mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Primer intento de interpretación básica de astrología armónica primitiva

Para realizar una interpretación en los armónicos, aunque sea una mirada básica es preciso tener el tema natal inscrito en un mandala zodiacal armónico.
Para conseguir este mandala se puede usar el programa Armon de Miguel García que se puede bajar gratuitamente desde la página de la Escuela On-Line www.titomacia.es.

Una vez introducidos los datos se clca en el centro y cuando sale el menu se pide “mandala” y del siguiente menú se elige “carta en mandala armónico”. Entonces sale la carta con todos los pisos esferas de los armónicos.

Para proceder a la interpretación de este aparente galimatías se hace de manera similar al original y más antiguo sistema de los sodashavargas de los indios. Esta clase de mandala excluye el sistema de Casas y lo sustituye por los armónicos.

La interpretación de este aparente caos es relativamente simple, es suficiente con recordar el estado cósmico de los planetas y observar en primer lugar en qué armónico cada planeta está más fuerte o tiene alguna dignidad cada uno de los planetas por hallarse en un signo zodiacal u otro.

El estado cósmico de un planeta nos permite conocer su potencia, la intensidad de su determinación, la fuerza que le otorgará la posibilidad de manifestarse adecuadamente o no. Por el estado cósmico sabemos en lo que puede ir a parar un asunto, relación o cualquier otra cuestión.

Sabemos que un planeta en domicilio se escenifica a través de acontecimientos correctos, en momentos oportunos, y con personas adecuadas; un planeta en exaltación se escenifica en sucesos o situaciones de cierto privilegio y el resultado de su acción tenderá a ir más allá de lo esperado, mientras que un planeta en destierro sale a escena en forma de hechos que impiden la plena realización o destruye lo realizado, un planeta en caída retrasa o desvía hacia otro sectores de la vida donde no se corresponde o no es necesario, y un planeta peregrino es un tipo de energía que está sujeto a otras determinaciones por su relación con el planeta que lo rige..

Siguiendo este razonamiento se puede distinguir a simple vista, las nuevas posiciones zodiacales de los planetas en los diferentes armónicos, como se observa en el “mandala armónico” aquí aparecen todos los niveles de los distintos armónicos, en forma de círculos o esferas encasilladas.

En estos círculos concéntricos están insertos, por secuencias repetidas de signos zodiacales en orden natural. En cada uno de estos niveles se puede observar una nueva posición zodiacal de los planetas. Estas nuevas posiciones nos permitirán conocer el nuevo estado cósmico de cada uno de los planetas en los diferentes armónicos.

En el armónico en el que se encuentre un planeta fuerte, es decir, con dignidad o exaltación, se podrá expresar con mayor facilidad el significado esencial del planeta. Igualmente podremos descubrir en qué armónico se encuentra más débil y por ende, con más dificultad para manifestarse.

Para facilitar la comprensión del sistema, podemos imaginar a un signo zodiacal, segregado del resto del zodiaco, como un edificio de varias plantas, con una forma arquitectónica similar al de las torres inclinadas de Madrid, pero unidas en un solo edificio, en forma de embudo, con la base estrecha en la tierra.

Imaginemos una especie de Hotel en forma de un conjunto de "edificios" zodiacales, algo parecido a una multipropiedad especialmente organizada. La primera planta del hipotético edificio, la planta baja o el primer armónico, es un lugar reservado para el regente del signo y salvo los que allí tengan una dignidad, el resto de los planetas en tránsito o radicales en ese mismo signo tendrán que buscar alojamiento en zonas más elevadas del edificio.

La segunda planta está dividida en dos secciones, la primera, para el regente del signo con el que se corresponda ese armónico y la segunda para el signo siguiente. En el sistema hindú la primera parte está regida por el Sol y la segunda por la Luna. Esta fórmula me parece excelente y aplicable porque indica de alguna manera que existe una parte reservada para los planetas masculinos y la segunda para los femeninos. Este armónico representa el lugar de encuentro con los demás, la diferenciación y las carencias que necesitan ser complementadas.

La tercera planta también tiene dos lecturas; por un lado es la planta correspondiente a los decanatos, donde cada uno de los regentes del elemento tiene cabida y por otro, siguiendo con el sistema armónico, tendrán regencia o poder los planetas que allí tengan un buen estado cósmico. Es un lugar donde los planetas que estén fuertes, se dejan notar como que se reciben compensaciones y se sienten las gratificaciones por las acciones realizadas. Es zona de liberación, autogobierno e integración con los demás. Es el piso de las oportunidades.

El cuarto piso es como la planta de los talleres o lugares donde se realizan esfuerzos y se llevan a la realidad las obras a través del trabajo. En cada signo hay cuatro lugares de producción para los cuatro planetas regentes de esos signos y aquellos que tengan alguna dignidad. Aquí es donde un planeta muestra su capacidad de trabajo, el aguante y la resistencia. Es donde se aprecia el esfuerzo que lleva a la realización y la materialización de los objetivos. Es el piso del trabajo.

La planta quinta es un lugar de creación, dividido en cinco apartamentos exquisitamente decorados y con ambiente creativo. Los planetas que tengan fuerza en este armónico, manifestarán sus dotes creativas, el estilo de sus expresiones y las elaboraciones de diseño. Son lugares en los que se realizan los trabajos creativos. Es el piso del arte.

La planta sexta, representando la imagen del armónico 6, es como la Sala de prensa del edificio en la que tienen oficinas casi todos los planetas. Ësta es una zona de comunicación, de intercambio entre dos, es el lugar donde se perciben las oportunidades y se realizan los proyectos. Es e piso de la comunicación.

La séptima planta está repartida en siete compartimentos, cada uno regido por los diferentes planetas correspondientes. Es el piso de las sorpresas, todo lo que hay allí es sorprendente,. Son unos pisos en los que nada más entrar se respira un ambiente que reduce los niveles de serotonina y se producen los flipes o las experiencias numinosas y también las depresiones. En alguno de estos pisos tienen montada su capilla ciertos planetas. Es el piso de las sorpresas.

El piso octavo, asociado al armónico 8, formado por divisiones de ocho partes, es parecido a unas tétricas oficinas de recaudación de impuestos o a cualquier lugar que provoque tensión y aumente el nivel de adrenalina. Son los lugares de encuentro con la realidad, el sitio donde se producen los temores, las preocupaciones y se prodigan las exigencias. Es el piso de los sustos.

El piso noveno, correspondiente al armónico 9, es un lugar de descanso y reposo dividido en nueve partes, cada una a modo de reservado para los diferentes planetas . En esa planta es donde se percibe la felicidad en sentido interno, donde se siente la liberación de las obligaciones. Es como una zona de vacaciones y relax, quizás por ello es tan importante para los hindúes, pues en un mundo tan mísero y condicionado sölo pueden esperar los momentos de aumento de las endorfinas, determinadas por este armónico. Es el piso del relax.

La planta décima de este hipotético edificio está asociada el armónico 10. Hay diez habitáculos dividiendo esta zona que se relaciona con la categoría, las jerarquías y las aptitudes profesionales. En este nivel se puede saber cómo se adapta uno a la leyes o a las normas sociales establecidas. También nos muestra las aptitudes de cada persona como patrón, padre o autoridad y su capacidad para formular leyes o patrones de conducta. Es el piso de las metas.

El piso undécimo se asocia al nivel de conciencia que rompe los esquemas anteriores, las situaciones o estados de plétora en los que el individuo puede llegar a excederse, transgredir normas o ir más allá de lo socialmente aceptado. Por otro lado aquí se observa todo aquello relacionado con las amistades y sus influencias sobre el individuo.Es el piso de los pecados.

El último piso recoge los resultados de todo el edificio, es el nivel de Karma, entendido como el resultado de las acciones anteriores. Es la planta de la trascendencia o de la pérdida de libertad. Ëste es el plano de la entrega abnegada, el piso de la pérdida de liberad.

Esta manera elemental de interpretación nos permite conocer cuáles son los planetas que mayor fuerza tienen en cada uno de los armónicos y facilita saber en qué área de la existencia se tendrá más naturalidad para manifestar el significado de los planetas.

Siguiendo estas pautas interpretativas un planeta fuerte en el armónico 1, que se corresponde con el tema natal ordinario, significa facilidad para manifestar su significado, tal como se interpreta en el tema normal. Por ejemplo; el Sol en Leo, que está en su domicilio, significa fuertes pulsiones de la voluntad; la Luna en Cáncer señala una destacada capacidad de protección; y así con el resto de los planetas. Como se puede apreciar, la interpretación del armónico 1 en esta fase interpretativa, es igual que la que se realiza en el tema radical normal.

Un planeta con dignidad en el armónico 2 tiene fuerza para compensar las carencias y manifestarse a través de la unión o asociación con otros. Significa potencia para superar obstáculos y lograr lo que uno no tiene, a través de la colaboración de otros. Mientras que un planeta en debilidad se percibe como falta de vigor para lograr lo que uno no tiene por si mismo, dificultad en la diferenciación o inconvenientes para aprovechar los encuentros con los demás.

De igual manera se pueden interpretar los demás armónicos. Cuando un planeta está fuerte siempre significará potencia, fuerza o facilidad para resolver las situaciones análogas a cada uno de los armónicos, mientras que un planeta en debilidad aportará un significado de dificultad para expresarse en esas áreas de la existencia.

Veremos, en el siguiente ejemplo, la manera de operar con este sistema simple utilizando el tema de Teresa de Calcuta,.



En primer lugar analizaremos al Sol: en la primera planta, es decir, en el armónico uno, se encuentra en Virgo (peregrino), en el piso dos, o armónico 2 está en Acuario (peregrino); en el armónico 3 está en Cáncer (peregrino); en el 4 en Sagitario (trigonocracia); en el 5 en Tauro (peregrino); en el 6 en Libra (caída); en el 7 en Piscis (peregrino); en el 8 en Leo (domicilio); en el 9 en Capricornio (peregrino); en el 10 en Géminis (peregrino); en el 11 en Escorpio (peregrino) y en el 12 en Tauro (Peregrino)

De este recorrido podemos conocer, en primer lugar, que el Sol, equiparable a la voluntad, se encuentra relativamente bien (trigonocracia) en el armónico 4. Este armónico es análogo a los esfuerzos por llevar a la realidad las obras personales a través del trabajo. En esta área, la voluntad de Teresa de Calcuta muestra su capacidad de trabajo, el aguante y la resistencia. Su dignidad aumenta con el esfuerzo, y con el esfuerzo aumenta la voluntad, lo cual le permite la realización y la materialización de los objetivos.

En segundo lugar, el Sol se encuentra en Leo, en el signo de su domicilio, en el armónico 8. De nuevo la voluntad incrementa su fuerza ante los embates duros de la vida. La voluntad de Teresa de Calcuta es más fuerte en el piso octavo, asociado al armónico 8, y éste a cualquier lugar que provoque tensión y aumente el nivel de adrenalina. Son los lugares de encuentro con la realidad, el sitio donde se producen los temores, las preocupaciones y la muerte. Es de suponer que todos recordamos en qué se ocupaba esta entrañable religiosa.

Veamos ahora la posición de la Luna; en el armónico 1 se encuentra exaltada en el signo de Tauro, por ello es una mujer con fuerza y capacidad para proteger y alimentar a otros en el plano material. En el armónico 2 está domiciliada en Cáncer, lo cual le aporta la fuerza necesaria para complementar las carencias de los demás. En el armónico 3 está en Escorpio, en caída, débil. Quizás por ello haya tenido siempre dificultad para integrarse y para recibir compensaciones de tipo material. En el armónico 4 igualmente está en caída, indicándonos dificultades y esfuerzos para materializar su hogar o su familia, algo que nunca consiguió.

De esta manera vamos subiendo por los armónicos hasta llegar al 8 donde de nuevo se encuentra en su domicilio de Cáncer. En el armónico 8 está fuerte, quizás por ello el alma de la madre Teresa se reforzaba ante la presencia de la muerte y ante las situaciones duras y restrictivas asociadas a este armónico.

De igual manera se hace con el resto de los planetas, hasta que se extrae toda la interpretación de cada uno de ellos.

La ventaja de este sistema es que se puede realizar una interpretación sin conocer la hora de nacimiento y el inconveniente está en que la Luna se puede desviar en los últimos armónicos.

Visitas: 2318

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio