mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

*INFORMACIÓN PARA LOS "ESPACIOS DE FUSIÓN"*

      Esto es información para aquéllas personas que gustan de tener su aura energética limpia. 
 
     La "actividad íntima sexual", que se manifiesta en el espacio de "fusión con el otro", es el espacio astrológico correspondiente a la Casa VIII: Escorpio: Marte-Plutón, donde entrelaza, une, acopla, mezcla ... las energías  entre las personas.
       El sexo genera un intercambio intenso, de gran alcance y resistencia, entre la energía de los involucrados. Estas "conexiones", se instalan en el aura de cada un@ durante largo tiempo; son difíciles de limpiar y poco fáciles de equilibrar. Cuanto más tiempo y más íntimo sea el contacto con la otra persona, más influyente y poderosa será la interacción de los campos áuricos y más dificultad habrá para desconectarse.
       El "sexo casual", puede llegar a entrelazar las
energías de un montón de personas en la propia aura..., llegando a desvirtuarla, desordenarla, caotizarla..., si no existe un "cuidado energético" de la misma, se "corta", o se limpia.
       Cuantas más parejas sexuales casuales se tengan, más "productos de deshecho" tendrán pegados en sus cuerpos Físico, Energético, Astral y Mental. 
           Las enfermedades de transmisión sexual, son fácilmente transferibles, energéticamente hablando..., la energía de la enfermedad, se "adhiere" a sus cuerpos sutiles y -a menos que se haga un buen trabajo de limpieza-, ahí estará "larvada" y esperando el momento adecuado en el que sus defensas "bajen", para hacer acto de presencia en su vida, probablemente localizándose en el segundo chakra (sexual) y/o somatizando en el cuerpo físico a través de los órganos reproductores.
 
       Otras "cosas" que se pueden "traspasar" de un@s a otr@s a través de las relaciones sexuales son: 
 
- Karmas de todo tipo: Sexual, Familiar, de la propia persona (tipo "pactos"  y "contratos" contraídos con otros seres, etc...).
- Contaminación psíquica: Parásitos y larvas astrales, seres desencarnados adheridos, bloqueos de zonas específicas, limitaciones de todo tipo.
- Enfermedades de la persona con la que se está en intimidad. 
       Exactamente lo mismo les pasa a los "psíquicos", personas que en la mayoría de los casos, no saben que son maravillosos receptores energéticos y se pasan la vida como "zombies", intentando sostenerse en medio de energías ajenas que se confunden con las propias. Aquí hay que vigilar todos los aspectos de la Luna, e igualmente de Neptuno y Quiron, éste último desde otra perspectiva diferente, pero igualmente relevante. 
       Aunque la mayoría de las personas desconocen esta información y  la ciencia la elude, esto es bien sabido y conocido por las personas que manejan sabiduría espiritual, metafísica e información evolutiva. Las religiones induistas, por ej., saben hace milenios... y como ellos, tantas otras que   ¡Si! tienen un maravilloso "manual" sobre el funcionamiento de nuestra energía.  Los últimos descubrimientos y avances científicos, avalan toda esta información que está ahí desde hace miles de años. 
 
       Hasta el momento, la única forma de poder limpiarse de las "adherencias" traspasadas desde la intimidad sexual, es trabajando directamente en los cuerpos sutiles de cada cual.
     
       Para el trabajo de limpieza de áuras y demás parásitos indeseables, existe información escrita de muy diversas fuentes, la mayoría  coincidentes en métodos y formas.
       Investigar, estudiar y profundizar en ello, aparte de otra "nueva sintonía", nos regalará optimismo, confianza y nuevas perspectivas, tanto de "gobierno de nosotr@s mism@s" como de "realización personal". 
       Por último, aquí os dejo unos consejos del Dalai-Lama sobre cómo aprovechar mejor nuestra Energía: 

Los 10 ladrones de tu energia

       Tenemos una carga de energía asignada, los latidos contados de cada cual; es nuestra responsabilidad utilizarla con medida y no desperdiciarla. Somos conductores de la fuerza Divina, tendremos acceso a ella siempre y cuando estemos conectados conscientemente, eliminando algunas interferencias:

1.- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2.- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle. Las deudas no caducan con el tiempo, aunque la ley te proteja; sé responsable, es mejor hacer un plazo de céntimo a céntimo, que perder tu preciada energía y tu palabra.

3.- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a renegociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4.- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas. Aunque no debes de huir de responsabilidades y no todo el tiempo es factible, muchas veces por puro control o por no darnos el permiso, seguimos perdiendo tiempo en nimiedades y abandonando lo verdaderamente significante en nuestras vidas.

5.- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad. La naturaleza, tiene ritmos y tu vida también. No actuar en el momento erróneo te quita energía y no parar cuando lo necesitas, también.

6.- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas. Uno por uno, toma cada papel, cada recuerdo y hasta cada sueño y elige.

7.- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Toma sol por las tardes, medita, respira, báñate en el mar, haz ejercicio en la naturaleza, escucha tu cuerpo y elimina las toxinas. Haz una cita médica y mira si te faltan minerales o vitaminas. Aliméntate con comidas orgánicas (sin pesticidas) y frescas; trabaja en la prevención para evitar la crisis de una enfermedad (un aviso un cuerpo sin energía).

8.- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja; y toma la acción necesaria. Resignarte a una situación y sentirte que no tienes control, sólo conseguirá drenarte.

9.- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar. Entregar a Dios, siempre puedes elegir tu camino y fluir sin apegos hasta llegar a tu orilla a salvo.

10.- Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

Estar conectados al Infinito es la fuente más grande de energía, mientras que los miedos, el rencor y la ira son los bloqueadores más frecuentes.

Enfócate en el presente,

vivir en el pasado o vivir en el futuro,

solo te drenan del presente>>.

- Dalai Lama - 

¡Saludos! Mª Ysabel.
Links con Información interesante:
      

Visitas: 747

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Maria Ysabél el julio 18, 2014 a las 3:05am

18-07-2014

ENERGÍA

LOS LAZOS QUE CREA EL SEXO (EJERCICIO PARA CORTARLOS)

(Publicado en LuzArcoIris)

20140624-015053.jpg

LOS LAZOS QUE CREA EL SEXO

Pocas personas son conscientes de toda la energía que se mueve cuando tienen encuentros íntimos con alguien. Las energías y las almas se unen (entrelazan) y entre más profunda sea esa conexión, más se comparte y se intercambia energía. Esto quiere decir que se forman lazos energéticos entre los dos.

Los lazos energéticos son unos hilos invisibles para el ojo humano que se crean entre las personas cuando existe un vínculo íntimo especial; por medio de estos lazos se manda o se recibe información o energía de la otra persona.

Los lazos van de chakra en chakra conectando los 7 chakras principales de todas las personas con las que nos relacionamos. El chakra más receptivo es el del corazón. ¿No te ha pasado que una persona te llega a la mente de un momento a otro y luego, al cabo de un tiempo (minutos o días), te llama por teléfono? Pues bien, esto es debido a los lazos que existen, que hacen que la persona antes de llamar empiece a pensar en nosotros. www.logicaecologica.es/wp-includes/images/smilies/icon_smile.gif" alt=":)" width="15" height="15"/>

Esta energía se transmite a la persona por medio de los hilos y del lazo que tengamos con ella. Captamos la información de modo inconsciente. Cuanto más tiempo conocemos a una persona y más intima es la relación con ella, más fuerte es el lazo que los une a ambos.

Uno de los lazos que más se fortalece con una persona es el que aparece cuando tenemos relaciones sexuales con ella. Al tener relaciones sexuales con una persona, no solamente se juntan los cuerpos físicos, como mucha gente lo piensa; también suceden intercambios energéticos más allá de nuestra capacidad de comprensión: se crean los lazos energéticos que inevitablemente nos unen a esa persona con la que estuvimos, hasta que seamos conscientes de ellos y logremos cortarlos.

Los lazos energéticos tienen un aspecto positivo y un aspecto negativo. Si tenemos un lazo con una persona que nos quiere, esta nos enviará buenos pensamientos y energías. Si por el contrario hay una persona que no nos quiere y que esta pensando mal sobre nosotros, recibiremos por medio del hilo malos pensamientos, bloqueos, obstáculos y malas energías, hasta el punto que podemos llegar a enfermarnos.

Como podemos cortar los lazos?

Con esta pequeña meditación podrás cortar lazos energéticos con la persona que quieras.

Siéntate cómodamente en tu postura habitual de meditación. Haz unas cuantas respiraciones conscientes, relájate y serena tu mente. Cuando estés tranquilo y en paz, visualiza el canal central que recorre todos los chakras y realiza la conexión Cielo- Tierra. Imagina como al inspirar te va llegando toda la energía del Cielo y del la Tierra a tu chakra Corazón.

Este chakra se va llenando de energía y una vez está lleno, empieza a expandir energía hacia todo el cuerpo hasta que estés totalmente luminoso. En este punto, imagina cómo la luz atraviesa las barreras de tu piel y tu aura se empieza a llenar de luz.

Una vez tu aura esté luminosa, empieza a hacer contacto con la persona con la que vas a romper lazos. Recuerda que esa persona es un ser de luz maravilloso y lo que está haciendo ahora, forma parte de su evolución y no es nada personal contigo. Perdónalo por sus acciones, pero no dejes que estas te perjudiquen.

Visualiza tus chakras y los chakras de esa otra persona. Visualiza los lazos entre los chakras y siente la conexión que hay entre los dos. En este punto, imagina unas tijeras energéticas y ve cortando los lazos con ella. Hazlo de uno en uno y cada vez que hagas un corte, haz la afirmación: “Corto este lazo con… (el nombre de la persona)”.

Es importante que después de cortar lazos, afirmemos: “No te permito que vuelvas a engancharte a mí “. De esta forma, la otra persona no podrá volver a crear y reconectar lazos contigo. Una vez terminado el ejercicio, despídete de esa persona deseándole lo mejor en su camino y en su evolución.

Es posible que tengas que repetir un par de veces más esta meditación, sobre todo si los hilos que te unen a esa persona son muy fuertes.

Para finalizar, es importante saber que cuando cortamos lazos con una persona, nos tenemos que asegurar de que por nuestra parte no queda ninguna negatividad hacia ella; que realmente la hemos perdonado y deseamos seguir con nuestra evolución sin que esto nos afecte más, ya que perdonar nos libera a nosotros y deshace los nudos que hayamos creado. Por más cortes energéticos que hayamos hecho con una persona, si nosotros no hemos sanado la relación, seguiremos sufriendo, enganchados a la persona o la situación.

Por otro lado, tenemos que ser más conscientes de con quién queremos compartir el templo sagrado que es nuestro cuerpo. Ahora sabes que esta energía creadora es tan poderosa, que una persona que tiene sexo con diferentes personas sin cuidar su energía sexual, se puede estar cargando con las energías de las parejas anteriores de su pareja actual y viceversa. Imagina con cuánta energía de otros podrías estar poseido…

Fuente: http://www.logicaecologica.es/2014/06/23/los-lazos-que-crea-el-sexo/#
Comentario por Maria Ysabél el noviembre 18, 2013 a las 2:29pm

       Agradecida si nos ilustra Sr. Giovanni.

Comentario por Giovanni Londoño Romero el noviembre 18, 2013 a las 2:22pm

 Hola María saludos

En tu artículo leemos: "La "actividad íntima sexual", que se manifiesta en el espacio de "fusión con el otro", es el espacio astrológico correspondiente a la Casa VIII: Escorpio: Marte-Plutón, donde entrelaza, une, acopla, mezcla ... las energías  entre las personas."

 GLR/ Me gustaría saber la razón para que no incluyas el sexo dentro de la casa cinco, en vez de incluirlo en la casa ocho. 

Saludos

Giovanny

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio