mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Los aspectos 3. ¿La conjunción es un aspecto?

Los aspectos son conjunciones en los armónicos, de tal manera que la conjunción participa en el mecanismo de los aspectos. Se puede decir que cualquier aspecto es una conjunción en un armónico.
La conjunción aunque no es propiamente un aspecto, se estudia y se interpreta en el mismo apartado de los aspectos. La conjunción tiene una gama muy amplia de interpretaciones, siempre se trata de dos elementos que actúan unidos, combinados, siempre se trata de fuerzas que tienen que ejercer su acción de común acuerdo, son energías o vibraciones que actúan combinadamente, actores de una obra que tienen que escenificar un mismo acto, un mismo suceso. Claro que, hay energías planetarias que son acordes entre ellas como la Luna y Venus y otras que no lo son tanto como la Luna y Marte, por ello la conjunción ha de interpretase en función del tipo de planetas que la formen.

Por otro lado hay conjunciones que ocurren dentro de un mismo signo zodiacal y otras en las que los planetas se encuentran en diferentes signos. Un caso corriente es la conjunción del Sol con Mercurio. No es lo mismo que ambos planetas se encuentren en el mismo signo, que en signos distintos, pues cuando están en el mismo signo podemos interpretar que la voluntad y el intelecto actúan bajo un mismo patrón de comportamiento, mientras que si el Sol se encuentra en un signo y Mercurio en otro, aunque haya conjunción, habrá una diferencia entre los impulsos de la voluntad (el Sol) y la manera de pensar o de comunicarse (Mercurio) Tampoco será igual una conjunción amplia de varios grados entre el Sol y Mercurio, que significa que ambos planetas funcionan bajo unos mismos patrones. que una conjunción partil.

Morín dice sobre la conjunción partil:

“Así pues, la conjunción partil de dos planetas es cuando sus posiciones en el primer movible no distan entre si, en el círculo trazado por el centro de uno y otro, más del añadido de los semidiámetros aparentes de dichos planetas. Aquí abajo se indican esos semidiámetros según Lansbergio en uranometria: para el Sol 17', para la Luna 15', para Mercurio 1', para Venus 1'.30'', para Marte 45'', para Júpiter 1'.15'', para Saturno 50''. Y por eso si el Sol y la Luna estuvieran centralmente en la eclíptica y su distancia fuera menor de 32', por el añadido de los semidiámetros del Sol y la Luna, se diría que ambos planetas están en conjunción partil, y tal conjunción es llamada por Porfirio y los árabes "unión" o "aglutinación". Vale la misma razón para los restantes planetas con el Sol o la Luna o entre ellos.”

Pues si la conjunción es partil funde la voluntad con las ideas, se une el ego y el intelecto, las opiniones y el amor propio, a mayor unión, mayor confusión entre la información que se posee y el Yo, las opiniones y la personalidad. Esta combinación pùede otorgar concentración mental y auto análisis pero también puede constituir una dificultad para recibir información, para evadirse y para divertirse. Evita que los demás cooperen en su esfera mental, son demasiado si mismos. Lo mejor de este aspecto hace que la confianza en si mismos y el sentido común confluyan, haciendo que sus habilidades se asocien con sus ambiciones.

Por eso las conjunciones tienen una interpretación particular, según que planetas la formen. Además pueden haber mas de dos planetas y entonces se interpretan como Stelliums o como Doriforias, según el orden de los planetas.

Las conjunciones sobre el Sol siempre tiñen a la personalidad del patrón de comportamiento que contiene cada planeta, incluso su influencia es más notable que la del regente del signo, pues dicen los antiguos que es más fuerte un planeta presente que uno regente.

Hay conjunciones sobre el Sol que dilatan la personalidad, que amplían el tamaño del ego como Júpiter o Neptuno, otras que disminuyen la autovaloración cómo de Saturno, otras que añaden patrones de comportamiento sociabilizadores como Venus o la Luna y otras que dinamizan la personalidad como Marte y otros que alteran la autovaloración como los transaturninos. Además, los antiguos asociaban estas conjunciones a determinaciones o escenificaciones especiales en la vida de cada persona, como el siguiente aforismo referido a la Casa IV donde dice:

“Y si estuviera el Sol en vez de la Luna significa que su padre es siervo. Si estuviese Saturno en conjunción con alguno de ellos significa que el nativo no tendrá hijos......”

He revisado mi archivo y sólo he encontrado a tres personas que tiene esta conjunción en la IV, uno es un Piscis que es homosexual, otro una Sagitario que tuvo problemas con un embarazo indeseado y tampoco tiene hijos y otro es mi amiga, que nunca ha pensado en tener hijos, de las demás personas que tienen esta conjunción, un total de 52 más de la mitad no los tienen y los que tienen hijos, en muchos casos son adoptivos como es el caso de Isabel Gemio, la polémica periodista de radiotelevisión.

Por eso las conjunciones tienen muchas lecturas y además de su interpretación por transmisión de patrones de conducta también adquieren su matiz en función la Casa en la que se encuentren, el planeta regente y los aspectos que los combinen con el resto del tema natal.

Las conjunciones sobre la Luna generan combinaciones muy especiales, si es con Mercurio combina lo racional y lo emocional. Por ello las personas que tienen esta conjunción, aunque tengan una apariencia muy racional, sus intercambios y pensamiento tienen un origen estrictamente emocional. Su lógica y el sentido crítico esta sujetos a las sensaciones inconscientes. Son amables y acogedores en el trato, sutilmente inteligentes, pero sujetos a una variabilidad de humor o de ideas que inciden de manera desestabilizadora en su grupo social o en su vida doméstica.

La unión de la Luna con Mercurio les otroga un talento especial para las cuestiones relacionadas con la economía (Keynes y Adam Smith lo tenían en sus temas ) o son unos "manitas"`muy aptos para tareas domésticas o para labores manuales. Pueden pensar, idear o construir su propia casa o realizar en ella trabajos de decoración o arreglo de la vivienda.

Su hipersensibilidad y agudeza mental está ligada a la polaridad femenina de la conciencia. Cualquier discrepancia con sus ideas, les afecta en el área afectivo - emocional, por ello soportan de mala manera las críticas y las controversias. Sus opiniones y manera de pensar están organizadas a modo de defensa, usan el intelecto como protección de sus emociones, encubriendo éstas con una capa de lógica que dista mucho de ser aceptable por los demás.

Esta alianza entre la mente y los sentimientos, suele ser la causa de numerosos conflictos en el ambiente familiar, creen siempre que tienen razón' o por lo menos, lo necesitan y lo intentan de cualquier modo.

Luna y Mercurio son sentimientos e ideas sujetos a numerosos cambios. lo que admiten un día, pueden negarlo o rechazarlo días mas tarde. Son personas que luego lo piensan mejor y dejan carreras por acabar, trabajos por continuar o relaciones afectivas en el aire. De ellos no se puede esperar una continuidad ni en relaciones ni en ideas.

Antoine Saint- Exupery, Leon Tolstoi, Kafka y muchos escritores

Mientras que la conjunción de la Luna con Venus, incrementa la sociabilidad, hace que las personas que las tienen sean especialmente agradables al trato, suelen ser personas que tienen un encanto natural muy notable. Algunos en hombres (sólo alguno) tienen un bello y atractivo aspecto físico fuera de lo común, otros tienen un talento admirable, pero en las mujeres se aprecia un humor y una gracia especial que las hace encantadoras y llamativas. Siempre aparece en personas eminentemente atractivas y bellas, en los hombres destaca un especial talento, y en las mujeres se aprecia una profunda ternura y bondad.

Las personas que tienen esta conjunción son fáciles de descubrir por que cautivan la atención de los demás por medio de la hermosura, la gracia o el talento, nunca pasan desapercibidos, tienen un encanto especial que los diferencia de los demás. Un caso exagerado es Ilona Staller “Cicciolina” la diputaba italiana que mostraba sus partes íntimas bien rasuradas en pleno parlamento italiano. Ese encanto, pero menos crudo, lo tenía también la famosa Raquel Meller la cantante cupletista

Sea como fuere suelen ser personas que tienden al trato dulce y halagador, su compañía es siempre grata. El único aspecto negativo que se puede destacar de esta conjunción, si es que se puede considerar negativo, es que pueden llegar a ser fascinadores y ejercer sobre los demás un dominio irresistible. Ese poder de fascinación aparece en personajes como Uri Geller. Quizás por ello desde las más antiguas tradiciones se decía que era el signo de la bruja blanca, o dicho de otra manera, del hada madrina, por eso gustaba tanto Baghwan Rajneesh, más conocido como Osho, también fue un fascinador como Uri Geller.

Pero si la conjunción es con Marte, se crea una cierta disarmonía que manifiesta como tener un humor alterable con tendencia a la amargura y al mal genio. Suele aparecer en personas que hay que tratarlas con pinzas, aparece en personas que con cierta frecuencia se excitan vivamente y no es raro oírles proferir palabras disonantes, sobre todo cuando están' con su familia, esto es más notable en el caso de las mujeres. Se les puede considerar como personas hipersensibles e irritables. Se mueven mucho o con gran viveza y su hogar suele ser un lugar bullicioso, nunca tranquilo. Un caso exagerado es el de la popular Lola Flores, otro personaje conocido que también se nota esa nota de fuerza o de mal genio es el de Bruce Lee, otro más es Camilo José Cela, el premio Nobel de literatura, con la Luna cerca de Marte y tenía más mal genio que los anteriores..

Normalmente la facultad de reacción del sentimiento es exagerada en estos casos, tienden a ser emocionalmente extremistas. Suelen ser personas inquietas y desasosegadas, les cuesta mucho parar y relajarse, solo lo hacen cuando están verdaderamente agotadas.

Y de forma parecida se puede desarrollar una interpretación general para cada conjunción que además se aplica a la Casa donde se hallen y se combina con el regente y los aspectos que reciba.

Las conjunciones sobre Mercurio siempre afectarán al área del lenguaje, por ejemplo, la conjunción con Saturno suele aparecer en individuos que tienen una manera de pensar muy concreta, son rígidos y disciplinados. Suelen tener una formación especial o un intelecto especialmente desarrollado. Sus pensamientos están muy arraigados o muy formados, se basan en la realidad. Su mente está muy estructurada, no admiten los cuentos ni las pamplinas.

Son personas que suelen tardar en contestar, necesitan reflexionar a pesar de ser normalmente eruditos. En muchos casos, Saturno, puede ser un obstáculo para los estudios dificultando la formación adecuada. En otros casos provoca problemas en el área del lenguaje o retrasos para empezar a hablar. Es posible que un hermano mayor sea una carga social o económica, en muchos casos esta dependencia es muy notoria.

Las conjunciones sobre Venus siempre afectan al área romático afectiva de distinta manera, por ejemplo, las conjunciones con Júpiter afectan de manera excesivamente expansiva en el área romántica, pues suele aparecen en personas que cambian cíclicamente de pareja, que mantienen en algún momento de su vida relaciones entimentales con extranjeros/as y además que les resulta difícil mantener una relación monógama y estable. (Excepto algún Virgo y aquellos que tengan un Saturno muy marcado, pues son determinaciones que contrar restan los impulsos románticos)

Por contra las conjunciones de Venus con Saturno suele aparecer en personas que tienen una vida romántica bastante ensombrecida. Se les puede considerar gafes para las relaciones sentimentales. Son bastante sombríos y pesimistas, lo que les dificulta el acceso al disfrute de los sentidos. Difícilmente se ilusionan por las cosas mundanas, amores o placeres sexuales. Tienen un obstáculo que les impide manifestarse emocionalmente. Pueden no sentirse queridos, faltos de afecto en el seno de la familia en sus relaciones posteriores. Suelen sufrir bloqueos en sus manifestaciones afectivas, cuando tienen posibilidad de manifestar sus afectos, temen sufrir frustraciones anteriores. Su semblante suele ser serio y adusto, son poco proclives al flirteo.

Mientras que las conjunciones de Venus con otros planetas como Neptuno aparece en personas que tienen una vida romántico afectiva muy confusa y complicada. En muchos casos viven temporadas llenas de confusiones y enredos en estas cuestiones. Algunos llegan a la idealización del amor que puede alcanzar la sublimación, hasta el punto de evaporase antes de llegar a cumplirse y quedarse sin vida amorosa real. Pero lo más corriente es que en ciertas épocas de la vida convivan o se enamoren de personas que les resultarán infieles, les engañarán o llegarán a timarle o estafarle, sobre todo si Venus está sujeto a otros malos aspectos. En otros momentos pueden vivir la experiencia de una enfermedad de la persona querida. Pero en todos los casos las experiencias románticas siempre atraviesan periodos de disolución, provocando una o más separaciones a lo largo de la vida. He observado que su capacidad de seducción (Venus)siempre es algo especial y se podrá apreciar un cierto misterio (Neptuno) que encubre, en muchos casos, un desorden sexual o unas actividades románticas o sexuales que deben encubrirse u ocultarse, pues mucha de su actividad romántica debe esconderse a los ojos del grupo social con el que conviven.

Y así cada conjunción planetaria tiene su propia interpretación, por eso la conjunción no tiene un concepto específico en interpretación general como la del resto de los aspectos.

Visitas: 1856

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Maria Aurora Eiriz Jorge el septiembre 26, 2009 a las 9:55am
Hola Tito.

Tengo la luna en cancer conjuncion Urano en la dos- soy la madre que nunca hace la misma sopa-
esa energia la he empleado en el profesorado infantil, en escribir cuentos infantiles, en hacer mi vida màs vivificadora y siempre renovada.
Es una fuente inagotable de transformaciòn- Y tan chocha con esta conjunciòn :)

Un saludo afectuoso

Aurora Eiriz
Comentario por Tito Maciá el septiembre 26, 2009 a las 4:31am
Hola Chiquinquira:

La conjunción de la Luna y Urano es una combinación delicada que en tu caso podría escenificarse como una actividad docente relacionada con la astrologia o algo semejante, de no ser así, la energia de la conjunción puede salir de mil maneras desestabilizando tu vida familiar y sentimental. Confio en le hayas dado el cauce adecuado es esa conjunción y si no, aún está a tiempo de corregir.

saludos

Tito
Comentario por Roberto Hidalgo el septiembre 24, 2009 a las 1:45pm
Yo tengo a la Luna en conjunción aproximativa a mi Sol en Acuario y siento demasiado la sensibilidad emocional en muchos aspectos de la vida.

© 2019   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio