mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

LIBRO DE LA SALUD. MEDICINA HOLÍSTICA Y ASTROLOGÍA. Adela Ferrer


.

Hace 640 años vivió en la ciudad de Granada un médico al que los historiadores de la medicina han otorgado el título de último de los grandes médicos de Occidente. Este hombre, llamado M. b. 'Abdullah b. Al-Jatib (1313-1374), era médico personal del sultán y considerado como "hakim", es decir, maestro y sabio por excelencia, calificativo que la cultura árabe da a las personas que conjugan su dominio de la práctica terapéutica con el de otros campos del saber.

.

El hakim constituye, dentro de la tradición árabe, una figura similar a la del nuevo hombre multidisciplinar del Renacimiento que, por estas fechas, aún está por aparecer en el ámbito europeo.

Gracias a su formación sociológica y filosófica Ibn al-Jatib mantiene una visión compleja del ser humano que le permite situarlo en esas dimensiones sin dejar de atender a sus estrechas conexiones con la naturaleza externa y con su propia condición interna.

.

Él nos dejó en herencia un tratado que sorprende por su modernidad, el "Libro del cuidado de la salud durante las estaciones del año", llamado también "Libro de Higiene", en el que desarrolla de manera sistemática las costumbres y el orden de vida que cada cual debe poner en práctica, conforme a su constitución, para mantener una buena salud o recuperarla si la ha perdido.

.

Es un tratado de medicina preventiva escrito de forma clara y concisa, cuyas directrices avalan las ideas que la medicina integral ha recuperado y puesto de moda hoy en día.

Siguiendo con el ejemplo del supuesto paciente de complexión puramente flemática, estos son los consejos higiénicos de Ibn Jatib para pasar el invierno (estación fría y húmeda, como la propia de la complexión del flemático)

"Sobre el régimen de la complexión flemática en el invierno

Sobre ella diremos que tiende a la frialdad y a la humedad, por lo tanto resultan muy de temer las enfermedades crónicas. El régimen tratará fundamentalmente de someter la enorme fuerza de esta desviación.

.

Allí donde se pueda se buscará el aire cálido y suave, en zonas que reciban el soplo del sur o estén próximas a minas u hornos de arcilla. Donde no se pueda, mediante tratamiento, es decir, resguardándose de los aires fríos y húmedos, encendiendo fuego en las casas y situando las camas siempre levantadas del suelo. También pueden cubrirse las paredes con tapices y telas de lana. Resultan muy apropiadas las velas de cera perfumada.

.

Para la comida se buscarán alimentos secos, como las carnes de ave en general: gallinas, perdices, codornices, palomas o estorninos; y las procedentes de la caza como liebres y venados, aderezadas con especias y preparadas con ajo, cebolla, aceite, comino e hinojo.

También acompañadas de salsas de adobo con pimienta y nuez moscada. Lo mismo fritas, cocidas o asadas. Sin embargo, se evitarán las sopas picantes de pan.

Por la mañana se recomienda beber agua caliente sola o en infusiones. El resto del día también agua o el conocido oximiel u otros jarabes de miel y azúcar.

Dulces de miel y dátiles, arropes espesados con harinas y especias que contengan almendras, nueces y piñones. Además de los digestivos cálidos, tomados tras las comidas, como jengibre, pimienta, zanahoria, cáscara de toronja, electuarios y compotas.

Frutos secos: higos, pasas, pistachos, almendras, garbanzos fritos con sal, coco y pulpa de tamarindo.

Se recomiendan los caldos de ave con especias en ayunas, además de jarabes de valeriana y orégano. Asímismo hacer gargarismos.

.

Respecto al sueño y la vigilia, conviene alargar ésta y espabilar el sueño con elucubraciones mentales o tomando la brisa nocturna. Hay que cuidarse de dormir en camas alzadas del suelo y proteger la cabeza del frío. Se caldearán las habitaciones con braseros y estufas y se usarán cobertores de algodón y pieles.

.

Traerá beneficio el practicar todo tipo de deporte, lo mismo con el estómago vacío que lleno, ejecutar muchos movimientos corporales y hacer uso del masaje fuerte.

Sin embargo, no se recomienda el coito salvo si la exigencia es grande, porque al sumarse la frialdad y la humedad excede la parte pesada.

El baño es mejor tomarlo en ayunas, friccionando con fuerza y secando mucho para conseguir la exudación, aplicándose medicamentos aromáticos a base de plantas.

.

Los vestidos se confeccionarán con telas gruesas de algodón, lana pura, seda con lana y pieles cálidas de animales.

Son buenos todos los perfumes de gran calidez, como el almizcle, la algalia y los medicamentos indios: clavo, nuez moscada, valeriana, ámbar o beleño. También están muy indicados los sahumerios desecativos con almáciga, sandáraca, hipérico y aguas de flores como la rosa blanca, el jazmín, la flor del naranjo ácido, el lirio, la camomila y otras parecidas.

Se contemplarán los rojos, los amarillos fuertes y los púrpuras.

Se participará en conversaciones sobre temas polémicos o se recitarán poemas en réplica a otros que traten de gestos heróicos y aventuras, evitando los asuntos de difícil comprensión y las alegorías demasiado complicadas.

Se escucharán cantos agudos, acompañados de palmas e instrumentos de fuerte ritmo como tambores, trompetas y palillos de tañer. Será apropiada la compañía de artesanos que utilicen el fuego en su trabajo y hagan ruido, por ejemplo herreros.

El régimen será estricto cuando la estación esté en su rigor y se irá suavizando a medida que decaiga.

.

Ibn Jatib, al que los azares de la política llevaron hasta la ciudad marroquí de Fez, murió ejecutado el año 1374, tras exiliarse junto a Abu ´Abdallah (Muhammad V), hijo de Yusuf I. En dos ocasiones fue su visir y en dos ocasiones también le acompañó en su destierro.

El excesivo celo del cardenal Cisneros le llevó a quemar en una pira pública miles de textos y volúmenes árabes, sin embargo, tal vez alguien le aconsejó mejor o quizá su codicia se agudizó y se llevó todos los libros de medicina y demás disciplinas científicas a su biblioteca de Alcalá. Presumiblemente, por esta vía han llegado los manuscritos, cuya traducción tenemos entre manos, hasta su ubicación actual en Europa.

Visitas: 2025

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Adela Ferrer el julio 8, 2014 a las 2:40am

Gracias, Galefod. Un abrazo fraternal.

Comentario por Galefod el julio 3, 2014 a las 7:40am

Como siempre, no sólo despiertas la curiosidad con razones históricas sino que, muestras que todo participa de las cualidades globales que constituyen el universo clásico. Para el flemático: calor y sequedad buscando la armonía de los opuestos. La teoría de los cuatro elementos está superada pero no el fundamento filosófico metafísico que somos naturaleza, de la misma clase que la realidad circundante, y debemos estar en armonía con ella. Energía, practicidad o materialidad, razón y emoción, con los cuatro elementos simbolizando estas cualidades fundamento del conocimiento y de la vida, estructuran una bella disciplina, culta, práctica, incisiva, prospectiva del alma, conocedora de su humanidad animal y espiritual, maltratada, denostada, mal estudiada por comodidad e impaciencia. ¿Qué decir más?. Desearte éxito en tu labor divulgadora. Gracias por ella.

Comentario por Adela Ferrer el agosto 11, 2010 a las 10:33am
Hola, Marco:
Estoy convencida de que la medicina tradicional fue común en un "momento" (seguramente algunos milenios) de la historia de la Humanidad. En cualquier caso, es de un sentido común "esférico" quiero decir, que en todos y cada uno de sus puntos, y se mire por donde se mire, es igualmente sensata.
Gracias a ti por tus comentarios
Comentario por Adela Ferrer el agosto 2, 2010 a las 6:25am
Hola, Maria Olga: Copié este apartado del libro de Ibn Jatib porque es un maravilloso ejemplo de cómo, para la Astrología, cada cosa que hay en este mundo sub-lunar tiene relación con los elementos y las cualidades elementales y del motivo por el que se les adjudicaron planetas, signos y triplicidades. Como fácilmente se puede entender, es imposible hacer un listado (algunos intentos se han hecho pero, como es natural, son generales) de las cualidades elementales de todas las cosas: plantas, flores, perfumes, tejidos, animales, colores, alimentos, perfumes, minerales... ¡qué se yo, de todo! Lo más interesante es aprender a hacer analogías: con este modelo ya comprendemos que todas las cosas que nombra son calientes y secas (al menos moderadamente) y así podremos ayudar a escoger lo más adecuado para cada persona en cada momento.

En cuanto a Cisneros (1436-1517) Inquisidor general de Castilla y confesor de Isabel la Católica, no pudo dedicarse a la realización de particular "Farenheit 451" hasta después de la conquista de Granada (1492). Y ya lo decía Ghandi: "Me gusta Cristo, pero no me gustan los cristianos) y no vale la pena indignarse por un quítame allá esos libros, imagínate la desgracia para la humanidad del incendio de la biblioteca de Alejandría. La jerarquía católica es una institución de poder terrenal que no se ha destacado nunca por su inquebrantable fé ni seguimiento de las enseñanzas de Cristo; en toda Europa, los protestantes, calvinistas, luteranos, etc. quemaron a muchos más herejes -seres vivos- que los católicos (sin que ello sirva de excusa para los católicos papistas).

Los seres humanos somos capaces de perpetrar las mayores matanzas y canalladas, pero también de crear las obras de arte más sublimes.

Un abrazo
Comentario por Adela Ferrer el agosto 2, 2010 a las 5:58am
Hola, Gloria: Muchas gracias por tu amabilidad. y mil disculpas, pues inadvertidamente borré tu cortés comentario.

Un abrazo
Comentario por maria olga el agosto 1, 2010 a las 4:21pm
Excelente tema ojala pudieran ampliar los textos de medicina de Ibn Jatib.Quedè indignada con el Cardenal Cisneros , como la Iglesia pudo cometer tantos errores, no me lo explico, ni siquiera por que sucedieron el año 1374.

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio