mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Mercurio Retrógrado: la parálisis y la contemplación

El próximo 20 de agosto, dentro de una semana, Mercurio se vuelve Retrógrado en el signo de Mercurio. Este fenómeno es casi como una especie de ilusión óptica, ya que los planetas se mueven siempre en la misma dirección. Un planeta se vuelve retrógrado, es decir, se "mueve" hacia atrás debido a que la Tierra se mueve más deprisa que el planeta en cuestión, dando la impresión de que se mueve en dirección contraria. Desde la perspectiva de la Tierra, Mercurio se moverá hacia atrás, aparentemente, ya que lo que sucederá es que nosotros avanzaremos más deprisa que él, y por eso parece que retrocede. Estos efectos ópticos se producen por las órbitas de los planetas, que no siempre son regulares ni producen movimientos de la misma velocidad.

Mercurio simboliza el pensamiento y la capacidad de poner palabras a lo que está en nuestra mente, como también la capacidad de transcribir en palabras lo que escuchamos de los demás. Mercurio es el planeta más rápido del Sistema Solar, a semejanza de nuestra mente, que muchas veces es más rápida que nuestra boca y no somos capaces de expresar el barullo de ideas que se forma en nuestra cabeza. Nuestra vida diaria, basada en las comunicaciones y los transportes, no se detiene, es frenética, está moviéndose y cambiando una y otra vez. Sin embargo, cada tres meses aproximadamente, Mercurio enlentece su órbita y comienza un movimiento estacionario, es decir, parece que se detiene, para después iniciar su aparente movimiento retrógrado. Cuando esto sucede, el pensamiento ha de ponerse en "Off", se duerme y se paraliza, lo que dificulta bastante la acción, pues es difícil hacer las cosas sin el pensamiento.

La retrogradación de Mercurio es un periodo de volverse hacia uno mismo, reflexionar y entregarse a la contemplación, ya que cualquier intento de seguir haciendo lo mismo se verá entorpecido por la ausencia de un razonamiento e intelecto adecuado para poder realizarlo. Como Mercurio se pone Retrógrado en Virgo, signo de Tierra, es el momento oportuno para prestar atención a nuestro cuerpo, nuestra salud y nuestra manera habitual de funcionar como seres humanos en sociedad y en el mundo práctico. Tauro y Capricornio son también afectados por este retroceso, ya que ambos son signos de Tierra, por lo que cualquier asunto relacionado con el dinero, el trabajo, las propiedades... han de paralizarse durante los 22 días que dura la retrogradación. Se puede actuar, pero siempre en función de asuntos que hemos ido postergando porque no teníamos tiempo. Hay mucha gente que no se permite hacer nada que se salga de lo ordinario, ni permitirse unas vacaciones siquiera, y con esta retrogradación, unas vacaciones son ideales para poder plantar semillas para el momento en que Mercurio se vuelva Directo, cosa que sucederá el 12 de septiembre, y así empezar a poner en práctica todo aquello que haya acudido a nuestra mente mientras ésta estaba descansando. Esto realmente sucede: detener el ritmo habitual de nuestro pensamiento puede hacer aflorar nuevas ideas, más frescas, que nos pueden permitir actuar de un modo "nuevo" a partir del 12 de septiembre.

Sin embargo, hay que tener cuidado con este 12 de septiembre, día en que Mercurio abandona su movimiento retrógrado. Cuando este momento tiene lugar, se produce una especie de "despertar"; no olvidemos que antes se ha tenido que producir un descanso, y el pensamiento ha dormido. Este despertar ha de acompañarse de la razón, y no actuar sin tener en cuenta que nuestras ideas tarde o temprano han de acomodarse a la experiencia. Es probable que a partir de ese día sintamos deseos de romper con lo establecido, sin embargo, lo mejor que hay que hacer es poner en práctica las ideas que han ido madurando en nuestra cabeza durante la fase retrógrada, pero atendiendo a lo que es viable hacer. De esta forma, a partir del 17 de octubre, momento en que Mercurio alcanza por conjunción al Sol en Libra, podremos por fin actuar sin temor al descontrol, peligro que puede darse de forma desmesurada durante la retrogresión (del 20 de agosto al 12 de septiembre), y de forma menos grave durante el incio del movimiento directo (12 de septiembre en adelante). Esto no quiere decir que cuando se ponga Mercurio directo no se deba actuar: se puede hacer, y se debe, pero con cautela y sin sentirnos dueños del poder interno que puede emerger en nosotros desde ese momento. Si cualquier acción que emprendamos a partir del 12 de septiembre se acompaña de la prudencia y del realismo, y parte de cosas sobre las que hemos reflexionado durante el parón de la retrogresión, se volverá enormemente fructífera a partir de la conjunción del 17 de septiembre.

En definitiva, Mercurio retrógrado no es nunca un buen momento para firmar contratos, comprar una casa, gastar demasiado dinero, dejar un trabajo... Puede ser que sintamos deseos de cambio, pero hay que meditar esos deseos y posponer cualquier acción para el 12 de septiembre, siempre desde la cautela, como hemos dicho. Hay que escuchar a nuestro cuerpo y atenderle, ya que Mercurio se encuentra en Virgo, signo asociado al cuerpo y la salud. Si no hemos querido hacer una dieta, pero llevamos meses pensando en hacerla, es un buen momento para llevarla a cabo. Se trata de detener la rutina y lo cotidiano, para pensar, descansar y "dormir". Nuestra sociedad actual no contempla estas cosas, y seguirá funcionando como siempre, lo que provocará que las comunicaciones fallen, las relaciones no funcionen bien y que nuestros cuerpos puedan resentirse. No obstante, hay que intentar hacer lugar para la reflexión y la contemplación de uno mismo.

En la carta natal habrá que tener en cuenta la Casa en la que se encuentre Virgo durante el movimiento retrógrado, porque será ahí donde tengamos que pararnos a pensar. Pero también habrá que prestar atención a las casas que tengan a Tauro y a Capricornio, los otros signos de Tierra. Darle al interruptor de "apagado" a nuestra mente en cosas prácticas durante este tiempo es lo más saludable, salvo que el objetivo sea ayudarnos un poco más a nosotros mismos.

En cuanto a los signos más afectados por este movimiento de Mercurio, Virgo, Géminis, Sagitario y Piscis puede que experimenten de forma más palpable que las cosas no les salen de la manera que tienen planeada, obligándoles a ese periodo de reflexión que siempre trae consigo Mercurio Retrógrado. Como Mercurio tiene que ver también con los hermanos y vecinos, y con los parientes cercanos, es probable que veamos que no funcionan bien las cosas en nuestras relaciones con ellos y que tengamos que reconsiderarlas. Estos cuatro signos pueden experimentar estas situaciones, pero la retrogradación de Mercurio nos afecta a todos en realidad.

Visitas: 286

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Rafa Cañete el agosto 13, 2010 a las 4:51pm
Hola a todos. Esperemos que Mercurio no nos acabe pillando con sus juegos malabares!!
Comentario por Emma Esperanza Acosta Vàsquez el agosto 13, 2010 a las 3:10pm
Rafa, me gusto su completa exposiciòn, si hay que poner cuidado cada vez que Mercurio se pone retrògrado, para reflexionar segùn la ubicaciòn donde lo tengamos en nuestra carta. Felicitaciones, un abrazo Esperanza
Comentario por orlando parra el agosto 13, 2010 a las 12:12pm
Hola por esperiencia a mi personalmente me a tocado este transito en cosas personals por eso lo tengo encuenta abrzos y gracias orlando

© 2022   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio