mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LOS CICLOS PLANETARIOS.

 

La Precesión de los Equinoccios ha venido confundiéndose desde la Edad Media con  el Gran Año Platónico, según el cual, todos los planetas conocidos hasta Saturno conjuntaban en el  Signo Cardinal, de Aries con un sínodo de 36000 años.

         Es decir, en los sínodos que realizan los planetas colectivos Saturno, Urano, Neptuno y Plutón  (Saturno es el Jano Griego de las dos Puertas: la del umbral de los planetas personales Sol, Mercurio, Venus, La Luna, Marte y Júpiter, que conecta  a su vez con el umbral  de Urano, Neptuno y Plutón, -pues sin la acción de Saturno nada colectivo, ni social, ni político, ni civilizatorio podría plasmarse- van formando 10 ciclos fundamentales, combinados en sus respectivas relaciones d

           Como decíamos antes, estos tránsitos o sínodos llamado Gran Año Platónico forman junto al conjunto de las Doce Eras - precesión de los equinoccios, 25920 - el Gran Reloj Cósmico en el cual, el  conjunto de Eras  representan las Horas impregnando con sus energías estelares sobre los arquetipos del Signo del Zodíaco (arquetipos del regente planetario de laTierra ); mientras que las manecillas del reloj son los aspectos planetarios que impregnan con sus propios arquetipos celestes del Sistema Solar a la Tierra, dicho de otro modo: tanto las Estrellas (Precesión y destino del Hombre Celeste conformado en el devenir de la Historia); como los Regentes planetarios (conciencia del Logos Solar)  impregnan con sus Arquetipos la evolución en la Tierra, y sobre todo en su máximo acreedor que es el Hombre.

 

Vamos a hacer un pequeño análisis de los ciclos más importantes que están condicionando actualmente la Historia, pero recordemos que me avengo a la hipótesis evolutiva siguiente: primero que los grandes períodos,  edades o yugas, son el resultado de la combinación del movimiento de la Tierra de la Precesión de los Equinoccios con sus diferentes múltiplos y submúltiplos, y de los ciclos planetarios; de cuya mezcla se componen la tradición de la Edad del Kali- Yuga o Edad de Hierro: es decir que este simbolismo de las Edades del Hombre, o etapas -según la mitología clásica- por las que ha pasado la humanidad, ha alcanzado la etapa de una sociedad extremadamente materializada.

Porque en nuestra sociedad científica e histórica,  ya no gobiernan como en la proto y pre-historia, ni los dioses (edad de oro-Cronos-Saturno); ni los semidioses (edad de Plata- Zeus-Júpiter, el que regiría la actual raza indoeuropea, estableciendo el orden de la actual civilización), (la de Bronce se habría aniquilado ella misma, por su violencia con armas de guerra; ni los héroes,  sino por la Edad de Hierro (en Grecia en el tiempo de Homero y de Hesíodo fue la Edad Obscura), los  dragones y demás monstruos similares (cada una de las edades que le sucede son una corrupción de la anterior); y de la cual ya han transcurrido 5000 años, entrando en acción a la mitad de la Era de Tauro, y que estamos  tocando fondo desde el año dos mil.

Esta  etapa me propongo pararme a analizar, y ver hasta dónde nos conduce, algo que nos dan más indicaciones las Eras, pues estamos terminando la Era de Piscis y se intercepta con la de Acuario (los últimos signos del Zodíaco indicadores de la expansión colectiva de la humanidad, con grandes alteraciones de los valores de las Edades de Oro, Plata, Cobre, produciéndose grandes desórdenes respecto a las leyes cósmicas (el Dharman hindú) y terrestres (el dharma) por causa del hombre -hay quienes creen en otro tipo de entidades que distraen y provocan al hombre, de forma semejante a como éste lo hace con su reino inferior los animales. Además, debe considerarse muy importante la Carta Astral del Año dos mil, tan importante por iniciarse en este año, un nuevo siglo, pero también un nuevo milenio, sobre la cual transitan los planetas. Segundo, los ciclos planetarios siguen el Sendero (circuitos) o Karma trazado por la Ley (Dharma), por lo tanto observamos cómo las diferentes posiciones de los encuentros entre los regentes planetarios van motivando la forma de realizarse todo cuanto nos indiquen los anteriores: que el materialismo prima en la sociedad es fácil seguir las conjunciones de los grandes ciclos en signos del Elemento Tierra en los últimos 200 años, y lo que quisisera mostrar en este breve trabajo es cómo en este materialismo, desde el inicio del año dos mil, con el nuevo siglo y milenio, los indicadores de los ciclos planetarios en signos de las Tres Cualidades: Fija, Mutable y Cardinal – por este orden- en su fases bien de Te cuadrada, pero todos pasando fundamentamente por la Cruz Cósmica, han desencadenado la crisis actual portadora de renovaciones (siempre dentro de un sistema materialista).

Los Planetas ingresando en los últimos signos colectivos y más mundiales por antonomasia, como ha sido el caso  de la década de los noventa, han transitado todos los planetas transaturninos por los últimos signos, influyendo este proceso en la universalidad de la civilización occidental, erigiéndosen los EE.UU. como el Imperator dominante de nuestra época.

         Así es, desde 1984, ingresando Plutón en Escorpio, Saturno, Marte; Venus, Júpiter, Urano, Neptuno el Nodo Sur, Mercurio en Sagitario, se inician unas décadas, en las cuales los Planetas colectivos se hallan en los últimos signos del Zodíaco: en 1989 ingresan Saturno, Urano y Neptuno produciéndose la tripe conjunción en Capricornio, siguiendo esta aglomeración en Capricornio hasta el 1994 con una gran doriforia el 11 de enero de: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Urano, Neptuno. Júpiter ya ha dado casi la vuelta al Zodíaco y se halla con Plutón en Escorpio, Saturno en Acuario. En Enero de 1995 encontramos el ingreso Plutón en Sagitario, junto con Venus y Júpiter, El Sol, en Capricornio, Mercurio en Acuario, Saturno en Piscis. En Enero de 1998 encontramos en Acuario a la conjunción separativa de Urano y Neptuno  junto a Venus, Júpiter, al final del mes, Marte y Júpiter entran en Piscis, y el Sol en Acuario. Y hasta el 2003 sigue en enero, la concentración de Planetas en  Acuario, entrando Urano ya en Piscis. La concentración en Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis, los últimos signos del Zodíaco durante los inviernos siguen con doriforias, con la mayoría de los planetas, especialmente en Sagitario y Acuario y Piscis hasta 2007. En 2008 sale Plutón de Sagitario, e ingresa en Capricornio, de manera que se desplaza de Sagitario a Capricornio, sigue Acuario y Piscis. En febrero del 2009 se concentran Marte, Júpiter, Urano, Neptuno, Plutón, Sol, Mercurio y Luna en el sector de Capricornio, Acuario y Piscis. Siempre, mirando enero y febrero de estos años, nos encontramos que en 2010 encontramos otra concentración parecida.

Cambiando finalmente esa concentración en Signos colectivos en 2011 ingresando en Aries: el 12 de marzo Urano en Aries, el 22 de enero Júpiter en Aries, y concentrándose en Aries en el Equinoccio o ingreso solar con el Sol y Mercurio, en Abril, entra Marte y la Luna, conjuntando Sol y Luna con Júpiter,  produciéndose  la gran concentración en Aries, que inaugura iniciativas nuevas, aunque con Saturno en el Signo equinocial opuesto de Libra, Plutón en el Signo solsticial de Capricornio, teniéndo éste, el vértice del Triángulo,  y concentrándosen ocho planetas en esta TE cuadrada, menos dos, Venus y Neptuno en Piscis, indican los cambios producidos por Plutón en Capricornio, que atenta directamente a todas las estructuras de la sociedad y del Estado, primando como estamos viendo la precariedad de los cambios financieron que están haciendo temblar a todas las instituciones, y con todos esos planetas en Aries al individuo como tal, quedando los pueblos (Cáncer sin planetas), desguarecidos y descalabrados, ante los desmanes de las autoridades financieras.

         La interpretación de dichas concentraciones en los últimos signos del Zodíaco, es fácil interpretarla en el presente, una vez vivida, pero insistimos –dada la carencia propagandística que el colectivo de astrólogos ha realizado al respecto- en que se realizó con muchos años de antelación, y de ello tenemos algunas muestras publicadas. No hay nada más que apreciar la “globalización” y universalización de nuestra cultura en todas sus áreas, provocando grandes éxodos, teniendo como resultado, mezclas de pueblos, de razas, de sexos, de políticas y de culturas en todo el orbe.

 En las configuraciones de los arquetipos de los regentes planetarios, -los dioses estelares antiguos- por orden de mayor a menor distancia al Sol, hemos de considerar en primer lugar la configuración de Neptuno y Plutón, la conjunción de Neptuno-Urano, a su vez la configuración de la triple conjunción de Urano, Neptuno y Plutón, las conjunciones de Urano y Saturno con Plutón, de Saturno con Urano, y con Neptuno,, y por último las clásicas de Saturno-Júpiter. Como esta labor de investigación es propia de un libro, para este trabajo, lo simplificamos  todo cuanto esté a mi alcance de síntesis. 

 

PLUTON

 

Introducción. Es importante resaltar la fuerza destructiva  de Plutón  desde los años 30, coincidiendo con su descubrimiento: las oligarquías financieras y su poder plutocrático sobre los pueblos y las naciones se ha hecho notar exacerbando el capitalismo liberal y los socialismos comunistas y fascistas, generando la segunda guerra mundial, y la guerra fría después, así como la demolición posterior en la década de los noventa, del materialismo comunista que se desarrolló durante el siglo; su influencia de poder curiosamente desde 1993 hasta 1999  que estuvo su órbita por delante de la de Neptuno,  en su mayor cercanía al Sol y a nuestro planeta,  aceleró el proceso de destrucción de los arquetipos piscicos con una fuerza destructiva muy poderosa. A ello se suma una gran concentración del índice cíclico y doriforias, de los planetas en los últimos signos del Zodíaco a partir del los últimos 20 años del Siglo XX.

Esta influencia ejerce una tiranía plutocrática sobre las poblaciones provocando al mismo tiempo  una incitación a la rebeldía a toda la autoridad, orden, o principios éticos, de manera que las instituciones u organismos  que se han establecido durante todo el siglo XX, tienen el matiz de entidades mafiosas, que todo lo confiscan, saquean, someten,  induciendo a la especulación financiera que hurta la voluntad de los pueblos  y se les incita a la avaricia,  a la división, a la guerra. Imperan  y dominan los dos sistemas económicos prepotentes, viles, codiciosos: el capitalismo desacerbado y el socialismo leninista (según Barbault, Urano y Saturno representa a Occidente con el sistema capitalista; y  Urano y Neptuno representan a Oriente con el sistema socialista leninista). Pero es indudable la influencia de Plutón dominando al resto de los planetas colectivos, dirigiendo la destrucción,  cuando  se halla la civilización en lo más bajo del Kali Yuga. De manera que actualmente el sistema materialista con sus poderes mafiosos alimentándose de todo tipo de redes  de prostitución, pornografía, narcotráfico de drogas, de armas, fundamentalmente mediante el terrorismo, las guerras y todo tipo de violencia, la propaganda especialmente a través del cine o valiéndose de las organizaciones e instituciones legales que se lucran e insurpan  los principios religiosos, filosóficos o científicos por los que una sociedad sana debe regirse. Han huído Aidós y Némesis al Olimpo, pues eran quienes cuidadaban del orden de las diferentes razas, al no encontrar hombres justos y amantes de la verdad, y al abandonar a los hombres, el desquicimiento es aún mayor, pues ha degenerado en todo tipo de conflictos, aún cuando los organismos internacionacionales hayan instituido mundialmente las libertades e igualdad, eliminando las diferencias de sexo, de religión, de raza, de ideologías.. 

Como veremos, los aspectos actuales de Plutón con los demás planetas colectivos: Neptuno, Urano, Saturno y Júpiter ponen en evidencia el deterioro de la otra cara del materialismo mencionado, del capitalismo que Occidente ha extendido a todo el orbe, quedando así, el final de la Era de Piscis a expensas del caos primordial, con cuya crisis dio comienzo el Siglo y el nuevo Milenio. 

 

La Triple conjuncion Urano-Neptuno-Plutón

 

El telón de fondo de estos planetas sobre la actividad humana es fundamental, de ahí que los sínodos de Neptuno-Plutón (497años) sean tan importantes. Ambos conjuntaron junto a Urano en el -574 a.d.c. con un orbe de 12 grados en Tauro. Dicho de otra manera, es la segunda conjunción de Urano –Neptuno, que se inauguró en -750 en Aries, en este caso se produjo en el 578 a.d.c. en el grado 13 Neptuno, Urano en el 21, a los que se suma  Plutón en el 25 de Tauro. Coincide cuando la Era de Aries inaugura el sistema organizativo de la civilización indoeuropea en la cuna del Mediterráneo, que se expandirá en la Era de Piscis en forma de Imperio. La siguiente conjunción triple no llegará hasta

La posible conjunción triple en Géminis no llega a producirse, pasa rondando Urano 2868 exacta de Neptuno-Plutón en el grado 16 el día 5 de junio, Saturno se halla en Piscis en el tercer decanato. En 2863 conjuntan Urano y Plutón en Géminis en el primer decanato mientras Neptuno se halla en el anterior  signo de Tauro.

         

Plutón con Neptuno: 

 

La conjunción de Neptuno y Plutón en el 1892 partil en Géminis, con Urano en Libra y Saturno en Leo, Júpiter en Sagitario, es el actual ciclo,  cuyo periplo actual se halla en sextil; en el 2053 empieza la cuadratura de Neptuno y Plutón; a partir de 2135 oposición: es aquí donde la crisis espiritual experimentará su peor momento. En la siguiente conjunción de Plutón-Neptuno la decadencia mencionada más arriba del final de los arquetipos píscicos  no será superada, pues la conjunción partil (exacta) es el 2385 a la que se une Saturno, produciéndose una triple conjunción, estando Saturno en trígono con Júpiter en Libra; en este caso, Urano se halla en Virgo cuadrando a la conjunción exacta de Neptuno-Plutón en Géminis.  En esta última fecha, todavía los gobiernos y el nuevo sistema acuariano, no han cuajado, y se siguen produciendo fuertes revoluciones; sin embargo, en la segunda fecha, ya la Era de Acuario empieza a fijar sus valores, y los tiempos cambian radicalmente, construyendo nuevos sistemas de gobierno y de sociedad abierta. Será en 2879 un momento especial de la Era de Acuario es la conjunción exacta de  Plutón y Neptuno en Geminis con Júpiter: forma Saturno en Aries; y Urano en Leo. Todos los planetas bien aspectados coreando la entrada del dominio único sin mezclas de la Era de Acuario.

 

En 1881 alcanza el signo de Tauro, la conjunción de Saturno y Júpiter, en el  signo de conjuncion en el que aún permanecen  Neptuno y Plutón. También e la conjunción de Júpiter-Saturno, con Neptuno y Plutón.  El 4 de julio se encontraban también el otro binomio personal de Venus-Marte. Tres binomios en signo de Tierra. En 1883 se produce la conjunción  de Saturno, Neptuno-Plutón en los últimos grados de Tauro, situandose Capricornio entre ambos, con orbe de 9 grados entre Neptuno y Plutón.      

 

Plutón con Urano: La actual conjunción, fue en  octubre 1965 en Virg. La próxima será  el 2104 en Tauro con Neptuno en Virgo, lo que indica todavía la primacía del materialismo y el desmantelamiento de los sistemas reinantes, puesto que Saturno conjunto a Marte,  se halla en Sagitario, y Júpiter en Acuario. El cambio radical se producirá en la siguiente conjunción en 2221 en Libra en el primer decanato, trígono a Neptuno, con Saturno otra vez en los primeros grados de Sagitario. Hasta  2019 Urano-Aries y Plutón-Capricornio continúan en cuadratura, luego siguen en Acuario y Tauro hasta 2025 poniendo en evidencia la crisis del sistema capitalista hasta esta fecha puesto que como ya he dicho en otro capítulo, dichos aspectos de Urano y Pluton afectan a EE.UU. en su carta fundacional de la Nación.

 

Plutón con Saturno, de 33 años, señala periodos de estabilización y estructuración. En el siglo XX se han producido tres conjunciones  de Saturno-Plutón, una cuando la Primera Guerra Mundial 1915-1917. La segunda, al finalizar la Segunda Guerra Mundial 1946-1948, tras la cuadratura  de 1939, Y se produjo una tercera conjunción, entre 1982-1984 fecha en la que se pronosticó un cambio en el orden político con incluso peligro de una nueva guerra mundial. La conjunción con Plutón se produjo en Libra en el grado 27, en 1982 (en España coincide el regreso de los socialistas con el Felipismo al poder, después de 50 años). La Revolución rusa nació con dicha conjunción y se desarrolló como potencia mundial durante la segunda conjunción. Durante la cuadratura de la Tercera, se ha destruído interiormente, por dentro; (nota: “cuando llegue la oposición, lo harán los enemigos desde afuera”, -esta predicción la hize yo hace años, y así ha ocurrido), exacerbándosen los nacionalismos, los procesos  de descolonización, revoluciones o insurrecciones por todos los países que fueron satélites de la Unión Soviética. En el sistema capitalista, está vinculado al sistema financiero, produciéndosen en estos momentos en los que se escribe este texto, la fase de cuadratura Saturno en Libra, Plutón en Capricornio, e interviniendo Urano en Aries, - y está considerado el ciclo Saturno-Urano como influyente en EEUU-, produciéndose tal crisis que todo el sistema se hace añicos.

La siguiente se producirá  en enero del 2020 en Capricornio,  hasta la cual no dejará de fluir todo cuanto se inició en 1982, en la cual se producirá la conjunción menor de Júpiter-Saturno en Diciembre. De manera que toda la desintegración del sistema gubernativo, ideológico, económico al que estamos asistiendo no conseguirá ya remontar realmente hasta la nueva conjunción en el 2020, pero en este caso el materialismo, y por tanto, el sistema financiero, seguirá primando puesto que se produce en Capricornio, Neptuno se halla en Piscis, y Urano en Tauro renovando el actual sistema financiero. Aquí  sólo se harán reformas financieras, pero para que se produzca un cambio más radical, habrá que esperar a la siguiente conjunción: en Libra y trígono a Plutón en Acuario, pero en general tampoco augura cambios de construcción auténticos, puesto que ha por entonces, habrá comenzado la cuadratura de Neptuno y de Plutón.      

Plutón con Júpiter, ciclo de unos 12 años. Plutón-Júpiter: 12 años. 2007 Sagitario- 2020 en Capricornio conjunto con Saturno. El último ingreso fue en 2007 en  28º de Sagitario. La próxima será el 2020 en Capricornio, y hará conjunción aplicativa con Saturno en los últimos grados, y partil en 1º de Acuario. 

 

La conjunción Urano-Neptuno

 

El ciclo de Urano y Neptuno lo han estudiado los astrólogos dedicados  a la Astrología mundial, en los últimos años. El librito de José Luis S.M. de Pablos: Urano-Neptuno: un reloj astrohistórico, compendia la serie de conjunciones: Se trata de conjunciones que se producen cada 171 años, completando una vuelta al  Zodíaco  de 22 conjunciones que abarcan 3600 años. Este ciclo se considera como gran constructor e inspirador de eventos fundamentales de la civilización,  produciéndose las dos últimas conjunciones en el Signo de Capricornio, en 1821 (los colonialismos, y la independencia de la América latina) y en 1993, (El Tratado de Mastrich) sínodo éste mediante el cual se inserta la actual energía hasta el próximo ciclo de 171 años, cuando por fin dicha conjunción se produzca en Acuario a partir del  2163

Además como esta conjunción se produce en signos de Tierra actualmente,  sería relevante considerar el predominio de este elemento en los últimos sínodos de los planetas, y ver el cambio de elemento que pueda producirse.

En el engarce del Gran Ciclo de Urano y Neptuno se hallan todas las posiciones planetarias que hemos mencionado incluida a la conjunción de Júpiter y Saturno, cuyo duplo  rige la política europea, sin dejar de mencionar que Urano-Saturno rige la política Estadounidense; Neptuno- Saturno a la desaparecida URRSS, Plutón-Júpiter Israel, Plutón- Saturno China. Todos los planetas colectivos: Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón entran a formar parte de estos aspectos de Cruz y conjunciones respectivas, de forma muy marcada, en conflicto (cuadraturas) de Júpiter con Saturno;  Saturno con Urano y Neptuno. 

Así pues, el ciclo de Urano–Neptuno dura desde 1821 en Capricornio hasta 2169 en Acuario. Según J.L.P. la conjunción de Urano y Neptuno  en Capricornio  señala la Edad Contemporánea (1795-2.115). Fue muy importante en 1774 cuando Saturno, Urano y Neptuno formaron trígono del 1 de enero de 1774, en signos de Tierra: Urano  en  24 grados de Tauro, Saturno y Neptuno en 26 y 20 grados de Virgo, y plutón en 22 de Capricornio. Dos años después se produjo la independencia de EE.UU. el expansor del materialismo capitalista. 

Efectivamente, a partir de 1989, los enfrentamientos polarizados de de Socialismos-comunismos de Oriente y el capitalismo de Occidente, que se sufrieron en el Siglo XX, se mezclan, se sumergen en el caos, y se disuelven tal y como habían operado durante el siglo.

No olvidemos que las sociedades utópicas (que se creían irrealizables) heredadas desde Platón, durante toda la Era de Piscis, hasta el siglo XVIII, fueron filosóficas y literarias. La Utopia de Tomás Moro escrita en 1516, -el siglo que inaugura la Edad Moderna por excelencia-, abre el camino a las utopías del socialismo utópico moderno. Pero es partir de la Edad Contemporánea, principios del siglo XIX, cuando surgen operativas especialmente mediante múltiples sectas de corte masónicas, como sociedades democráticas regidas por los principios de equidad y solidaridad, muy influenciadas por la obra de Campanella  Civitas Solis. Así pues, en el siglo XIX a partir de la conjunción de Urano y Neptuno de 1821, (las conjunciones son efectivas 20 años antes, 20 años después)  surge el Manifiesto Comunista de Engels y Marx en el año 1847, que abre la puerta al socialismo marxista que emulando la dialéctica hegeliana, se transformó en una utopía del materialismo dialéctico. Friedrich Engels escribió Del Socialismo utópico al socialismo científico, en el cual, se describe la superación dialéctica del último por el primero. Así recibió el  marxismo-leninismo al Siglo XX, como una forma de entender los fenómenos de la naturaleza, lo cual, se convertiría antropológicamente en el materialismo histórico, aplicado a la sociedad y a la historia.

El socialismo emergió pues, fundamentalmente de la conjunción de 1821 (pues su radio de influencia abarca desde 20 años a 20 años después), cuya influencia se ha disuelto en la década de los 90. En el momento en que se estaba originando la nueva conjunción Europa estaba intentando refundarse, prescindiendo paradógicamente de sus raíces clásicas. Sin embargo, todo principio o semilla necesita subyacer bajo el humus, por eso el proceso de la política de Mastrihch, quedó inhabilitada, dejando a Europa en brazos del caos.  Eso en lo que nos toca  a nosotros como ciudadanos europeos;  y además, no debemos olvidar que en la Era de Piscis, Occidente con Europa como epicentro, ha sido quien ha dominado el mundo, y mediante su hija  América, ha globalizado la civilización indoeuropea, que otrora por el dominio del imperio romano, bajo el cual comenzó la Era, fue llamada la Civilización del Mare Nostrum.

Entonces, Urano, Neptuno y Plutón se hallaban entre sí formando buenos aspectos, por lo que se produjo el desarrollo “del Estado de bienestar” y de la proliferación de todo tipo de escuelas de índole neopagano como la New Era, o de mancias, terapias,  ofimáticas, redes sociales, etc; más la colisión  de Saturno y Urano con Neptuno y  Plutón en el (2005) empezó a desmoronar las formas políticas viejas que entrarán en un definitivo eclipse y enfrentamiento a lo que ya nos hemos referido en la Carta Astral del Siglo XXI. (todo esto lo escribí antes del 2000) al ingresar Plutón en  el 2008 en Capricornio.

Desde 1988 a 1991 se produjo la triple conjunción de Saturno-Urano-Neptuno en Capricornio, hecho que tiene lugar cada 500 años, y tuvo su momento álgido en 1989 cuando Júpiter hizo oposición a ellos desde el signo de Cáncer. Bajo el influjo de este cielo, se derribó el muro de Berlín, unificándose a posteriori las dos Alemanias, e iniciándose la desintegración de la Unión Soviética, originándose así un montón de países independientes de nuevo cuño. De este modo desapareció la tensión de la guerra fría por parte de los dos bloques de USA y la URSS que representaban el capitalismo y el comunismo respectivamente. Con la influencia de la nueva conjunción de Urano y Neptuno se funden estas ideologías, y a partir de ahí, los dos sistemas  se fusionan cejando su antagonismo duro del siglo XX – cuya carta astral era un Aspa, hayándose los planetas posicionados en dos bloques opuestos, con los cuales había nacido el Siglo, y finalizando éste, dicha polaridad de los dos bloques desaparece. De manera que el Siglo XXI, inaugura otros focos de poder, que ya augura  el mencionado ciclo Urano-Neptuno, puesto que durará  hasta la próxima conjunción en Acuario .                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

Efectivamente, porque se produjo la combinación de tres planetas que hacen historia en el progreso de la humanidad  y que no se daba desde el siglo XV. Más aún, Urano y Neptuno estaban acompañados por el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte en Capricornio  el 12 de Enero del 1993. Antes, el 12 de febrero 1988 conjunción Saturno –Urano en 29º 50 minutos, el día 13 se une la Luna ya en Capricornio. Marzo 1989 Saturno conjunta a Neptuno en el grado 12.  El 14 de enero 1991 Mercurio ingresando en Capricornio, la Luna, se  une a la conjunción Urano-Neptuno en el segundo decanato y el Sol conjuntando a Saturno en el tercer decanato en el signo de Capricornio, inaugura el ciclo mayor de Urano-Neptuno. El ingreso del día 4 de Febrero de Neptuno en Piscis. Se sitúa sobre Plutón toda esa doriforia conjunta a Urano-Neptuno en Capricornio, estando Urano en el 1º de Aries, cuadratura a Mercurio, y Saturno en el último decanato de Libra.

Esta posición nos muestra que todo cuanto comenzó desde 1989 con la caída del Sistema Soviético y el Sistema Socialista, entra en crisis desde el 2008 con el ingresó de Plutón en Capricornio, más el  12 de marzo 2011, Urano en Aries, y Saturno en Libra el 29 octubre del 2009, formando aspectos difíciles a la triple conjunción, acabando con el boom de la sociedad del bienestar que provocó el capitalismo; y  provocando una crisis de la sociedad sin precedentes. En realidad, esta crisis abre las nuevas puertas del Siglo XXI con otras perspectivas e intereses.

Cuando se produjo la posición en Capricornio de los 7 planetas en el año 1993, los astrólogos hicimos hincapié en la profunda e inexorable crisis de la cultura y de la civilización. Los tiempos actuales son una prolongación histórica  de la Era de Aries, y de los prototipos que los sabios de todo el mundo lanzaron entonces. En el mundo contemporáneo, especialmente desde la conjunción de Urano-Neptuno en Capricornio en 1821, reiterada ésta desde 1989 entrando de lleno en toda a década de los noventa, que durará hasta la próxima conjunción en Acuario, en que se  produce la primera crisis del saber, la ciencia y, el conocimiento, que nos legaron  los antiguos, (especialmente los egipcios-persas-griegos-hindúes).

La triple conjunción de Urano-Neptuno a la que se añadió  Saturno en Capricornio en el 1993, con el tratado de Mastrich europeo, deja en evidencia la influencia que seguirá vigente hasta la nueva conjunción en 2171 cuando finalmente se inicie su ciclo por el Signo de Acuario. Estas posiciones son determinantes para el dominio del materialismo y el poder financieroo en la Cruz Cósmica del 2000 con la nueva conjunción de Júpiter-Saturno en Tauro, cuyo ciclo es de 20 años, que  concluye en el 2020 pepro añadiendose a tal conjunción Plutón. Se produce un cambio del mapa  geo-político europeo. ¿fin de la Edad Contemporanea? Un Nuevo Orden Mundial (algunos mencionan una Tercera Revolución tecnológica) se establece, cuyos únicos objeticos parecen ser los económicos; con desgarros de países, cambios de fronteras, en una danza de nacionalismos, aprisionados por el capitalismo y el consumo. A su vez, intensas emigraciones y cambios demográficos, pues los movimientos migratorios  trastocan las sociedades y las costumbres.

Neptuno-Saturno desde 1989 en Capricornio hasta 2025 (en Aries) Neptuno con Saturno, ciclo de una periodiciad de más o menos 35 años. Esta relacionado con el movimiento socialista o con el surgimiento de la doctrina marxista. La conjunción actual se inició el 13 de noviembre de 1989, en el grado 10 de Capricornio, quedando Urano atrás en 3º, lo que provocó la caída del Muro de Berlín, y el desmoramiento de la Unión Soviética, provocando un nuevo orden mundial. Las anteriores fueron en 1953, 1917, 1881, las que enmarcan los períodos de tiempo en los que esa misma revolución marxista se originó, se fue consolidando, y tuvo  su final. La próxima será en agosto del 2025 en Aries, la cual coincidirá con el ingreso de Plutón en Acuario, y Urano en Géminis, todo lo cual, incita a un ciclo de progreso, desarrollo, y prosperidad (especialmente para la Astrología). Esta posición invita a los movimientos ideológicos (Neptuno) de la clase obrera (Saturno), o la austeridad (Saturno)  como ideal (Neptuno), liberando  la opresión de los pueblos, o por el contrario, alienándolos.

Urano-Saturno desde 1989 en Capricornio hasta 2032 en Géminis.

Urano con Saturno, ciclo de más o menos 45 años. Saturno es el planeta del Destino, el cual, rige  la experiencia que permite  conservar en la memoria lo aprendido. Es por consiguiente conservador y resistente, rígido, exigente y autoritario. La política de orden mundial la estructura en sistemas de gobierno, dirigiendo los pueblos, pero la tradición desde su gobierno mítico como Cronos regente de la Edad de Oro en Grecia, abarca  a la realeza, como forma de gobierno hereditaria. Con el correr de la Historia en la Era de Aries, comenzaron a desarrollarse las polis o ciudades estado, que se convirtieron en Imperios, y en la Era de Piscis, se amplió el deseo imperialista de hacerse –feudalmente- los dueños del mundo, llegando a nuestras días con “imperios capitalistas, socialistas” que dominan el mundo. A pesar de ello, este ciclo produce cambios en las estructuras de poder social, administraciones, e instancias gobernativas. Este es el planeta que sostiene y confiere a la autoridad (del Sol), su forma jerarquizada. Como ya hemos estudiado en otro tema, sobre la elección del principio de año, la autoridad en las Casas.

Por consiguiente, se le otorga a esta conjunción al capitalismo, y en concreto EE.UU. A este respecto, con este ciclo se proyectan importantes progresos, pactos y compromisos sociales; que llegado su momento crítico, se convierten en restricciones, bloqueos, retracciones que limitan lo anterior. Para entender la influencia de Saturno en la actualidad necesitamos considerar  la última conjunción aún vigente de Saturno con Urano en 1988 en Capricornio, a la que se unió en 1989 Neptuno, produciendo efectos demoledores en el sistema capitalista y comunista, tanto en EE. UU.  como en la Unión Soviética que quedó desintegrada.Dicha conjunción se produjo pues, a finales del siglo pasado.  El próximo se dará a finales de julio del 2032 (la carta de esta conjunción es interesante para el estudio de los cambios sociales, culturales, económicos y de todo tipo, tan relevantes, que se han realizado con la última conjunción; puesto, que, aquí se aprecia el desarrollo y alcance positivo de lo iniciado con la conjunción).        

 

SATURNO-JUPITER

Saturno- Júpiter: 20 años. 2000 Tauro- 2020 Acuario.

La que rige actualmente fue la de Mayo del 2000 en Tauro, estando en signo contrario de Tauro que rige el sistema financiero, en crisis actualmente,  Urano en cuadratura y Neptuno sin aspectar en Acuario, que pone en evidencia la imposibilidad de hacer verdaderas reformas hasta que no se llegue a la siguiente conjunción de 2020 en Acuario.

En diciembre de 2020 se producirá por primera vez después de 600 años la conjunción Júpiter-Saturno en Acuario, inaugurando un nuevo ciclo de ciclos en aire. Ese ciclo de 200 años de Jupiter-Saturno.

 

            DOMINIO DEL ELEMENTO TIERRA

        

Urano-Neptuno  en Capricornio 170 años.

Urano-Plutón en Virgo 127 años. Conjunción 21 febrero 1966: Actual cuadratura 2012-2020.

Saturno-Neptuno en Capricornio   1993

Júpiter-Saturno en Tauro de 20 años (2000-2020) En el 2020 cambio de Elemento desde Tierra a Aire, que se produce cada 200 años.

1767 trígono de Urano en Tauro, Neptuno en Virgo y Plutón en Capricornio (Tierra).

1783, conjuncion de Saturno y Júpiter en Capricornio. La conjuncion de 1822 exacta de Urano y Neptuno en Capricornio forma cuadratura a Plutón en Aries. Así que todas las revoluciones de entonces son ateas, y rompen la autoridad imperial. En 1826 se forma la Cruz cardinal pues se posicionan Júpiter  en Libra y Saturno y Cáncer.

1851: triple conjunción de Saturno, Urano y Plutón en los tres primeros grados de Tauro, Neptuno en Piscis.

23 junio 1881, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón en Tauro, se añaden la Luna, Venus.  Urano en Virgo.

1940 conjuncion de Júpiter y Saturno en Tauro, cuadratura exacta a Plutón en Leo, pero en el tercer decanato se halla tambien en Tauro Urano. O sea, Júpiter, Saturno, Urano y Plutón cuadrando en signos fijos,  Tauro: el materialismo dialéctico,   el derrocamiento de las monarquías y autoridades, alzándose los fascismos. O sea, materialismo-comunismo y fascismos.

1965 conjunción de Urano y Plutón en Virgo y Saturno en Piscis.

1988 conjuncion de Saturno, Urano y Neptuno en Capricornio.

 

Hasta diciembre de 2019 que se hallan Saturno y Plutón en Capricornio e ingresa Júpiter, mientras que  desde marzo ingresa Urano en Acuario, hallándosen en signos de Tierra,  y Neptuno en Piscis.  Mientras tanto se halla Urano en Aries, y con el ingreso de Saturno en Capricornio en enero del 2218, tenemos una descomposición del sistema economico capitalista, tal y como funcionó en el siglo XX. Aunque seguirán primando los colectivismos socialistas.

 

Visitas: 792

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2017   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio