hace tan solo unos días, en la Audiencia de Sevilla, un jurado ha declarado culpables a dos jóvenes a los que la fiscalía había acusado de matar en Utrera en junio de 2013 a un indigente a pedradas y a palos “por diversión”. Le rompieron tres dientes, le fracturaron seis costillas, le provocaron una herida en el abdomen por la que perdió un litro de sangre. En una palabra, le “reventaron”, según presumían ellos mismos por el pueblo.

¿Qué nos impulsa a cometer todos esos actos de violencia, tan distintos entre sí pero con un denominador común: una persona aparentemente normal que se siente fuerte y ataca sin apenas motivo a otra que le parece más débil? Quizás sea consecuencia de lo que el psicólogo estadounidense Philip Zimbardo definió como “el efecto Lucifer”: la capacidad que tiene el ser humano de comportarse de forma irracional, de pasar del bien al mal.

Zimbardo llevó a cabo en 1971 un polémico experimento en la Universidad de Stanford, en California. Recreó en un sótano una prisión de ficción en la que un grupo de voluntarios ejercía el papel de guardianes y otro grupo ejercía el papel de reos. Los voluntarios sabían que iban a participar en un estudio pero no tenían conocimiento de los detalles, por lo que los reos no sabían muy bien qué pasaba. El experimento tenía que haber durado dos semanas pero se suspendió al cabo de seis días porque los supuestos guardianes, amparados en su autoridad, acabaron abusando de los presos y aterrorizándoles. Estos, salvo excepciones, aceptaron someterse a ese poder. El propio Zimbardo se involucró tanto en el experimento que no se daba cuenta de lo que estaba ocurriendo. Se lo hicieron ver algunos colegas que visitaron la cárcel de ficción.

Los hombres que cometieron esos excesos en su papel de guardianes no entendían qué les había llevado a comportarse de esa manera, a abusar de su posición dominante. Igual que abusaron de su poder el rico hombre de negocios de Kerala, la ejecutiva de Korean Air, el ama de casa de Hong Kong o los dos jóvenes de Utrera.

Quién sabe, quizás al copiloto Andreas Lubitz le ocurrió lo mismo. Podía haberse quitado la vida sin molestar a nadie, pero tenía el inmenso poder de estrellar el avión de Germanwings contra los Alpes y llevarse consigo un centenar y medio de vidas. Y lo aprovechó. La diferencia entre este Lucifer y los de Stanford es que los pasajeros del avión no tuvieron oportunidad ni de someterse a su poder absoluto ni de rebelarse contra él.

Comentario por Maria Ysabél el abril 3, 2015 a las 12:05pm

     Resúmen de Noticias a 3-4-2015. Pongo todos los links, por si quieren investigar personalmente... Como dije al principio, nos enteraremos de lo que los interesados y responsables últimos de la situación quieran que nos enteremos. 

Bloque Internacional: Andreas Lubitz negó a sus médicos que seguía trabajando

Bloque Internacional: Andreas Lubitz negó a sus médicos que seguía trabajando. Según publica hoy Bild, el copiloto le habría asegurado a los ...
Andreas Lubitz buscó en internet datos sobre sobre suicidio y puertas de cabina
En una tableta incautada durante el registro de uno de los domicilios del copilotoAndreas Lubitz, los investigadores pudieron acceder a las ...
Andreas Lubitz investigó metodos suicidas
Lubitz se “informó sobre maneras de suicidarse” así como sobre “las puertas de cabina de mando y sus medidas de seguridad”, señaló en un ...
Andreas Lubitz mintió a los doctores que le trataban por sus problemas psíquicos
Andreas Lubitz mintió a los doctores que le trataban asegurando que tomaba medicamentos contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico ...
Andreas Lubitz tomaba antidepresivos y tranquilizantes contra la ansiedad y los a...
BERLIN.- Siguen surgiendo novedades sobre el estado de salud de Andreas Lubitz, el copiloto de Germanwings que hace nueva días habría ...
Andreas Lubitz buscó en Internet información sobre suicidios y la puerta de la ca...
BERLÍN.- Andreas Lubitz , el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses hace nueve días, había buscado por Internet ...
Comentario por Maria Ysabél el marzo 30, 2015 a las 3:53am

Ultimo Resúmen 30 Marzo 2015:  A lo que parece y dejan entreveer... (creánselo Vds., con las debidas precauciones y teniendo en cuenta que detrás están las aseguradoras y la Cía Aeréa...): 

Lubitz ocultó sus problemas psicológicos, pero sabía que descubrirían los de visión.
- Estaba buscando un tratamiento para la vista, según 'The New York Times', mientras que 'Bild' apunta a un desprendimiento de retina. Este problema le habría sido imposible ocultarlo en la prueba que tenía en junio, y habría supuesto el fin de su carrera como piloto.

- Lufthansa, dice no tener constancia de los problemas físicos de Lubitz. Según 'Die Welt', la policía alemana halló en su casa medicamentos para tratar un grave trastorno 'psicosomático'. Según 'Bild', los policías encontraron en su domicilio psicofármacos sin abrir, lo cual apunta a que Lubitz pudo haber dejado de medicarse.

- Una exnovia de Lubitz revela que éste le dijo que "todos van a saber mi nombre y recordarlo".

- Lubitz estaba de baja médica y lo ocultó, según la fiscalía alemana.

       Estas son las últimas "contraseñas" que quieren que nos creamos. Personalmente pienso que nunca vamos a saber "la verdad" de la cuestión. Quizá l@s muy afinad@s, psíquic@s e intuitiv@s puedan dar con algún punto crucial de la cuestión..., lo demás pura cortina de humo neptuniana. 

Comentario por Maria Ysabél el marzo 29, 2015 a las 12:11pm

       A tu disposición mi Amiga. Estoy leyendo artículos de todas clases, con información tan variopinta como contradictoria..., desde luego que la energía de Neptuno campea a sus anchas..., aunque emitan un comunicado "oficial"..., veremos a ver... 

       Igual la Providencia quiere y se nos aparece alguien con una partida de nacimiento del registro civil...

Comentario por Mercedes Foronda el marzo 29, 2015 a las 11:59am

¿Puedo copiar este estudio /blog tan interesante a nivel astrológico/práctico en mi página/dual?

gracias

mercedes

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio