mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

*CRONOLOGÍA, LUNARIOS Y CALENDARIOS III: Dioses, Estrellas y Planetas*

PREFACIO: En la indagación, estudio, e investigación,  hecha para redactar este trabajo, he encontrado  múltiples indicios, pruebas y evidencias que demuestran que la información sobre "Habitantes del Planeta Tierra", llega mucho más allá, en el tiempo, de lo que nos consta y hemos estudiado ordinariamente.

    La lectura de la traducción de los mitos Sumerios, -insólita y singular-,  como el resto de mitologías ancestrales que rodean la "creación y existencia de la vida humana, en nuestro planeta", es imprescindible, para entender la relación "básica", existente entre "dioses, estrellas y planetas". Esto,  resulta imposible, sin el añadido de otras civilizaciones, ajenas al planeta, siempre provenientes de lejanas y desconocidas regiones celestes-, que -fuera del tiempo-, bordean cronologías imposibles, con pueblos de costumbres y manifestaciones asombrosas, sorprendentes y culturas de difícil entendimiento para el ser humano, del segundo milenio d.C.

     Para la mayor parte de nuestras culturas ancestrales, (con "guión" y desarrollo explicativo similar y resultados descriptivos semejantes),  los dioses y semidioses celestiales que habitaron la Tierra,  siempre llegaron al planeta, desde lejanas regiones celestes. 

        Leyendas y mitos  cuentan y explican cómo y quiénes son, cuáles son sus defectos y cualidades, de qué forma se relacionan, se tratan y  retratan, cómo nacen, crecen, se desarrollan, multiplican y  asumen poder, gobiernan, envejecen y mueren...

       Hasta hoy, han llegado los restos, de los hijos de los dioses y las mujeres humanas.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=H8ju3fg7IYI

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2Zc97mtxXp4

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=3256CyGBQbE  + informativo

       En todos los libros religiosos, de todas las religiones, en poemas, narraciones, odas, relatos, textos y hechos contados y descritos en variedad, complejidad y diversidad de formas, ya sea en arcillas, pieles, piedras, caparazones, cortezas,  papiros, telas, papel, o cualquier otra clases de material..., repartidos por todo el planeta y conteniendo, incluyendo y significando a todas las razas y culturas del Planeta Tierra,   constan sus modos, formas, pensamientos, tratos, estrategias,  vicisitudes y hazañas ¡las mismas!, similares o muy parecidas, en todos los clanes, pueblos, linajes y estirpes, como si de un sólo tronco de información original, se hubiese desparramado por todo el planeta, hacia cada etnía, cada civilización, cada tribu...,  y en cada una se hubiese manifestado, actuado, vivido..., conforme a la particularidad de cada pueblo, pero ¡todos..., representando la misma obra!.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=G2huI4c3dYU http://www.youtube.com/watchfeature=player_embedded&v=dXNPF7slhCY

      Mi mente, se ha ido abriendo, poco a poco, a medida que terminaba la lectura de un texto y venían dos o tres más para buscar y de aquí, salían 3 ó 4 más..., "ad infinitum", hacia documentos cada vez más específicos, singulares, extraordinarios, algunos únicos..., mientras tanto, cerebro e intuición,  se han ido orientando dulcemente y con sorpresa, hacia la posibilidad de que en estos 4.500 mill., de años de existencia de nuestro Planeta Tierra, ¡no una, sino ¡muchas! distintas civilizaciones (no menos de 10 y todas con tecnología muy avanzada), a ráfagas intuidas..., no conocidas, ni mucho menos, entendidas, hayan podido existir en el planeta durante los cientos de miles de años que han transcurrido. Del mismo modo que hemos encontrado  restos, huesos, adornos, útiles, pruebas de la existencia de nuestros antecesores humanóides..., también hemos encontrado otro tipo de pruebas..., que no están "encima de la mesa", ni "cara al público", pero que se muestran a la investigación y aparecen en el estudio indagatorio, 20, 30..., 40 blogs  y muchos más, con cada una en particular y que muestran otro  "Planeta Tierra" muy diferente...

       Aunque el punto central del trabajo es, encontrar la primera manifestación material inteligente y útil, de la medida del tiempo y de su acontecer en nuestras vidas, en muchas ocasiones mi atención se  desvió  hacia temas como: organización social, arquitectura, papel del hombre y la mujer, conciencia de grupo, pinturas, sociabilización, familia, organización del poder, religión, costumbres alimenticias, dones, peticiones, miedos, luchas,  visión espiritual, visión humana, tradiciones, conocimiento del habitat, sacrificios, sangre y poder, enemigos, , creencias, riqueza, visión intuitiva, noúmenos, guerras,  manifestaciones artísticas, concepto de responsabilidad..., y un ¡sin fin! que andan matizando el blog aquí y allá...

Este blog, es la continuación de:

http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/tiempos-humanos-t...

http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/cronolog-a-lunari...

http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/cronolog-a-lunari...

        Antes de la invención de la escritura sumeria —el sistema de escritura, considerado como el más antiguo— a fines del cuarto milenio a.C., en el Oriente Medio se practicaba la contabilidad por medio de pequeñas cuentas, pequeños objetos de arcilla de diversas formas, que simbolizaban cada uno, una mercancía en particular. El sistema incluía dos tipos de cuentas: «simples» y «complejas».

     El sistema de cuentas simples, que se originó al iniciarse la agricultura en el Medio Oriente antiguo, (desde el 8.000-7.500 a.C.), fue complementado por cuentas complejas al surgir el templo sumerio. Las cuentas simples y las complejas, pertenecían al mismo mecanismo de contabilidad, pero cada una servía a una rama de la economía suméria: las cuentas simples se referían a productos del campo, mientras que las complejas indicaban productos fabricados en talleres. Por esa razón, los dos tipos de cuentas pertenecían a distintos servicios de la administración del templo, donde se guardaban igualmente, de distinta manera.

       Las simples, se almacenaban en envases esféricos huecos, de arcilla, mientras que las complejas se ensartaban en un hilo cerrado mediante una bulla sólida.

      ¿Cómo saber qué habían en cada "bulla" sin romperla?: Desde dibujar en el exterior lo portado dentro de la bulla,  apretar simplemente la pieza que representaba la mercancía en la arcilla blanda que luego se iba a moldear como esfera, tantas veces, como objetos se trasladaran, hasta, imprimir los símbolos que representaban las cantidades.

       Esto tuvo consecuencias importantes para los orígenes de la escritura sumeria: las cuentas simples, empezaron a ser sustituidas por marcas impresas, mientras que las complejas dieron origen a pictogramas incisos.

       Por ej., en esta pieza de la izquierda, están representadas en la marca redonda una medida de grano grande y debajo, dos pequeñas (finales del 4.000 a.C.).

       De esta forma, el dimorfismo, o la dualidad del sistema de cuentas, se trasladó a la escritura, donde la separación entre los dos tipos de signos, se hizo cada vez mayor. Los signos impresos evolucionaron para expresar la cantidad de artículos contados, mientras que los pictogramas incisos, indicaban la calidad de éstos. La dualidad de nuestro propio sistema de escritura, que utiliza los números,  (ideogramas) y letras (signos fonéticos), estaba ya revelada en este primer mecanismo de contabilidad.

      Aquí está evidenciado el desarrollo socio-económico, por tanto, los dos acontecimientos principales del desarrollo del sistema de cuentas en el Medio Oriente antiguo, corresponden a las dos principales transformaciones económicas: la invención del mecanismo de contabilidad coincide con la transición a la agricultura y el salto cuantitativo en la complejidad del sistema, que  ocurre simultáneamente, con el surgimiento del templo sumerio, que conduce a la formación del Estado.

      Los sumerios, en matemática, inventaron la división sexagesimal del círculo y crearon un sistema de pesos y medidas; idearon y fabricaron el ladrillo, la irrigación artificial, la rueda, -3.500 a.C.-, el arado y la metalurgia del cobre y el bronce. Pero su gran logro fue la invención de la escritura cuneiforme, -alrededor del 3.300 a.C.-, que marca el momento de la transición, entre la Prehistoria y la Historia. 

        El desarrollo de la escritura pictográfica, a la escritura cuneiforme, pasó por varias etapas: los primeros signos, hacia el 3500 a.C., son claramente formas pictográficas que aparecen en el sistema proto-sumerio; en la segunda línea, -2.400 a.C.-,  ya son una representación cuneiforme, que aún mantiene un acercamiento al dibujo original, pero con una clara tendencia hacia la representación de la idea, o el objeto,  a través de signos abstractos;   finalmente, los signos de la tercera, -650 a. C.-, son definitivamente silábicos, y allí puede verse su equivalencia fonética sumeria y su significado.
       Es decir: al principio, se escribía con una caña recta, más o menos pequeña y usaban la parte recta y también el borde curvo. Pronto encontraron más utilidad y facilidad en utilizar una cuña pequeña, -más fácil de manejar-, presionando y haciendo pequeñas incisiones (de aquí viene el nombre de este tipo de escritura: cuneiforme).
       Si de momento sólo se podían representar líneas rectas que imitaban y se esforzaban en reproducir el objeto, o la acción, con el tiempo éstas, se fueron transformando en palabras y perdiendo el parecido "pictórico" con el objeto original.
 
      Sumerios y antiguos egipcios, fueron los fundadores de las primeras civilizaciones. Aún a estas alturas, se duda de quién desarrolló primero la rueda, el carro, o la escritura. Realmente, sería mejor hablar de una cultura sumerio-acadia, fundamentalmente, porque los acadios eran un porcentaje bastante importante de la población, (con el tiempo, serían mayoría).
       Hablar con precisión y taxativamente sobre los conocimientos astronómicos que poseían, es bastante complicado, las fuentes son escasas y la mayoría, fraccionadas. Existe una mención en uno de los textos gramaticales -fechada en el 2.500 a.C. de Mul-Mul ("las estrellas", en sumerio), que se refiere a las Pléyades. Éste, está considerado el nombre más antiguo que conocemos, para designar un astro.                          

                                       

                                Mul-Mul, las Pléyades, en caractéres cuneiformes tardíos



        
       El siguiente "cambio" en la escritura pictográfica, (en tablillas de barro). 



  
       

        Esta escritura, permitió el registro de la Epopeya de Gilgamesh, una de las grandes obras de la literatura mesopotámica, de origen sumério, considerada como la narración escrita más antigua de nuestra historia y la primera obra literaria que pone de relevancia "mortalidad-inmortalidad". 

 
       En una versión tardía del poema, se incluye una interpolación donde se relata un episodio sobre el diluvio muy parecida a la versión de Biblia.
                                                   wikisource.org/wiki/La_Epopeya_de_Gilgamesh
 
       Misteriosamente caracterizados por su respeto a la ley y la justicia a través de una serie de reglamentos, edictos y códigos, de los cuales se destaca el Código de Hammurabi, que regula la organización social y  define los aspectos de derecho penal, entre otros.
       
       La "Ley del Talión", ojo por ojo, diente por diente. Quien cometía un delito era castigado con una pena semejante al daño que cometió.
       La civilización sumeria, manifiesta tanto los rasgos positivos, como los negativos de nuestra especie, tanto en lo privado, como en lo social. De hecho, "El Diluvio Universal", como castigo a los hombres, o la búsqueda de la fama, por el héroe Gilgamesh..., o el infierno..., las fábulas..., los proverbios..., etc..., aparecen a la sombra de esta civilización, que tenía -derivados de la lengua sumeria-, unos cuantos dialectos, utilizados, según la categoría social de quien hablaba. Alrededor del año 3.000 a.C., aparecen también otras civilizaciones relevantes: la egipcia, la china, o la cultura del Indo. 
       La cultura sumeria, fue paulatinamente asimilada por los pueblos semitas vecinos de la zona (acadios, amorritas, cananeos, arameos, caldeos...). Consecuentemente, casi todas las fuentes sobre astronomía en la Mesopotamia, son semitas, así que es bastante complicado averiguar qué datos son de cada quien, cuáles exclusivamente sumerios, cuáles añadidos por los otros pueblos, además, de que el lenguaje sumerio, continuó usándose como "lengua sagrada", muchos siglos después de haber desaparecido como lenguaje hablado. 
       Del periodo acadio (2.350-2.150 a.C. aprox) y la primera época de Babilonia (1.950-1500 a.C. aprox), se han conservado los "cilindros sellos", con representaciones de las constelaciones clásicas (Acuario, Leo, Tauro, el Aguila...) íntimamente conectadas con sus "sagas" de dioses. Tanto Sumer, como Elam, nación enemiga y rival, aportan muchas de las más antiguas, representando a sus dioses, tal y como están representadas en nuestros grupos de estrellas,  leones, toros, escorpiones y figuras de la mitología que, más tarde, estarán asociadas a las constelaciones.  

 

       Cilindro-sello sumerio que -teóricamente-, representa constelaciones zodiacales: de izquierda a derecha, Urgula, Pabilsag, Anunitu, Shamash/Utu (con un cuchillo en la mano), Simmah (la Golondrina), Ea/Enki y su ministro, Isimud.

- Babilónico antiguo (1.830-1530 a.C. aprox) la "Oración a los dioses de la noche", un texto acadio en donde aparecen mencionadas 17 "estrellas", para utilizar con técnicas adivinatorias. (No es astronómico, pero su orden: como dioses o "estrellas", es prácticamente el mismo que aparece más tarde en las tablas Mul-Apin.   

Mul-Apin: En la astronomía heredada de sumerios y acadios, y los papeles "estelares" adjudicados a sus dioses-estrellas, Marduk -dios supremo de Babilonia-, (nuestro Júpiter) fue el encargado de representar el espacio correspondiente a los equinoccios: "estaciones de Marduk".
 
  "El construyó las estaciones para los grandes dioses, 
   fijando a sus iguales astrales como constelaciones.
   El determinó el año por el nombre de las regiones:
   él designó tres astros para cada uno de los doce meses.
   Tras definir los días del año por las figuras celestes, 
   él estableció las estaciones de Júpiter para determinar sus bandas.
   A su lado estableció las estaciones de Enlil y Ea. 
       Con "las bandas", se refiere a la eclíptica y al ecuador celeste, que también denominan "Camino de An". Estas tablillas, compuestas alrededor del año 1.000 a.C., (Mul-Apin, significa "estrella arado"), incluyen:
* Catálogo de estrellas: 33 estrellas de Enlil, 23 de An y 5 de Ea. Contienen asterismos, constelaciones y  planetas.
* Fechas de salidas heliacas. (los cálculos, sugieren una "construcción-redacción" de las mismas, hacia finales del II milenio a.C.).
* Pares de constelaciones (mientras una sale, otra se pone).
* Intervalos de tiempos entre salidas heliacas.
* Pares de constelaciones (posición en el cénit y el horizonte).
* El "camino de la Luna", es decir, el zodiaco. 
* Planetas y sus ciclos. 
MARDUK: dios supremo de Babilonia.  Asumió y asimiló casi todos los poderes y características de Enlil y Anu, (uno de los dioses más citados en todas las fuentes antiguas). Su templo, el Esagila, era un zigurat que sirvió de base para la leyenda bíblica de la Torre de Babel en tiempos neobabilónicos (siglos VII-VI a.C.). También era conocido bajo el epíteto de Bel-Marduk o simplemente, Bel ("señor"). En la epopeya babilónica de la creación del mundo ya aparece como dios supremo. Su esposa solía ser la diosa Sarpanitu y su hijo el dios Nabu. En la época Cassita se le representaba mediante una azada situada en un altar. Posteriormente también aparece como una figura masculina sobre dragones-serpientes, criaturas muy populares en Babilonia (Puerta de Ishtar) llamadas Mušhušu. Astronómicamente se le asociaba con el planeta Júpiter, al  haber asumido las competencias de Enlil. Esta relación entre Júpiter y el dios principal del panteón sería traspasada a los griegos.

 

 ANU (An): dios del cielo. ("an" :cielo en sumerio). Junto con Enki y Enlil forma la llamada "Tríada Sumeria" de dioses principales. En un principio (antes de 2500 a.C.) era el dios principal, más tarde sustituido por Enlil y luego por los distintos dioses regionales (Marduk, Ashur, etc.). Papel preponderante como demiurgo o dios original del Universo, aunque sus características concretas nunca estuvieron muy definidas.

       Astronómicamente, estaba asociado con el "Camino o Sendero de An", región de la bóveda celeste coincidente con el Ecuador. Posteriormente se definiría dicha región como el espacio entre los dos trópicos. Tenía asociado el número 60, cifra sagrada para los sumerios. Su ideograma en caracteres cuneiformes también servía para describir la palabra "dios", dingir en sumerio, ilum en acadio. Se le representaba mediante una estrella o, más frecuentemente a partir de la época Cassita, mediante la corona de siete pares de cuernos propia de los grandes dioses. En la tradición babilónica estaba unido a la diosa Antu. El centro de su culto era la antigua ciudad de Uruk.

       ENLIL: dios supremo, creador de la humanidad. Sustituto de Anu -dios del cielo-. Encargado de ordenar el "diluvio universal" para acabar con la misma humanidad que él había creado. Habitualmente era el depositario de las tablillas Me, que simbolizaban el orden en el universo.
       Astronómicamente, se asociaba con el "Camino de Enlil", región del cielo al norte del ecuador celeste, a veces coincidente con el Trópico de Cáncer. También se le relacionó con las Pléyades (Mul-mul, en sumerio) y con el planeta Júpiter. En la tradición acadia era conocido como Ellil. Posteriormente sería asimilado por el dios de Babilonia, Marduk. A partir de la época Cassita era representado mediante la corona con siete pares de cuernos sobre un altar o por siete estrellas (las Pléyades). Su número era el 50. La tradición babilónica lo unía a la diosa Ninlil. Muchos grandes dioses son hijos suyos: Adad, Nergal, Ninurta, Pabilsag o Zababa. Tradicionalmente, el centro de su culto era Nippur, donde estaba el E-kur (en sumerio, "la casa de la montaña"), el principal templo a él dedicado.
      EA (Enki): dios de la sabiduría, las artes y el "Abzu", (región de aguas subterráneas que, según los sumerios, se encontraban debajo de la tierra firme y eran el origen de todas las cosas). En general, también señor del agua y la fertilidad. Tradicionalmente considerado como protector de la humanidad, es él quien avisa a Atrahasis (el Utanapishtim sumerio que dio origen al mito del Noé bíblico) para que construya un barco y salve a su familia y a todos los animales de la Tierra del inminente diluvio de Enlil.
       Astronómicamente estaba asociado con las constelaciones de Acuario y Capricornio, así como con el "Sendero de Ea", región del cielo al sur del ecuador celeste, posteriormente identificada con el Trópico de Capricornio. Suele aparecer como hijo de Anu y esposo de la diosa Damgalnun. En la iconografía tradicional era representado por una figura masculina portando o vertiendo agua, a veces con chorros de agua surgiendo de sus hombros con pececillos nadando en su interior. A partir de la época Cassita será también representado mediante la tradicional corona de siete pares de cuernos sobre un altar, al igual que Enlil y Anu, otras veces con una cabeza de cabra sobre un altar, otras con una tortuga, otras con una cabra-pez o mediante una combinación de los símbolos anteriores. Representado por la constelación  de Acuario (Gula, en sumerio "el Grande", uno de los epítetos de Enki), Pez Austral (Ku, en sumerio, "pez") y Capricornio (Suhurmash, en sumerio, "Cabra-pez"). Muchas veces aparece junto a su sirviente, el dios de las dos caras  Isimud (Usmu para los semitas). Su número era el 40. El centro de su culto estaba localizado en el templo E-abzu, en la ciudad de Eridu.
          Del periodo Cassita (1530-1160 a.C.),   Enuma Anu Enlil (Cuando An y Enlil…: Anu o An, Enlil y Ea eran los tres dioses sumerios más importantes.). Los Enuma Anu, fueron encontrados en setenta tablillas de la biblioteca de Nínive, del rey asirio Asurbanipal (668-626 a.C.), aunque parece que fueron redactados bajo el rey babilonio Nabucodonosor I (1124-1103 a.C.).  En los Enuma Anu, encontramos más de 7000 observaciones de fenómenos celestes (salidas de estrellas, conjunciones planetarias, meteorología…), que se sumaron al corpus de conocimientos astronómicos babilonio anterior a la época cassita, como las Tablas de Venus redactadas bajo Ammi-saduqa (1646-1626 a.C. aprox., uno de los sucesores de Hammurabi), donde se recogían varias salidas y puestas heliacas de Venus, así como varios eclipses de Sol, que se han usado para fechar el reinado de Hammurabi, y en relación con éste, el de la mayor parte de eventos en la Mesopotamia del segundo y tercer milenio a.C. 
         Estudiando los dos últimos renglones, de un libro desconocido,  que tiene 1.000.000 de pags, de las que sólo se han podido rescatar mínimos trozos, retazos, fragmentos, en ocasiones sólo algún fleco, un "hilo" delgado y fino que enlaza con algo más grande, que vuelve ..., casi a perderse en otro hilo... y así está la composición y el "puzzle", extraño, escondido, ignoto, extraviado, olvidado para nosotros. 
CONCLUSIÓN: El planeta Tierra, ha estado habitado durante cientos de miles de años, por muy distintas civilizaciones. En el planeta han vivido razas de seres gigantes, -con respecto a nuestras medidas-, aún quedan esqueletos enteros y bien conservados, -de más de tres metros-, decenas, repartidos por la gran mayoría de las regiones terrestres. En las 7 civilizaciones más importantes, los mitos, leyendas, y fábulas, son prácticamente iguales: dioses que representan los mismos arquetipos, guerras y luchas por el poder, mestizaje con los humanos, conocimientos que se "insuflan" en ellos,  -siempre de menor rango y condición-, y apertura de la puerta de acceso a una "civilización", en la que hay unos "mandamientos" a cumplir y unos "castigos" para el que no los cumpla (incluído el Diluvio Universal..., que está en la mayoría de ellas). 
 
     Una de mis primeras  curiosidades fue  ¿quiénes habrían sido los primeros en dibujar estrellas, planetas y constelaciones y... cómo lo hicieron?  Aquí encontré todo este material para contestar a mi interrogante... 
       ¡¡Gracias por leerlo!! ¡Saludos!
                                                                   
                                                         Atte. Mª Ysabel
Fuentes:
Wikipedia
Astronomía Sumeria de Daniel Marín.
Sumerios, Egipcios, dioses y mitos. de F.G. 
Los Términos de Rafael Gil.
Matemáticas en Egipto y Mesopotamia. 
Civilizaciones Ancestrales, con Tecnología Avanzada de David Hatcher Childress.
Matemáticas y Babilonia.
Dioses en la Antigüedad: Mayas, Egipcios, Sumerios.- Escrito por Nando.
El Primer Antecedente de la Escritura de Denise Schmandt-Besserat.

Del Neolítico a las Sociedades Urbanas del Próximo Oriente: Mesopotamia y Egipto.

Anu-Enil enuma.

Código de Hammurabi.

El Código de Hammurabi - Proyecto Clío. 

Sumerios Enki. Enlil.Marduk.

Visitas: 2538

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio