mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

(EN BREEZY POINT, EN LA PLATA Y EN LA ESCENA SIGUIENTE QUE RESUMIRÁ LA LUNACIÓN DE ABRIL DE 2013)

No pude publicar este estudio antes de la Luna Nueva de 10 de abril de 2013, lunación que intenta penetrar. Pero sigue siendo válido y es una contribución a los estudios sobre el clima.

I

PLANETOIDES PARA SABER DE LOS VIENTOS Y LAS LLUVIAS Y PORQUE UN PODEROSO VIENTO LLEGARÁ A LA PRÓXIMA LUNA LLENA, 25 DE ABRIL DE 2013

En 23 de enero de 2008, he pensado PELION como la fuerza de los vientos y lo confirmé a las 13hs50m de 26 de enero de 2008. Entonces más tarde, lo estaba entendiendo sólo como un indicador de revoluciones, revolucionarios y velocidad. Así, el dibujo que hice para simbolizar el planetoide centauro PELION representa un enlace roto e independiente del hilo cronológico convencional (ver el símbolo de Pelion en la ilustración “vientos y lluvia). Si es un hecho que el planetoide centauro PELION gobierna las conversiones repentinas e inesperadas de orientación intelectual y política, él es también un regente de tormentas y ventiscas (los tornados y huracanes aún más fuertes son de los Transneptunianos 1998 KD66 y 1996 RX33).

A mi entender, el fuego húmedo en Breezy Point (Queens, Nueva York, N.Y.) volvió el centauro PELION a los vientos, pues me hizo recuperar mi comprensión original acerca de este centauro. En 30 de octubre de 2012, durante la tormenta SANDY, este incendio me ha obligado lo reanudar como un importante indicador de fuertes ráfagas, y también como el indicador de huracanes y tornados, siempre que transite por los meridianos del zodiaco donde se sitúan grados de difíciles Momentos Orbitales Cardinales, por ejemplo, del supersónico transneptuniano 1998 KD66.

Desde el 06 de abril de 2013, yo puedo predecir huracanes o tornados con más facilidad.

Por ejemplo, la próxima luna llena, en 25 de abril de 2013, será un Eclipse Parcial de Luna que nos hará experimentar un viento excepcionalmente rápido, porque la Luna estará en conjunción con este planetoide TNO 1998 KD66 (5°Sc07’).

No sé por adelantado cuando el vendaval previsto será un tornado o un huracán. Ahora, mi poca experiencia no me autoriza especular si el viento va a ocurrir en el continente o en la costa. Este discernimiento podría orientarme mejor elegir entre tornado y huracán.

Aunque todavía falta un poco más de un mes para la temporada de huracanes y que, ahora, ninguna tormenta está generando un huracán, la presencia del tormentoso centauro Pelion en el perihelio húmedo de Melpómene (18° Ar), puede dar lugar a un huracán o un tifón.

No voy a estudiar ahora, pero si es como creo, que un fuerte choque térmico provoca un tornado, entonces, un fuerte tornado es prometido por el enfriamiento brusco que va a sufrir la luna llena en 25 de abril de 2013, cuando se acercar a la helada conjunción Saturno/1996 AS20, en un mes lunar iniciado cuando la Luna Nueva se sumó a viento, humedad y calor (conjunción Luna Nueva/Pelion/Melpomene/2001 FZ173).

Se requiere una atención constante a otros planetoides que aún se desconocen, pero las posiciones de estos 15 (5+10) siguientes planetoides ayudan mucho en la comprensión de las lluvias, tormentas, inundaciones, y en el desarrollo de una climatología astrológica. Invito a los astrólogos para probar sus cartas astrológicas de tormentas, inundaciones y otros desastres climáticos y técnicos, agregando en ellos la posición de estos planetoides. Les aseguro que una simple observación, en sus cartas de desastres naturales, de las conjunciones entre los planetas dominantes con los grados zodiacales siguientes es suficiente para tropezar con una técnica básica y útil.

Los principales planetoides regentes de lluvias y vientos, que llegué a entender, son los siguientes:

Melpómene (agua), Gefion (lluvia), 1998 KD66 (híper aceleración), 2001 KK76 (fluencia y entierro por el solo, rocas, nieves y escombros) y Pelion (vendavales).

II

CONTRIBUCIÓN A UNA CLIMATOLOGÍA ASTROLÓGICA

 

La variación en la incidencia de la luz y del calor solar en la tierra conduce a los solsticios de invierno y verano. Incluso si una débil inclinación del eje de la tierra no provocase, alternativamente, las estaciones en los hemisferios norte y sur, sintetizadas por los solsticios, las variaciones climáticas en la Tierra aún persistirían como afelio (frío) y perihelio (calor).

Debido a la variación existente en la insolación anual sobre ambos los hemisferios, además de experimentar los dos equinoccios, las regiones tropicales experimentan otros dos momentos equinocciales especiales, de más abundante calor y humedad, cuando el sol alcanza el meridiano central en posición cenit sobre ellas y su declinación coincide con las latitudes de estas regiones.

He aquí es la clave principal de toda la ciencia astrológica, no sólo por el clima. Ella está en la cadencia de afelios, perihelios y nodos de todos los cuerpos celestes en nuestro sistema solar, y no sólo en la órbita de la Tierra o de planetas cercanos.

Además de las contribuciones innegables de calor, por Marte y el Sol, de la contribución de las llamas marciales, y de las obstrucciones frías y prolongadas de Saturno, si valoramos la influencia climática de la actividad nuclear del Sol también debemos considerar el planetoide TNO 1999 TD10.

1999 TD10 es el planetoide transneptuniano regente de la energía, particularmente la nuclear. Por ser demasiado similar a él, otro planetoide TNO, 1994 GV9, gobernante de las explosiones y electricidad también ha tenido sus grados zodiacales más importantes aquí presentados.

Ahora, les presento a 10 planetoides que también serán muy útiles para el desarrollo de una climatología astrológica. 1994 GV9 se repite en esta relación. Los grados zodiacales que indico, a continuación, son los principales determinantes de sus naturalezas astrológicas. Además de estos grados, debemos tener en cuenta sus posiciones actualizadas por tránsito zodiacal, recordándonos que cualquier cuerpo celeste es dominante cuando transita por el grado 28° de Géminis, y se acopla al meridiano de la estrella Polar, o en el 26.° grado de Sagitario, cuando hace conjunción con el meridiano del centro de la Vía Láctea.

1996 RX33 (desastres repentinos, tormentas y vendavales), Teharonhiawako (mortalidad, letalidad), 1994 GV9 (electricidad y explosión; rayos, relámpagos y truenos; explosiones eléctricas siderales), 1999 OX3 (colapsos, torrentes, naufragio y sumersión), 2000 QB243 (sobrevivientes), 1996 AS20 (alturas, frío, nieve), 1999 AS20 (alturas, frío, nieve), 2005 PQ21 (calamidades), 2004 TF282 (destructividad), 2001 FZ173 (calor, sequía, fuego, volcanes), 2000 OO67 (granizo, bólidos, meteoritos).

AGUA, FUEGO, EXPLOSIÓN Y VIENTO SEGUNDA PARTE

Visitas: 295

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio