mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

TRAS LOS PASOS DE ROBERT L.STEVENSON - EN LOS MARES DEL SUR

.....aunque de una forma más modesta.    

     Cuando Robert Louis Stevenson emprendió, con treinta y ocho años y ya enfermo de tuberculosis, su viaje por los mares del Sur en busca de un clima más favorable, no podía saber que iba a pasar el resto de sus días en aquellas islas soñadas. El viaje había empezado como un crucero por las islas Marquesas y las Pomotú, y prosiguió luego por Honolulú, las Gilbert y Samoa. En este último archipiélago, conocido también como las islas del Navegante, viviría el escritor con su familia desde 1890 hasta su muerte, ocurrida cuatro años más tarde. De su aguda y cordial observación de la vida de los nativos -que le llamaban Tusitala, "el narrador de cuentos"- habría de surgir, como escribe Horacio Vázquez-Rial, "uno de los más apasionantes, exquisitos y enriquecedores libros de viajes que se hayan escrito jamás".

     Si algo caracterizaba a Stenvenson era su indomable capacidad para rechazar la injusticia y denunciar la opresión y la intolerancia, y en ese lejano paraíso de atolones de coral, playas de aarena blanca, mares y lagoon de azul imposible, majestuosos y tronantes volcanes y flora escapados del paraíso del Génesis, había problemas y Stevenson tomó su pluma para defender a los polinesios de la brutal administración alemana, de la misma manera que hizo campaña para defender al padre Damián y su labor con los leprosos de Molokai frente a un intolerante reverendo que parecía escapado de un cuento de Somerset Maugham.

    A mis cinco viajes por el Pacífico, habría que añadir mi último en diciembre del 2011, cuya principal motivación era añadir a mi larga lista de islas visitadas, la de Robinson Crusoe, qué pertenece a Chile y que está a  unas 369 millas de Valparaíso.

     Stevenson, en compañía de su familia, recorrió en un velero, el Casco, las islas de la Polinesia para recalar finalmente en Samoa, e instalarse en la isla de Opalu. En Vailima se construyó una casa abierta a todo el mundo y en la que escribía incesantemente sermones, poemas, reflexiones sobre la vida, novelas, cuentos, como si la urgencia, la necesidad imperiosa y espiritual de narrar, contar, imaginar situaciones, personajes, sucesos, le consumieran aún más que la fiebre que le acompañaba permanentemente en su enfermedad. Tal era la fascinación que los pobladores samoaanos sentían por lo que contaba y vivía Stevenson que le apodaron Tusitala, que significa "el que cuenta historias", un título que el escritor exhibía orgulloso y emocionado.

     En diciembre de 1894, la corta, azrosa pero feliz vida de Robert L. Stevenson se apagó (con 44 años). Pidió que lo enterraran en la cumbre del monte Vaea que presidía su casa en Vailima y,

como había escrito, que grabaran en su tumba su epitafio, que era una confesión de vida: "Bajo el inmenso y estrellado cielo,/cavad mi losa y dejadme yacer,/ alegre he vivido y alegre muero./ Pero al yacer donde quiso yacer,/ de vuelta del mar está el marinero,/ de vuelta del monte está el cazador".

     He visitado tres veces Samoa Occidental, pero fue en la tercera ( a la tercera va la vencida) cuando finalmente me decidí por subir al monte Vaea acompañado de un nativo para ver su sepultura. No fue fácil; está muy escondido. El día antes había llovido a raudales y el terreno estaba, además de empinado muy resbaladizo. Estaba en mis últimas fuerzas y pensaba "si  no tengo un infarto hoy no lo tendré nunca". Finalmente lo conseguí; ahí hay una imagen de su sepultura:

     El epitafio está en una placa de bronce adosada a su tumba. Desde la altura de ese monte puede verse el mar azul.

     Cuando Robert L. Stevenson falleció, los nativos de Samoa lloraron todos  su muerte, era como si a todos les hubieran quitado el padre que tanto hizo por ellos durante la posesión alemana de las islas. A hombros llevaron al fallecido hasta la cumbre para darle allí sepultura.

     Una foto antigua da testimonio de ese suceso. Muchos de los nativos, como pude comprobar, llevan  aun hoy nombres o apellidos alemanes.

     Durante un tiempo fueron los franceses, los ingleses y los alemanes los que se disputaron las islas.

     De todas las islas del Pacífico, Western Samoa fue la primera en conseguir su independencia. Su isla vecina esta bajo el dominio de los EE.UU y, se denomina American Samoa. El modo de vida de los samoanos de dicha isla ya poco o casi nada tiene que ver con las tradiciones de la Samoa Occidental, que para mí representa lo más tradicional y paradisíaco de todo el Pacífico.

     En mi tercer viaje a Samoa no quería perderme, como las dos primeras veces, la visita a la cima del monte Vaea, donde reposan los restos de este famoso escritor escocés, que muchos conocen por dos de sus mas icónicos libros: "La isla del tesoro" y D"Dr. Jekyll y Mr. Hyde".

                                                                                                                      Cúspide del la VIII. casa en Leo son los honores póstumos, que también yo quiero rendir a ese admirado escritor y aventurero. Géminis en la cúspide de la VI., indica, entre otros, enfermedad de los pulmones, (ya de niño, Stevenson padecía de una broquitis) su tuberculosis. Una hemorragia cerebral acabaron con su corta vida. Años más tarde, al fallecer en California,Fanny Ousborne, su esposa, su hija trasladó sus restos a Samoa, en donde yace junto a su esposo en el monte Vaea.

         

Visitas: 322

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por ANTONIO GARAU el junio 1, 2017 a las 3:55am

     Hola Vicente, todo ello me suena muy abstracto, muy ambiguo, esotérico, kármico. Es ese aspecto soy muy capricorniano.

     Gracias de todas maneras y un saludo.

Comentario por Vicente Reich Velasquez el mayo 31, 2017 a las 7:20pm

Hallo Antonio, Lilith en el analisis es muy revelador funciona  muy bien , hay  textos pero son muy oscuros para mi

expresa mejor que cualquier otro escenario, lo que implica  con algunas constelaciones  , porque qué Lilith interesa es la aserción radical su independencia, la necesidad de una equivalencia con lo masculino bajo la conciencia simultánea de la feminidad absoluta y la hembra derivado de este poder sobre la vida y la muerte. La  piedras curativas como Tiger y Hawk Eye o Jasper (beige Elfenbeijaspis) pueden ser de apoyo presente en cierta medida para realizar un seguimiento  de acuerdo a la carta y no rebase sobre el objetivo. ya que lo consideramos aquí, no es un planeta o cuerpo celeste, sino un punto de la perspectiva del  perigeo de la Luna  bien calculado. Con mucho gusto la Luna Negro se interpreta como aterradora  el lado, abrumador del principio original femenino. Queremos que se abstiene conscientemente aquí para definir a Lilith como "el lado oscuro de la feminidad", pero tratar de rastrear nuestra-mujer espiritual como  fuerza hombre o mujer - representa lo que tenemos dentro de nosotros. Esto nos obliga a convertirse en el paradigma patriarcal  teniendo en cuenta que los que nos enfrentamos en nuestra estructura de la sociedad occidental. Especialmente nuestro programa de siglos de antigüedad de los roles de género .pero si tiene que ver mucho con la maldad 

Saludo

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 31, 2017 a las 5:03am

El “Point Venus”.

     En la observación del tránsito del 3 de junio 1769 hubo 150 observadores oficiales y otros muchos aficionados. Entre los observadores se encontraba el célebre capitán James Cook que realizaba el primero de sus viajes: pudo observarlo cómodamente desde dos observatorios ubicados en el llamado Fuerte Venus, en la isla de Tahití. Una de las observaciones con mejores resultados fue la realizada en la península de Baja California por el francés Jean-Baptiste Chappe d'Auteroche, a quien acompañaban los españoles Vicente de Doz y Salvador Medina y el novohispano Joaquín Velázquez Cárdenas de León.
     En 1835 el director del observatorio de Berlín Johann Franz Encke obtuvo, a partir de los datos obtenidos en los tránsitos de 1761 y 1769, un valor de la paralaje solar de 8,57 segundos de arco, que correspondía a una distancia Tierra-Sol de 153.500.000 km.

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 30, 2017 a las 5:31am

     En todos los paraísos parece que hay peligros mortales que nos acechan. No tiene que ser necesariamente una manzana de las que ofreció Eva a Adan.

     A mi llegada a Fakarawa, me enteré por una de las nativas, que en ellas había un español. Me llevé una gran sorpresa encontrarme en esa diminuta isla,  perdida en el océano,con un compatriota. Resulto ser un muchacho valenciano que hacía las funciones de enfermero. A mi pregunta sobre los problemas de salud de los nativos, me contestó: "La coca-cola y el pescado." Lo de la coca-cola no me extrañó; alli hay muchos niños en edad escolar y con sobrepeso, debido a la alimentación y con la coca-cola no hacían más que aumentar el mismo, con las consecuencias que ello conlleva. Sobre el pescado me dijo lo siguiente: "Tenemos intoxicaciones letales por la consumición de que clase de peces y, por elllo, cuando alguien fallece, debemos proceder a todo un protocolo, que consiste en saber que clase de pez ha sido, la hora aproximada en donde se pescó y el lugar exacto del atolón. Lo curioso es, que el mismo pez, pescado a otra hora y en otro lugar del atolón es comestible. En el KDG de R.Ebertin la estructura de LU/NE = MA indica  la posibilidad de una infección o una intoxicación por porductos del mar.

     A raiz de esa de esa información, pensé que ello quizás tuviera alguna relación con los experimentos nucleares en el Pacífico. Ahora, repasando el libro de "Los Mares del Sur", de Stevenson, no dejo de asombrarme al leer lo siguiente en alguna de sus páginas: "El pescado abunda también; la laguna es un vivero, perfectametne cerrado, capaz de regocijar la imaginación de un abad; proliferean los tiburones, sobre todo en los canales, donde encuentran su alimento y el hombre no tienen más que preparar su anzuelo para pescar lo que quiera. Pero, ¡ay!, todo esto es ficticio. De esos peces multicolores que rodearon nuestra coleta en tropel a su llegada, los unos tienen la espina venenosa, los otros son totalmente pozoñosos, y el forastero debe refrenarse o correr peligro de sufrir una grave y dolorosa enfermedad. Los nativos son buenos guías en su isla pero, si se trasladan a otra, son de tan poca ayuda como nosotros, pues se trata de un problema de tiempo y situación. Un pescado obtenido en una laguna puede ser mortal; el mismo pez, capturado el mismo día en el mar y a unos centenares de metros del canal, será comestible. En una isla vecina, el caso puede darse a la inversa, y quizás cuarenta y ocho horas después podreís comerlos indistintamente en un lugar o en el otro. Según dicen los indígenas, estas vicisitudes tan desconcertantes obedecen al movimiento de los cuerpos celestes. el magnífico planeta Venus desempeña un papel importante en todas las leyendas y costumbres de las islas; entre otras funciones, algunas de las cuales son mucho peores, regula y rige la estación del buen pescado, cuando Venus se encuentra en cierta fase --como en la que estaba cuando nosotros llegamos--, determinados peces de la laguna son pozoñosos; el mismo pescado en otra fase es inofensivo y constituye un alimento precioso. Los blancos explican estos cambios por la presencia del coral.

     Constituye un último toque de horror, añadido ala imagen de esta esterecha pasarela, el hecho de que semejante anillo precario puesto sosbre el mar no esté formado por roca, sino por una sustancia orgánica, mitad viviente, mitad putrefacta; el mar limpio y los peces que en él viven están envenenados; la piedra más sólida está roída por dentro por los gusanos, y el más leve polvo es ponzoñoso por dentro por los gusanos, y el más leve polvo es ponzoñoso como una droga de boticario.

        (Robert L. Stevenson)

     En tiempos de Stevenson no había experimentos nucleares.

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 29, 2017 a las 10:36am

El síndrome de Gauguin

     En este blog he hecho referencia al "Síndrome de Gauguin".

Veamos:

     Paul Gauguin, fue un pintor francés postimpresionista que decidió huir de la Europa sintética y corrupta, donde sufría una grave situación económica, e irse a vivir a Tahití.
     Allí esperaba encontrar un paraíso natural lejos de todo lo que le incomodaba de su Europa natal. Su nueva vida le llenó de inspiración para sus obras. Sin embargo terminó arruinado y murió en soledad. Y es justamente esta decisión de cortar por lo sano y cambiar aquellas cosas que nos impiden alcanzar la felicidad, la que da nombre al síndrome.

     Bien, hasta aquí un muy breve resumen de la vida de Paul Gauguin.

     Quien ha experimentado ese síndrome alguna vez, probablemente no tenga ni idea de que en un momento dado de su vida haya padecido dicho síndrome; por supuesto en mayor o menor grado y de una manera temporal. Seguro que un capricorniano lo vivirá de una manera más distinta que un Piscis o un Géminis. Todo dependerá de como estén aspectados algunos de los planetas en su tema natal.

     Las edades más propensas, críticas, para experimentar dicho síndrome, si es que se da el caso, son las comprendidas entre los años 42-46; son las edades en que intervienen los ciclos de Saturno, Urano, y se activan las semicuadraturas de las cartas natales.... de una manera en forma de crisis, más o menos grave, otras de manera más dramática, como puede ser un grave accidente, un divorcio, perdida del empleo,etc. y a veces casi todo junto a ñla vez en un diferente nivel.

     El caso de P. Gauguín y en especial su fase final es quizás la más llamativa o dramática. Como he podido comprobar en varios temas natales, incluído el mío, intervienen los siguientes planetas: Neptuno, Urano, la Luna y Venus. El Sol y Urano pueden marcar, si uno estudia las progresiones de ambos, el año concreto de dicha crisis. Si estamos atentos a las noticias de la TV o de la prensa, podemos ver a diario personas, famosas o normales, en las que se da la edad de las mismas, como esas  pertenecen al grupo mayormente comprendido entre los 42-46 años.

     En el blog he nombrado varios personajes, tales como Robert L. Stevenson, Paul Gauguin, Jacques Brel y mi persona. En todos los casos hay algo en común: la "chifladura" con los Mares del Sur, con las islas del Pacífico,en donde a mi pobre juicio, quedan los últimos paraísos de la tierra. Los tres primeros se fueron de Europa y se quedarón en esas islas. Yo he estado seis veces en el Pacífico; de ellas seis en Tahiti, tres en Samoa, dos en Fakarawa y el resto repartido en diversos periplos por esas latitudes.

     En este mismo blog indiqué cómo tienen, esos personajes aspectadas sus Lunas con Neptuno, menos Brel que tiene Neptuno en un trigono  con Venus. El resto son conjunciones; en el caso de Gauguin es una oposición de su Luna en conj. con su AC en oposición a Neptuno. Una Luna en Leo, creativa, que forma una estructura con Venus; quizás la más "típica", la de una "vida soñadora".

             VE = LU/NE

     Veamos como lo juzgan algunos psicólogos. Tengo dos versiones, una de ellas, la 1ª la que se acerca más a Gauguin; la 2ª, menos dramática, lo cual nos indica matices entre una y otra, amén de la composición del tema natal de cada uno.

     ¿Alguna vez has sentido la necesidad de querer cambiar tu vida, dejarlo todo y marcharte a otro lugar?

     Este deseo íntimo de huir a otro lugar mejor e iniciar una nueva vida dejando atrás los problemas y los quebraderos de cabeza que conlleva una vida basada en la inercia, provoca un sentimiento de búsqueda continua de un paraíso donde nunca hay problemas. Un sentimiento que todos hemos atesorado alguna vez en nuestro interior y que, si somos honestxs, de vez en cuando asoma.

     Este deseo se denomina “Síndrome de Gauguin”.  Su nombre hace referencia al famoso pintor francés postimpresionista que, huyendo de la corrupción y de la artificialidad de la civilización europea, huyó a Tahití donde encontró el paraíso alejado que anhelaba.

     De esta manera, Gauguin se adentró en una búsqueda constante de la pureza total de la vida sin convenciones reflejada en su arte y en su visión de la vida. Al principio todo cuajó: el nuevo entorno nativo y la propia isla le sirvió de inspiración coincidiendo con su etapa más creativa. Pero a medio plazo, su estancia también se llenó de enfermedad, de soledad, de lucha interna, de ruina económica y de miseria personal. Finalmente Gauguin murió en soledad, en el olvido y arruinado, deseando volver a la civilización.

     El origen de este síndrome puede residir en las dificultades de identidad personal y social asociados al avance de la edad vital; problemas de pareja y/o estrés laboral que genera una ambivalencia emocional fluctuando entre la angustia y la felicidad, lo que puede llevarnos a desarrollar cambios extravagantes y conductas extremas.

     Llega un momento en la vida en que uno se pregunta si la vida que lleva es realmente la que quiere tener.
     Esta pregunta suele venir cuando se alcanza una madurez laboral, social y/o familiar donde parece que ya has alcanzado más o menos con éxito la meta a la que se supone que tenemos llegar.
     Pero es entonces, con esta falsa sensación de éxito, que descubrimos que el sueño de lo que queremos ser y hacer cuando ya tenemos una cierta edad, nos la han impuesto culturalmente desde la enseñanza en la escuela, y más tarde en nuestra sociedad de consumo, pero que en ningún caso, tuvimos la correcta percepción de lo que realmente nos haría felices al ser mayores.
     Es en este momento de la vida, cuando nos replanteamos cada uno de los objetivos que teníamos hasta ahora.
     Hay personas que deciden que ya se sienten cómodas con este “éxito” alcanzado, y no van a cambiar ni un ápice de sus vidas. Otras querrían cambiar pero no se atreven por miedo a lo desconocido y “al qué dirán”. Y por último, están aquellos que deciden llevar a cabo una serie de cambios, porque no se conforman con este “éxito falso” y deciden buscar la felicidad según su propia esencia y necesidades coincidan o no con los estándares de la sociedad.

     A esta sensación emocional junto a los cambios que uno debe realizar para conseguir su bienestar y satisfacción personal se le denomina Síndrome de Gauguin.

    Como tenemos en este foro a muchos psicólogos y psicólogas, ellos podrán darnos alguna de sus experiencias o matizar lo expuesto, que por supuesto, a fin de cuentas todo depende de unas variopintas estructuras en un tema natal.

https://youtu.be/sBSdGeKm-74

   

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 29, 2017 a las 7:16am

     En la imagen, el Beechcraft Twin-Bonanza de Jacques Brel en Atuona/Hiva Oa (Islas Marquesas), como lo vi por primera vez.

     En la actualidad y, gracias a los admiradores de Brel esa avioneta se encuentra allí, restaurada y bajo techo para mejor conservación.

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 28, 2017 a las 11:03am

     En 1993 había visitado por primera vez la isla de Fakarawa en el archipiélago de las Tuamotú. Era temprano por la mañana, el barco en que navegaba se deslizaba a mínima velocidad por la laguna hasta encontrar un lugar donde fondear. Yo me encontraba en cubierta y estaba fascinado de la tranquilidad que se respiraba en el aire con todo un abanico de colores de una nitidez sorprendente a mi alrededor. Después de ese, mi primer viaje por esas latitudes, caería en mis manos el libro de Robert L. Stevenson: "EN LOS MARES DEL SUR". Cual no sería mi sorpresa al llegar a la pág. 187 del citado libro y ller: FAKARAWA - UN ATOLÓN MUY CERCANO.  Ello está reflejado en el recuadro de arrriba. Casi se me ponen los pelos de punta. Era exactamente lo que sentí al llegar a esa isla paradisíaca. era como si R.L.Stevenson hubiera leído mis pensamientos.... o yo los suyos en otra vida. Los dos tenemos la Luna conjunta con Neptuno, con lo que se unen: fantasía e inspiración.

     Pero primero vamos a explicar que es un atolón y como se forma.

     Un atolón es una isla coralina oceánica, por lo general con forma de anillo más o menos circular, o también se entiende como el conjunto de varias islas pequeñas que forman parte de un arrecife de coral, con una laguna interior que comunica con el mar. Los atolones se forman cuando un arrecife de coral crece alrededor de una isla volcánica, a medida que la isla se va hundiendo en el océano. Debido a que es una isla más o menos de coral; la diversidad de peces ahí es considerablemente grande.

     Si hay un destino que para el imaginario occidental expresa la idea del paraíso en la tierra, ése es Polinesia. Mar turquesa de aguas poco profundas, irisaciones inauditas, fondos coralinos de espectacular belleza y biodiversidad, playas solitarias de arena blanca o rosada, selvas de color esmeralda, resorts de lujo con bungalows sobre el agua…  un destino ideal tanto para una estancia de relax y romanticismo como para el turismo activo y el cultural.
     Ahora bien, hay que advertir que en estas islas paradisíacas acecha un terrible peligro: el de sentirse tentado de cortar amarras y quedarse en ellas para siempre.

     La mayor parte de los principales atolones del mundo están en el océano Pacífico (con concentraciones en el archipiélago Tuamotu, las islas Carolinas, Marshall, Mar de Coral, y los grupos de isla de Kiribati y Tuvalu) y océano Índico (los atolones de las Maldivas, las islas Laquedivas, el archipiélago de Chagos y las islas externas de las Seychelles). En negrita son todos los que he visitado a lo largo de mis viajes por el Pacífico.

     Era de los primeros en desembarcar de una lancha de nuestro crucero. Todo era silencio y no se veía a un nativo por ningún lado; casi pensé que la isla estaba deshabitada,

cuando de repente, como si de un fantasma se tratara, tenía delante de mi a una nativa con una cara de sorpresa, no menor que la mía.  (En la imagen, esa muchacha nativa, con la que, una vez hechas las presentaciones, nos sentamos un rato a charlar.

     Ante tal belleza, y con un francés un tanto oxidado por el paso de los años, sólo se me ocurrió decirle: "Usted debe ser Miss Fakarawa". La sonrisa era la misma que en la imagen.

     Par mí, la belleza de las mujeres asiáticas y de la Polinesia, son una especie de belleza "sublime". Será por la unión de mi Luna con Neptuno (la octava de Venus), que a la vez forma un aspecto armónico con Venus.

     Por cierto, cuando tuve una segunda vez la oportunidad de visitar Fakarawa, llevaba conmigo copias de las fotos que hice a algunos de los nativos de la isla. Innecesario decir la alegría que tuvieron y las muestras de hospitalidad que me fueron ofrecidas.

     En el caso de Fakarawa, la alguna no es circular sino más bien rectangular como se puede ver en la imagen inferior.

     Solamente tiene dos pasos, relativamente profundos, para que pueda entrar un barco en la laguna.

     La vida de un atolón se concentra por entero en las orillas de la laguna; allí s encuentran los pueblos y las canoas amaradas, mientras que las orillas junto al océano siguen malditas y deshabitadas; sólo sirven de teatro para escenas de brujería o de naufragios, y los nativos las consideran terreno apropiado para las hazañas de los espectros asesinos.

     Poco a a poco se dibujo una brecha en la muralla baja; los bosques se acabaron; una punta fulgurante se adentraba en el océano hacia un bajío coor esmeralda, que señalaba la entrada. cuando nos acercamos, encontramos un hilillo de mar --el mar particular de la laguna, que tenía allí su origen y su fin-- 

Acabábamos de poner proa hacia el paso cuando todas las cabezas se inclinaron de pronto sobre la borda. Las aguas que nos llevaban adquirieron de repente tonalidades azules y grises, sorprenden-

tes; en su transparencia

se veía el coral ramificarse y florecer, mientras los peces nadaban bajo nuestros pies, moteados y rayados, incluso con picos de cotorra.

     A lo largo de mi vida he tenido ocasión de ver muchas curiosidades, pero ninguna más asombrosa que ese espectáculo contemplado desde el navío en la laguna de Fakarawa. (Robert L. Stevenson).

Comentario por ANTONIO GARAU el mayo 28, 2017 a las 6:51am

     Hola Vicente. Si tienes alguna literatura sobre la Luna Negra ya me lo comunicarás. Sobre ella no tengo una buena opinión, basada en en la investigación que tengo hecha hasta ahora. Para mí es en cierto modo una especie de "pájara de mal aguero", hablando eufemisticamente. El único problema que tuvo Srtevenson fue su precaria salud, pero sin embargo, como puede leerse en su epitafio: "Alegre he vivido y alegre muero"; no hay la menor duda que tuvo una vida de la que muchos soñarían tenerla aunque tuvieran que morirse tan jóvenes.

     Mientras que sobre Plutón y Quirón hay buenos libros, sobre Lillith aun no he visto ninguno que resalte.

     En su tema natal tiene la Luna en conjunción con Neptuno, al igual que yo y en la misma casa II, aunque en diferentes signos. en el caso de Paul Gauguin, éste tiene su Luna en oposición a Neptuno. Los tres somos amantes del Pacífico, de esos paraísos con los que muchos sueñan. Tanto uno como el otro nos hemos gastado bastante dinero por visitarlos, explorarlos y vivirlos. Aparte del romanticismo que conlleva la relación de los dos planetas, que tam bién puede interpretarse como "escapismo"...huir de las rutinas y perderse en laguna de esas islas del Pacífico, los últimos paraísos que nos quedan. Es lo que se denomina el "Síndrome de Gauguin".

     También Jacques Brel fue uno de los soñadores y sus restos reposan a poca distancia de los de Paul Gauguin en el cementerio de Hiva Oa en Atuona. En la imagen estoy apoyado sobre la sepultura de P.Gauguin; a mi izquierda, la de Jacques Brel.

     De Brel no tengo su tema natal, pero me consta que tiene a Neptuno en Leo aspectando a Venus  también  por un trigono. El mismo aspecto que tengo yo, pero en lugar de estar mi Venus en Tauro, se encuentra en Capricornio. También tiene Brel su MC en Sagitario al igual que Stevenson.  Mientras que Stevenson tenía un bonito velero, Brel, ya en tiempos contemporáneos tenía su propia avioneta., un Beechcraft Twin-Bonanza modelo D50 construído en Wichita/Kansas. Con él ayudó mucho a los nativos de las Islas Marquesas, en casos de urgencia, búsqueda de medicamwentos o traslados a un hospital.

´Al igual que Stevenson, también tenía su AC en Acuario, mientras que yo tengo a mi DC en Acuario y a Urano en el MC.

Comentario por consuelo el mayo 28, 2017 a las 4:48am

Que interesante Antonio....gracias

Comentario por Vicente Reich Velasquez el mayo 27, 2017 a las 5:20pm

Me parece  celebre  la frase "Bajo el inmenso y estrellado cielo,/cavad mi losa y dejadme yacer,/ alegre he vivido y alegre muero./ Pero al yacer donde quiso yacer,/ de vuelta del mar está el marinero,/ de vuelta del monte está el cazador". muy de acorde con la luna negra de la casa uno.

saludos

Eventos

Distintivo

Cargando…

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio