mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Astrologia :PREDECIR FATALIDADES Por Ramon Morales

Astrología: Predecir fatalidades

En astrología, predecir fatalidades es una de las cosas más temidas, porque un astrólogo que prediga fatalidades (y más aún fatalidades mundiales), está a un paso de la vergüenza, si la predicción no se cumple, o a un paso de la fama, si se cumple. Pero aún si se cumple, las personas “racionales” dirán que fue una coincidencia. Es curioso cómo las personas pueden creer en las coincidencias a conveniencia. En los medios científicos, la gente no es tan intelectualmente histérica como en esa frontera marginal del escepticismo populoso y del “pensamiento racional”. En los medios científicos, cuando un científico expone una teoría grandiosa, y la realidad desmiente esa teoría, nadie se burla del autor. Nadie lo llama “pseudocientífico”, ni “fraude”. Nadie dice: “ese científico obviamente estaba buscando la fama, porque sino ¿para qué arriesgarse con una teoría tan inverosímil?”. Y entonces pasan los años y las teorías se reciclan. Esas partes de las teorías científicas fracasadas que puedan servir para armar nuevas teorías, serán usadas. Y el nombre del primer investigador se conserva y si los científicos posteriores son honestos, dirán que “ese gran pionero de la investigación” sirvió de inspiración. Y aunque su teoría haya resultado ser ridícula en esencia, se le respetará como un individuo valiente que se atrevió a publicar sus ideas.

Así actúan los hombres de ciencia para con ellos mismos: con respeto y con deferencia hacia la dignidad desus personas. Pero para con los astrólogos actúan con prejuicio y con una saña tan mal disfrazada, que se les sale a borbotones como una espuma blanca por la boca, es decir, en blogs y “trabajos científicos”. Si un astrólogo predice una fatalidad y no se cumple, ningún científico dirá: “Fue un individuo valiente que trabajó en nuevos campos de investigación”, o “sus métodos de trabajo deberían estudiarse para prevenir tantas muertes ocasionadas por desastres”, o “aunque la parte esencial de la propuesta no haya cuadrado con el desenvolvimiento final de los hechos, su trabajo merece la pena ser estudiado con seriedad”. No, los científicos y hombres de ciencia reservan esa actitud para su propio mundo cerrado, que pretende explicar toda la realidad con la mitad del cerebro, como si eso fuera posible. Ni siquiera un meteorólogo, con todo el flujo de datos de que pueda disponer, y con la más impecablemente científica metodología de trabajo, será capaz de predecir el desarrollo de una tormenta más allá de unos pocos días antes de que se forme. Ni siquiera un biólogo puede predecir las mutaciones genéticas que sufrirán las especies o los virus, y nadie dice que la biología sea una pseudociencia por eso. Y la física: los físicos ignoran tanto sobre el universo, que ni siquiera pueden ponerse de acuerdo sobre la estructura básica del mismo y su fisiología (¿se expande? ¿se encoge y se expande? ¿es estacionario con ritmos, sin ritmos de inflación e involución? ¿Un único Big Bang? ¿Varios? ¿Estructura simétrica o asimétrica? ¿Una cuerda, dos cuerdas, diez cuerdas, treinta cuerdas?). Sobre esto nadie dice que los físicos sean un fraude, y cuando se descubre que el sistema solar está rodeado por burbujas magnéticas, nadie dice que la astronomía y la astrofísica son pseudociencias por no señalar eso con anterioridad. De manera que detrás de la racionalidad de los científicos se esconde el prejuicio y ese disgusto hacia el misterio y hacia todo lo que provenga del cerebro derecho, como si quisieran levantar un imperio hecho de líneas rectas, donde el lenguaje simbólico y la interpretación de ese lenguaje no tienen cabida.

Sin embargo, la astrología se cumple incluso fuera de ella mismo, incluso en esos que la critican y la pretenden refutar. Por ejemplo, algunos astrólogos aseguran que el ser humano tiene libre albedrío y que “los astros no obligan”, mientras que otros astrólogos afirman que el libre albedrío no existe y que todo está escrito en las estrellas. Los primeros tienden a ser individuos de signos cardinales y fijos. Los segundos tienden a ser individuos de signos mutables. Esto me recuerda una conversión que tuve una vez con un Leo sobre astrología. Casi el 90% de la descripción de Leo que leí en el libro de Derek y Julia Parker estaban allí en sus palabras y en sus gestos. Después de diez minutos de conversación sonreí y le dije: “Puedes argumentar todo lo que quieras contra la astrología, pero en estos diez minutos que llevamos de conversación, tú mismo le has dado la razón a la astrología. No con lo que has dicho, sino con cómo lo has dicho…” Y en ese caso nadie puede decir que se trata de características autocumplidas, porque ese Leo era un muchacho cristiano de esos que lo último que harían sería leer una columna de astrología en un periódico.

Lo repetiré siempre que pueda. Los supuestos estudios científicos que supuestamente refutan la astrología, están tan desviados, tan llenos de taras, de prejuicios, tan diseñados para negar a priori aunque sea la posibilidad de un descubrimiento verdaderamente científico respecto a la astrología. Y esos son los “trabajos científicos” que los escépticos y defensores del pensamiento racional difunden como quien difunde una luz muy brillante. ¿Puede alguien tratar de explicar la astrología de manera realmente científica? ¿Acaso hay alguien en el mundo, aunque sea una sóla persona, que esté sinceramente interesada en la verdad detrás de esto, sin prejuicios, sin ideas preconcebidas por el gusto o el disgusto? ¿Acaso hay por lo menos un científico verdaderamente comprometido con la búsqueda de la verdad en el mundo? ¿O simplemente todo es prejuicio y vanidad?

Visitas: 300

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Antônio Carlos Costa Lima Vieira el septiembre 10, 2011 a las 10:11am
É um grande mistério, o fato de que as "vozes" planetárias, as mais altivas e abrangentes, sejam as mais inaudíveis.
Comentario por Octavio MachadoP el septiembre 3, 2011 a las 11:32am

Actualmente estar en contra de la Astrología, o tener discusiones bizantinas sobre ello... es sólo demostrar que se tienen carencias culturales o de información al respecto.  

http://www.astroescuela.com/asidefacil/

Distintivo

Cargando…

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio